Blogs

Archivo de la categoría ‘Liga de Campeones’

A un minuto y medio del final

Domingo, 25 Mayo 2014

Ser o no ser. Ser el campeón de Europa a un minuto y medio del final del partido y no ser el campeón de Europa a un minuto y medio del final del partido: el Atlético de Madrid.

-Cruel. El fútbol a veces es cruel.

Es coherente que Enrique Cerezo y la masa del Atlético piense así.

La crueldad es el antiderecho. Existe. También el fútbol tiene dos caras: la de la gloria y la de la crueldad.

Sergio Ramos es la gloria. Glorioso, oportuno y prodigioso su cabezazo.

-Sostenía Pablo Hernández Coronado –me recuerda un “viejo” del lugar, que se dice- que a él le gustaba que el Real Madrid ganase en el último minuto de penalti injusto.

Eso, casi, ha pasado esta vez. Sergio Ramos está ya, para siempre, en las páginas de oro y diamantes del Real Madrid.

-Parece un jugador de Simeone. Fe, garra, pura raza.

Lo parecía. A don Santiago le gustaban los jugadores como Sergio Ramos: alérgicos al desánimo. Gladiadores hasta la extenuación

El Atlético, ciertamente, hasta un minuto y medio antes del final sumó – por táctica, espíritu grupal y poder físico- más méritos que el Real Madrid. Le falló, sin embargo, el fuelle físico en la prórroga. El Atlético es la fe, de igual modo que el Real Madrid era en este partido- era la ilusión de la Décima. La fe no fue vencida exactamente por la ilusión. Otra efe, la efe de fatiga, es la que “goleó –cruelmente- al Atlético.

-¿Es usted del Atlético, acaso?

Reflexiono sobre lo que vi. El 4-l es cruel, lo que no impide, como es natural, que haya quien no lo vea así. El Atlético ha sido, esta temporada, el equipo que ha animado el cotarro del duopolio de la Liga, cacareándole al Barça y al Real Madrid.

-¿Miento acaso?

El Real Madrid sufrió. Supo sufrir. Y, agrisados en esta ocasión CR7 y Bale, tuvo sin embargo en Sergio Ramos al arcángel de la Décima.

¿Qué pretendo comprendiendo dolor por el Atlético? Que el fútbol es como es a veces: o injustamente cruel o arcangélicamente glorioso. Y consolar, pues se lo merece, al equipo sorpresa de la temporada 2013-14.

Ácido sulfúrico

Viernes, 23 Noviembre 2012

Mediáticamente hablando,y escribiendo, el símbolo químico de  Mourinho es H2SO4 (ácido sulfúrico).

-Mira - me sacude las telarañas de lo ojos un amigo-, Mourinho es muy listo. Mourinho, desde siempre, sabe que el fútbol es balón y prensa. Con el balón,se teje juego,se hacen goles y se divierte la gente. Como decía don Santiago, el fútbol es juego de distracción para los domingos y  palestra de discusión para el resto de la semana.

Acabado el partido con el City, Mourinho, siempre pendenciero, sarcástico y custodio de su “imagen mediática”, dijo “que si no meto al equipo en octavos (de la Champions), la prensa no me deja volver a España”.

-Mou, a los chicos de la prensa, os ve como un toro (siempre la metáfora del toro y de la piel de toro,o sea España) -me sigue aleccionando el mismo amigo-  y de ahí que se lo pase con vosotros de fiesta nacional y banderillas. “Os voy a clavar este par”, se dice. Y lo hace. Y lo hace con ingenio ácido, porque la prensa, a él, le sulfura,o él, con toda la intención del mundo, se sulfura con gozo interior ante ella -más bien esto- para que su imagen mediática no decaiga.

Yo creo que a Mou lo que le gusta del fútbol es porfiar,litigar con la prensa. El balón,a lo mejor,le aburre;bueno,eso,por exagerado,es inexacto;el balón para él tal vez sea sólo la coartada para ganar muchísimo dinero y “jugar”con la prensa,que es la que realmente le excita.

De no haberse clasificado para los octavos de final -de segundón del grupo, que no de líder como el Barcelona y el Malaga en sus grupos-, hubiera regresado a España. Claro que sí. Pero en tal caso su “ácido sulfúrico”, como atroz disolvente de su personalidad, habría sido Florentino Pérez, su mecenas, su mentor, su chequera.

-Yo le dije a usted -le recordaría FP- que el inexcusable” objetivo  de superavit” del Real Madrid de este año era la Décima.Usted,señor Mou,es un petardo,por muy mediático que usted sea.

