Blogs

Archivo de la categoría ‘Florentino Pérez’

Casillas, la cruz de Florentino Pérez

Domingo, 12 Julio 2015

El adiós, con nudo en la garganta, de Casillas. Dijo antes de empezar a leer lo que llevaba escrito:

-Me he comprometido a que tengo que leer esto.

Se delató. Soy así de malicioso o así de psicológicamente malicioso. ¿Con quién se ha comprometido? ¿Con su conciencia? Lo dudo. ¿Con el Real Madrid? No lo dudo.

Un diplomático, hace años, en un acto diplomático falaz, dijo:

-Un señor cabreado, que no es diplomático, es más sincero que un señor cabreado que es diplomático.

Un señor cabreado, el padre de Casillas; una señora cabreada, la madre de Casillas. Como no son diplomáticos, son sinceros. O más sinceros. Leo sus declaraciones a “El Mundo”, reproducidas en “As”. Basálticamente duras. Culpable de todo que ha sufrido Casillas en los dos últimos años, para ellos, sintetizando, Florentino Pérez. La “lata” de los sinsabores la abrió Mourinho, personaje entre raro y narcisista. Su lema era totalmente fraguista. Fraga dijo – dijo o se lo atribuyeron- que la calle era suya. Para Mourinho, el vestuario era suyo, era él.

-Convivir con él no es fácil. Hay que estar incondicionalmente con él, tenga o no tenga razón.

Quien esto me confesó un día sigue en el Real Madrid, y no es precisamente Casillas, con quien nunca he hablado. Ni por teléfono.

El calvario de Casillas, como digo, empezó con Mourinho. Con Mourinho, Casillas era ya el Casillas que hoy destaca pomposa e imperialmente en su comunicado oficial, con emoción hipócrita, el Real Madrid.

El otro día, en los desayunos deportivos de Europa Press, Joan Laporta, a quien le preguntaron por el “caso” Casillas, argumentó:

-Pitar a Iker en el Bernabéu es como pitar a Puyol en el Camp Nou.

O sea, inconcebible.

¿Por qué no hizo ningún comunicado de enérgica y madridista reprobación el Real Madrid de Florentino Pérez cuando empezaron a silbar r a Casillas? ¿Por qué , con su pasividad consentidora, no “saltó” FP para defender la imagen de quien “ha sido el mejor portero del Real Madrid de todos los tiempos”.

-Callo, luego consiento.

Esa es la puta realidad. A Cela le encantaba la palabra puta. “Tiene música, es eufónica, llena como una buena comida”, sostenía.

Casillas, a sus 34 años, intoxicados encima por dos años de malos tratos por parte del Real Madrid FP, es obvio que no es el que fue. El talento del portero, que decía el gran don Ricardo Zamora, es el instinto. El instinto es la primera arruga –no bella- del portero de cualquier deporte que se juegas con portero .

Nunca, que yo recuerde, ha tenido el Real Madrid un presidente con tan poca inteligencia emocional como Florentino Pérez. Detesto el fariseísmo y detesto el fariseo juramento de los políticos que juran o prometen “por imperativo legal”.

-A la porra esos políticos. O juran y prometen como Dios manda o, repito, a la porra. ¡Cuántos valores honorables han caducado y siguen caducando en España!

¿Casillas la cruz de Florentino Pérez, a partir de ahora?

Dialoguen

Viernes, 3 Julio 2015

El humus del fútbol, en tiempo sin fútbol, es el runrún, el chisme, la hablilla. Desde hace días, Sergio Ramos y Casillas se van y no se van. ¿En qué quedamos, se van o se quedan? ¿Qué es realmente lo que quieren Sergio y Casillas?

-Quedarse.

Como es fiable, me fío de quien me lo dice

-¿Es también que quiere Florentino? – pregunto.

-A Florentino le haría feliz -me contesta- que Sergio fuese de otra manera. Sabe que otro como él, ahora mismo, no hay. A Sergio también le gustaría que Florentino fuese de otra manera.

-¿Tercos, cabezotas? ¿Qué? -inquiero

-Más dialogo, quizá. Hay cosas que deben resolverse dialogando, cara a cara, o sea: “Sergio, venga, vamos a hablar tú y yo. Vamos a razonar –eso tan difícil entre españoles, según don Miguel de Unamuno-. Tú me vas a comprender a mí y yo te voy a comprender a ti.

