Blogs

Archivo de la categoría ‘champions league’

Aritmética

Domingo, 4 Junio 2017

Como España es como es –genial, mágica, única, secular, atrabiliaria, anarquista, sediciosa, cachonda- de vez en cuando gana una batalla como la de Lepanto, “la más alta ocasión que vieron los siglos”, y con una docena de huevos, que diría don Santiago Bernabéu, gana su “primera” docena de títulos. Exactamente, la frase de don Santiago fue ésta:

-El Real Madrid ganará hoy (al Stade Reims, en París: primera Copa de Europa) por fútbol y por huevos, pues los tenemos mejor puestos que ellos.

Cuando Florentino Pérez llegó a la presidencia del Real Madrid (la primera vez), dijo:

-Me gustaría que algún día se me pudiera elogiar como a don Santiago.

Cuatro Champions ya, FP. Y el Real Madrid, ahora, con usted, está en el camino, en el óptimo camino, de brindar al mundo “otra gran ocasión jamás vista por los siglos”.

La aritmética no miente, nada más lejos de la política que la honesta aritmética.

-Si los políticos, además de políticos, fueran aritméticos, la política sería tan maravillosa como la aritmética: una ciencia bella, leal, por su lejanía de la mentira. Lamentablemente, no es así.

-¿Quién dijo eso?

-Un político inteligente y con mucho sentido del humor: Pío Cabanillas. Está en el cielo con don Santiago.

FP, a lo Bernabéu, ha dicho:

-Éste es el punto de partida para volver a ganar la próxima temporada.

Sigamos con la aritmética. Lo más aritméticamente admirable que tiene ahora mismo España es el Real Madrid. ¿Tiene la América del estrafalario Trump un Real Madrid? No. Con la universal internacionalidad del Real Madrid, no. ¿Tiene la Alemania de la señora Merkel , otro poder, un gozo deportivo como el Real Madrid? Tampoco.

-El Real Madrid –pondera el entrenador de la “Vieja Señora” con estupendo señorío- tiene un equipazo.

Aritméticamente exacto. Lo demostró abrumadoramente en el segundo tiempo.

Zidane, otro señor de pica en Flandes: cinco título, en el Real Madrid, de siete posibles: una Liga, dos Champions, un Mundial de clubes y una Supercopa de Europa-

-¡Qué precoz!

De novato, a ese colosal currículo.

-Y con récord mundial: las dos Chmpions, consecutivas.

Más aritmética. CR7: máximo goleador de la Champions con 12 goles (uno más que Messi). Luego “Pichichi” europeo y doblete. ¿Quinto Balón de Oro? Seguro.

Felicidades a todos. Y a don Santiago Bernabéu por la herencia. Anteayer, qué casualidad, fue su 39 cumpleaños de vida celestial.

Globalización

Mircoles, 9 Marzo 2016

Pedro, sólo quedamos tú y yo”, le dijo el otro día en el hemiciclo o estadio de los partidos políticos Pablo Iglesias a Pedro Sánchez”. Sonrisas. El ingenio, afortunadamente, no entiende de ideologías.

-¿Está usted seguro?

-Según un filosofo, de cuyo nombre no puedo acordarme (estamos en año de aniversario cervantino), dijo que el humor es la otra religión que hace soportable esta vida de ideologías.

Lo único que recuerdo de él es que era ateo, pero un ateo, como casi todos los ateos intelectualizados, dudan de todo, también de ellos.

-Vivir es dudar.

Y preguntar. Estadio Bernabéu. Partido Real Madrid- Roma. Papá con niño.

-Papá –le pregunta el niño (los niños, como los sabios, lo preguntan también todo)-, ¿por qué el Real Madrid es un equipo globalizado?

-Por la alineación, hijo. Fíjate en los jugadores. Menos Sergio Ramos, todos son extranjeros.

-¿Y eso por qué, papá? ¿Por qué todos son extranjeros?

