Blogs

Archivo de la categoría ‘Cristiano Ronaldo’

Es bueno que duden

Mircoles, 11 Marzo 2015

Bien, sí, caótico, que esto de ganar al Real Madrid en su estadio de laurel y gloria hacía años que no ocurría, “qué vergüenza” (CR7), verlo para creerlo, pero, sí, testigo multitudinario de la humillación todo el estadio, que el todo Madrid madridista estaba allí, restregándose las lágrimas de los ojos del orgullo herido por un adolescente e insignificante equipo del fútbol alemán.

-¡Pero qué le pasa a este Madrid ¡ No está, no existe, no aparece, está tanatorial.

Era la cabizbaja pregunta del madridismo perplejo.

-Lo siento –se excuso con nobleza Ancelotti ante los periodistas.

Ancelotti y la baraja de ases y reyes (en el Real Madrid, dada su jerarquía, no hay sotas ni caballos),todos tan bien pagados ,todos tan famosos, todos tan loados ,han sido goleados, ¡coño, por cuatro a tres, eso es un puñetazo de KO¡, por el prometeico y bien cohesionado Schalke 04.

-Lo siento.

Vale, Ancelotti, pero explíquese, ¿quién o qué está fallando en el equipo? ¿Es usted? ¿Son los jugadores? Es que si es usted, usted debe de saberlo. Y si no es usted y son ellos, los jugadores, usted debe de saberlo también. ¿O no?

-El Real Madrid es un pedazo vertical de torre, una de las babélicas torres del futbol europeo. Cuando una torre se viene abajo, es por algo. Ese algo es el que hay que descubrir. Y explicar –oigo.

El adjetivo de catástrofe es sólo un adjetivo, y “el adjetivo es trampa”, que decía Azorín. El adjetivo, a veces, es un ronquido, Un sonido gutural, exclamativo, que no explicativo.

-¿Cómo están los ánimos en el cuerpo ejecutivo, esto es, en el cuerpo de Florentino y en los cuerpos de sus asesores y compañeros de consejo directivo- he tratado de averiguar.

-Chafados, preñados de dudas –me han contestado.

Dudan, luego son inteligentes. La duda conduce al examen, y el examen, casi siempre, lleva a la verdad. ¿Cuál es la verdad de este Real Madrid enfermo, pálido como la princesita del cuento? Eso es lo que hay que averiguar. Pues seguir machacando lastimeramente en el clavo de lo mal que juega el Real Madrid a nada conduce. Que juega mal, es obvio, y obvio es también el hecho de que antes de enero del año en curso jugaba de rechupete.

-Contra este Real Madrid del binomio FP- Ancelotti va a ser difícil que pueda hacer algo el Barça del “desencantador” Luis Enrique –me confesó una gargantilla azulgrana.

Para que vean lo cabrón que es el fútbol. El “desencantador” Luis Enrique, encantando, y el encantador Ancelotti, desencantando.

Hoy es hoy. Mañana es mañana. Fútbol es fútbol.

Hat-trick contra hat-trick

Mircoles, 21 Enero 2015

La estadística es la memoria del pasado. Sólo eso. En el fútbol, sin embargo, raro es el día que no se leen o se publican estadísticas.

-¿Cree usted en las estadísticas?

-Las leo.

La moda es la estadística del “hat trick” o triplete. El “hat trick” peso pesado Ronaldo contra el “hat trick” pero ligero Messi. O el “hat trick” Messi, estilista del gol, contra el “hat trick” Ronaldo, zambombazo del gol.

-Ha nacido el juego del “hat trick”.

Entre dos. Qué pena. Qué pena que, además de la Liga BBVA, no haya una Liga de “hat tricks”.

-¿La Liga “hat trick” Banco Santander?

Sería estupendo: tres ligas en una: Real Madrid contra Barcelona, Ronaldo contra Messi y BBV contra Santander.

No es de extrañar, tampoco de sorprender, que la Liga española sea la más atractiva de todas las ligas del planeta azul: calidad, cracks, “hat tricks”, arte.

-¿Arte?

-Arte, sí. Donde hay creatividad y talento, hay arte.

El Real Madrid ha cruzado el ecuador de la Liga con dos títulos: el del equipo, campeón de invierno, y el de Ronaldo, campeón de invierno en “hat tricks”.

