Blogs

Archivo de la categoría ‘derbi’

De tres en tres

Lunes, 5 Octubre 2015

Empate en el Calderón. El Atlético, contento: juzgo por las declaraciones de sus jugadores. El Real Madrid, descontento: “Queríamos ganar”. Claro que querían ganar: de haber ganado, habrían dejado un poquito detrás al Barça. No ha sido así. Superada la séptima jornada de Liga , el Barça y el Real Madrid siguen juntitos.

El Real Madrid de Benítez no es todavía el Real Madrid que quiere Benítez.

-El fútbol –leo que declara - es jugar bien, meter goles y ganar.

Si es eso lo que ansía Benítez, hay que esperar.

-Cambiar de entrenador dos años no y uno sí, no es bueno. Hacer un equipo es conjuntarlo; y conjuntar debidamente un equipo cuesta tiempo.

Esto se lo tengo oído y recitado a casi todos los entrenadores inteligentes que he conocido desde Helenio Herrera a hoy.

-El fútbol es un juego de asociación de todos para todos y asociar a todos con todos, no es nada fácil –decía el adusto Mourinho en su parada y fonda en el Real Madrid,

Mourinho, por cierto, tiene un ego tan alto como la luna, lo dice él hoy, que conste, lo dice así:” Yo no voy a dimitir. Si el club (su Chelsea, quinto por la cola en la Premier, a diez puntos del Manchester City, líder) quiere echarme, que me eche. Si lo hace, echará al mejor entrenador de la historia del Chelsea. Lo admito: tengo un gran ego y me considero el mejor”.

El mejor ego del mundo, en la cola de la liga inglesa. El fútbol es así de repelentemente puñetero.

-El fútbol es como la política –me dice un amigo mío, político y diputado, o sea colocado- . Me gustan ambas cosas, pero ¡dan unos disgustos!

Si sólo fuese a él…

Benítez, pues, todavía no le ha cogido el punto al Real Madrid. Simeone, tampoco se lo acaba de encontrar al Atlético. Lo de Simeone es peor: mucha gente joven y nueva. Cuando consiga asociar a los nuevos con los veteranos, matrimoniarlos, vaya, el Atlético volverá a ser chulescamente cholista. Pero chulesco en la acepción de bravo, majo, temible, gallito.

-¿Está usted seguro de tan valiente aseveración?

-Me atengo a lo que veo y a lo que el propio Simeone opina.

De momento, en la Liga, sigue el codo a codo entre Real Madrid y el Barça; y “El Otro”, esto es, el Atlético, también de momento, experimentando.

Y Piqué, por cierto, imitando la pedagogía de Simeone: la de éste, como se sabe, es la de “partido a partido”. La de Piqué, de “tres en tres”. Traduzco: que a partir de ahora el Barça tiene que empezar a sumar los tres puntos de cada partido, sin traspiés.

Tres son tres

Lunes, 3 Marzo 2014

Tres, son tres todavía, los que aspiran al título de Liga. El Real Madrid, el Barça y el Atlético de Madrid. Tres estilos. Si el hombre es su talento y su estilo, el Real Madrid es el estilo de la potencia individual de sus jugadores, mayormente.

-Con su juego –dijo ayer Butragueño finalizado el partido-, el Atlético ha reducido las virtudes de su rival.

Esto es: del Real Madrid. Butragueño es sutil, fino y nada zafio. Butragueño es de los que dice las cosas sin perder las maneras, con estilo Me gusta la gente como Butragueño.

-El fútbol, oiga, es pasión y embridar la pasión, sobre no ser fácil, tampoco, tal vez, sea bueno para la salud del fútbol.

Lo sé. Por eso lisonjeo el estilo de Butragueño.

El Barça, todavía, es el estilo heredado de sus mayores. Fútbol vals, elegante, de posesión, sólo que no hay herencia que diez años dure. Sus jugadores lo saben.

-Nos falta chispa –declara Busquets.

-Gana, gana el Barça, pero sufriendo – se queja Rexach.

Reconoce Gerardo “Tata”:

-Hay que mejorar la intensidad.

El Barça, pues, a día de hoy, no se siente cómodo con su fútbol. Lívido a veces, a veces laxo.

El estilo del Atlético es, sin ninguna discusión, el cholismo. Gasolina marca Cholo.

-Derrochar todo el depósito del combustible físico en el campo, hasta la extenuación.

Esencialmente, ese es el estilo, también el poder, del Atlético. Más el peleón Diego Costa. Costa es el Ferrari (cito esta marca en honor a Fernando Alonso) del equipo: arriba, abajo, meto la primera, arranco, meto la quinta… Costa, como Nadal, es de los que “muere –pierde, vaya- de pie”, dándolo todo. La generosa y pródiga entrega de las voluntades fuertes.

Quedan por jugar doce partidos hasta la extinción de la Liga. He repasado lo que le queda de calendario a cada uno. Y especulando, he llegado a esta entre subjetiva y objetiva conclusión: si el azar (esa circunstancia incontrolable) no decide otra cosa, el campeón debe de ser el Real Madrid.

-¡Váyase a la porra, señor, con su conclusión!

-Disculpo su abrupta pasión.