Blogs

Archivo de la categoría ‘Madrid 2020’

No a Madrid 2024

Jueves, 12 Septiembre 2013

De Madrid al cielo,sí ;pero de Madrid al  cielo olímpico  de 2024,no. Como es mi costumbre, antes de opinar o informar, me informo y luego opino, que no siempre. Hoy,en breves lineas, me ciño a  contarles como están hoy  las cosas de dinero, hechos y  cálculos.
Dinero. Madrid está endeudada hasta el colodrillo : legado, mayormente, del ex alcalde y hoy ministro señor Gallardón. ¿Acaso no lo notan ustedes en los impuestos municipales que sitian y agobian  anualmente nuestras nóminas?
-Vivir en Madrid es llorar lagrimones de gravámenes.
Cada año más gordos. La voracidad impositiva del Municipio madrileño es divinamente infinita.
No hay dinero, pues.Y sigue la crisis. Y la verdad de la verdad es que, digan lo que digan los políticos (profetas que yerran como metereólogos), la crisis que padecemos seguirá durando y durando y durando algunos años más como esa pila que dura y dura y dura.
-Cederá la crisis -me informa   un político de profesión economista- cuando
de hecho, matemáticamente, decrezca  la bolsa del paro.
Arcaísmo. Las ciudades candidatas a sedes olímpicas compiten también arquitectónicamente.
-Los edificios de los Juegos de Tokio, arquitectónicamente , son preciosos -opinan casi unanimemente los miembros que la han votado.

O  sea: innovadores, atractivos, alguno incluso revolucionario por su diseño agresivamente modernista. La arruga sólo es bella en la ropa de Dominguez. En arquitectura, los edificios que se arrugan (envejecen) por el deterioro  del tiempo, no seducen. ¿Cómo estarán las estructuras olimpicas de Madrid en 2024?  Mohosas, jurásicas.
COI. Tiene presidente nuevo. Se llama Thomas Bach. Alemán,como la Merkel.
-¿Otra Merkel pero en  macho -que ya he oído- también en el  el deporte olímpico?
Pues sí. El señor Bach,59 años y en la antesala de la  canosa recta de los 60, es “pueblerino”. Así se ve y se autodefine . Pero un “pueblerino”
listo, político, cargado de toneladas  de experiencia olímpica y cuyo lema es “unidad en la diversidad”.
-Como  la Constitución de España -me recuerda un colega-. Una en su diversidad identitaria; pero Cataluña, con el coñazo de la  cantinela identitaria, intentando salirse  de la unidad indivisible de España.
Los eslóganes no son fiables. Música más diabólicas que celestial, música para engatusar bobos e ingenuos.
Ciudades sedes para los Juegos de 2024. Dos,de momento, que se sepa:
Paris y Berlin.
-E Italia,oiga; Italia  también quiere postularse  con una de sus bellas ciudades.
     ¿Es o no es sensato, tras lo expuesto, que Madrid intente por cuarta vez, una detrás de otra, la consecución de los Juegos de 2024?  Las cabezas pensantes bien amuebladas creen, al parecer,  que sería un error endeudar todavía más, a lo Gallardón, a Madrid y a los madrileños con garantías de éxito poco menos que inexistentes .Claro que…

