Blogs

Archivo de la categoría ‘Miguel Cardenal’

Un experto

Jueves, 10 Noviembre 2016

La democracia, como se sabe, es una pugna entre los que no se quieren ir y los que quieren que se vayan.

-Hay, sin embargo, excepciones. Hay quien sí se quiere ir: Miguel Cardenal.

Miguel Cardenal, doctor en Derecho y profesor, ha sido casi cinco años “el jefe” del Deporte.

-Nunca –ha reconocido emocionadamente en su adiós- volveré a tener un trabajo tan bonito.

Le creo. El Deporte, con mayúscula, es el ocio, el ejercicio y el trabajo, las tres cosas, más gozoso de la Existencia. .

-No el que más, sino uno de los que más. Hay muchos trabajos bonitos. No hay que exagerar.

Acepto la matización. Ser político es muy difícil, lo hagas de rechupete o lo hagas como lo hagas.

-El humorista Jardiel Poncela –me recuerda al respecto un amigo- escribió que si le dieran a elegir “entre su suegra, que es un bicho, y su suegro, que es político, elegiría a su suegra”.

Los políticos, por lo que sea, no tienen, en general, buena prensa. En esas encuestas de calificación de políticos nunca he leído a ninguno siquiera con un notable. La mayoría ni aprueban. Alguno, con suerte, roza el cinco pelado.

-El cinco es la matrícula de honor del político.

Según las encuestas, sí.

Miguel Cardenal, leo, se va de “motu proprio”. Se siente desgastado. Mi duda: ¿se va o quieren que se vaya?

-El ministro Méndez de Vigo, al parecer, quiere acabar con los “enfrentamientos”. Méndez de Vigo, a pesar de ser político (lo es ahora), cree que el político debe tener un conocimiento sólido de la historia y de la economía y un espíritu dialogador y conciliador en economía, en historia y en todo. Detesta el “no es no”. Y el “aquí se hace lo que yo hago, legislo o digo”.

Miguel Cardenal se llevaba –ya en pasado, en cuanto que se ha ido o le han dicho que se vaya- con el presidente de la Federación de Fútbol, Villar, y con el presidente del COE, Blanco (con éste no tan irasciblemente) entre regular y mal.

-Más bien mal.

Hay un dicho que lo tengo en mi vademécum: la tierra para quien la trabaja; y los cargos, en política, para quienes lo merezcan por preparación, experiencia y formación. ¿Se imaginan a CR7 de ministros de Hacienda por la elemental y huera razón de que va a ganar 250 millones de euros en el Real Madrid a partir de ahora?

-¿¡Por un año!?

-¡No sea usted bruto! Por los próximos cinco años, uno detrás de otro.

-Qué brutalidad, de todos modos.

Eso es también relativo.

Lo que quiero decir es que el ministro Méndez de Vigo debería elegir para el “cargo” que acaba de dejar vacante Miguel Cardenal un deportista que ame el deporte sobre todas las cosas, sea o no político, le guste o no la política. Un experto en Deporte, vaya.

Dogmáticos y liberales

Lunes, 23 Febrero 2015

¿Es dogmático el español? Mucho. ¿Es forofo el español? Raro el que no lo es. ¿Es demócrata el español? Poco, pues antes que demócrata es dogmático y forofo. Churchill, que pensaba antes de hablar y de escribir, y que escribía y hablaba con ironía, un día se definió así:

-Soy un demócrata liberal, luego soy un demócrata raro.

Ser liberal, máxime en España, es dificilísimo.

-Yo soy liberal del Atlético de Madrid –dije, escribí, una vez.

-Tú no eres atlético. El atlético no es liberal. El atlético es dogmáticamente atlético - se enfadó conmigo, apenas oírme, un compañero dogmáticamente forofo del Atlético.

Cuando sostengo, y lo sostengo a diario, que mientras no seamos liberales no seremos nunca buenos demócratas, me ponen de chupa de dómine los demócratas no liberales, que son casi todo y muy especialmente s los que se jactan de ser muy demócratas. Máxime los que presumen de demócratas progresistas: éstos, en mi sentir, son los menos fiables, los menos demócratas.

-Ser liberal es autocriticarse, para ser liberal hay que aprender a autocriticarse.

Este pensamiento, que me gusta mucho, lo escuché en una conferencia. Lo apunté en el acto.

En el campo del Elche, ayer, parte de la afición ilicitana –ilicitano, alicantino fino-, aplaudió a Isco cuando fue sustituido .Aplauso cerrado y abiertamente liberal, liberalmente limpio, elegante, desprendido. Se extrañó hasta wel telenarrador: “¡Están aplaudiendo a Isco”, comentó como quien comenta un suceso insólito.

Desde miteleasiento, sumé mi aplauso al de la afición ilicitana. Exclamé:

-Qué bien funcionaría este país si todos fuéramos como estos ilicitanos.

Matrimonio con frecuencia fútbol y política, porque el fútbol es también política. Cuando, en fútbol y en política, aprendamos a vencernos liberalmente a sí mismo antes de vencer forofamente al rival, seremos mejores. Ni se dude.

El PSOE DE Madrid ha elegido a un liberal no socialista de cuota, Ángel Gabilondo, para que compita por la presidencia de la Comunidad.

-¿Es que no hay en el PSOE ningún socialista de cuota –se queja en la radio un socialista de cuota, probablemente- capacitado como el hermano de Iñaqui Gabilondo. ¡Esto es como el fútbol: hay que pescar los delanteros en el extranjero por carencia de ellos en España!