-Mira, hijo, déjame ver el partido. Luego te lo explicaré en casa.

El público del Bernabéu ama al Real Madrid con la severidad de la exigencia. No pasa una. No se casa con nadie, tampoco por lo tanto con Florentino Pérez, a pesar de lo mucho que ha hecho y sigue haciendo por el Real Madrid.

-Pasa con Florentino en fútbol lo que con Rajoy en política. Hagan lo que hagan, sólo los ensalzarán, que diría Rubalcaba, cuando los entierren, que a los españoles, ciertamente, lo que mejor se nos da es crucificarlos en vida y colmarlos de olorosas flores, como a María en el mes de mayo, cuando los han encajado bien encajado en el féretro.

La globalización, guste o no, es lo que hay. Sergio Ramos, plagiando a Pablo Iglesias, también podría decirle a FP: “Florentino, españoles de España, sólo tú y yo”.

Por eso, cuando salió el canterano indígena (gallego) Lucas Vázquez por Bale, en el minuto sesenta, el severo y exigente público del Real Madrid FP lo acogió como a un “enterrado”, o sea con flores, como se celebra a María en mayo.

-¡Muy bien, muy bien, Zidane (otro globalizado)- gritó con fervor patriótico el papá del niño.

Nada tiene uno contra la globalización. Nada de nada. Pero la FIFA, se me ocurre sobre la marcha, debería premiar con un “Club de Oro” (algo así) a los clubes que cultivan la cantera nativa. Una globalización tan apátrida como la del Real Madrid, no sé, pero me gusta tan relativamente poco como el zafarrancho de partidos enfrentados (odios, poca voluntad de solidaridad, más amor a la Moncloa que a España…) de nuestra celtíbera democracia.

Fútbol y parados

Jueves, 1 Octubre 2015

En el principio, que diría un evangelista, fue el balón, luego los palos y después humanos transportando los palos a los hombros y el balón entre los pies.

-¿Ése fue el origen del fútbol?

Más o menos. La materia, como se sabe, no muere, se transforma. El fútbol, como la materia, igual, sólo que el fútbol sí puede morir, pues como decía Cela la vida es una putada porque al final te mueres y lo mismo le puede pasar al fútbol. A don Camilo, por cierto, le gustaba el fútbol. Incluso lo practicó.

-Lo dejé, a pesar de que no se me daba bien. Prefería el bien yantar.

En su evolución, el fútbol, hoy, es ocio, es espectáculo, es marca, es negocio.

-Yo los domingos, misa y fútbol .La misa para ponerme a bien con Dios, por si acaso, que uno no es progresista ateo, y el fútbol para desahogar las bilis del alma.

Mi amigo es así. Bueno, ahora está cabreado con Movistar.

-Me ha dejado sin la Champions, pero me sigue cobrando como si me la diese. Esto del fútbol es ya un cachondeo. Hay fútbol casi todos los días, y sin casi, y, claro, los jugadores, también esto, se lesionan. A ver qué vida. Liga, Champions, Copas, Supercopas, Mundial de clubes, Mundial de Selecciones. Viajes a troche y moche. Y luego, como postre, el negocio de la tele.

Punto rojo: la tele. ¿Movistar, Orange, las otras? Vaya lío. ¿Culpa de las cadenas contratantes o culpa de los clubes o culpa de de quiénes este lío? El fútbol, de entrada, es ya lujo por el precio de los abonos.

-España, paradójicamente, tiene cuatro millones y pico de parados y también el fútbol más caro de Europa, detrás de la bella Albión –me recuerda mi cabreado amigo-. Ir al fútbol, al estadio, en España, es carísimo.

La tele era el estadio de los parados. Pero cada vez menos. La tele cuesta ya un riñoncito de la nómina. Menos mal que todavía “regalan” un partido en abierto.