Lección para el futuro

Domingo, 8 Septiembre 2013

Dios escribe recto con renglones torcidos. EL COI, no. El COI  es  siempre un ente de decisiones tan  inescrutables como retorcidas. Lo cual no debe sorprender. Lo tengo escrito.
- Los “cois”, como los políticos, prometen para no cumplir.
El profesor Tierno Galvan, de vivir, lo diría así.
¿Ha fallado el COI o ha fallado España? Los dos: a) Como  ha vuelto a demostrarse  una vez más, las “evaluciones de los técnicos”  son humo. ¿De qué le ha valido a España conseguir la mejor puntuación técnica, con media superior a las de Estambul y Tokio? ¿Por qué  y para qué la pantomima de la evaluación de la comisión técnica de “expertos” del COI  si luego, a la hora de pulsar el botón, es referencia que no evalúa? b) Hay quien sigue sin enterarse de que el deporte es otra forma de hacer política. El deporte, guste o no ,es también  política. Política sesudamente dura y maquiavélica.
Juan Antonio Samaranch, padre del actual J.A. Samaranch del COI, me lo dijo una vez -¿cuántas veces lo habré escrito? -: “Si no eres fuerte, no te consideran”. Eso va a misa, esa es la misa canónica de los “cardenales” del COI. La imagen de España -marca que se dice-  no vive tampoco momento de luces Paro, crisis económica y financiera, endeudamiento (el Ayuntamiento de Madrid, por ejemplo, “colecciona” una deuda de más de siete millones y medios de euros para mortificación impositiva  de los madrileños  ), insolidaridad territorial, pelea constante y desleal, y cansina, entre los  galletes de los partidos políticos, corrupción, imputaciones por aquí y por allá, licenciados universitarios que tienen que emigrar… Todo eso,se crea o no, pesa. Todo eso deteriora y degrada la imagen  de nuestra democracia . Todo eso influye, sí, influye, en las cábalas de los miembros del COI a la hora de votar; c) “Es la era  de las neuronas y no de los dólares”,ha repetido con ingenuidad de nene lactante estos días en Buenos Aires el hijo de Juan Antonio Samaranch “El Grande”. Pues no, nene, no. Parece mentira que sea usted uno de los cardenales del COI. El COI es un ente que,a la hora de  dar su voto,se fija en  en la “seriedad democrática” del país, en su credibilidad financiera y en “su prestigio y poder intetrnacional”; d) Le falló también esta vez a la delegación española la “sensibilidad psicológica” .”Necesitamos los Juegos”, insistieron algunos de los parlantes. ¿Y qué? Eso es ,casi, mendicidad. El único que estuvo realmente bien, casi seductor,  fúe el Príncipe. Elegante, con carisma,fluido, espontáneo, interpretanto con la mirada y el gesto lo que decía: nunca lo había visto así. Me dije: “El Príncipe va a ser el Iniesta del gol de la victoria a Holanda en el Mundial  de este partido de España  “contra” el CIO” .
¿Mazazo, decepción, tristeza, rabia?… Tampoco yo había calibrado la posibilidad de un K.O. tan madrugador como brutal en el primer asalto. Mi gozo de “La ciudad de… Madrid” en el pozo del COI. Lección para el futuro.

A la ciudad de… ¡Madrid!