Eso es lo que hay. Porque, ¿dónde va a encontrar Florentino un defensa tan capaz, tan curtido y tan hecho al Real Madrid ? ¿Y dónde va a estar Sergio mejor que en el Real Madrid?

-Si se va a Inglaterra, a la Premier, menudo rollo con el idioma; a su edad, aprender cualquier idioma es incomodo y mortificante.

El otro madridista de toda la vida, esto es, Casillas. ¿Qué pasa con él?

-Que De Gea es más joven (24 años) y más alto (1,96), y que Casillas es más viejo (34 años) y más bajo (1,85). Eso es lo que pasa. Pura aritmética y pura biología. No hay más.

Cuando esto escribo, el runrún sobre Casillas y Sergio sigue siendo runrún -nudo gordiano. Que se va, seguro; que no, a lo mejor no.

Vivir, como se sabe, es especular, cavilar y fantasear. El Real Madrid, sobre ser oficialmente el mejor club-equipo de fútbol del siglo XX, es, en este joven siglo XXI, un club-equipo sumamente extranjerizado. ¿Se imaginan un Real Madrid huérfano de mozarrones nativos? Se escribe sobre ello, por cierto, desde hace días; y “Mundo Deportivo”, hoy, qué atrevido, contempla esta alineación madridista para la próxima temporada: Keylor Navas; Danilo, Pepe, Varane, Marcelo; Modric, Kross; James, Benzema, Bale; Cristiano.

-¿Un Real Madrid sin un solo español?

Sería horrible, creo. Para el Real Madrid, para la Selección y también para el fútbol español. Cataluña, con la perra anticonstitucional de la independencia, y el Real Madrid, sin un solo españolito de papeleta y urna cada cuatro años en su alineación. Impensable

Por el bien del Real Madrid, por el bien de la Selección y por el bien de España, don Florentino, ande, dialogue cara a cara con Sergio Ramos; también, si falla De Gea, con Casillas. Casillas, si se le trata con cariño y se le devuelve la confianza, tiene todavía cuerda para otros dos años, como poco. Pienso.

El jaleo de Florentino

Lunes, 25 Mayo 2015

El jaleo del cese o no cese, más bien del cese, de Ancelotti, ángel caído de Florentino Pérez, ángel amado por todo el mundo, según sondeos y encuestas, menos por el dios del Real Madrid, o sea Florentino Pérez.

-Florentino –le digo a quien se lo digo-, de demócrata nada. El pueblo -jugadores, aficionados, madridistas- quiere a Ancelotti, el pueblo está con él.

-Lo sé –me contesta quien se sabe de memoria el carácter de FP-. Pero el presidente del Real Madrid –me matiza- es hombre de ideas ontológicamente fijas. Ancelotti le ha defraudado. Lo respeta, pero aun siendo como es, técnico probo y probadamente contrastado, y caballero, Ancelotti, esta temporada, ha “pecado” mucho.

Detrás de un hombre como FP, listo, probo y contrastado empresario, hay siempre otro hombre igualmente probo. Don Santiago Bernabéu tenía detrás de él a Raimundo Saporta.

-Oye, Raimundo, dame tu opinión.

Saporta se la daba y don Santiago, salvo excepciones, le hacía caso.

-De fútbol –sostenía don Santiago- no sabe nada, pero sus opiniones son siempre convincentes. Piensa muy bien.

Al parecer, el Saporta de FP es José Ángel Sánchez, a quien tengo el disgusto de no conocer.

-Pues en lo suyo es competente. Muy fiable.

A día de hoy, o en el momento en que esto escribo, Ancelotti no ha sido destituido todavía. ¿Hace bien, acierta FP, destituyéndolo? ¿Comparte el señor Sánchez el férreo criterio de destitución de su presidente?

-Seguro que sí.

Pues sí, entonces. A ver si nos enteramos de una vez por todas. Florentino Pérez, como todos los triunfadores, duda nada de sí mismo.

-Si no fuese como soy –parece que piensa-, no sería el que soy.

Como todos los triunfadores, es autoritario.

-Mi autoridad es responsable –parece que piensar también-; no sería el que soy, si no.

