Blogs

Archivo de la categoría ‘Bayern’

El honorable Guardiola

Jueves, 24 Abril 2014

Entre honorables del fútbol. Franz Beckenbauer es el presidente de honor del Bayern. Pep Guardiola es un entrenador honorable. Pero al honorable Beckenbauer no le cae nada bien el honorable Guardiola.

-La posesión de balón –opina una y otra vez- sin capacidad de gol no sirve para nada.

El problema de Guardiola es Beckenbauer, como el de Rajoy es Artur Mas. Es verdad que en el primer tiempo, hasta el serenador gol de Benzema, el Bernabéu parecía más bien el estadio del Bayern.

-El Real Madrid, gato; el Bayern, perro pastor…alemán.

La posesión del balón era algo así como un divertido ovillo de lana en las fauces del pastor alemán. El Real Madrid, ante hecho tan sorpresivo, no hacía sino defenderse angustiosamente como gato panza arriba.

-Si lo veo, no lo creo.

Era el pensamiento de la leal parroquia blanca. Pero el fútbol es complicado como la maquinaria de un reloj.

-Mi trabajo consiste en conseguir que el equipo funcione como un reloj suizo.

Lo dijo no sé quién. Pero el fútbol, amén de maquinaria de reloj, es también morbo, esto es, algo así como un híbrido de incongruencias, heterodoxias y rarezas. En el primer tiempo, el equipo bávaro le decía al Real Madrid “aquí estoy yo, nadie en Europa como nosotros, vosotros no tenéis nada que hacer contra nosotros”.

Miau.

El Real Madrid, a la contra, no sólo hizo gol, el de Benzema, sino que degustó la posibilidad de otros tres. O sea: contra el vicio de la posesión del balón, la virtud de la contra.

Creo que el honorable Guardiola, en el partido de vuelta, va a sufrir tanto como la leal forofada del Real Madrid hasta el gol de Benzema. Guardiola lo intuye. Por eso, acabado el partido, honorabilizó al Real Madrid:

-Al contraataque, el Real Madrid es el mejor equipo del mundo.

Si no es verdad, casi. ¿Y qué dirá el honorable Beckenbauer del honorable Guardiola , a quien es obvio que no traga ni en persona, ni en pintura, ni en fotografía, si el gato humilla al pastor alemán en Munich?

El fútbol, como ven, es también un juego entre honorables.

El Rey, que presenció el partido, dijo: “Puede haber final entre dos españoles?

No diría yo que no. Pues el Atlético, en la fría y bella Albión, ni se dude, será también gato para el Chelsea.

Madrid: el oso, el madroño y sus preciosos gatos blancos y rojiblancos.

El ‘desvirgado’ Simeone

Viernes, 11 Abril 2014

Cuatro entrenadores de tronío y un destino: superar el obstáculo de las semifinales y llegar a la meta de Lisboa y aquí, cómo no, ontentar ganar. “Ganar, ganar, ganar”, lo de Luis Aragonés .O lo de Simeone, “partido a partido”.

Ancelotti (54 años), Mourinho (51), Guardiola (43) y Simeone (también 43).

El “abuelete” de los cuatro, Ancelotti. Se le ha reprochado a Ancelotti que hace unos días, en declaraciones a un medio extranjero, dijera que su sueño era la Champions. Daba poco menos que de inalcanzable objetivo de la Liga.

-Florentino, al leerlo, mutó el blanco de su cara por un rojo encendido. “¿Cómo dice eso?” –me cuentan.

Ancelotti está ya de vuelta de muchas batallas. Ha vivido y visto mucho.

- El fútbol, mayormente en los equipos floridos de estrellas, copas y honores, desgasta y consume – opina un entrenador español casi setentón, inteligente, todavía en activo.

Ancelotti, en el Real Madrid, tiene aún a su vera, verita, los sueñe o no, la posibilidad de tres títulos: Copa del Rey, Liga y Champions. El Barça, si hay que hacer caso a lo que ha empezado a escribirse desde su “batacazo” en el Calderón, ha iniciado, poco menos, el prologo de su declive.

-¿Cree usted que eso es cierto?