Jueves, 5 Septiembre 2013

El 7 es número mágico. Era el número preferido de Pitágoras. “Es el número perfecto”, decía. A mí el pitagorismo -matemáticas, decimales, álgebra,todos
eso- se me ha dado siempre de pena. No obstante,creo en  el número 7; esta vez más que nunca. El deseo  es supersticioso.
-¿Cree usted de verdad ,a pies juntillas,que el CIO,en Buenos Aires,el sabado 7 de Septiembre,votará  a la ciudad de Madrid?.
Soy,también,hombre de fe. La fe, como se sabe ,mueve montañas, pero el etéreo voto  es falaz, como se sabe también.
-Los votos son palabras y las palabras se las lleva el viento. La sustancia de la democracia es el voto, pero el voto lo emite un señor con piernas, corazón y neuronas,  por lo tanto un animal, por racional, poco fiable.
Estos días, creánme, no he hecho otra cosa que informarme. Leer impresiones,traducir emociones, interpretar opiniones. Estambul, Tokio y España. ¿A qué conclusiones  he llegado? Uno  no es  tan antisocrático como Mourinho,cuyo lema es “yo sólo sé que lo sé todo”. Uno, a día de hoy, sólo sabe lo que sabe. Sé que Tokio, sobre Estambul y Madrid, tiene  la ventaja -sintetizo - de su seriedad, de que “lo haría  muy bien” y  de “que no fallaría  en nada”.Su lunar negro,muy negro ,que acollona,y mucho,  al CIO : la radioactividad  “inextinguida” de la central nuclear de Fukushima.
-¿Sólo eso?
-Mayormente, eso.Eso,sí, puede decidir su “eliminación”.
Estambul .Gusta bastantes a bastantes  votantes del CIO (sorpresa ,pues) -Estambul rebosa  petrodólares y  rublos.Y sus “especialistas”  han hecho un “lobby” (trabajo de seducción) hechizador.
-¿Hechizador? ¿Qué quiere decir eso?.
-Tentador.
Su lunar negra: el dopaje y la inexperiencia, amén de otras cuestiones más o menos políticamente discutibles.
Madrid. A favor, su perseverancia (no se rinde: ahí  está intentándolo por tercera vez consecutiva). Que es la única capital europea de rango  que todavíano ha sido sede olímpica.  Que tiene acabado el 80% del entramado estructural. Experiencia “cum laude” como organizadora de eventos deportivos. Su verruga o lacra: la situación financiera. El paro. Lo débil reputación de la casta política.”El español -leo- es un híbrido de parado, insolidario,imputado y licenciado universitario sin horizonte.
-¿Cuenta acaso todo eso?
-Cuento, sin más, lo que leo ,escucho y me llega.
-¿Pesimista,pues?
No. Es más. A pesar de los pesares y sopesados vicios y virtudes de las ciudades candidatas, creo  sinceramente que el próximo día 7,en Buenos Aires, oiremos en la voz de Jacques Rogge: “A la ciudad…¡de Madrid!.
Nada ha minado aún mi  deliciosa superstición de hombre optimismo y de fe.Uno ,como Madrid ciudad candidata a los Juegos de 2020,es perseverante.
Perseverar es ganar.
-No siempre.
-Es verdad .Pero aun así.

El COI y las manifestaciones

Sbado, 16 Marzo 2013

De Madrid al cielo, sí. “Madrid, qué cielo de ciudad”. Claro que sí. Otra cosa es si el cielo de los Juegos Olímpicos a que aspira por tercera vez Madrid  es un cielo que ama o no ama a Madrid.
-Roma, ciudad eterna, y Madrid, ciudad terca.
Como debe ser. La terquedad es fe. La fe de la voluntad. Soy un convencido del inmenso  bien que le haría a Madrid y a España, o a España y a Madrid, que el “Gordo” de los Juegos Olímpicos de 2020 cayese en Madrid. Le cayese a Madrid. Alegría, imagen, dinero, puestos de trabajo: todo eso es  sínóminos de Juegos Olímpicos. Antes de Juan Antonio Samaranch, los Juegos eran un lujo. Costaban dinero, y mucho, a las ciudades organizadoras. Gracias al “invento” Samaranch, por lo que a España respecta, y gracias a la teleglobalización, los Juegos, hoy, son a la vez lujo, negocio y marca.
-Cuando hablo de Juegos Olímpicos, yo cito siempre al barón de Coubertin, que los resucitó, y a Samaranch, que los convirtió en lo que Amancio Ortega ha convertido urbi et orbi a Zara: en un negocio-espectáculo global. Globalmente go. ¿Quién no  disfruta con ellos?
Piropo  de un miembro del COI de apellidos enrevesados amigo de España.

Amistad: he aquí una palabra clave. Ojo a ella. Los próximos días vamos a tener en Madrid al Comité Evaluador del COI. Señores que se fijan en todo: en lo bello y simpático y en lo estólido y feo. Ojo con esos señores. Máxime porque -se sabe ya- Tokio les ha impresionado.
Madrid, últimamente, es “poco pan (lo digo por el paro) y mucho fútbol”. Es la huelga nuestra de cada día. Huelgas o manifestaciones a gogó. Yo, conste, lo declaro en seguida para que nadie piense lo que no es, considero la huelga, a efectos laborales, como el fútbol, a efectos lúdicos, socialmente necesarios.
-Celebro la matización. Ya iba yo a pensar mal de usted.
Pero. Y aquí el pero y la meditación. Como vemos también casi todos los días, raro es el día en que los políticos y los sindicatos se llevan como dulces y líricas  abejitas de panal. La miel de la solidaridad y la armonía no existe entre ellos. Si uno dice “yo soy del Barça”, el otro, por incordiar, dice “pues yo soy del Real Madrid”, aunque ni el uno ni el otro sean del Madrid o del Barça. El caso es discrepar, el caso es no colaborar,el caso es fastidiar.Sugieron tímidamente: ¿sería posible que durante los días que el el Comité Evaluador del COI van a “estudiarnos,evaluarnos y estirmarnos” fuese  Madrid un cielo de ciudad sin manifestaciones, sin protestas callejeras, sin huelgas? Lo indico  para que los “evaluadores” no vean lo que no deben ver y no nos juzguen o evalúen  por circunstancias más o menos “coyunturales”.
Por unos días, seamos todos unos cielos de ciudadanos.