El pecado realmente mortal de Ancelotti fue no eliminar a la Juventus. Lo escribí, se lo dije por escrito:

-Ancelotti, acabas de ponerte la soga al cuello. Esto no te lo perdona FP.

FP tiene clavada en la soberbia de su corazón –la soberbia, ojo, a veces es motivadora, no siempre es pecado- que es el presidente, en la historia del Real Madrid, que más títulos ha visto ganar al Barcelona.

-Y eso, duele, eso duele mucho.

Ancelotti, adiós. Y a ver quién te sustituye. El Real Madrid no es un proyecto de equipo, es el proyecto de Florentino Pérez, cada temporada, con la guinda de un fichaje asombroso para tapar bocas críticas.

El gen prioritario

Lunes, 23 Marzo 2015

La urna es la portería de la política y la portería es la urna del fútbol, de igual modo que el gol es la papeleta de la urna y la papeleta es el gol del fútbol. A la misma hora, casi, jugaba en Andalucía Susana Díaz, que ganó, y jugaba el Real Madrid en el campo azulgrana, donde perdió.

-Al Barça le han entrado dos papeletas; al Real Madrid, sólo una.

Mascherano, al final del partido, filosofó:”Fútbol es todo”. Exacto. El Real Madrid, en el primer tiempo, hizo un fútbol más peligroso y lúcido, pero sin suerte; el Real Madrid, antes del descanso, incluso acojonó a la familia azulgrana.

-Los tengo en la garganta.

Traslucía ese pensamiento la expresión de la cara del presidente del Barcelona, el muy honorable señor Bartomeu. Qué incomodo tiene que ser para el presidente del club anfitrión, por cierto, tener que aguantar durante noventa minutos a su lado al presidente del equipo visitante. Hieráticos los dos. Horrible.

-¿A qué sí, señor Pérez, a qué sí señor Bartomeu?

-Pues sí.

El Barça tuvo más suerte. Como escriben hoy los críticos, merecieron ganar los dos. Los dos manufacturaron papeletas de gol. Mascherano, que habla casi siempre sin pasión, dijo al final del partido :”Hemos encontrado el camino, pero falta una eternidad”. O sea: el Barça, tras la derrota ante el Málaga-¡qué fiasco, qué susto!-ha sumado siete victorias consecutivas: el buen camino. El Real Madrid, en cambio, no está en el buen camino: sólo ha ganado –contra el Levante- uno de sus cinco últimos encuentros. Pero, en efecto, pare el final de la Liga falta todavía la eternidad de diez jornadas. .

Ancelotti, como siempre, señor. Gustará o no gustará esa dimensión del carácter del italiano, no lo sé, pues en la viña del fútbol hay opiniones tan diversas como contrapuestas, mas lo innegable es que Ancelotti “es un señor muy bien educado. Jamás se sobrepasa; siendo un hombre de fútbol qué estilo tan antifútbol el suyo. Me encanta” (de una señora, esposa de un diplomático, más amante de la ópera que del fútbol). En mi sentir es indiscutible que hay que ser muy señor para manifestar esta objetividad:” Somos dos equipos de muy alto nivel. Los dos hemos merecido ganar. Ha ganado el Barça, bien por ellos”.

Suscribo la opinión de Mascherano: falta una eternidad. Aplaudo el estilo de Ancelotti: los dos merecieron la victoria. Pero, como se sabe, el gen prioritario del fútbol es el gol.

Debería buscarse un Saporta

Sbado, 14 Marzo 2015

A España le va el eufemismo. A Florentino Pérez, no. Al pan, pan, y al vino, vino, que dice el refranero: pero esto, esto precisamente, es lo que no gusta a los partisanos del eufemismo.

-Que no se vea –dicen los partisanos- tanto lo feo. Hay que taparlo, hay que disimularlo.

El eufemismo es una manera política, también no política, de esconder lo torcido o tapar con velos lo disonante o mal hecho

Veo hoy en la televisión que alarma la palabra imputado. Lo cual que la van a sustituir por investigado. Deben de pensar que el término imputado es ya casi, y sin casi, sinónimo de ladrón o reo.

-De reo que raramente pisa la cárcel.

