Blogs

Archivo de la categoría ‘Copa Confederaciones 2013’

Fútbol PCP

Mircoles, 3 Julio 2013

Beethoven, popularmente,es su Novena Sinfonía,de igual modo que la Novena Sinfonía del fútbol es el gol.
-¡Por el Rey,todo por el Rey! -exclamó el Conde de Barcelona,don Juan,al abdicar en su hijo Juan Carlos.
A imagen y semejanza de esa frase,esta otra:
-¡Por el gol, todo por el gol!
Scolari está de moda. Meterle tres goles a España, para algunos, es gesta.
Scolari, gracias a ese resultado, es héroe también. Si España es el fútbol bonito, vino a decirles a los jugadores, lo más bonito del fútbol es el gol.
El gol pone en pie a la gente, el gol es la más bella sinfonía del fútbol.Por el gol, todo por el gol Razón no le falta. Lo curioso es que el Brasil-España ha abierto  debate:
¿cómo hay que jugar? ¿cómo lo hace España? ¿cómo lo ha hecho Brasil para derrotar a los  “bajitos” del juego bonito? .
Scolari lo tiene claro: PCP, o sea, potencia física, contraataque y presión.
Y también  Neymar, que no es precisamente un PCP puro, sino un ABP, esto es, un artista del balón puro. Neymar lo declaró recientemente:
-Cuando juego, creo- y agregó-: eso  dicen,y yo creo que sí,que creo fútbol alegre.
Neymar no es por vocación genética  jugador de “contactos físicos”, que elude. Neymar, sencillamente,mueve con los pies lo que cuece excelsamente en el fuego de su cerebro. Y eso no es fútbol PCP . España,su juego bonito, tiene,en efecto, muchííísimo  más ABP que PCP. El arte no es burdo, ni brusco, ni vulgar Salvo Scolari,que se ha crecido con el 3-0,  todos loan reverencialmente  el fútbol de España. Guardiola está en el Bayern por el fútbol del Barça,y el fútbol  de España es el fútbol del Barça. Cesare Prandelli, el seleccionador italiano, otro caballero por cierto, lo repite: “Me gustaría que Italia, algún día,jugase como España”.Y en eso está.
-¿Y en qué estamo as los españoles?
El español es versátil en gustos y juicios, el español  duda mucho de sí mismo. Lo escribió hace casi un siglo, como quien dice, el ilustre , y no menos versátil y heterodoxo, don Miguel de Unamuno. ¿Qué debe hacer Vicente Del Bosque para que en el Mundial de Brasil del año no se repita el leñazo PCP ? Tres cosas: no perder la fe en la Selección, ser leal a su estilo de juego y mejorar lo mejorable,que es mejorable. Yo creo en la Selección -una piña formidable, un panal de convivencia-, creo en Del Bosque -que a veces se equivoca, ¿quién no?- y creo que,mejorando lo mejorable,que es mejorable, España en 2014 puede  ser “otro escándalo”, que diría Raphael.

