Blogs

Archivo de la categoría ‘iniesta’

¿Mis armas? La moral

Lunes, 17 Marzo 2014

El fútbol es como el tiempo. El fútbol, como el tiempo, cambia de un día para otro.

-Mañana -informan los pitonisos de la meteorología- sol en toda España.

Miau. Llueve, poco pero llueve. El tiempo es irrespetuoso. Como el fútbol. El Barça, antes del 7-0 a los navarricos, era un equipo feble.

-A este Barça en horas bajas al fin, le vamos a dar un meneo hat trick marca Cristiano Ronaldo en el Bernabéu …

Eso era lo que se pensaba. Lo que pensaban los madridistas. ¿Qué piensan hoy?

-Que Iniesta está de león de la Metro y que Messi ha vuelto a sacar sus garras de león de la Metro de Iniesta.

Iniesta, ciertamente, está de cine otra vez. Ágil de mente y de piernas. Y creativo. “El otro Nadal. Oído no recuerdo dónde. Es verdad: Iniesta gusta a todos, enamora, como Nadal, por su cercanía y humildad.

-Soy madridista. Viciosa y gozosamente madridista – me euforiza un amigo-, pero el forofismo no me ciega hasta el límite de no desearle lo mejor de los mejor a Iniesta como futbolista siempre y por siempre con la única salvedad del próximo domingo.

Iniesta es una de las turbinas del Barça. Hace goles y los prefabrica. Y está otra vez épico. Casi como Messi.

-Vuelvo a ser el que debo ser, el que quiero ser siempre- leo que declara Messi en Barcelona.

Messi e Iniesta. Y Pedro: he aquí la única incógnita de Martino, al parecer. Martino cree saber ya, hoy, cómo debe y con quienes debe jugar en el Bernabéu. Su única duda, Neymar. Martino es hombre prudente, tiene eso que ha dado en llamarse “la inteligencia de la prudencia”.

-Si dijese siempre lo que pienso –soltó en una rueda de Prensa- , no sería inteligente.

Neymar quiere jugar en el Bernabéu. El problema de Neymar es que hace malabarismos con las neuronas y con los pies pero con cuentagotas. Pugna poco. Huye de “los contactos físicos”. Aparece y desaparece, como el sol en días de muchas y veloces nubes blancas. Pedro, en cambio, “está” en el partido los noventa minutos.

-Claro que me dolería no jugar en el Bernabéu, pero soy disciplinado – reconoce limpiamente.

En fin, que los dos, Real Madrid y Barça, están en “plena forma” de moral.

-¿Mis armas?…La moral. Más alta que nunca.

Aplicable esta frase de Camacho a los dos titanes del fútbol español. La moral, digámoslo también, tiene por objeto la felicidad, según el filósofo.

 

Iniesta y Neymar

Lunes, 17 Junio 2013

El fútbol, como todo lo humano, es también psicología. Dijo alguien:
-Si la política fuese menos política (manipulación, amiguismo, dogmatismo ultra, no querer ver el error en el ojo propio) y más psicología, la política sería más atractiva.
 La Copa Confederaciónes, dicho sea ya antes de proseguir, no es sino otro negocio de la FIFA. El fútbol cada vez es más negocio, vaya, más telenegocio.
¿Por qué digo esto? Las ligas, todas, son largas y exigentes, y los torneos europeos -por ceñirme sólo al continente europeo-, también. El futbolista, como usted y como yo, es una estructura de huesos, alma y mente.
El fútbol machaca física y psicológicamente (la presión de los medios, la tensión de ganar y no perder…) ¿Qué descanso sosegado van a tener los jugadores de las selecciones participantes en la Copa Confederaciones?
Hablemos de Neymar e Iniesta.
-Ser futbolista -me dijo una vez Iniesta- no es sólo salir al césped y darle patadas al balón, ser futbolista es oír los gritos desabridos del público, leer lo que se escribe de nosotros en las redes y disgustarte con las crítica en ocasiones  excesivamente severas. El fútbol -concluyó- mortifica.
El fútbol, ¿lo ven?, es balón y es también psicología.
Iniesta ha vuelto a ser figura y genio contra Uruguay. La cabeza de Iniesta es creativa, y la creatividad es el triunfo del talento. Neymar e Iniesta. El exotismo con destellos de genialidad, o sea Neymar, y el talento creativo y pugnaz, sin eclipses, o sea Iniesta. Neymar es el astro sol.

Iniesta un sol de jugador. Es curiosa la psicología del fútbol. O el fútbol como fenómeno psicológico. De Neymar -atención a este matiz- hablan todos maravillas. Pero en la selección de su país llevaba siete u ocho partidos -no llevo la cuenta exacta de estas cosas- sin hacer gol. Y de él, casi todos los “solones” del fútbol, dicen que el Barcelona le vendrá bien para “madurar” y “cuajar en gran futbolista”. “El otro “O Rei”, leo hoy, en referencia a Pelé, “O Rei” por antonomasia.

¿Cómo puede ser “O Rei II” o el “astro sol” si “no está maduro, si todavía está madurando”. Fútbol es fútbol, de nuevo la frase de Boskov para explicar lo inexplicable o lo dificil de explicar. ¿Mejor Neymar que Iniesta? Iniesta hace equipo, crea, fortifica el ánimo de sus compañeros, no es exótico. Es pura y neta sencillez.
-Ése es su pecado.
-Exacto.
Sin Iniesta, ni Del Bosque sería el formidable seleccionador que es, ni la Selección -quizá- sería la que es. El fútbol, repito, es también psicología. La psicología de crear monstruos, de desmesurar el valor de las cosas, de preferir el color del exotismo.