La medicina prefiere prevenir a curar. Aplíquese la máxima el fútbol. El abuso del precio de las entradas en los estadios y de los abonos de las televisiones puede hacer que llegue el día en que empiece a mermar la pasión del forofo o del cabreado con la vida, que el fútbol, no se eche en olvide, es válvula sociológica de desahogo.

Me limito a exponer aquí la soberana y democrática voz de la calle.

El Barça es España

Domingo, 7 Junio 2015

El fútbol del siglo XXI, de momento, es el Barça con su zurrón de dos tripletes, cuatro Champions y el amén de otros varios títulos de menos calado, pero igualmente importantes.

-El Paraíso está donde yo estoy - se jactaba el sabio Pascal.

Parafraseándolo, Messi podría sacar pecho y decir

-Yo soy el Paraíso del Barça.

Messi tiene 27 años. Esa era la edad que tenía Di Stefano cuando aterrizó en el Real Madrid de Bernabéu. Y el Real Madrid de Bernabéu, gracias a Di Stefano, voló tan alto, tan alto, que acabó ganando el título de mejor equipo de fútbol del siglo XX.

-Messi puede hacer lo de Di Stefano, y tal vez más.

Allegri, la víspera de la final, dijo que la Juve, para ganar al Barça, tendría que hacer el mejor partido del año, incluso “de su vida”.

-El Barça –declaró tras la derrota- es un equipo extraordinario, con jugadores extraordinarios. Y Messi, cuando aparece, es un terremoto: lo revuelve todo.

Como español nacido en Barcelona, celebro la victoria del Barça. No soy como Pedro Sánchez, el del PSOE, ni como Pablo Iglesias, el de Podemos. Dogmáticos cerriles, con perdón, los dos. “Jamás pactaré con el PP” (Pedro Sánchez). “Esa pachanga fachosa” (Pablo Iglesias, en referencia al himno nacional). Mi lema, para andar por la vida, de siempre, es éste: “Libertad, reflexión, tolerancia. Esto es la democracia, además de igualdad y fraternidad.

Dijo Sergio Sauca, el magnífico presentador de TVE, al cerrar el telediario:

-A ver si el Barça gana la quinta y el fútbol español, la decimoquinta.

Le sonreí desde casa y comente en voz alta:

-Muy bien, Sergio. Por encima de chalados, políticos intolerantes (viene a ser lo mismo) y secesionistas, “siempre España”.

Me alegra, repito, el triunfo del Barça en Berlín. El Barça es marca España, mal que le pese a los para mí “indeseables” Mas y Junquera, y mal que me duela ver como los jugadores extranjeros del Barça compartían su alegría con las banderas de sus respectivos países.

-A ver si algún jugador español se enrosca en la bandera de España –musité, deseé

No. Ninguno.

Me aguó un poco la alegría, lo confieso. Al Barça, sin embargo, le deseo que Messi le dure año (es un placer verle) y sea su Di Stefano. No soy forofo, lo sé, ni dogmático, tampoco esto, a Dios gracias. ¡Cómo estropean a España algunos políticos!

El jaleo de Florentino

Lunes, 25 Mayo 2015

El jaleo del cese o no cese, más bien del cese, de Ancelotti, ángel caído de Florentino Pérez, ángel amado por todo el mundo, según sondeos y encuestas, menos por el dios del Real Madrid, o sea Florentino Pérez.

-Florentino –le digo a quien se lo digo-, de demócrata nada. El pueblo -jugadores, aficionados, madridistas- quiere a Ancelotti, el pueblo está con él.

-Lo sé –me contesta quien se sabe de memoria el carácter de FP-. Pero el presidente del Real Madrid –me matiza- es hombre de ideas ontológicamente fijas. Ancelotti le ha defraudado. Lo respeta, pero aun siendo como es, técnico probo y probadamente contrastado, y caballero, Ancelotti, esta temporada, ha “pecado” mucho.

Detrás de un hombre como FP, listo, probo y contrastado empresario, hay siempre otro hombre igualmente probo. Don Santiago Bernabéu tenía detrás de él a Raimundo Saporta.