-En fútbol –lo aprendí hace años-, los “muertos” son muy dados a resucitar.

El Real Madrid de Ancelotti, no lo olvidemos, es mucho Real Madrid a pesar de Ancelotti. ¿Favorito el Real Madrid para cruzar sin caerse el puente de la semifinal de la Champions y jugar la final? Las apuestas, esas sibilas del azar, piensan, o creen, o dicen, que el gran favorito para ganar la Champions 2014 es el Bayern.

-¿Y en qué lógica y aritmética se apoyan ustedes – he preguntado en dos casad de apuestas- para desmerecer a los otros semifinalistas?

-En que el entrenador del equipo alemán es Guardiola. Guardiola , según su horóscopo, ha nacido para sumar triunfos. En cuanto al Bayern, es obvio que es el mejor.

Así de ilógicamente rotundas las susodichas sibilas. Guardiola suma dos títulos de Champions, como Ancelotti y como Mourinho (si no me falla la memoria). El único virgen en títulos de Champions es Simeone,y el Atlético de Siomeone, como estamos viendo, no se acollona ni antes sibilas ni ante los dioses del Olimpo. “Yo, partido a partido, padrenuestro a padrenuestro, no pierdo la fe. Soy un hombre de fe y de partido a partido y de padrenuestro a padre nuestro”. Así es el “desvirgado” Simeone

Miedo

Mircoles, 19 Marzo 2014

Saber motivar y no tener miedo. Dice ahora Guardiola que dejó el Barcelona porque se dio cuenta de que ya no podía o no sabía motivar. Le creo, hay que creerle. Saber motivar es un arte, o una habilidad, o un instinto. O las tres cosas. El fútbol, ciertamente, es un juego, pero gestionar un vestuario es un complicado juego psicológico de habilidad y arte. Messi, en el Barça, es diosete, y cada vez que Guardiola no lo alineaba por lo que fuere “había lío”, explica el mismo Guardiola. El fútbol es un juego de conjunto, todos con todos y para todos, pero con figuras o líderes como Messi o CR7, el fútbol es más fútbol. Y más espectáculo.

-Hay que dar espectáculo –se le ha oído decir más de una vez a Florentino Pérez.

El futbolista-crack es especial. ¿Cómo se motiva al crack, al “jefe”, al genio? Guardiola, que de eso sabe mucho, estando en el Barça, dijo más o menos misteriosamente:

-Yo tengo mis ideas pero a veces no coinciden con las ideas de ellos.

Se refería a los líderes. Si el líder, sobre serlo por su talento y su capacidad goleadora, se esconde o no se implica activamente con riesgo en el juego, genera murmuraciones maledicentes entre sus compañeros:

-Con lo que gana hay que ver cómo se cuida. Corre lo justito.

Inevitables esos comentarios.

Cristiano es el líder completo. Total. Globaliza en su modo de producirse en el campo implicación, casta, fe, ambición, bravura. Lo he escrito más de una vez. Cristiano en el Real Madrid y Diego Costa en el Atlético me recuerdan a Di Stefano. ¿Qué le pasa a Neymar en el Barça? Con su cerebro y el balón hace encaje de bolillos, pero carece de lo que les sobra a Cristiano, a Costa y a su compañero Messi.

-Está fosco, raro, no está a gusto –me susurran.

Lógico. El Barça, de momento, le puede, o no se ha hecho todavía él. Martino tiene con Neymar un problema psicológico de relación y motivación.

Tener miedo es otra cosa. Y los entrenadores tienen miedo.” No nos dan miedo las cosas ni las personas, sino las ideas que tenemos acerca de las cosas o de las personas” (Marina). El miedo es un sentimiento subjetivo. ¿Se fue Guardiola del Barça porque ya no podía o no sabía motivar o más bien se fue por miedo a sí mismo? “No voy a poder superarme”, se ve que pensó también. A Mourinho , en el Real Madrid, le pasó algo parecido.

Dar patadas y saber dar patadas y enseñar a dar patadas no es cosa baladí ni huera. No. Una cosa, como el fútbol, que arrastra masas y “motiva” emociones, no es desdeñable en absoluto, sociológicamente.