Blogs

Archivo de la categoría ‘Luis Suárez’

Conciencia

Domingo, 21 Febrero 2016

El Barça es un crisol de amor, talento y sentido común. Amor: de los jugadores entre los jugadores y de los jugadores al Barça, cuyo escudo (símbolo) lucen y empapan de sudor.

-Jamás me había sentido tan a gusto y dichoso en un equipo. Aquí –en el Barça- todo es alegría –dijo recientemente Neymar.

Talento: como futbolistas, ejecutan muy bien con las piernas lo que piensan.

-Son imprevisibles: de ahí que cuanto se prevea para anularlos sea tan difícil de conseguir.

Otra verdad.

Valdano, que entiende y piensa el fútbol, pondera el amor, el talento y el sentido común del Barça:

-También esta temporada vuelve a estar cerca del triplete..

En el fútbol, a lo sumo, hay errores o mala suerte. En la política, no. El crisol de la política a día de hoy es el desamor, es la Moncloa (símbolo del máximo poder) y la desunión.

-¡Qué pena que sea así!

-Es que es así.

Desamor: no hay manera de que los políticos se quieran entre sí como entre sí se quieren los jugadores del Barça. Cada uno va a lo suyo, y a España, que le den.

-¡Hombre!

-Es que es así también.

Ahora, mofarse de Padrenuestro o de la Religión o de la fiesta de los Reyes Magos, no es falta de respeto, no es ni delito.

-¿Qué es?

-Libertad de expresión

Vuelvo al deporte. El TAD (Tribunal Administrativo del Deporte), compuesto por “siete hombres justos”, ha pospuesto la apertura de expediente a Ángel María Villar. ¿Qué es lo que realmente quiere Miguel Cardenal? Qué se castigue a Villar por “agravio comparativo” o “menosprecio del principio de igualdad”. Quiere inhabilitarlo. Echarlo. Lo que ha demostrado el TAD al demorar su “resolución” es que tiene “conciencia”. La conciencia es el espíritu de la Ley, con mayúscula.

-¿Defiendes a Villar?

-Sí y no. Si realmente ha incurrido en “delito grave”, que lo dudo, que lo inhabiliten. Lo chocante, la paradoja, al comparar fútbol y política, es que en política el delito o la falta grave (pitar el Himno, pitar al Rey, mofarse de los valores o de la tradición) ) es libertad de expresión: ni es delito ni es falta. En el mundo del fútbol, en cambio, el “agravio comparativo” es delito, ¡nada menos!, que de inhabilitación.

Compañeros del alma

Lunes, 30 Noviembre 2015

Talento y amistad. Se nota, se ve, lo proclaman con gozo y alegría ellos:

-¿Qué hay entre nosotros? Amistad.

Así ha contestado Neymar a la pregunta de un periodista.

Tres egos, tres jugadorazos, tres talentos: Messi, Suárez y Neymar. El talento sin amistad, ciertamente, es un fracaso. Y hasta amargura.

-No lo dude.

Neymar quiere seguir en el Barça. Lo manifestó ayer:

-Nunca me he sentido tan feliz.

La rumorología, ese bichito, susurra que Neymar es ahora mismo, por edad y talento, el jugador más codiciado del mundo.

-Llegará más lejos que yo, conseguirá más cosas que yo – le auguró recientemente Pelé.

Ha salido también en los periódicos que algunas marcas y olé, las más olé en dinero y notoriedad, van a convertirlo en su icono.

-¿El dinero? – comentó sonriendo Neymar a poco de empezar a triunfar gloriosamente en el Barça- . Claro que es importante; pero, bueno, lo importante para mí ahora no es eso, es hacer bien mi trabajo. Gustar.

Sonríe siempre Neymar. Cuando golea y también cuando los goleadores son sus “compañeros del alma”.

Yo no recuerdo un tridente tan fraternalmente unido como el que componen Beymar, Suárez y Messi.

-Si los políticos, entre ellos, fuesen tan fraternalmente solidarios como el tridente azulgrana, España sería una bendición política del cielo y no lo que es.

Oí por cierto el otro día, en la radio Me dije: “Un pelín exagerado, creo”.

El sarcástico Puskas, que formó tridente con Di Stefano y Gento, opinaba como Neymar:

-No tengo ego. Mi ego es hacer feliz a mis compañeros, especialmente a Di Stefano.

-¿Por qué especialmente a Di Stefano?

-Es muy gruñón. Buen chico, pero te riñe por todo.

Lo que no quiere, o detesta, Neymar- se le lee en la sonrisa- es que le gruñan. Neymar cree en la amistad. Ya dijo Oscar Wilde que la amistad es más pura que el amor, que la amistad es el amor sin alas. Algo así, más o menos.

85 años

Lunes, 18 Mayo 2015

Ave Liga BBVA, el Barça te saluda. El Barça ha sido el equipo- ave de la regularidad de la temporada. El Barça del tridente (Suárez, Neymar y Messi) y a lo mejor el Barça del triplete. Lo dije aquí hace unos días: el 3 es el número de Marte, número de valor y guerra.

-¿Sería tan tridente y triplete -¿?- sin Messi?

Pues quizá no. Pues Messi, de ello no cabe duda, es el líder, el Cesar, el Amancio Ortega del fútbol.

-Como él, nadie. Nadie antes de él y nadie después de él.

Es la opinión de un fervoroso católico del Barça, Antón Miralles (lo sé: a ustedes no les suena, pero ocurre que no quiero hacer mío lo que es de él). Antón Miralles, como uno, mezcla, como los cafés de mezcla, la política y el fútbol:

-Si el fútbol fuese política y el Barça un partido, los “ciudadanos desideologizados y estéticos” votaríamos al líder Messi.

Lo cual, sin salir de la mezcla política- fútbol, nos lleva a esta otra peregrina reflexión: Messi, como líder político, podría presentarse antes sus votantes con este eslogan:” Si quieres que tu equipo gane, vótame; si quieres ver goles increíbles, vótame; si quieres ver pases de gol espectaculares, vótame”.

-Y si eso hiciera, no mentiría. Has mucha más dosis de verdad en el fútbol que en la política.

Hay que reseñar también que el Barça es ya campeón, a una jornada del final de la competición, gracias al Atlético de Madrid, que “se dejó ganar” en el Calderón. Enrique Cerezo, el Messi del cine español, según leo en “El Mundo”, seguro que pensó cuando Messi hizo el gol del título azulgrana: “Gracias a mi amado Atlético, el Real Madrid, el pasado año, ganó su codiciada Décima, y gracias a mi siempre amado Atlético, esta temporada, el Barça es ya campeón de Liga. ¿Cuándo el Atlético será campeón de Liga y de la Champions a costa del Barçay del Real Madrid? “.

Los estadistas aritméticos o los aritméticos estadistas nos recuerdan que, de momento, el XXI es el siglo del Barça, pues ha ganado ya 7 Ligas y 3 Champions, contra 3 Ligas y 2 Champions del Real Madrid.

-Bueno, sí, por ahora. Pero al XXI, para suerte del Real Madrid y “desgracia” del Barça, por delante, le queda todavía de vida la friolera de ochenta y cinco años.

Lo bueno del fútbol es que genera más optimismo y esperanza que desesperanza y pesimismo.