Eso es ya vox populi. Entre rejas sólo aparecen a los tontos de capirote. ¡Qué difícil es enjaular a los burladores de eso que hemos dado en llamar “Hacienda somos todos”.

Eufemística democracia española.

-¿Es usted independentista?

-¡Por favor! No me insulte. Soy soberanista.

-¿Es usted quemador de banderas nacionales?

-¡Qué disparate! Soy, sencillamente, un humilde antisistema.

-¿Está usted imputado?

-¡Qué estupidez dice usted? Soy inocente como la paloma de la paz de Picasso. Sólo un investigado, y por error además – dirán a partir de ahora hoy los que ayer eran imputados

Falaz eufemismo. Huyo de él.

Florentino Pérez, que huye también de él, en rueda de Prensa, se ha quejado de los periodistas. Les ha atizado sin eufemismos, sin perífrasis. Florentino es un presidente de club de fútbol distante, poco cálido. Está a años luz de su santón don Santiago. En el Real Madrid de don Santiago había un señor que se llamaba Raimundo Saporta. ¿Qué hacía Saporta en el Real Madrid? Entre otras cosas, hablar a todas horas con los periodistas. Atenderlos, atendernos. Procurando así que no cayeran, que no cayéramos, en fantasías.

-¿Es verdad –le preguntaban, le preguntábamos a Saporta- que el Real Madrid anda en negociaciones para fichar a Fulano o Zutano?

Cuando podía, contestaba sin rodeos, sin eufemismos; cuando no, por lo que fuere, se descomprometía con técnica filosófica. Así:

-Si digo que sí, miento; si digo que no, también. Yo esta vez no puedo comprometerme, pero vosotros sois libre de comprometerte o no con vuestros lectores. Allá vosotros.

Naturalmente, en la duda, nadie se comprometía.

El problema de FP es que es un señor o temeroso de Dios o temeroso de sí mismo. No lo sé. De ahí que en las “ruedas” con los periodistas patine a veces y diga, por ejemplo, que ama a Casillas cuando apenas lo amaba en la época de Mourinho. O que se enfrente sin mano izquierda diplomática - con o sin razón- a los medios. Fraga, tan honrado como impulsivo, también hostíl al eufemismo, hizo circular como suya esta singular frase: “No hay que topar con la Iglesia ni con los medios informativos. Son poderosos y te excomulgan por nada”. FP debería buscarse un Saporta.

Es bueno que duden

Mircoles, 11 Marzo 2015

Bien, sí, caótico, que esto de ganar al Real Madrid en su estadio de laurel y gloria hacía años que no ocurría, “qué vergüenza” (CR7), verlo para creerlo, pero, sí, testigo multitudinario de la humillación todo el estadio, que el todo Madrid madridista estaba allí, restregándose las lágrimas de los ojos del orgullo herido por un adolescente e insignificante equipo del fútbol alemán.

-¡Pero qué le pasa a este Madrid ¡ No está, no existe, no aparece, está tanatorial.

Era la cabizbaja pregunta del madridismo perplejo.

-Lo siento –se excuso con nobleza Ancelotti ante los periodistas.

Ancelotti y la baraja de ases y reyes (en el Real Madrid, dada su jerarquía, no hay sotas ni caballos),todos tan bien pagados ,todos tan famosos, todos tan loados ,han sido goleados, ¡coño, por cuatro a tres, eso es un puñetazo de KO¡, por el prometeico y bien cohesionado Schalke 04.

-Lo siento.

Vale, Ancelotti, pero explíquese, ¿quién o qué está fallando en el equipo? ¿Es usted? ¿Son los jugadores? Es que si es usted, usted debe de saberlo. Y si no es usted y son ellos, los jugadores, usted debe de saberlo también. ¿O no?

-El Real Madrid es un pedazo vertical de torre, una de las babélicas torres del futbol europeo. Cuando una torre se viene abajo, es por algo. Ese algo es el que hay que descubrir. Y explicar –oigo.

El adjetivo de catástrofe es sólo un adjetivo, y “el adjetivo es trampa”, que decía Azorín. El adjetivo, a veces, es un ronquido, Un sonido gutural, exclamativo, que no explicativo.

-¿Cómo están los ánimos en el cuerpo ejecutivo, esto es, en el cuerpo de Florentino y en los cuerpos de sus asesores y compañeros de consejo directivo- he tratado de averiguar.

