Blogs

Archivo de la categoría ‘Mourinho’

Error

Lunes, 28 Diciembre 2015

Si yo fuese Rafa Benítez, telefonearía a Florentino Pérez y le diría a bote pronto o con mano izquierda, según el talante de su voz:

-Presidente: amo al Real Madrid, lo amo de toda la vida, usted lo sabe, pero el Real Madrid no me ama a mí.

-¿Qué me dice usted, Benítez? – le contestaría perplejo FP.

Ignoro si se tutean, que es lo que se lleva desde que la izquierda progresista inventó lo de compañera y compañero y derogó el rancio y educado convencionalismo del usted, o si todavía se tratan como nuestros ñoños y adocenados antepasados, o sea de usted.

Florentino Pérez, en el Real Madrid, cambia de entrenador como uno de calcetines cada veinticuatro horas.

-En verano, a veces, hasta dos veces.

Desde Del Bosque (año 2003), y de eso hace trece años, el Real Madrid ha contratado y mal gastado a once entrenadores, creo.

-Cree usted bien.

Entre los malgastados, técnicos como Capello, Pellegrini, Mourinho y Ancelotti.

-Todos notorios, todos carísimos, todos importantes, todos sabios.

Más o menos, sí. Lo cual que o el Real Madrid es mucho más equipo de lo que se ve, se piensa y se crees, y de ahí que confunda y acollone a los entrenadores, o que los entrenadores tienen más engañosa fama que chicha y sustancia gris.

-Pudiera ser. Vaya usted a saber. Ahí está, al respecto, hecho chicha y trizas, Mourinho. De todos modos, como acumula fama, y la fama vende, a no tardar volverá a lucir en equipo de cascabeles su palmito de entrenador cinco estrellas, cinco tenedores, cinco balones.

Benítez, por currículum, es también entrenador cinco balones.

-¿Por qué, pues, ha fracasado?

Ah, ah. Eso es lo que uno quisiera saber. Alguien ha dicho que ser entrenador del Real Madrid es tan difícil como gobernar a los españoles. No por culpa de los españoles de papeleta y urna cada cuatro años (masa, pueblo soberano), que hay que matizar, sino por el talante sectario y poco pactista de los partidos.

Luis Enrique presume del clima amical que se respira en el Barça. Simeone proclama que el Atlético es una familia. ¿Qué es el Real Madrid? ¿Hay o no hay calor de hogar en el Real Madrid?

-No, no lo hay –me aseguran-. De ahí que Benítez esté en el Real Madrid como Van Gaal en el Manchester United: más cerca del asfalto que del césped.

Si se va, leo que le sustituirá Zidane, de quien por cierto, , quien sabe, me dice:

-Verderón, bastante verderón todavía, para la jaula de tigres del vestuario blanco. Error.

De todos modos, si yo fuese Benítez, que lo tiene todo en contra (vestuario, prestigio, afición…), no lo dudaría:

-Presidente, pactemos mi salida. Mi salud no aguanta tanta presión.

Mourinho

Viernes, 18 Diciembre 2015

Cayó Mourinho. El Chelsea, mutado en cigüeña, le ha dicho no. Cae todo en este mundo, antes o después. Vivir es eso: caer antes o después. Mourinho es persona y es personaje. Como persona, es “formidable, cálido, entrañable” para unos; para otros, “narcisista, rasposo como el estropajo, chulo”.

-Yo sólo tengo miedo a Dios – suele proclamar.

Reza todos los días:

- Dios y los míos, mi familia: he aquí mi verdadero mundo en este mundo.

Personaje. Ciñéndome a mi experiencia, , los tres personajes del mundo del fútbol que más me han impresionado han sido Helenio Herrera, don Santiago Bernabéu y Mourinho.

-¿El que más de los tres?

- Los tres lo mismo. Cada uno en su estilo.

Mourinho es inigualable. “Yo creo en el fútbol como juego y como pensamiento”. Sus frases, muchas, con mucha y jugosas sustancia, han hecho historia. Dijo de Guardiola:

-Pep es el entrenador ideal para el Barcelona: es inteligente, catalán y culé. ¿Quién hay con ese “hat trick”.

Como Mourinho, con su talento determinista, sarcástico e irónico, nadie, por supuesto:

-Quien gana tanto como yo, no sabe perder. Yo soy un pésimo perdedor. Vivir es ganar: en el fútbol, en todo.

Siempre, también, filósofo:

-Cada partido es muy complicado, porque la táctica, usualmente, siempre está por encima de la técnica y la estética. El fútbol, pues, da que pensar. A mí me ha enseñado a pensar el fútbol.