De todos modos,Mourinho,como el extinto  Helenio Herrera (sólo que éste en simpático),es un señor muy, muy, muy listo. Porque con él, el fútbol Real Madrid no es esplendoroso; en el Real Madrid de Mourinho,los esplendorosos son sus individualidades goleadoras, afortunadamente para él, para FP y para el madridismo.

Ya dijo quien lo dijera que inteligente es el que explica lo que hay que hacer para llegar a ser  millonario; listo, el que se hace millonario.

¿Qué hará Florentino con Mourinho?

Martes, 24 Enero 2012


       La verdad es que Florentino Pérez no tiene suerte. O no la tiene Mourinho. O tal vez sucede  que el  binomio  FP-Mou  ha tenido la mala suerte de coincidir con el mejor Barcelona de la  historia azulgrana. ¿Existe,no existe la suerte ? Lo cual que Pío Baroja,harto de las  divagaciones  de Ortega y Gasset sobre  la existencia o no existencia de Dios, exclamó: “A ver si ese señor nos dice de una vez si Dios existe o no existe”.

        El caso es que el Real Madrid de Mourinho ha vuelto a perder en el estadio Bernabéu, a reventar de gente, con el Barcelona.Y eso,desde ayer, tiene reventado  el ánimo de Florentino Pérez:

-¿Mucho?

-Muchísimo.

        Mourinho ,cuando ve al Barcelona,se encoge,se siente ratón. “Ya está así ese puto gato de Guardiola”, debe de pensar. El Barça, cierto, juega divinamente al fútbol. Máxime contra el Real Madrid. Y Mourinho, que no es es técnico de efervescencias ofensivas, nunca lo ha sido,ante el Barça se arruga una y otra vez como belénica ovejita perseguida por lobo .Y eso le duele,y fuerte, al madridismo y muy singularmente a FP. Lógico.

-El público del Bernabéu es exigente y elitista - dijo de él, en cierta ocasión, Capello -.

        Lo es. El madridismo “sabe” perder y ganar. Lo que le revienta al madridismo es perder con la innobleza del acollonamiento. Mourinho, en el Bernabéu,en su casa,en la casa del exigente madridismo, nada menos, opuso al  Barça una insólita  alineación de madriguera. “A ver si no pierdo,a ver si suena la flauta de mis cañoneros”, se ve que se dijo. Y no es eso. El Real Madrid es un vestuario de  jugadores de oro y diamantes, pero Mourinho, para “intentar no perder”, los vistió de nuevo con el trapito de una  táctica  timorata, medrosa,

-¡Mira,mira el guiño de Florentino! -me alertó, tras empatar Puyol, un convecino.

        El clásico tic de disgusto que, incontrolado e irreprimible, le sube del subconsciente  a la cara.

        Luego está lo del Pepe. La imagen de su alevoso pisotón a la mano de Messi ha dado la vuelta al globo, lamentablemente. Si Pepe no es sancionado de oficio por el Comité de Competición, el Comité de Competición incurrirá en delito estético y ético contra el fútbol, mayormente.

        En fin. La pregunta está ya en la calle. Si no gana la Copa, si no gana la Liga, ¿qué hará Florentino con Mourinho, o qué hará Mourinho consigo mismo,con su mala suerte en el Real Madrid?

Real Madrid- Barça, final de la champions 2012

Viernes, 4 Noviembre 2011

No hay en Europa,esto es,en la Champions, equipos tan granados y robustos como el Barcelona y el Real Madrid.Si Europa,en lo económico,como escribí aquí el otro días,es el binario Merkel/Sarkozy y amén,en fútbol el binario europeo lo conforman dos equipos españoles,el Barça de Guardiola y el Real Mourinho FP. Echen,si lo dudan, un vistazo a los grupos de la Champions de esta temporada: los soberanizan cesáreamente en goles a favor y menos goles en contra, o ninguno en contra (Real Madrid), ellos. Lo corrobora la arirtmética y lo reconocen cortesmente los Merkel y Sarkozy del fútbol continental.