A veces lo pienso. Arturo Mas es un insensato. ¿Qué va a hacer Cataluña con el Barcelona sin la Liga BBA y la liga del “hat trick”. Cada vez creo menos en los políticos. Soy ateo en política.

-¿Por qué?

-Van a lo suyo. Unos prometen y no cumplen y otros, como ahora Podemos, prometen quimeras también imposibles de cumplir. No creo en ellos. El “hat trick” de ellos (PP y PSOE, de momento) es hacerse goles entre ellos.

-Y a sus forofos los españoles, ¿qué?

-Que les den. Que les den urna y papeleta cada cuatro años.

-Largo lo fiáis. En cuatro años pueden hacerse y deshacerse muchas cosas.

Se le reprocha a Ronaldo, desde Barcelona, que, si no fuese por los penaltis que “le conceden generosamente” los árbitros, el campeón de invierno en “hat tricks sería Messi.

-Y ¿qué culpa tiene Ronaldo de convertir en goles los “favores” de los árbitros?

En la ciudad condal, en esto del fútbol, todavía no han aprendido a separar la viga de la paja. No tienen espejos.

Dijo una vez no sé quién:

-Alabado sea cuanto contribuye a mantener encendida, y hasta incandescente, la llama de la pasión del fútbol.

Viva la llama del “hat triclk”. ¿Messi, Ronaldo? El peso pesado contra el fino estilista.

El líder es el jugador

Lunes, 12 Enero 2015

El líder es siempre el jugador. El Real Madrid de Di Stefano, o el Santos de Pelé, o el Barça de Kubala, o el Nápoles de Maradona. ¿Sigo?

-No, no. Es suficiente.

Entrenador líder, líder, sólo he conocido uno: Helenio Herrera. Para Helenio Herrera, el fútbol era juego, filosofía, yoga.

-Las botas son las carretillas del pensamiento –sostenía- El fútbol hay que pensarlo, eso de que el fútbol es un juego que se hace con los pies no es cierto. Antes de hacerlo con los pies, hay que moldearlo en el mortero de la cabeza.

Se comparaba con Dalí:

-Dalí es un pintor muy serio, formidable Un trabajador obseso, nato. Si tienes la suerte de nacer con talento, como Dalí, y trabajas el talento con tesón, entonces, como Dalí, llegas a genio.

Le divertía el bigote de Dalí:

-En efecto, son sus antenas. El show de las antenas de Dalí. Yo, para ser como soy, pienso y pienso y trabajo y trabajo lo que pienso. Pero, claro es, no llego a Dalí. Me he quedado en H.H.

Presumía, como psicólogo que era, pues también leía a Freud, de no haber tenido jamás roces o fricciones con ningún jugador.

-El fútbol –tenía diáfanas todas las ideas- son ellos, los jugadores. La gente no va al fútbol para verme a mí, va al fútbol para ver a los jugadores.

Su ídolo, como futbolista, era Di Stefano:

-Nadie como él, nadie. Ni Pelé. Pelé era un violín; Di Stefano, toda una orquesta completa. Tocaba todos los instrumentos. Y qué bien los tocaba.

Leía mucho.

-Leer es también pensar. Yo leo mucho y despacio – se vanagloriaba- Hay que rumiar lo que se lee. Yo me hago chuletas con lo que leo.

El líder actual del Barça es, ni se discute, Messi; y el del Real Madrid, tampoco se discute, es Cristiano Ronaldo. Se hablará con fruición ,en el futuro, del Real Madrid de Cristiano y del Barça de Messi.

-A los talentos se les entiende, no se les discute. A lo sumo, se dialoga con ellos. Para aprender. Si sé algo de fútbol, es gracias a ellos. Yo –reconocía sin pedantería Helenio Herrera- como futbolista no fui una calamidad, pero casi. Como entrenador, en cambio, hago todo lo posible para que se siga escribiendo que soy el mejor del mundo.

-¿Acaso no lo eres?

- Lo soy, lo soy; pero hay todavía quien lo duda. Bueno: el mundo es también de los que dudan –zanjaba,

Si fuese árbol, a Luis Enrique habría que podarle ramas: la de su ego, obviamente torpe, y la de creerse que es el que no es, entre otras ramas. . Messi, en cambio, sí es el que es.