-Chafados, preñados de dudas –me han contestado.

Dudan, luego son inteligentes. La duda conduce al examen, y el examen, casi siempre, lleva a la verdad. ¿Cuál es la verdad de este Real Madrid enfermo, pálido como la princesita del cuento? Eso es lo que hay que averiguar. Pues seguir machacando lastimeramente en el clavo de lo mal que juega el Real Madrid a nada conduce. Que juega mal, es obvio, y obvio es también el hecho de que antes de enero del año en curso jugaba de rechupete.

-Contra este Real Madrid del binomio FP- Ancelotti va a ser difícil que pueda hacer algo el Barça del “desencantador” Luis Enrique –me confesó una gargantilla azulgrana.

Para que vean lo cabrón que es el fútbol. El “desencantador” Luis Enrique, encantando, y el encantador Ancelotti, desencantando.

Hoy es hoy. Mañana es mañana. Fútbol es fútbol.

Comprendo a Florentino

Sbado, 7 Marzo 2015

Pedro Sánchez, el otro día, en el San Mames de los leones (Congreso de los diputados), elevó la voz para que le oyera bien Rajoy: “ ¡Soy un hombre (léase político) limpio!”.

En el deporte hablamos mucho de “fair play”, lo cual que la expresión enoja mucho a mi amigo el académico:

-¡Juego limpio! ¡Hay que decir juego limpio! ¡Qué manía y qué grotesca moda de anglosajonizar el lenguaje más bello del mundo, el tuyo, el mío, el castellano!

Juego limpio, vale. El caso es que en el fútbol, ahora mismo, hay un juego limpio económico, un juego limpio político y un juego limpio deportivo.

¿Dónde se celebrará la final de la Copa del Rey? Hoy no se sabe, mañana no sé. Lo “deportivo” sería que todos, vascos, catalanes y madrileños, amándose los unos a los otros como así mismo, con amor limpio, señalasen con su índice el estadio Bernabéu.

-Yo quiero el Bernabéu – ha elegido ya el presidente del Barça- . El Bernabéu es cómodo, es grande, cabe mucha gente.

Opina igual el presidente del Athletic:

-El campo ideal para todos es el Bernabéu.

Económica y deportivamente, pues, los dos quieren el Bernabéu.

-¿Y qué opina Florentino? –he preguntado a gente de su entorno-. ¿Le apetece a Florentino la celebración del festejo de la final de la Copa en su estadio?

-No, en principio –ha sido la respuesta, que me razonan-. El Bernabéu es más que el estadio del Real Madrid, es el estadio de España, que para eso está en la capital de España. Al Bernabéu se va a jugar al fútbol, no a pitar el Himno de España l y a pitar al Rey. ¿Pueden garantizar el Barcelona y el Athletic el “fair play” (educación y conducta limpias) de sus seguidores?

Seguro que no. En Francia, como se sabe, se respetan los himnos y los símbolos. En España, desgraciadamente, no. No he olvidad todavía lo que en cierta ocasión, hace años, dijo un socialista notorio, del clan de Felipe González ( no es difícil de adivinar): “La bandera es un trapo”.

- ¿ No le pasó nada?

-En España, estas cosas tan “arcaicas y fascistas” se solucionan con el padrenuestro del vocablo antisistema. “¡Bah, gente antisistema!”, excusan y disculpan. No, no le pasó nada al señor del trapo. Como no pasa nada, a pesar de que lo exige la Constitución, a quienes suprimen,en algunas comunidades, la bandera de España de los edificios oficiales.

O sea, que yo comprendo a Florentino Pérez (otra cosa es que la apruebe). Comprendo que se niegue al “recochineo” (juego sucio, sucísimo políticamente) de los anticonstitucionales pitidos contra el Himno y el Rey.

Valle- Inclán, allá por el año treinta y tantos, escribió esto: “España es un trapicheo de intereses mezquinos, y un corral de bueyes”. (Título del libro “Inédito”). 

Espada de Damocles

Domingo, 25 Enero 2015

Si bueno es que el buque tenga dos anclas, bueno es que el ser humano tenga el ancla de la previsión y el ancla de la duda.