¿Es estético, como hombre de fútbol, Mourinho?

- La estética –zanja la cuestión- del fútbol es el triunfo. Para sus seguidores, la estética es el complemento circunstancial del éxito: no es el complemento directo.

Abramovich, amo del Chelsea y amigo de Mourinho, a pesar de haberlo cesado. Otro personaje, Abramovich.

-Si Abramovich me ayudara en mi trabajo de entrenador, seríamos colistas. Si yo le aconsejara en sus negocios, estaríamos en la ruina.

Cuando dijo esto, Abramovich le felicitó enseguida de este modo:

-Casi siempre tienes razón en lo que dices. ¿Piensas las cosas antes de decirlas?

Así definió a Sergio Ramos:

-Es un jugador top, con una mentalidad top y una aportación top.

Ha caído, sin embargo. Pero Mourinho, guste o no, es personaje y entrenador cinco estrellas. Lo que sucede es que la vida no se casa con nadie y es, como el fútbol, también diabólica y putañera.

Indulto

Jueves, 1 Mayo 2014

Hito del fútbol español: dos equipos de la misma ciudad, en la final de la Champions.

-Blancos y rojiblancos, hijos del pueblo de Madrid, pugnaran por la Décima, que dice Florentino Pérez.

Para el Real Madrid, la Décima, sí; para el Atlético, no. Es igual. O sea: la mejor “contra” del mundo contra la mejor defensa del mundo. Hablar de fútbol en el mundo, es, en efecto, hablar del Atlético de Madrid y del Real Madrid.

Mourinho, insólitamente, menos Mourinho que nunca:

-Felicidades al Atlético. Es un gran equipo.

Lo es. Es el único que ha llegado a la final de la Champions sin perder un solo partido, lo cual que Enrique Cerezo va y dice:

-Espero que gane también el partido de Lisboa.

El Real Madrid es, por dinero, un conjunto poderoso. El Atlético, gracias a Simeone, es un conjunto humana y colosalmente estructurado.

-La fe mueve montañas, el Atlético las conmueve.

El Atlético es el “milagro” del fútbol español. Candidato al título de Liga, el que más de momento; en la Champions, el que intimida por su rugido.

-Estoy triste como jugador profesional y jugador del Chelsea - se sincera con espíritu dandi Fernando Torres-, pero celebro, y mucho, que el Atlético sea el que es: un gran equipo.

En Inglaterra, por lo que leo, están poco menos que perplejos. Lo que le ha hecho el Atlético al Chelsea de Mourinho “no se esperaba”. El Atlético es el único equipo que “le ha bajado los humos, y de qué modo, al portugués.

Pasito a paso, partido a partido, a la chita callando, sin ruido, el Atlético se medirá al “gigante” Real Madrid, cuyo poder de pegada es también objeto de admiración en “todo el mundo”.

Sugerencia a las momificadas instancias internacionales del fútbol. El indulto es un perdón. El fútbol, como dice un amigo mío, “es el circo romano con televisión”. Xabi Alonso, por acumulación de tarjetas, en vez de jugar la final de la Champions, la verá por televisión, como ha dicho con una sonrisa melancólica. La final de “los hijos del pueblo de Madrid” la verán millones y millones de terrícolas . Llegar a la final de la Champions es tocar las estrellas. ¿Por qué, para que los equipos puedan jugar con todo el potencial de sus hombres, no se indulta a los jugadores “tarjeteados” por faltas leves? No perdonar al futbolista bestial o manifiestamente violento, está bien. No está bien, y hace daño al espectáculo, no perdonar a jugadores sancionados por conductas livianas.

El honorable Guardiola

Jueves, 24 Abril 2014

Entre honorables del fútbol. Franz Beckenbauer es el presidente de honor del Bayern. Pep Guardiola es un entrenador honorable. Pero al honorable Beckenbauer no le cae nada bien el honorable Guardiola.

-La posesión de balón –opina una y otra vez- sin capacidad de gol no sirve para nada.

El problema de Guardiola es Beckenbauer, como el de Rajoy es Artur Mas. Es verdad que en el primer tiempo, hasta el serenador gol de Benzema, el Bernabéu parecía más bien el estadio del Bayern.

-El Real Madrid, gato; el Bayern, perro pastor…alemán.

La posesión del balón era algo así como un divertido ovillo de lana en las fauces del pastor alemán. El Real Madrid, ante hecho tan sorpresivo, no hacía sino defenderse angustiosamente como gato panza arriba.

-Si lo veo, no lo creo.

Era el pensamiento de la leal parroquia blanca. Pero el fútbol es complicado como la maquinaria de un reloj.