-Oye, Raimundo, dame tu opinión.

Saporta se la daba y don Santiago, salvo excepciones, le hacía caso.

-De fútbol –sostenía don Santiago- no sabe nada, pero sus opiniones son siempre convincentes. Piensa muy bien.

Al parecer, el Saporta de FP es José Ángel Sánchez, a quien tengo el disgusto de no conocer.

-Pues en lo suyo es competente. Muy fiable.

A día de hoy, o en el momento en que esto escribo, Ancelotti no ha sido destituido todavía. ¿Hace bien, acierta FP, destituyéndolo? ¿Comparte el señor Sánchez el férreo criterio de destitución de su presidente?

-Seguro que sí.

Pues sí, entonces. A ver si nos enteramos de una vez por todas. Florentino Pérez, como todos los triunfadores, duda nada de sí mismo.

-Si no fuese como soy –parece que piensa-, no sería el que soy.

Como todos los triunfadores, es autoritario.

-Mi autoridad es responsable –parece que piensar también-; no sería el que soy, si no.

El pecado realmente mortal de Ancelotti fue no eliminar a la Juventus. Lo escribí, se lo dije por escrito:

-Ancelotti, acabas de ponerte la soga al cuello. Esto no te lo perdona FP.

FP tiene clavada en la soberbia de su corazón –la soberbia, ojo, a veces es motivadora, no siempre es pecado- que es el presidente, en la historia del Real Madrid, que más títulos ha visto ganar al Barcelona.

-Y eso, duele, eso duele mucho.

Ancelotti, adiós. Y a ver quién te sustituye. El Real Madrid no es un proyecto de equipo, es el proyecto de Florentino Pérez, cada temporada, con la guinda de un fichaje asombroso para tapar bocas críticas.

Trino Barça

Mircoles, 13 Mayo 2015

La Santísima Trinidad (Padre, Hijo y Espíritu Santo) y la asombrosa trinidad del Barça, esto es, Messi, Neymar, Suárez. Trino Barça. Su número de la suerte, esta temporada, es el tres, el número del dios Marte, número guerrero y valeroso.

Sentencia el reputado Guardiola:

-El Barça, hoy por hoy, tiene al mejor jugador de todos los tiempos, Messi, y el mejor contraataque del mundo, con Suárez y Neymar.

Barcelona trinitario: “a 90 minutos”, dice Luis Enrique, de ganar la Liga, la Copa y la Champios . Tres eran las hijas de Elena y tres pueden ser los títulos que gane el Barça del sortudo” Luis Enrique.

-La suerte de Luis Enrique, ¡qué sortudo!, es Messi. Luis Enrique quizá no sea el mejor entrenador del mundo, pero hoy lo es gracias a Mesi y a los eficaces y leales “colaboradores” de éste, Neymar y Suárez. Quienes juegan pensando en Messi y para Messi, de igual modo que Messi juega pensando en ellos y para ellos. Trinitaria sintonía, trinitaria sinergia.

Apócrifo quien así se expresa, argentino por todas señas. Sabio, objetivamente sabio, como Guardiola. Hace unos días, Guardiola, que no es arrogante, lo recuerdo, decía:

-No estoy aquí, en el Bayern, para ser el mejor entrenador del mundo: eso es una mierda.

O sea, que se es o no se es una mierda, como entrenador, en función del talento de los jugadores “docentes” Luego, si la cosa se mira como la ve Guardiola, es más bien el jugador el que hace al entrenador, no tanto el entrenador al jugador.

-Discrepo,

- Si no se discrepase la vida, también la democracia, sería aburridísima.

El Barça ha derribado el “muro” de Munich, ahora le toca derribar el “muro” de Berlin.

-Si no hace el “pardillo –opina también al respecto Guardiola- , el Barça puede ganar la quinta.