Tahití

Viernes, 21 Junio 2013

Tahití. La ovejita triste  de la Copa Confederaciones. Sale a palizón por partido. El fútbol es a Tahití lo que el béisbol a España: juego poco conocido.
-Venimos a Brasil a ver, a aprender, a educarnos. Somos conscientes de nuestra inferioridad.
Lo dijo  antes del torneo Eddy Etaeta, su seleccionador.
Hay quien opina -y las opiniones,todas,se compartan o no, son respetables- que qué hace Tahiti en un torneo donde es rival tan feble como ridículo. Yo no lo veo así. El deporte es educación. Hace unos días, en un foro de Europa Press, Cayetano Martínez de Irujo dijo que el deporte es  la columna más importante de la sociedad: “Nos enseña a ser mejores, a competir cívicamente”. Y es que donde hay buena educación, no hay, socialmente, distinción  de clases. En el deporte, nadie es mejor que nadie socialmente, si bien el laurel, naturalmente, es siempre y lógicamente para el mejor competidor.
- Perder no hiere el amor propio,cuando el adversario es mucho mejor.
Otro  sensato pensamiento de Etaeta.
Cuando España era “bastante menos de lo que es hoy” (aquellos años felizmente superador), se protegía el deporte escolar y universitario, germen de educación y aprendizaje. El hombre, desde que nace ,¿qué hace?
Competir. ¿Y qué hace para competir ? Aprender. Lo que está haciendo la frágil y encantadora  selección de Tahiti. El aprendizaje, como todo aprendizaje, a veces es severo y rígido. Nunca humillantes.  Desterraría del diccionario del Deporte, si pudiese,  la palabra humillación. Quien pelea con dignidad y se vacía en el esfuerzo y pierde,sencillamente pierde.
-¿No considera usted humillante que España le haya hecho diez  goles a Tahití? se me preguntará.
En absoluto. España, hoy, en fútbol, está en las alturas; Tahití, en el sotano de esas alturas. Ya crecerá, pues pugna con ética y amor propio. Dijo un sabio griego que si se educase a los niños como es debido, los hombres no serían  castigados. Tahití está en la fase de educación . Cuando sea “mayor”,  seguro que jamás volverán  a meterle diez goles.
Creo en la educación. Si la mayoría de los políticos que nos  desaniman a diario hubiesen mamado de niños la leche de la digna y ética competición, quizá España no estaría como está. Ya conocen ustedes mi lema: “Une el Deporte lo que separa la casta política”.

Iniesta y Neymar

Lunes, 17 Junio 2013

El fútbol, como todo lo humano, es también psicología. Dijo alguien:
-Si la política fuese menos política (manipulación, amiguismo, dogmatismo ultra, no querer ver el error en el ojo propio) y más psicología, la política sería más atractiva.
 La Copa Confederaciónes, dicho sea ya antes de proseguir, no es sino otro negocio de la FIFA. El fútbol cada vez es más negocio, vaya, más telenegocio.
¿Por qué digo esto? Las ligas, todas, son largas y exigentes, y los torneos europeos -por ceñirme sólo al continente europeo-, también. El futbolista, como usted y como yo, es una estructura de huesos, alma y mente.
El fútbol machaca física y psicológicamente (la presión de los medios, la tensión de ganar y no perder…) ¿Qué descanso sosegado van a tener los jugadores de las selecciones participantes en la Copa Confederaciones?
Hablemos de Neymar e Iniesta.
-Ser futbolista -me dijo una vez Iniesta- no es sólo salir al césped y darle patadas al balón, ser futbolista es oír los gritos desabridos del público, leer lo que se escribe de nosotros en las redes y disgustarte con las crítica en ocasiones  excesivamente severas. El fútbol -concluyó- mortifica.
El fútbol, ¿lo ven?, es balón y es también psicología.
Iniesta ha vuelto a ser figura y genio contra Uruguay. La cabeza de Iniesta es creativa, y la creatividad es el triunfo del talento. Neymar e Iniesta. El exotismo con destellos de genialidad, o sea Neymar, y el talento creativo y pugnaz, sin eclipses, o sea Iniesta. Neymar es el astro sol.

Iniesta un sol de jugador. Es curiosa la psicología del fútbol. O el fútbol como fenómeno psicológico. De Neymar -atención a este matiz- hablan todos maravillas. Pero en la selección de su país llevaba siete u ocho partidos -no llevo la cuenta exacta de estas cosas- sin hacer gol. Y de él, casi todos los “solones” del fútbol, dicen que el Barcelona le vendrá bien para “madurar” y “cuajar en gran futbolista”. “El otro “O Rei”, leo hoy, en referencia a Pelé, “O Rei” por antonomasia.

¿Cómo puede ser “O Rei II” o el “astro sol” si “no está maduro, si todavía está madurando”. Fútbol es fútbol, de nuevo la frase de Boskov para explicar lo inexplicable o lo dificil de explicar. ¿Mejor Neymar que Iniesta? Iniesta hace equipo, crea, fortifica el ánimo de sus compañeros, no es exótico. Es pura y neta sencillez.
-Ése es su pecado.
-Exacto.
Sin Iniesta, ni Del Bosque sería el formidable seleccionador que es, ni la Selección -quizá- sería la que es. El fútbol, repito, es también psicología. La psicología de crear monstruos, de desmesurar el valor de las cosas, de preferir el color del exotismo.