-Mi trabajo consiste en conseguir que el equipo funcione como un reloj suizo.

Lo dijo no sé quién. Pero el fútbol, amén de maquinaria de reloj, es también morbo, esto es, algo así como un híbrido de incongruencias, heterodoxias y rarezas. En el primer tiempo, el equipo bávaro le decía al Real Madrid “aquí estoy yo, nadie en Europa como nosotros, vosotros no tenéis nada que hacer contra nosotros”.

Miau.

El Real Madrid, a la contra, no sólo hizo gol, el de Benzema, sino que degustó la posibilidad de otros tres. O sea: contra el vicio de la posesión del balón, la virtud de la contra.

Creo que el honorable Guardiola, en el partido de vuelta, va a sufrir tanto como la leal forofada del Real Madrid hasta el gol de Benzema. Guardiola lo intuye. Por eso, acabado el partido, honorabilizó al Real Madrid:

-Al contraataque, el Real Madrid es el mejor equipo del mundo.

Si no es verdad, casi. ¿Y qué dirá el honorable Beckenbauer del honorable Guardiola , a quien es obvio que no traga ni en persona, ni en pintura, ni en fotografía, si el gato humilla al pastor alemán en Munich?

El fútbol, como ven, es también un juego entre honorables.

El Rey, que presenció el partido, dijo: “Puede haber final entre dos españoles?

No diría yo que no. Pues el Atlético, en la fría y bella Albión, ni se dude, será también gato para el Chelsea.

Madrid: el oso, el madroño y sus preciosos gatos blancos y rojiblancos.

Mourinho

Martes, 22 Abril 2014

Regresa uno a Madrid tras ocho días de sol y azul en Águilas y se encuentra uno, primero en los periódicos ingleses y luego en Madrid (rueda de Prensa), con Mourinho.

-¿Qué tal Mourinho, qué tal su reencuentro con Madrid?

-En inglés. Contestaré en inglés. Las preguntas háganmelas también en inglés.

¿Hay que enfadarse con Mourinho por ser como es? Ya no. Una flor es una hierba con suerte y Mourinho es esa suerte de hombre que abunda poco, como algunas flores.

Los periódicos ingleses, menos viscerales que los españoles, se lo han empezado a tomar con la salsa mayonesa de la ironía. “El inmaduro Mourinho”, dice de él un periódico. Otro escribe que Mourinho es él y “la culpa de los demás”.

-¿Usted es así, Mourinho?

-¿Usted me ve así? Pues vale.

Pone cara de ogro, o de jugador de la Primitiva cabreado tras comprobar que no ha acertado. De ahí no pasa. Mourinho es a la vez, tal vez, él y sus resentimientos y él y los otros. Mourinho, ciertamente, no acaba de ser divino (la divinidad no es equívoca), pero él no lo sabe, o a lo mejor es que en el espejo de su mente y de su conciencia (tiene varios espejos), sí se ve inequívoco. La culpa, para él, es siempre del otro, o de los demás, o de los otros. En singular o en plural, según el volumen del disgusto o de la ira acumulada.

-Mourinho dice lo que dice para escucharse , mirar a los que le preguntan y pensar desdeñosamente para sus adentros: “Que os den”.

Otro colega, mío, psicólogo además de periodista, pinta así a Mourinho:

-Todo lo que hace el hombre, hasta lo más necio, es humano. Todo lo que dice Mourinho, hasta lo más necio, es mourinhismo humano.

Escribo todo esto antes del partido de su Chelsea con el Atlético, y al margen, por lo tanto, del resultado, que ojalá sea rojiblanco, Mourinho, gane o pierda, será inequívocamente Mourinho.

-¿Traga o no traga usted a Mourinho? – me preguntaron en cierta ocasión en un foro?

-Mourinho existe. Está ahí. Estoy seguro de que se cree el mejor. A lo mejor lo es. Pero tal vez el equivocado sea yo y Mourinho sea como es por causa de sus dudas. Un día –recordé- dijo que el fútbol es un juego precioso que le ponía de malhumor sin saber las razones.

-De todos modos – me reconvino un asistente-, convendrá conmigo en que hay ocasiones en que se pasa de grosero y provocador.

-Mourinho, en mi idea, es una “suerte” de hombre que no abunda- le contesté.

Los ingleses hacen bien en degustarlo con la salsa de la ironía.

El ‘desvirgado’ Simeone

Viernes, 11 Abril 2014

Cuatro entrenadores de tronío y un destino: superar el obstáculo de las semifinales y llegar a la meta de Lisboa y aquí, cómo no, ontentar ganar. “Ganar, ganar, ganar”, lo de Luis Aragonés .O lo de Simeone, “partido a partido”.