Los ‘hombres de oro’ del COI

Sbado, 9 Marzo 2013

Empedernidamente terca: así es Madrid. Madrid no renuncia a ser ciudad olímpica. ¿Conseguirá serlo en 2020? No lo sé. La vida me ha hecho relativista. En fútbol, sigo siendo relativamente del Atlético.

-¿Es verdad que eso se lo reprochó don Santiago Bernabéu, siendo usted jóven y él presidente del Real Madrid?

-Es verdad. Me dijo: “Con la simpatía que te tengo -don Santiago, como no se había inventado todavía el invento del “tuiteo”, nos tuteaba a los peridistas: a todos, fuésemos castaños o canosos-, con la simpatía que te tengo -repito- qué  pena que seas atlético”.

Don Santiago era así: nada relativista. “Yo voy a misa todos los domingos -me dijo otro día- por si acaso, y al fútbol todas las tardes por si acaso alguna tarde,sobre ganar, machacamos a goles al rival”.

¿Es escéptico el relativista?  Pienso más bien que el relativista es realista.

-Esta vez vamos a ganar los Juegos de 2020.

Ahí,en esa frase,no hay relativismo,hay deseo. Alejandro Blanco y la alcaldesa Ana Botella piensan a pies juntillas  que esta vez -la tercera vez-, el COI premiará la inabdicable tenacidad olímpica de Madrid.

-¿Comparte usted ese sentimiento?

-Relativamente.

Dentro de unos días,visitarán Madrid “los hombres de negro” del COI. Nueve hombres -jueces- evaluadores del Comité Olímpico Internacional. Recalan en Madrid tras haber visitado -evaluado a Tokio, ciudad rival de Madrid. “Hemos sido testigos en Tokio del fervor de los japoneses y del fervoroso apoyo del Gobiernio a la candidatura”. Este piropociertamente es un piropo que acollona, lo ha expresado nada menos que Craig Reedie, vicepresidente del COI. ¡Lagarto, lagarto!

Lo sé un poco por experiencia y un poco también por lo que he visto y vivido.Las gestas,los esfuerzos,las hombradas de las ciudades para obtener el “honor y la dicha secular” de la organización de unos Juegos Olímpicos,me consta que impresionan al COI. El COI es un organismo eminentemente raro y enigmático.

-Cuando crees que todo lo tuyo es de 10, van y le dan los Juegos a una ciudad de 7. Así es el COI: infiable.

España está en crisis,en recesión,en el paro  y en la era de  los telediarios  de presuntos,imputados,cacos y otras malas hierbas.

-Los telediarios -me dice un escritor octogenario,famoso- me recuerdan “El Caso”, aquel semanario  de la época de Franco: sólo traen sucesos de robos,fraudes, malversaciones, violencia de género… ¡Coño,entre los telediarios y los políticos que se llevan como la Valenzuela  y la Soraya, casi a matar, como dice Belén Esteban que mataría por su hija, me acuesto todas las noches  con pesadillas y me levanto sudado por culpa de las susodichas pesadillas!.

¿Exagera mi querido octogenario? 

-Relativamente.

Hay que conseguir,antes de septiembre, que Madrid impresiones al COI con una hombrada de talento mediterráneo .Sugeriré una la próxima semana.