Al Atlético de Madrid lo ha tumbado Messi: participó en los tres goles.

Que lo gane…

Lunes, 24 Noviembre 2014

A Maradona le ayudó la mano de Dios, a Federer le socorrió la raqueta de Dios. Messi y Cristiano Ronaldo han empezado a disputarse con ahínco, este año, el Balón de Oro de Dios.

¿Quién lo ganará? ¿A quién favorecerá Dios?

Quizá lo sepa Dios, si bien Dios sólo es un voto. Madrid, que no es Barcelona, no lo duda: esta vez no hay discusión: el Balón de Oro es cosa de CR7.

-¿Está usted segura, ciudad de Madrid?

Barcelona, que no es Madrid, debate esa “seguridad” de Madrid. Y enumera a favor de Messi , como votos de peso, que el azulgrana ha batido la marca de Zarra en la Liga (253 goles, dos más que el vasco) y que ha conseguido igualar a Raúl en la Champions (los dos con 71 goles), entre otras marcas más o menos domésticas.

-Messi es más que Cristiano.

Leo. Messi, en efecto, es un hurón del regate. Driblando, en plan chotis, jugadores en un ladrillo, nadie como él.

-No ha habido nadie que hiciera en el área lo que Messi, que bailará en el área como él.

Otra verdad, ésta de Pelé. Pero Pelé ha dicho también esto otro:

- Nadie ha tirado con tanta puntería a gol, desde todas las distancias, como Cristiano.

Cito a Pelé por su maestría y prestigio. La verdad es que yo, como simple degustador del caliente helado del fútbol, admiro a los dos, a Messi y a Ronaldo..

-¿A quién votaría usted para el Balón de Oro de este año?

Me preguntaron el otro día, en un foro. Unos doscientos espectadores. Antes de contestar, inquirí:

-A ver, que levanten la mano los forofos de Messi.

La mitad, más o menos.

-Que alcen la mano ahora los que creen que debe ganarlo Ronaldo.

Más o menos, la otra mitad. Me dije: “Empate. Voy a ser salomónico”.

-Si yo fuese el que no soy y tuviese la capacidad de decidir que no tengo –contesté-, se lo daría a los dos.

Granizada de pitos. Como nunca, jamás, me han pitado. Pensé: “El fútbol, a Dios Gracias, no es juego divino, a pesar de que Dios, a veces, nos desconcierte con sus favores: un día a Maradona, otro día a Federer”.

Si algo no es el ser humano, especialmente en fútbol, es salomónico. Que lo gane…

Muerto Franco, ¿a quién culparía TV3?

Lunes, 20 Octubre 2014

Entramos en la primera Semana Grande de las varias semanas grandes que disputan cada temporada el Real Madrid y el Barcelona desde que la Liga, salvo sorpresa del Atlético de Madrid, es una competición tan injustamente desigual como desigualmente injusta.

- No se me haga usted pucheritos demagógicos. La naturaleza, desde que el mundo es mundo, es pugna que gana siempre el más fuerte. La desigualdad, que dijo un filósofo, es la sustitución de la cantidad por la calidad.

¿Es eso verdad?

-Los filósofos, como se sabe, yerran menos que los políticos.

-Caramba, no había caído en eso, ahora que caigo.

El sábado, el Bernabéu, con todas las entradas vendidas, ofrecerá a millones de espectadores de sillón, cerveza y tele, el morboso espectáculo cum laude del portero Bravo, imbatido, contra Cristiano Ronaldo, el goleador jamás visto por los siglos.

A Luis Enrique y a Pablo Iglesias les une el mismo amor: el amor por el verbo poder.

-Querer es poder: por eso es poderoso el Barcelona: puede porque quiere.

Así piensa Luis Enrique.

-Creo en Podemos. Podemos es el partido de la honradez. Vamos a acabar con los ladrones.

Así piensa, más o menos maniobrero, Pablo Iglesias.

Luis Enrique, como no es político, conjuga el verbo poder con más credibilidad, respeto y cautela, pues sabe que “acabar” con la fortaleza del Bernabéu es tan difícil como para Pablo Iglesias “acabar” con Rajoy o el PSOE del “lindo y tierno” ( oído en la radio) Iglesias.