(more…)

Barça Red Bull

Mircoles, 13 Abril 2011

Ya está ahí, tan cerquita, rico panal de emociones, el sábado. El Real Madrid-Barça destila  muchas lecturas. Guardiola no está nervioso. “Sólo preocupado”, matiza. Guardiola no es, como Mourinho, de los que primero tira y luego apunta. Lo suyo,  por cerebro frío, es apuntar, meditar, no provocar. El sábado, el Barça, en el Bernabéu, puede perder. Y el sábado, el Real Madrid, en su estadio, puede no ganar. Veamos el “cuadro más o menos solanesco”  del sábado desde el lado blanco:

a) El “Red Bull” de Florentino es, sin discusión, el Barça, ese toro azulgrana recio y alergico a hincar  la rodilla ante el mejor equipo del mundo del siglo XX que, además, cuenta con el “Red Bull” Messi, que nadie como  él, que dice Lucesco que es el “tsunami” del fútbol. Florentino, el monetarista FP, necesita una victoria sobre el Barça. Imperiosamente. Los “seres superiores” son así. Sufren,sí. Y mucho. “Esta vez hay que ganar al Barça, al margen de que la Liga esté ya inclinada de su lado”. Es lo que le reconcome por dentro: la honra, la honra

b) Guardiola, cauto como el zorro, inteligencia elegante y zorra, elogia al Real Madrid por sus virtudes. Cuando se es “un equipo superior” y se tiene virtualmente  ganada  la Liga, la elegancia cauta y zorra es  la farisea diplomacia. Guardiola, el sábado, sufrirá, claro es, pero si pierde no se rasgará nada y, como hoy dice, felicitará a su vencedor con efusiva  sonrisa de paz y campeón.

c) “Quince días mágicos, opinabas el otro día Fernández Tapias en referencia a los cuatro enenfrentamientos entre el “Red Bull” de Guardiola  y el “white bull” de Mourinho. Los van a ser. Mou, lo digo una vez más, es el que más se juega en esos días mágicos. “Perder cuatro partidos en quince días con el Barça, ¡no.no y no!:  absolutamente indigerible”. Sí: eso le angustia  patológicamente  a Florentino, a quien también, de una u otra manera, le pasaría factura empacho tan indigesto. “En política y en fútbol, si hay algo que no se perdona es que se defraude una y otra vez” (Arenas).

Fijénse, pues, si son o no son mágicos los quince días que nos esperan. Mágicos y con cola, a lo mejor, de plurales consecuencias.

Final abortada

Sbado, 19 Marzo 2011

El sorteo para los cuartos de final de la Champions ha fusionado al Real Madrid con el Tottenham. Y al Barcelona con el “adolescente” (en Europa) Shakhtar.

-Este año, la Champions debe de ser para un equipo español.
Eso opinan, en España, muchos. Pero, ¿qué piensan los técnicos de los otros séis equipos que viven el gozoso entusiasmo de haber llegado a la sala de la antesala de la final?
Como es natural, el fútbol es un juego de ilusión y de fe. Valora Harry Redknapp, entrenador del Tottenham, el poder histórico del Real Madrid y que éste, con Mourinho, es todavía más poder. Mourinho, hay que decirlo ya, incuestionada su capacidad técnica, es admirado también porque “con él el Real Madrid jamás estará enfermo de la moral”, leo. Redknapp no ignora por lo tanto el acollonador poder del Real Madrid, pero “mi equipo -sostiene- tiene el poder de la fe, y yo comparto con mi equipo esa fe”.
Salvo sorpresa, que también el fútbol es juego de sustos y chascos, el Real Madrid es favorito para pasar a las semifinales y aquí , igualmente salvo sorpresa, se las verá con “el manita” azulgrana.
-Radiactiva semifinal, si sale.
Verdad. Pero da mucha pena, creo, que lo que podría haber sido una final sorprendentemente épica la haya abortado el sorteo puro. Aborto, palabra hórrísona. Aborto es siempre vocablo sinónimo de frustración, de malogramiento, no sólo biológicamente.
-Discrepo, oiga.
-Está usted en su derecho. Uno es un incorregible liberal de tomo y lomo, y uno no ignora que uno, como humano, yerra como cualquier quisque y los más renombrados árbitros.
El Barça, de todos modos, por lo que llevo espigado aquí y allá, es el equipo más loado y no exactamente por razones de simpatía o de antipatía, sino por el color, el sabor y el olor de su estética, que “halaga los sentidos” (Javier Clemente).
-El Barça -me decía el otro día un querido político amante del Real Madrid- es la evolución de la cantera: una lección de dirección gerencial y de ahorro. El Real Madrid, en cambio, es la “revolución” del dinero”.
-¿Quién dice eso?
-Apócrifo. Es político de “alta gama o alto copete”, que tanto monta”, y le prometí escribir su observación “preservando la intimidad” de su nombre. Los políticos, por la cosa del voto, tienen que vadear, a veces, los meandros de los sentimientos.