La Quinta, “La Orejona”, que dice Xavi, más viejo ya que Matusalén, aritméticamente, como jugador de la Champions: 150 partidos.

-Ganar la Quinta, qué sueño.

-Y qué manera, Xavi, de cerrar tu carrera como barcelonista de toda la vida.

Xavi, ciertamente, se merece el premio de la Quinta. ¿A que sí?

-Claro que sí .Pero no, por supuesto que no, si el Real Madrid, que aspira a la Undécima, es su rival en Berlín- me matiza un colega madridista.

Europa, en fin, hoy: la señora Merkel en lo suyo y el Barça en fútbol. Alemania, tan guerrera como el dios Marte, hoy, unánimemente, rinde admiración y culto al trinitario Barça.

Más Messi y menos más (Artur, se entiende)

Jueves, 7 Mayo 2015

Es de catecismo hablar hoy del mesías Messi.

-Sí, de él, hablemos de él. Más Messi y menos Mas (Artur).

El fútbol, para algunos, es una chifladura de masas. El ocio del pueblo y todo eso. Pero el fútbol, sociológicamente, es muy importante. “Más Messi y menos Mas (Artur)”. Fíjense como afina el cerebro de la soberanía nacional del fútbol.

El otro día, tras dar a conocer Pablo Iglesias su programa electoral, un sencillo y simple ciudadano de voto y urna cada cuatro años, tras escucharlo, lo resumió así:

-Más impuestos, más bicicletas y menos clase media. A la porra, señor Iglesias, los españoles del siglo XXI no somos los españoles del siglo del señor Marx.

Messi es ya mito.

-Su segundo gol a Bayern me recordó a Fleming. Tan genial como el descubrimiento de la penicilina –se me exalta y exalta un forofo del Barça.

Sabía Guardiola lo que se decía cuando dijo:”Alguna vez les contaré a mis nietos que yo entrené a Messi”. Un honor.

Cuando todo apuntaba al empate a cero, apareció el “milagroso y mesiánico” Messi, y en el santiamén de diez minutos, como quien dice, marcó dos goles y propició el de Neymar. Dos goles y un vicegol.

-Nos ha eliminado Messi -leo.

Pues sí, sin Messi, probablemente, el partido hubiera acabado en empate. Un equipo de fútbol son once jugadores, es verdad, pero si entre esos jugadores hay un Messi, un equipo de fútbol son once jugadores y el plus del talento de ese Messi.

En Alemania, por lo que me llega, futbolísticamente, hoy es día de luto. “El Gran y Grande Messi”. Gran y grande. Las dos cosas. El Barça, virtualmente, está en la final de Berlín: cada día tiene más cerca los tres título,Liga, Copa y Champions.

-¿Éxito de Messi?

-Éxito de un equipo que tiene a Messi.

El Día del Padre, el Día de la Madre y hoy, el Día de Messi (u otro Día de Messi)

Lo comparto: Más Messi y menos Mas (Artur).

Es bueno que duden

Mircoles, 11 Marzo 2015

Bien, sí, caótico, que esto de ganar al Real Madrid en su estadio de laurel y gloria hacía años que no ocurría, “qué vergüenza” (CR7), verlo para creerlo, pero, sí, testigo multitudinario de la humillación todo el estadio, que el todo Madrid madridista estaba allí, restregándose las lágrimas de los ojos del orgullo herido por un adolescente e insignificante equipo del fútbol alemán.

-¡Pero qué le pasa a este Madrid ¡ No está, no existe, no aparece, está tanatorial.

Era la cabizbaja pregunta del madridismo perplejo.

-Lo siento –se excuso con nobleza Ancelotti ante los periodistas.

Ancelotti y la baraja de ases y reyes (en el Real Madrid, dada su jerarquía, no hay sotas ni caballos),todos tan bien pagados ,todos tan famosos, todos tan loados ,han sido goleados, ¡coño, por cuatro a tres, eso es un puñetazo de KO¡, por el prometeico y bien cohesionado Schalke 04.