Ancelotti, de momento –se ve que ha leído a Platón y a Maquiavelo- ve, escucha, levanta la ceja y rumia:” Vaya yo caliente mientras no se me lesione Cristiano)

Cristiano, nunca, desde que se empadronó en el Real Madrid, ha estado tan feroz como en el comienzo de la actual temporada. Quince goles en sólo ocho partidos

-¿Cómo estás, hijo?

-Ya lo ves, madre: como Moisés separando las aguas.

Si yo jugase a algo –al fútbol, a las apuestas, a la primitiva, a la lotería- apostaría por…No, no ha puesto, no me gusta jugar.

-¿Miedo al Barça?

-Al Barça exactamente, no. Miedo a herir mi reputación si yerro.

-Los periodistas no sois infalible; hay que ver la de veces que, pronosticando, erráis.

Ciertísimo. Por eso, precisamente, opinaré después de la la victoria del Real Madrid sobre el Barcelona. Hay que ser objetivos.

De todos modos, a partir de hoy, esta que empieza va a ser la Primera Semana Grande de las varias semanas grandes (2014-15) entre el Barça y el Real Madrid.

-La vida, si no es espectáculo grande, no es vida.

Sobre todo, si pierde el Barça. No quiero imaginar el patatús anímico de TV3. Muerto Franco, ¿a quién culparía TV3? Se me ocurre.

El poder del dinero

Jueves, 3 Julio 2014

El poder del dinero es lo que tiene.

-¿Qué tiene?

Capricho, versatilidad, hastío.

El Real Madrid, y que dure, es poder de dinero. Si no fuese así, no le pasaría lo que le pasa. Cambia de alfiles, rey y torres cada temporada. O casi. Di María, en Brasil, maravilla. ¿Qué maravilla de él? Su capacidad de trabajo y su potencial de clase. El Real Madrid, sin embargo, a lo mejor o a lo peor, lo vende o traspasa.

-Piensa en el dinero más que en el balón – alegan contra él

Relativo eso. El Real Madrid, amén de un gran club, es una gran olla exprés de egos.

-Que tenga muchos egos en el vestuario y se lleven entre ellos como alacranes rodeados de fuego.

Ésa gitana maldición, todavía la recuerdo, sentó como banderilla fiscal a Ramón Mendoza en sus años de presidente del Real Madrid y patrón (dueño, vaya) de barco (como FP). En los cielos, donde está, seguro que tan poco él ha la imprecación

-Los egos me ponen de los nervios –se quejaba mucho de eso Ramón Mendoza.

No se ha inventado nada, que se sepa, contra ellos. El ego, como el cerebro, es inextricable y puñetero. Cristiano, para que le subieran el sueldo, lloriqueaba: “Me falta cariño”. Se lo subieron. Di María, ahora, lagrimea por lo mismo.

-Pero Di María no es Ronaldo

Cierto: es fideo .Cristiano, en cambio, es corpachón macizote .

El Real Madrid alinea a dos lanceros bengalíes como Cristiano y Bale, y a Benzema, que también lanza balones con primor y tino. Quiere FP sin embargo otro lancero, quiere a la “revelación” del Mundial de Brasil, al ecuatoriano James Rodriguez, 22 años.

-James es más bien -me precisan- medio punta.

Para eso, ciertamente, ya tiene, entre otros, a Isco.

-No es igual. Isco es celtíbero. Y los otros, pues…

El Real Madrid, por el mágico poder de su dinero, puede comprar y vender egos como le plazca. Cuando el cántabro Canales hizo aquel golazo en el Bernabéu, FP ni lo dudo, dijo, se dijo: “Lo quiero”. Lo compró y hoy, qué decepción y qué dolor, está, tras parada, fonda y cata en el Valencia, en la Real Sociedad. Y Robben, otro ego ex madridista, brillando en la selección holandesa como uno de los tres jueves santos españoles que brillan más que el sol. ¿Sigo?

-¿Echarán también, hastiados de ellos, a Casillas y a Diego López?

El rumor, tan consustancial al fútbol como el Padre al Hijo, eso difunde.

Gana la competición

Lunes, 24 Marzo 2014

El fútbol es un estado de opinión. Digo opinión, no crítica. No obstante, a raíz de lo visto en el Bernabéu, el día de hoy es fértil en críticas y opiniones.