Demasiado fútbol

Mircoles, 21 Octubre 2009

¿Demasiado fútbol? El Barça, ayer, fue puesto K.O. en su casa, y ante su masa social, por un peso mosca, el Rubin Kazan.
-Que ni siquiera tiene nombre de club de fútbol.
Kazan,Tarzán. O sea: el Kazan, un Tarzán del fútbol, que no de los monos. Una realidad.
Perder contra un inferior es como cuando el pez pequeño se come al grande, lo que ocurre en el mar, en la tierra y en el césped -¡Oh,no!.
-¡Oh,sí!
Vi el partido.Y el Barça tiene “arena” en los engranajes. Chirría. Al menos ayer, no sé mañana. Lento. Antiefervescente. Flojo de piernas. Nublado.
Guardiola, que no se esperaba tal papirotazo, en la rueda de Prensa tenía fosca la mirada.
-¡Estoy triste” -confesaba sin palabras.
A Guardiola, orgulloso -en su oficio, cualidad preciosa- , no le gusta perder. “De las derrotas rara vez se aprende -suele repetir-. Las derrotas amustian”.
La realidad aritmética, a día de hoy, es ésta: el Barça ya no se puede echar ni siquiera una siesta de veinte minuitos (la que recomiendan los médicos;ni un minuto más ni un minuto menos). Europa no es la Liga; y en Europa, en la Champions, al equipo o camarón que se duerme, se lo lleva la corriente. Los equipos como el Kazan, en la Champions, son tiburones.
-Yo soy muy español, nada como España para mí, pero Europa es como la selección de fútbol: te enardece, te sublima.
Comparto con este sentimiento del gran Amancio Amaro. París es París, que se dice, y la Champions es el París del fútbol ¿Demasiado fútbol? También esto. Caviar tres o cuatro veces a la semana, cansa, fatiga, aburre y atrofia el gusto. El fútbol, en España, dicho sea al paso, es lo único que al parecer no está en crisis (llena los estadios). Pero a los futbolistas (viajes, presión ambiental, hoteles…) les mengua o deteriora todo: el físico (fijense en la cantidad de lesiones que hay) y la voluntad belicosa. A lo mejor estoy equivocado.

A Hiddink no le gusta gustar, sino ganar

Jueves, 16 Abril 2009

Tres mosqueteros ingleses, Chelsea, Manchester United y Arsenal, o sea Athos, Porthos y Aramis, y uno español, el Barça, o sea D’Artagnan, en las semifinales de la Champions League.

“D’Artagnan” Barça, tejiendo fútbol-arte , es el mejor, de igual manera que D’Artagnan, en “Los Tres mosqueteros”, era el espadachin con más gracia, elegancia y talento. “A los adversarios no se les teme,se les gana”, decía en la novela de Dumas, siempre jovial y eufórico, el formidable D’Artagnan.

A nadie se le escapa que el Chelsea-Barça va a ser una semifinal de floretes -el Barça- y sablazos -el Chelsea.

-¿Y quién es hoy, ahora mismo, en las apuestas, a veces fiables, la mayoría de las veces infiables, el favorito?.

-El Barça, pero por sólo uno o dos tocados.

Guardiola, contra Guus Hiddink. El novicio Guardiola, contra el “mago” y el “brujo” y el “trotamundos” holandés, tan errante precisamente por holandés. Como futbolista, Hiddink fue mediocre y soso, pese a su buen aspecto físico, como una naranja palestina. Mucha fachada y ninguna chicha ni limoná:no ganó ningún título.

-Pues como entrenador…

-No, no me corte. Sig

Como entrenador es un señor apátrida, casi, o un ciudadano del mundo, si así queda mejor: Eindhoven, Fenerbahaçe, Valencia, Real Madrid, Betis, selecciones de su país, Corea del Sur y Australia, y en la actualidad, al alimón, que el pluriempleo se le da como a ZP regatear verdades, Chelsea y selección de Rusia.

-¡Qué tío!

Ya lo creo. Además habla séis idiomas, y entiende otros tres, según él.

-¡Pero qué tío!.

El Chelsea, con Hiddink, se siente “capaz de todo”. Hiddink, si hay que hacer caso a sus jugadores, tiene el poder de excitar el orgullo y el amor propio hasta hioncharlos como globos inmensos. “Con él, todos tenemos cara de león”, presumen sus jugadores. ¿Exageran? Vamos a creerles. Hiddink, además, no es un esteta del fútbol. Lo repite” A mí no me gusta gustar, me gusta ganar”.

¿Podrá el fino y filigranero DÀrtagnan con con el aleonado “Athos” Chelsea?.

Abel, le ha fallado al Atlético

Jueves, 12 Marzo 2009

Todo lo que se le ocurre a Abel es que hubo un penalti clarísimo a Simao. Qué cerebro tan esclarecido y analítico el de Abel para llegar a conclusión tan neuronalmente socrática.