-Lo siento.

Vale, Ancelotti, pero explíquese, ¿quién o qué está fallando en el equipo? ¿Es usted? ¿Son los jugadores? Es que si es usted, usted debe de saberlo. Y si no es usted y son ellos, los jugadores, usted debe de saberlo también. ¿O no?

-El Real Madrid es un pedazo vertical de torre, una de las babélicas torres del futbol europeo. Cuando una torre se viene abajo, es por algo. Ese algo es el que hay que descubrir. Y explicar –oigo.

El adjetivo de catástrofe es sólo un adjetivo, y “el adjetivo es trampa”, que decía Azorín. El adjetivo, a veces, es un ronquido, Un sonido gutural, exclamativo, que no explicativo.

-¿Cómo están los ánimos en el cuerpo ejecutivo, esto es, en el cuerpo de Florentino y en los cuerpos de sus asesores y compañeros de consejo directivo- he tratado de averiguar.

-Chafados, preñados de dudas –me han contestado.

Dudan, luego son inteligentes. La duda conduce al examen, y el examen, casi siempre, lleva a la verdad. ¿Cuál es la verdad de este Real Madrid enfermo, pálido como la princesita del cuento? Eso es lo que hay que averiguar. Pues seguir machacando lastimeramente en el clavo de lo mal que juega el Real Madrid a nada conduce. Que juega mal, es obvio, y obvio es también el hecho de que antes de enero del año en curso jugaba de rechupete.

-Contra este Real Madrid del binomio FP- Ancelotti va a ser difícil que pueda hacer algo el Barça del “desencantador” Luis Enrique –me confesó una gargantilla azulgrana.

Para que vean lo cabrón que es el fútbol. El “desencantador” Luis Enrique, encantando, y el encantador Ancelotti, desencantando.

Hoy es hoy. Mañana es mañana. Fútbol es fútbol.

El hechicero

Lunes, 19 Mayo 2014

Glorioso Atlético gracias a Simeone y glorioso Simeone gracias al Atlético. Los dos, Atlético y Simeone, en el mundo del fútbol, son hoy tan admirados como jaleados. Que el poco dinero deje K.O. al mucho dinero produce en las masas, casi siempre, cierto gusto morboso.

-El Atlético, con un presupuesto de 125 millones de euros, ha “escabechado” al Real Madrid (580 millones) y al Barcelona (525 millones).

La gente, como ven, se fija en todo. La pregunta que ahora se hace la gente es quién debe más a quién. Sin Simeone, ¿habría conseguido el Atlético la Liga? Simeone, esto sí se sabe, no es nada petulante. Absolutamente nada. “La `popularidad de la gloria es calderilla –que piensa-, de igual modo que la gloria es la calderilla de la popularidad”. Su lema es el pugnaz trabajo. La palabra trabajo “es innegociable”.

-Yo se lo debo todo al trabajo; sólo soy un trabajador de mucha voluntad y con mucha fe en el trabajo.

En el vestuario, una vez, les dijo a los jugadores que si él creía en ellos, “y creía mucho”, ellos debían creer en ellos y en él. Así de simple.

-Su secreto, o uno de ellos, es al parecer su magnetismo. Consiste su magnetismo en decir las cosas con el magnetismo de la sencillez.

Ya Napoleón sostenía, casi, lo mismo que Simeone:” No me inquieta el “valor” del adversario. Es insignificante al lado de vuestro “valor”.

Simeone no es Mourinho (“soy el mejor del mundo”). No es Guardiola (“soy fiel a mi idea del fútbol, y no voy a cambiar”). Tampoco es Pellegrini, el primer hispanoamericano que gana la “Liga” inglesa (“sólo creo en la belleza del fútbol ofensivo”). Simeone, sin embargo, ahora mismo, en Europa como en América (la hispana, la latina y la de Obama), es el número uno del mundo.

