Blogs

Archivo de la categoría ‘Isco’

Ser rico

Lunes, 20 Abril 2015

Rico, que dice el proverbio, no es el que más tiene, sino el que menos necesita. El ser muy rico, contra lo que pueda pensarse, a veces genera insoportables quebraderos de cabeza.

-E insomnio.

El Real Madrid es un club muy rico, con millones de seguidores en los cinco continentes. Allí donde usted vaya como turista, usted encontrará gente empedernidamente devota del Real Madrid. El Real Madrid, por rico y porque como rico puede, goza también de una plantilla de jugadores rica en talento.

-Mi problema, a veces, es elegir: quitar para poner y poner a quien quisiera quitar.

Se le ha escuchado en tímido susurro en alguna ocasión a Ancelotti. Ahora mismo, uno de sus debates consigo mismo en noche de insomnio es cómo despejar la duda de alinear juntos a Isco y a James sin perjudicar a Bale.

-A Isco – masculla cerebralmente Ancelotti- le gusta lucir su fútbol bonito, que embelesa a la clientela del Bernabéu

-¿Y a quién no, Ancelotti, a quién no con buen gusto, Ancelotti?

Ancelotti, sin embargo, pertenece a la escuela de Luis Aragonés: la escuela de ganar, ganar y ganar, que es la escuela de quienes saben que si , como entrenador no se gana, por muy exquisitamente esteta que se sea, hay que dedicarse a otro oficio.

-A mí me ha arruinado la vida mi sentido artístico del fútbol –me comentaba recientemente un buen entrenador en paro.

James es también de la escuela del gol. El fútbol es gol. Y a James se le da el gol. Lo lleva en sus genes. James es de los que practica el fútbol de dos más dos, igual a cuatro, o sea a gol. Para James, el regate es un medio, no un fin. No le gusta “adornarse”, si bien a veces se adorna muy bien, pero sólo como medio o camino para alcanzar el fin del gol.

-Cada vez que hago gol, no sé, siento dentro de mí un placer muy dulce, un placer que sólo siento cuando hago gol - confiesa.

Isco es futbolista más bien barroco. Le puede el barroquismo del adorno. Negarle ese talento sería necedad.

-¡Ole, Olé y Olé! – han celebrado así, con exclamación torera, en el Bernabéu seducidos sus requiebro con el balón en los pies .

Queda Chicharito. Otra pena su desaprovechamiento. A mí me gusta Chicharito. Vive el fútbol, siente el fútbol y sabe fabricar fútbol. Y todo eso lo ejecuta con oficio e inteligencia.

-O sea: el problema del Real Madrid es que es un club rico, con jugadores excepcionales.

Y de de ahí el martirio de alguno de ellos y de Ancelotti. Ser rico, como ven, es problema a veces, también.