En el Real Madrid, hace muchos años,hubo un cerebro de verdad, el de un señor que en vida se llamó Pablo Hernández Coronado, y a quien en cierta ocasión le oí:

-El entrenador es él y sus jugadores,y los jugadores son ellos y la circunstancia de un entrenadorno siempre apto. En el fútbol fallan más los entrenadores que los jugadores.
Pablo Hernández Coronado tenía una inteligencia divertidamente cínica (también esto). En cierta ocasión escribió que cuando el periodista hable mal del árbitro hay que desconfíar del periodista, y cuando el periodista hable bien del átrbitro, hay que desconfíar del árbitro.
Abel tal vez sea un buen entrenador. Digo tal vez. No lo descalifico. Lejos de mí juzgarle con radicalidad. Lo que sí sé es que Agüero se ha quejado de que estaba solo. Lo estaba. “Estando tan solo arriba es imposible”. ¿Por qué no alineó desde el principio a Forlán? Su argumento exculpatorio carece de lógica.”Cargado de partidos”.¡El Oporto era el partido! ¡En Oporto había que exprimir a los exprimidos. Había que alinear a los enfermos. Y hasta a los cojos.

Di Stefano, qué es el vademecum del sentido común del fútbol, en un partido clave -estaba algo lesionado-,al comprobar que el entrenador lo excluía,exclamó: “Yo tendgo el “deber” de jugar este partido!”. Y jugó. Y lo hizo de cine.
El otro día, en el Vicente Calderón, un espectador gritó que usted era más malo que “Caín” Aguirre. Explosión de ira. Pero la ira, a veces, no se olvide, la genera el sentido común. La lógica. Se lo digo como lo siento: usted, señor Abel, le ha fallado al Atlético en Oporto.Usted es todavía un entrenador recental,no apto,sin experiencia.

Genio, arte y olé

Lunes, 23 Febrero 2009

Albert Einstein dijo una vez que la política es más dificil que las matemáticas. ¿Hay algo más dificil que la política y las matemátiocas? El fútbol.
-El día en que el fútbol sea un juego de cálculo previsible,perderá todo su enigma. El enigma del fútbol es su imprevisibilidad. Ahí está el Español, el colista, derrotando al musculoso Barça, el líder. Como la política,también el fútbol es el arte de lo posible.
Alfonso Escámez, madridista de siempre y “Oscar” de la Banca -jubilado ahora-, cada vez que habla me calla. Le atrae la jornada de la Champions de esta semana. A él y a todos. Penélope Cruz ha validado su condición de gran favorita oscarizandose, y el Barça y el Real Madrid son favoritos, sobre todo el Barça, al Oscar de la Champions de este año.
Hay dudas,sin embargo.

El Barça es el mejor. Lo es también para Ferguson. El Sir del Manchester United,como se sabe, no simpatiza con el Real Madrid. El Barça, en efecto,teje el fútbol más elegante y dulce de Europa, luego del mundo. “Admirables su armonía,su manera de presiona, su cadencia”, destaca Ferguson. Pero el Barça tiene una moral rasgable,frágil.José Luis Núñez,cuando presidía el club blaugrana, lo susurró más de una vez:”Si tuviesemos moralmente la solidez de nuestro gran rival…”. El gran rival, obvio, no es otro que el Real Madrid.¿Acusará su moral la herida del 1-2 del Español contra el Lyón?. La moral es también enigmática, y suele decirse que quien más sabe es el que , paradójicamente,más duda..Guardiola lo sabe y por eso, acabado el partido con el Español, arengó a sus jugadores: “Sois, seguís siendo ,los líderes”.
El Lyón,en teoría,es inferior, y su entrenador Clau de Puel, lo proclama con habilidad deiplomática:”Ganar esta eliminatoria al Barça es muy dificil, pero…”.El pero. La enigmática impresivilidad. El arte de lo posible. Si ha podido el Español, ¿por qué no vamos a poder nosotros”, debe de pensar. Seguro que lo piensa.
En cuanto al Real Madrid,”está como un toro”. Embiste, piensa y gana. Decía Antonio Machado,a quien se recuerda estos días con motivo del setenta anioversario de su muerte,que “en España,de cada diez cabezas,nueve embisten y una piensa”. El Real Madrid, como digo, embiste y piensa. Juande Ramos y Rafa Benitez, que también saben embestir y pensar, creo que nos van a “brindar” mañana un partido de genió, arte y olé en el “ruedo” de la Champions. El Liverpool,en cuanto a carácter,no se olvide,es como el Real Madrid.