-Al Real Madrid, le va atizar también la FIFA, como al Barça, por no cumplir las normas sobre fichajes de jugadores jóvenes.

El español, como se sabe, es muy suyo, y una de las cosas muy suyas, entre otra, es pasarse las leyes por debajo del arco triunfal de la calle de Alcalá, mírala, mírala. Decía Aristóteles que las dos columnas de la democracia son la educación y el cumplimiento de las leyes.

-Pues en la democracia española, a la educación (se ha impuesto concluyentemente el irreverente tuteo; el usted ha pasado a peor vida, como la fiesta de los toros en Barcelona) y al respeto a las leyes se les hace menos caso cada día. Libertad en España, igual a hago lo que me da la gana, y si la libertad no es eso, me cisco en la libertad.

La espada de Damocles del Real Madrid es la FIFA. O sea: puede ocurrir que al Real Madrid le meta el paquete, como al Barcelona, de una o dos temporadas de inhabilitación para hacer fichajes.

-¡Jo!

De ahí por lo tanto los sorprendentes fichajes, a todo meter, de Odegaard (16 años), Marco Asensio (la estrella del Mallorca) y Lucas Silva.

-Hay que ser previsores, también en el fútbol, por si acaso, sobre todo si truena la FIFA.

Los tres, según los sabios, formidables. Odegaard, por lo que cuentan, puede ser el Messi del Real Madrid: ágil centelleante mental y físicamente. Yo no lo he visto, pero quienes se han recreado viéndolo, cuentan y no acaban.

-El mejor fichaje –dicen- del Real Madrid de los últimos años.

Zidane, entre otros, le augura al norueguito de 16 años un futuro de laurel y oro:

-Es ocurrente con el balón en los pies.

Como Messi, que toca el balón como canta Julio Iglesias.

-¿Y por qué Julio Iglesias, tan caduco, y no otro más al día de la actualidad.

-En gustos, y usted perdone, soy entre conservador y nostálgico. A partir de los sesenta años, que decía Oscar Wilde, se vive más en el pasado que en el presente, y en el futuro lo mejor es no pensar.

Inteligente, se dice, es el que explica magistralmente lo que hay que hacer para triunfar en la vida; listo, el que triunfa. Como en Florentino Pérez concurren asociadas inteligencia y listeza, ¿qué está haciendo FP? Prever el futuro. Se ve que piensa: “A mí la FIFA no me hace lo que le ha hecho al Barcelona”.

Si la medicina, hoy en día, es preventiva, el futbol también. Y si no el fútbol, sí inteligente y listo de FP.

Vivir para prever

Cuatrocientos millones

Jueves, 20 Noviembre 2014

Por muchas vueltas que le demos al sexo, al dinero y al poder, la conclusión, desde poco después de Adán y Eva, es el mismo:

-Son los ejes de la vida.

Nietzsche, a quien nadie sabe si le gustaba o no el deporte, lo decía de esta otra manera:

- Primero es la acción, luego la deliberación.

Esto es: primero es hacer gol, luego discutir su legalidad.

Florentino Pérez, haya leído o no a Nietzsche, es nietzscheano. O sea: hombre de acción.

El fútbol, cuando nació, era un pasatiempo entre lírico, romántico y físico:

-Yo sudo la camiseta- afirmaban candorosamente sus practicantes.

Sudaban la camiseta, al principio, cuando eran más o menos amateurs , para pasar luego defender sus colores.

-El fútbol es otra forma de hacer patria, y hacer patria es hacer política.

Esto lo tengo leído. Pero ignoro, hoy, culpa de la memoria, su autoría.

El otro día, un alto ejecutivo Microsoft, dijo:

-La industria del fútbol.

El fútbol es concepto polivalente desde hace tiempo. “Válvula de escape” (en el franquismo) , “negocio”, “espectáculo de masas”, “industria”, “distracción de parados e indignados”, “embajador”, “eslogan”, “teledivertimento”, “telefuente de ingresos” .

-¡Cuántas cosas!

-Y más. Un presidente del Barça, muy digno y solemne, y romántico, dijo no hace tanto años:

-Jamás macharemos la camiseta del club.

La manchó. Nunca hay que decir de esta agua no beberé o esta camiseta no mancharé cuando se trate del agua o de la mancha del dinero.

