Blogs

Archivo de la categoría ‘Bernabéu’

Santiago Bernabéu

Domingo, 5 Julio 2015

La vida es imaginación. Lo cual que Allianz Global Assistance, empresa alemana de seguros con imaginación, ha tenido la ocurrencia de organizar concurso para elegir por votación popular “Los siete españoles que cambiaron el mundo”, entre los que figura don Santiago Bernabéu.

-¡No me lo creo!

-Creaselo.

Bernabéu junto al doctor Ochoa, Picasso, Dalí, García Lorca… ¿Por qué no?

Gracias a la capacidad de gestión de Bernabéu -la vida es gestión- el Real Madrid ganó seis Copas de Europa, cinco consecutivas.

-¿Por qué dice usted que la vida es gestión?

-Por los políticos. La mayoría de ellos cree que la política, más que gestión, es un juego para hacer demagogia y conquistar “el poder” de la Moncloa.

¿Cambió el mundo Bernabéu? El mundo del fútbol español y europeo, y en consecuencia el del mundial, sí.

-Qué bien debió venirle a Franco – me han dicho muchas veces- el Real Madrid de Bernabéu.

Bernabéu pasaba de Franco. Bernabéu, ese desconocido todavía, era un ser con corazón de oro y puño de acero. Era aristotélico, como Santo Tomás.

-Cuando dudo –decía-, reflexiono. Como dudo mucho, reflexiono mucho. Si la gente, cuando duda, reflexionase, el mundo sería mejor.

De Franco, como digo, pasaba. Lo veía así:

-A Franco le pasa lo que a Fraga, no acaba de gustar..

El fútbol, para él, era más que un juego.

-Sociológicamente es importante sostenía- Es el sexo de las masas. Hay muchas maneras de disfrutar el amor. El fútbol es una de ellas.

Gestor duro cuando era menester. A un jugador, figura en su época, le llamó un día y le dijo:

-Veo que flaqueas últimamente. Corre menos y te diviertes mucho, según me cuentan. Eres joven y famoso, lo comprendo. Pero tienes que elegir entre meterla en la portería o en esa cocota. Según elijas, procederé yo.

Era un buen profesional. Y una gran persona. Vive todavía. Eligió bien.

Política y humanamente, se definió así:

-Mi ideología es el sentido común y el orgullo sano.

-¿Qué es para usted el orgullo sano?

- El sentimiento que nos hace mejores sin herir ni molestar a nadie.

Así era don Santiago. En mi archivo tengo más de doscientas frases suyas. Leía mucho.

-Doña María, su esposa - se refería a ella con el don- y los libro son mis diversiones domésticas. Lo paso muy bien.

-¿Mejor que en el fútbol?

-En el fútbol sufro. No lo puedo remediarlo. Cuando se quiere, se sufre.

En el mundo del fútbol, jamás he conocido a nadie como Don Santiago. Conversador afable e inteligente, amical, solidario…bueno, el Barcelona no le caía nada bien.

Don Santiago y don Alfredo

Martes, 8 Julio 2014

Ochenta y ocho años. No lo estoy viendo, en la pantalla de la imaginación, con 88 años. Lo estoy viendo con pelo, escaso. Viajé con Alfredo Di Stefano, lo traté, escribí y realice su vida para TVE. Nunca acabé de conocerle. No era simpático; y, sin embargo, cuando quería, era entrañablemente ocurrente y cercano.

-¿Qué es el fútbol para ti, Alfredo?

-Arte.

Como don Santiago, también era, a su manera, filósofo. El ser humano es una pluralidad de sensaciones : listo, avaro, genial, optimista, depresivo.

-¿Arte? Explícamelo.

-Arte y responsabilidad, ambas cosas. Todo lo que hacemos con los pies hay que pensarlo. Eso de que el fútbol es sólo un juego de patadas, no es verdad. ¿Qué hacen los artistas? Pensar y crear. ¿Qué hago yo con el balón en los pies? Pensar y crear.

-Responsabilidad, Alfredo.

-La responsabilidad es moral. Yo en un partido puedo estar bien, mal, regular. Ser perfecto es imposible. Ser imperfecto e irresponsable, en cambio, es salir a la cancha y no exprimirte la cabeza y el corazón.

-O sea: estar y no ser.

Eso. Oye, a veces, a pesar de ser periodista, “disparas” bien.

Los periodistas no le caíamos bien

-Yo os leo poco, nada, vaya – él era así: tajante, desedulcarado-. No necesito leeros para saber cómo he estado. A veces me ponéis bien y no lo entiendo porque no he estado bien. Otras veces, en cambio, me ponéis mal y de no haber sido por mí, habríamos perdido.

Kubala y él eran coetáneos. Se respetaban. Para Kubala, Di Stefano era el futbolista total. Para Di Stefano, Kubala era la máxima expresión del fútbol. ¿Y cómo veía don Santiago de Alfredo? Así:

-Como yerno será un tío difícil. Como futbolista, la joya del Real Madrid.

Un hecho incontrovertible: con don Santiago pero sin Di Stefano, el Real Madrid, probablemente, no podría presumir hoy del título de Mejor Club del Siglo XX.Y a la viceversa: sin el Real Madrid de don Santiago, tampoco probablemente Di Stefano sería hoy el Mejor Jugador de la Historia, con permiso de Pelé, Maradona y Cruyff.

Otra vez juntos, en los cielos, don Santiago y Di Stefano.

-Un autógrafo, don Alfredo, por favor –le habrá pedido San Pedro nada más verlo. Seguro.