-La crítica, mayormente, no es sino una opinión cabreada.

Cristiano y Sergio, acabado el partido, estaban cabreados. Ancelotti, elegante, “la elegancia de la mesura”. El Tata, estoico; el Tata se ha atrincherado en lo que percibe, y una cosa es la realidad tal cual es y otra la interpretación –percepción- de esa realidad. El Tata, a pesar del triunfo, huye del repique de las campanas de la loa. “El fútbol en España –tiene dicho- es cosa compleja”. Percibe que es así.

De los siete puntos a sólo uno, y el Atlético sentadito en la cima de la clasificación. De un Barcelona poco menos que “descalificado”, a un Barça que puede “volver” a ganar la Liga, y de un Madrid que parecía que podía poco menos que sentenciar la Liga en el Bernabéu a un Madrid amenazado peligrosamente por el Atlético y el Barça.

-Lo que iguala, en fútbol, mejora la calidad de la competición.

Creo, en efecto, que es más sano y hermoso para el fútbol como competición lo que iguala, no lo que distancia.

-Ya que no se puede distribuir equitativamente la riqueza, distribuyamos equitativamente la pobreza.

Viene al pelo la frase, si bien ni el Real Madrid ni el Barça ni el Atlético son pobres. El Atlético es, todavía, el que menos cuenta; el Real Madrid, el que, tras el 3-4, ha perdido puntos en su carnet de favorito, y en cuanto al Barça, ojo de nuevo con el Barça.

El árbitro le echó un par de cigüeñales señalando tres penaltis. El favorable al Real Madrid, no lo fue; los otros dos, creo que sí. ¿Cuántas veces hubo que ver en la televisión las secuencias de las jugadas de los tres penaltis? Muchas, y aún así discrepan críticos y opinantes, de donde se infiere que arbitrar a gusto de la unanimidad es imposible.

-¿Perjudicó más al Real Madrid que al Barça el árbitro?

Lo que sostengo al respecto es que la expulsión de Sergio Ramos fue castigo exorbitante. En los delitos, hay atenuantes y agravantes. Hay faltas de penalti en que, en efecto, el jugador que en ella incurre debe ser expulsado. En otras faltas, no: el penalti es castigo sobrado. ¿Por qué los señores que desde la FIFA gobiernan el fútbol no se estrujan sus arcaicas mentes y revisan, actualizándolas, sus reglas? La salida de Sergio, esto por descontado, dañó al Real Madrid.

En cuanto al resultado, el Barça tiene dos jugadores que, en forma física, son satánicos para sus rivales. Me refiero a Iniesta y a Messi. Messi, manufacturado o prefacturando goles, es siempre impredecible y creativo. E Iniesta, con su talento, angeliza el fútbol.

El Real Madrid, en fin, no estuvo fino.

Miedo

Mircoles, 19 Marzo 2014

Saber motivar y no tener miedo. Dice ahora Guardiola que dejó el Barcelona porque se dio cuenta de que ya no podía o no sabía motivar. Le creo, hay que creerle. Saber motivar es un arte, o una habilidad, o un instinto. O las tres cosas. El fútbol, ciertamente, es un juego, pero gestionar un vestuario es un complicado juego psicológico de habilidad y arte. Messi, en el Barça, es diosete, y cada vez que Guardiola no lo alineaba por lo que fuere “había lío”, explica el mismo Guardiola. El fútbol es un juego de conjunto, todos con todos y para todos, pero con figuras o líderes como Messi o CR7, el fútbol es más fútbol. Y más espectáculo.

-Hay que dar espectáculo –se le ha oído decir más de una vez a Florentino Pérez.

El futbolista-crack es especial. ¿Cómo se motiva al crack, al “jefe”, al genio? Guardiola, que de eso sabe mucho, estando en el Barça, dijo más o menos misteriosamente:

-Yo tengo mis ideas pero a veces no coinciden con las ideas de ellos.

Se refería a los líderes. Si el líder, sobre serlo por su talento y su capacidad goleadora, se esconde o no se implica activamente con riesgo en el juego, genera murmuraciones maledicentes entre sus compañeros:

-Con lo que gana hay que ver cómo se cuida. Corre lo justito.

Inevitables esos comentarios.

