Blogs

Archivo de la categoría ‘Florentino’

Nuevo ciclo

Martes, 5 Julio 2016

¿Lo recuerdan los viejos y los jóvenes del Real Madrid FP? Claro que sí. El Real Madrid FP, esto es, Florentino Pérez, poderoso caballero del Real Madrid y poderoso ejecutivo de ACS, un día, insólitamente, se cargó a Del Bosque.

-Este Real Madrid FP, o sea este Real Madrid mío, necesita un entrenador menos antiguo, más chulo, más garboso –pensó, se dijo, rumió.

Fin del ciclo de Del Bosque, a pesar de que con él, el Real Madrid FP había ganado dos Ligas y dos Copas de Europa.

-Sorprendente FP: se cepilla a un conquistador de títulos.

Ciclo, palabra también en candelero en el juego de tronos o sillones de la política desde que Rajoy, para contrariedad de sus adversarios derrotados (PSOE, Podemos y Ciudadanos), ha ganado dos veces consecutivas la Liga de las Elecciones en los últimos seis meses.

-Rajoy, como Del Bosque.

Leo las cosas de los políticos con el gozo con que leía “La Codorniz” en mis años de pocos años y dulces años de adolescencia.

-¿A qué lo pasabas mejor que ahora?

-Por supuesto. Era joven y mi única obligación era aprobar, que no me suspendieran. Cuando esa obligación se pluraliza en obligaciones (trabajo, familia, estudios de los hijos, los hijos en sí…), empieza el ciclo de los dolores de cabeza.

-Diga usted que sí. No hay nada como la infancia y la adolescencia.

Veo la cara mal afeitada, fosca, de Miguel Gutiérrez (Ciudadanos) diciendo que “Rajoy no es la persona idónea para el nuevo ciclo” y me digo, digo en voz alta:

-Pues, hijo, tu cara no es cara, tampoco, para el nuevo ciclo. Prefiero la de Rajoy.

La “perra” del nuevo ciclo (por cierto: ¿en qué consiste el nuevo ciclo?) es noticia cotidiana en el fútbol y en la política.

-Florentino, de todos modos, no va a tirar mucho de cartera este año -me informan- . Está contento con los chicos del ciclo pasado. No obstante, como le gusta sorprender, algo hará para alegrar a sus socios. Está en ello

En ello está también el Barça, cuyo presidente no se conforma del todo el ciclo de títulos de la pasada temporada.

-Hay que superar el ciclo del doblete –comenta -. El ciclo con triplete es más gozoso..

Tiempo, pues, de ciclos. El interés en la Liga de fútbol está asegurado. Intuyo, para el nuevo ciclo que arrancará en agosto, una competición muy atractiva y emocionante. Pálpito. En cuanto al “nuevo ciclo” de la liga política, es de esperar que resulte también emocionante y atractiva para sus socios (ciudadanos) en punto, socialmente, a bienes plurales. Concordia.

Crucificar a Florentino Pérez

Domingo, 28 Febrero 2016

La culpa es del otro y el tú más que yo son expresiones muy celtíberas.

-Vosotros los españoles, como sois tan cristianos –ironizó en cierta ocasión un diplomático inglés-, rara vez veis la viga de vuestros errores y vuestras pasiones en vuestros ojos.

Ni discrepé, ni disentí. ¿Para qué? Sonreí. Y pensé: “Se le ha olvidado achacarnos que los celtíberos somos también olvidadizos.

El Real Madrid FP, contra pronóstico se la pegó contra el Atlético, y eso escuece. Ya lo creo que escuece. Perder con el fraternal y querido eterno rival de la propia ciudad en casa, fastidia, por celos, bastante más que perder contra un equipo de fuera de Madrid.

Como además somos apasionados –yo creo que sí-, cuando algo de alguien nos irrita, olvidamos en seguida las bondades de ese alguien.

-¿Qué bondades?

-Vamos a ver. Gracias a Rajoy, y en esto coinciden todos, blancos, morados, amarillos y rojos, a España no le ha pasado lo que a Grecia. Rajoy, sin embargo, hoy, es un maculado sin piedad por dos colosales debilidades: no apagó la chispa del independentismo catalán cuando solo era una chispa, y ahora a ver quién es el guapo que apaga ese incendio. Y no “segó” de un tajo la mala hierba de la corrupción. Rajoy, hoy, por lo tanto, no es el Rajoy que evitó el rescate (olvidado), sino el Rajoy que no fue bombero en el momento que había que ser lo y el Rajoy timorato y pasivo ante el otro monstruoso incendio, el de la corrupción.

-Pierde pues Rajoy por dos a uno. Evitó el rescate, uno a cero a su favor, y encajó los goles de Cataluña y la corrupción. Lo dicho: pierde por dos a uno.

Campoamor ha pasado a la historia más por su frase de de que todo es según el color con que se mire que por la belleza de su poesía.

Dimisión, Florentino, el Rajoy del Real Madrid. Florentino, con el discurrir de los años, que se dice, será recordado más por su legado de la ciudad deportiva de Valdebebas que por su suma de títulos como presidente del Real Madrid.

-Ya ves. Crece el número de ciudadanos de urna y papeleta que reniega de Rajoy y crece la cifra de madridistas que descree de Florentino -me observa un madridista de abolengo nada más empezar el concierto de “dimisión Florentino”, ayer, en el Bernabéu.

-¿Es culpa de Florentino, acaso, que el Real Madrid no sea mejor que el Barça y el Atlético, o es culpa del Atlético y el Barça que el Real Madrid sea peor?

El fútbol es como la política: olvidadizo. Y poco o nada agradecido. Política, fútbol, vida: cuenta siempre el presente, el ahora. Y el ahora del Real Madrid FP es que ha perdido la Copa del Rey, está perdiendo la Liga y se duda de sus posibilidades en la Champions. Desde hace más de dos mil años, desde la crucifixión de Jesucristo, la humanidad se divierte una docena de huevos crucificando y olvidando. Hemos cambiado poco.

-FP, de todos modos, poco o mucho, es también culpable.

Como “monarca” ejecutivo, sí. El Real Madrid, orgánicamente, es FP.

-El Real Madrid es el “absolutismo” de Florentino –corroboran en voz baja, entre los íntimos, miembros de su junta directiva, de un tiempo a esta parte

Dejémoslo aquí. El madridismo, hoy, está más que cabreado. Cabreado nada menos que en color rojiblanco.