A mí me parece estupendo el fichaje de Ángel Gabilondo por el PSOE. Ángel Gabilondo es un liberal muy inteligente, un liberal que ha escrito esto tan filosóficamente oscuro:”El atletismo es una rama de la filosofía”. O esto otro tan preñado de sentido común:” Lo socialmente deseable no siempre es posible económicamente”.

Medalla de oro a la afición de Elche. Si yo fuese Miguel Cardenal, felicitaría ya a la afición de Elche. Miguel Cardenal, por supuesto, carece de sensibilidad liberal y política para que se le ocurra algo tan deliciosa y elementalmente simple. Y medalla de oro al PESOE por el fichaje de Ángel Gabilondo.

98 días en el cargo

Viernes, 20 Abril 2012

Miguel Cardenal lleva 98 días en el cargo de Presidente del Consejo Superior de Deportes. Catedrático y amigo del fútbol, mayormente.

-Del Real Madrid- me susurran.

Como Rajoy. La política los cría y ellos se juntan.

Cardenal, más prudente que su “jefe”, a la pregunta, en los Desayunos de Europa Press, de que quién cree él que  va a ganar en el Nou Camp, si el Real Madrid o el Barcelona, contestó:

-A esa pregunta sí voy a responder. Los dos, el Barcelona y el Real Madrid estarán en la final de la Champions.

Hala, por peteneras. Durante más de una hora, habló, habló y habló y no dijo nada, nada, nada, salvo, relevante para la calle,esto:

-Como dice la ley, la próxima temporada habrá partido en abierto en la televisión.

Cardenal es doctor en Derecho. Hombre de letras y de leyes, pues,pero no de palabras. Que las mide y reflexiona antes de darles salida.

En los Desayunos, a ver qué vida, estaba, agavillado y expectante, el mundo federativo del deporte, y leer en las caras es adivinar el pensamiento a veces.

-Messi hace goles -dijo, no obstante, uno-, y Cardenal echa balones fuera.

Definido. Se ve que el expresionista, bello y gozoso mundo del deporte es asignatura que no domina todavía. Retos, como dijo, tiene varios, pero no explicó como proyecta abordarlos.

Comenta otro asistente:

-Si fuese mujer, diría que Cardenal está embarazado de varios problemas y que los está gestando.

El deporte, como nadie ignora, es lo único que funciona en España; lo único que da alegrías; lo único que no manipulan -a Dios sean dadas las gracias- los partidos políticos

-Cada día - reflexiona  otro asistente- creo más en los individuos individualmente considerados y cada día menos en la partitocracia. Cardenal, afortunadamente, es antes catedrático que político.

Elegante, noble, además. Reconoció sin nombrarlo que su antecesor en el cargo lo había hecho estupendamente.

Falta casta gestora

Viernes, 16 Marzo 2012

La crisis se hizo carne y habita entre nosotros bajo la vigilancia de Angela Merkel.
-España, en lo económico, colonia alemana.
El otro día oí también esto:
-A España le sobra casta política y le falta casta gestora.

¿Verdad? ¿Exageración? Más verdad que exageración. O tal vez verdad sin tilde de exageración. Opinable.
Uli Hoenes, ex glorioso futbolista, a lo Angela Merkel, ha sacado la vara del “tío de la vara”, a lo mejor el tío de la vara en Alemania es él, para varear al fútbol español :”Pagamos cientos de millones de euros a España para que salgan de la mierda (España, pues, una colonia alemana de mierda) y luego los clubes se eximen de pagar sus deudas”.
-Duro, ¿eh?
-Eso es pasarse de la raya.

La linea roja de la austeridad y la buena gobernanza ,en economía, nos susurra que no debemos gastar más de lo que producimos e ingresamos.”Españolito, no seas gastón”. Ni caso,claro. Lo nuestro es la manga ancha, el despilfarro, que la vida es un abrir y cerrar de ojos, un pestañeo que dice el poeta, y hay que vivirla con hedonismo y adonismo.
-Cuando quieres darte cuenta, si eres hombre, tu sexo, el sexo macho deviene en sexo débil, y de ahí el invento de la viagra. Se envejece muy deprisa, deprisa -me deploró una noche de 35 grados en un restaurante de lujo con el aire acondicionado roto Ramón Mendoza.
El fútbol, en fin, es la otra burbuja; y salvo el Real Madrid y el Barcelona que no deben nada ni a la Seguridad Social ni a Hacienda, el “ladrillazo” de la deuda de la globalidad de “nuestro fútbol” supera la brutal cifra de 780 millones de euros. ¿Tiene remedio eso? ¿Cómo?
En el CSD, la Moncloa del Deporte, Rajoy ha puesto a un catedrático, Miguel Cardenal. Poco sabemos de él, pero dicen que lo han puesto ahí para que le apriete las clavijas a los gastones, a quienes viven por encima de sus posibilidades. Lo que sí es cierto ,al margen de que Cardenal cardinialice su gestión, es que el fútbol necesita de alguien que lo controle y regule. Pero de verdad, y de paso que resuelva el problemón de los derechos de TV, tan injustamente distribuidos.
El fútbol en España, hoy, es el duopolio Real Madrid-Barcelona, los coristas (casi todos endeudados) y los aspirantes a coristas y a endeudarse (divisiones inferiores).