Cristiano es el líder completo. Total. Globaliza en su modo de producirse en el campo implicación, casta, fe, ambición, bravura. Lo he escrito más de una vez. Cristiano en el Real Madrid y Diego Costa en el Atlético me recuerdan a Di Stefano. ¿Qué le pasa a Neymar en el Barça? Con su cerebro y el balón hace encaje de bolillos, pero carece de lo que les sobra a Cristiano, a Costa y a su compañero Messi.

-Está fosco, raro, no está a gusto –me susurran.

Lógico. El Barça, de momento, le puede, o no se ha hecho todavía él. Martino tiene con Neymar un problema psicológico de relación y motivación.

Tener miedo es otra cosa. Y los entrenadores tienen miedo.” No nos dan miedo las cosas ni las personas, sino las ideas que tenemos acerca de las cosas o de las personas” (Marina). El miedo es un sentimiento subjetivo. ¿Se fue Guardiola del Barça porque ya no podía o no sabía motivar o más bien se fue por miedo a sí mismo? “No voy a poder superarme”, se ve que pensó también. A Mourinho , en el Real Madrid, le pasó algo parecido.

Dar patadas y saber dar patadas y enseñar a dar patadas no es cosa baladí ni huera. No. Una cosa, como el fútbol, que arrastra masas y “motiva” emociones, no es desdeñable en absoluto, sociológicamente.

Así, así no gana la Décima

Mircoles, 6 Noviembre 2013

Saber,querer,poder. ¿Sabe de fútbol Ancelotti? Dudarlo es herirlo. ¿Quiere Ancelotti triunfar en el Real Madrid? Vino a eso. ¿Puede Ancelotti hacer del Real Madrid el vertebrado  equipo que todavía no es? He aquí la cuestión, en cuanto  que este Real Madrid del proyecto FP-Ancelotti, tal como está jugando, sobre no vonvencer, no es acorazado para ganar la Décima en las procelas de la Campions.
-Así, así,evidentemente ni Liga ni Champions se oye ya en la calle.
Criticar, como se suele decir, es fácil.
-Reflexiona, Miguel,reflexiona. La reflexión es el ojo clínico  de la critica -me dijo una vez Camilo José Cela, cenando con Alfonso Escámez y Jaime Campmany.
Le hice caso.Vuelvo al Real Madrid:a) ¿Se siente condicionado Ancelotti? ¿Es realmente Ancelotti el técnico que es, o es más bien el que quisiera ser?
Ancelotti, en el Real Madrid, por lo que sea -yo no lo sé- más que un técnico doctorado, da la impresión de un ensayista que hace lo que no quiere.Lo dije aquí hace algunos días. Ancelotti se ha encontrado con una plantilla-compromiso,y así, anteponiendo el compromiso a las convicciones de uno, se fracasa.”Sé tú”, que dice el filósofo. Ancelotti, lo intuyo, se intuye, está sufriendo. Es  más bien él y la losa de los  compromisos en los que no cree; es él y lo que la conciencia profesional le reprueba en plan Pepito Grillo: “Por ahí no, Ancelotti; no cedas; conténtate a ti, no
contentes  a quien está erosionando tu talento”. Hay entrenadores     que
caen por dejar de ser ellos. Muchos; b) El centro del campo.O da con él, con arreglo a su criterio y no al del compromiso,o malo, malo, malo para él y para el Real Madrid. El eje de un equipo de fútbol es el centro. En el centro está la virtud, que se dice,y  el centro,centra, que se dice también.
Como el Madrid es un equipo descentrado, a nadie debe extrañar su desconcertante fútbol- veleta. Hay que acabar con ese fútbol-veleta.Sea usted siempre, Ancelotti; c) Diego López o Casillas. Dilema  de opereta cómica. ¿Es mejor Diego  que Casillas? Pienso que no. ¿Es mejor Casillas que Diego? Sí. Mi reflexión. Casillas es un pulpo con tentáculos genéticamente intuitivos,y la intuición es una fuente de conocimiento -y sabiduría- tan válida como la razón. “Escucha la voz de la intuición ,es más  virtuosa que la voz de la razón”. Casillas, sobre no ser ni mejor ni peor que Diego,es el gran capitán Lo sigue siendo. No creo en la “componenda” de Diego para la Liga y Casillas para la Champions . La titularidad destila fe, fuerza, seguridad. Ni Diego ni Casillas se sienten soberanamente titulares. Ello perjudica a los dos. Uno, ya,el titular,y el otro, no siendo ni peor ni mejor,al banquillo. “Cuando dudo,no duermo,y cuando no duermo, no pienso bien” (Napoleón). Acabe Ancelotti de una vez poer todas con el “juego de la oca”  de la Liga para Diego y la Champions para  Casillas; d) Benzema. Lo de este chico tan “mágico” es mágicamente desconcertante. O sublime o desaparecido. ¿Por qué? Que sabe de fútbol, sí: que cuando quiere y deja de ser pájaro carpintero es fantástico,sí. Y que tiene poder para asombrar, también. Pero, como digo, es bastante “pájaro carpintero” o anárquico: se va, regresa, no está, no se le espera ,oh qué pase, oh qué gol: este es Benzema. Otra equis de Ancelotti.
Resumiendo: sea usted, Ancelotti. .Usted vino al Real Madrid con la idea de hacer del Real Madrid un equipo de fútbol bello. ¿Puede hacer ese fútbol bello con la plantilla que dirige y entrena? Si no, cambie de  idea. No olvide que es de sabios cambiar de idea ,toda vez que cuando los sabios no cambian de idea, lo mejor -sobre todo en el fútbol- es cambiar de sabios.
Piénseselo, Ancelotti. Piense en usted y piense que así, así, tal como juega actualmente el Real Madrid, va a tener dificil la consecución de la Décima.