-El dinero –dijo un filósofo- no da la felicidad, el dinero es falaz, pero gracias a la falacia del dinero –agregó- puedo dedicarme a la filosofía.

Filósofo sincero. Yo creo antes en un filósofo, por pesado y feo que sea, que en un político por mucho que sonría, por guapo que sea y por mucho que prometa. Rara vez cumplen lo que prometen (profesor Tierno Galván).

Florentino quiere hacer del Bernabéu, tantas veces remodelado por los esteticistas de la arquitectura, el mejor estadio del mundo. El más moderno, el más cómodo, el más maravilloso, el más admirado y admirable de los siglos pasados y venideros.

-¿A qué sí, don Florentino?

-Claro que sí.

Florentino, en el tú a tú, es soso e incoloro.

-No tiene conversación. Bueno, sólo tiene un tema de conversación: el ladrillo y el Real Madrid: en esos temas es tan dilecto como magistral.

Así lo define uno de los ingenieros de su ACS.

¿Matrimoniará algún día el apellido Bernabéu con Cepsa o IPIC, que tanto monta? Estadio Bernabéu Cepsa. Pienso que sí. FP necesita los cuatrocientos millones de IPIC para conseguir la magia de hacer del estadio Bernabéu Cepsa la primera maravilla del mundo de los estadios.

FP sabe que el dinero sirve también para hacer grande a los hombres como él. Y él se ha empeñado en ser el presidente más maravilloso del mundo. Maravilloso él y maravilloso el estadio Bernabéu Cepsa.

El síndrome de FP

Lunes, 15 Septiembre 2014

Al estadio Bernabéu voy de vez en cuando con un amigo sabio en economía, finanzas y fútbol. Gracias a él sé un poco de economía y algo de fútbol. Amigo apócrifo:

-No pongas jamás mi nombre en tus escritos. Me fastidia verme y que me vean en los papeles.

Como madridista que es, el l-2 del Atlético le ha sentado como le sienta todos los día a Rajoy la tozudez ilegal de Artur Mas. Me dice:

-¿Sabes lo que opino? El síndrome del Real Madrid es Florentino Pérez.

Me aclara el síndrome:

-La sobredosis de fichajes caros. Se lo dije un día: escucha. Hay que saber escuchar. Don Santiago tenía la facultad de saber escuchar, y a veces sus decisiones tenían bastante parentesco con lo que escuchaba a sus asesores, consejeros o amigos.

Le interrumpo:

-Lo sé. Don Santiago no era arrogante, y eso que tú me estás contando me lo dijo a mí de esta otra forma: “Hago siempre lo que me da la gana, pero antes escucho”.

El Atlético de Madrid le ha ganado por primera vez dos veces consecutivas al Real Madrid nada menos que a sus 111 años de tan longeva vida. El Atlético ha enviado al Real Madrid al puesto decimosegundo de la tabla de clasificación.

-Detrás de Eíbar. Lo veo y no lo creo, es como ver eso que no existe, un ovni.

Vuelvo a mi amigo apócrifo:

-Tenía Florentino a Xabi Alonso y a Di María. Bien, vale: uno quería mucho dinero y el otro se ha ido por lo que se ha ido (algún día se contará). Y va y ficha a James como si fuese un Cristiano Ronaldo o un Messi, cuando sólo es, como aquel famoso desvanecido Canales (hoy en la Real Sociedad ), un chico sólo con futuro probable. Pero no contento con eso, va y ficha también a Chicharito.

Le aflora la veta mordaz, socarrona:

-¿Cómo ficha el Real Madrid a un jugador que se llama Chicharito? Chicharito, nombre de pajarito

La verdad es que alguna cachonda razón ya tiene. Echó a Del Bosque porque su “perfil” no era elegante ni moderno para el Real Madrid y, de la noche a la mañana, deprisa, deprisa, contrata al pajarito Chicharito. Ojalá triunfe: lo digo como lo siento.

¿Culpable tal vez del síndrome FP el que el Real Madrid esté ya, tras la tercera jornada de Liga, a seis puntos del Barça?

Como la otra pasión del fútbol, y no inútil, es la polémica, me temo que vamos a tener semana de controversia. De algo hay que discutir. Las unanimidades, ciertamente, aburren, así que viva la porfía dialéctica.