-Algo especial hay en Simeone que se ignora y no se sabe todavía.

No digo que no. Pero si no lo cuenta él, que lo cuenten sus jugadores. Uno de ellos, apócrifo, medio en broma o no, me susurraba hace unas semanas: “Es un hechicero. Es que, oye, no es que convenza, es que hechiza”.

Qué diferencia entre este “hechicero” y “el próximo debutante” en el Barça Luis Enrique.

-¿Por qué Luis Enrique?

-Es petulante, como Mourinho. Le oí ayer en TVE que euforizaba la mar de exultante : “Me encuentro capacitado para entrenar al mejor equipo del mundo”.

La petulancia, que expresó alguién , es directamente proporcional a la ignorancia. No ha llegado todavía al Barça y ya presume, como Mourinho, de capacidad y talento.

-¿Seguirá Simeone en el Atlético?

-El Atlético quiere, claro es, y él, también –me contestan- . Claro que…

Eso: que adivinar el mañana no siempre es fácil.Y esto otro: que el Atlético no es un “maná” de dinero.

Para acabar: ¿por qué no se distribuye mejor el dinero de la televisión entre los equipos españoles? ¿Por qué no se reparte más equitativamente, más democráticamente, como en Inglaterra y Alemania? Si todos somos iguales ante la ley, ¿por qué no ser también iguales ante la televisión?

El honorable Guardiola

Jueves, 24 Abril 2014

Entre honorables del fútbol. Franz Beckenbauer es el presidente de honor del Bayern. Pep Guardiola es un entrenador honorable. Pero al honorable Beckenbauer no le cae nada bien el honorable Guardiola.

-La posesión de balón –opina una y otra vez- sin capacidad de gol no sirve para nada.

El problema de Guardiola es Beckenbauer, como el de Rajoy es Artur Mas. Es verdad que en el primer tiempo, hasta el serenador gol de Benzema, el Bernabéu parecía más bien el estadio del Bayern.

-El Real Madrid, gato; el Bayern, perro pastor…alemán.

La posesión del balón era algo así como un divertido ovillo de lana en las fauces del pastor alemán. El Real Madrid, ante hecho tan sorpresivo, no hacía sino defenderse angustiosamente como gato panza arriba.

-Si lo veo, no lo creo.

Era el pensamiento de la leal parroquia blanca. Pero el fútbol es complicado como la maquinaria de un reloj.

-Mi trabajo consiste en conseguir que el equipo funcione como un reloj suizo.

Lo dijo no sé quién. Pero el fútbol, amén de maquinaria de reloj, es también morbo, esto es, algo así como un híbrido de incongruencias, heterodoxias y rarezas. En el primer tiempo, el equipo bávaro le decía al Real Madrid “aquí estoy yo, nadie en Europa como nosotros, vosotros no tenéis nada que hacer contra nosotros”.

Miau.

El Real Madrid, a la contra, no sólo hizo gol, el de Benzema, sino que degustó la posibilidad de otros tres. O sea: contra el vicio de la posesión del balón, la virtud de la contra.

Creo que el honorable Guardiola, en el partido de vuelta, va a sufrir tanto como la leal forofada del Real Madrid hasta el gol de Benzema. Guardiola lo intuye. Por eso, acabado el partido, honorabilizó al Real Madrid:

-Al contraataque, el Real Madrid es el mejor equipo del mundo.

Si no es verdad, casi. ¿Y qué dirá el honorable Beckenbauer del honorable Guardiola , a quien es obvio que no traga ni en persona, ni en pintura, ni en fotografía, si el gato humilla al pastor alemán en Munich?

El fútbol, como ven, es también un juego entre honorables.

El Rey, que presenció el partido, dijo: “Puede haber final entre dos españoles?

No diría yo que no. Pues el Atlético, en la fría y bella Albión, ni se dude, será también gato para el Chelsea.

Madrid: el oso, el madroño y sus preciosos gatos blancos y rojiblancos.