El mejor coontraataque del mundo

Jueves, 3 Octubre 2013

El Real Madrid luce por los destellos  de sus individualidades y esos  destellos a veces deslumbran. La “rabona” de Di María deslumbró. El admirativo  ¡Ooooh! del Bernabeú se oyó hasta en Copenhague.
-El contragolpe del Real Madrid - glorifica  el entrenador danés,
S.Solbakken- es el mejor del mundo.
Marcelo exhibe un pie izquiero de querubín. “Ahí va, Ronaldo.Regalo celestial para tu cabeza”. En forma, Marcelo es único. Donde pone el balón, prefabrica  un vicegol. Di María se ha empeñado en que nadie le haga sombra, ni el valiosísimo Bale. ¿Se la hará algún  día o en su día Bale?
-Sería horroroso que por culpa de Bale, Di María,un día,algún día, perdiese la titularidad. ¿Puede ocurrir tal disparate?
Isco coordina excelsamente  los dictados de la  cabeza con la precisión de los pies. También nacido para ser titular. Carvajal destila  la furia ofensiva y lúcida  de la  higiénica  ambición .
- Vaya -se me dirá-, que te gusta el Real Madrid.
-Su potencial. Me gusta su enorme potencial.
El Real Madrid, por el talento de sus individualidades, es un motor Red Bull. Ruge y seduce como el tigre ( gusta más este bichito  que el león).  Contra el Copenhague, cuyo rugido no acollona, las individualidades del Real Madrid cegaron  por sus  cuatro goles.
-La jugada del gol de cabeza de Ronaldo, precioso. Fabricado entre cuatro jugadores.
Es verdad: trenzado conjuntal.  Pero el Real Madrid, en cuanto a estilo metódico  de juego, está sin fraguar.Labor,y no fácil,por cierto,que corresponde a  Ancelotti. He aquí la equis que debe desperjar cuanto antes el italiano: “¿Juego bonito o juego de contraataque? Florentino lo trajo para que hiciese del Real Madrid “el juego más bonito del mundo”.Pero,y aquí el pero o la equis que hay que despejar, el presidente propone y la plantilla  dispone. ¿Es la del Real Madrid plantilla para jugar al contraataque, lo que pasma a Solbakken, o, por el contrario, es plantilla para ganar la Décima al contraataque? Ancelotti no debe  ser, en mi humilde opinión, esclavo de la razón “estética”  por la que está en el Real Madrid, sino esclavo y servidor de lo que pragmáticamente  le conviene al Real Madrid en función  de las aptitudes y el  talento del  soberano racimete de 25 jugadores  puesto a su servicio. Su trabajo: unificar en un talento colectivo el talento de las individualidades. ¿Difícil? Pienso que no.