Ancelotti (54 años), Mourinho (51), Guardiola (43) y Simeone (también 43).

El “abuelete” de los cuatro, Ancelotti. Se le ha reprochado a Ancelotti que hace unos días, en declaraciones a un medio extranjero, dijera que su sueño era la Champions. Daba poco menos que de inalcanzable objetivo de la Liga.

-Florentino, al leerlo, mutó el blanco de su cara por un rojo encendido. “¿Cómo dice eso?” –me cuentan.

Ancelotti está ya de vuelta de muchas batallas. Ha vivido y visto mucho.

- El fútbol, mayormente en los equipos floridos de estrellas, copas y honores, desgasta y consume – opina un entrenador español casi setentón, inteligente, todavía en activo.

Ancelotti, en el Real Madrid, tiene aún a su vera, verita, los sueñe o no, la posibilidad de tres títulos: Copa del Rey, Liga y Champions. El Barça, si hay que hacer caso a lo que ha empezado a escribirse desde su “batacazo” en el Calderón, ha iniciado, poco menos, el prologo de su declive.

-¿Cree usted que eso es cierto?

-En fútbol –lo aprendí hace años-, los “muertos” son muy dados a resucitar.

El Real Madrid de Ancelotti, no lo olvidemos, es mucho Real Madrid a pesar de Ancelotti. ¿Favorito el Real Madrid para cruzar sin caerse el puente de la semifinal de la Champions y jugar la final? Las apuestas, esas sibilas del azar, piensan, o creen, o dicen, que el gran favorito para ganar la Champions 2014 es el Bayern.

-¿Y en qué lógica y aritmética se apoyan ustedes – he preguntado en dos casad de apuestas- para desmerecer a los otros semifinalistas?

-En que el entrenador del equipo alemán es Guardiola. Guardiola , según su horóscopo, ha nacido para sumar triunfos. En cuanto al Bayern, es obvio que es el mejor.

Así de ilógicamente rotundas las susodichas sibilas. Guardiola suma dos títulos de Champions, como Ancelotti y como Mourinho (si no me falla la memoria). El único virgen en títulos de Champions es Simeone,y el Atlético de Siomeone, como estamos viendo, no se acollona ni antes sibilas ni ante los dioses del Olimpo. “Yo, partido a partido, padrenuestro a padrenuestro, no pierdo la fe. Soy un hombre de fe y de partido a partido y de padrenuestro a padre nuestro”. Así es el “desvirgado” Simeone

Entrenadores

Jueves, 19 Diciembre 2013

Lo miremos como lo miremos, el fútbol es un juego azorante y conturbador. Para el público, para los jugadores y muy especialmente para los entrenadores. Hablemos de entrenadores: Mourinho, Villas-Boas y Simeone

-Una cucharada de suerte vale más que un barril de sabiduría.

La frase es de Villas-Boas. No sé si suya o no. Villas- Boas, tras decepcionar en el Liverpool, tampoco ha tenido suerte en el Tottenham. Lo recibieron, al llegar, con euforia y un periódico escribió que “era el técnico chico maravilla”. Antes de fichar a Ancelotti, Florentino Pérez también pensó en él. Pero le dijeron algo así como que era una copia de Mourinho y que el Real Madrid no debía traer para sustituir al “fracasado” Mourinho una copia suya”.

-¿Fue así como descartó el Real Madrid a Villas-Boas?

-Más o menos, sí.

Villas-Boas, sin embargo, es un buen entrenado según los sabios en fútbol. ¿Qué bordón le ha fallado a Villas-Boas? ¿La suerte? El caso es que está en el paro.

Mourinho es otro cantar. Se le atribuye que cuando lee críticas que le enojan piensa y exclama insultos: bueno, él y casi todos .Que Mourinho es catedrático en lo suyol, no lo discute nadie. Pero, en lo que llevamos de temporada, ha sufrido dos colosales tropezones: perdió, ante el Bayern de Guardiola, la Supercopa de Europa, y el colista se la Premier, el Sunderland, acaba de eliminar a su Chelsea.

-¿Algo que comentar, señor Mourinho?

-Que el fútbol -ha contestado-no consiste en ser el mejor, sino en marcar goles.

Es su cartesiana máxima: la aritmética del fútbol es el gol, no el estilo. Considera asimismo –también cartesiano en esto- que prefiere ganar a aprender de las derrotas.

Mourinho y su compatriota Villas- Boas, pues, en entredicho. Ambos entrenadores cinco estrellas, sin embargo.

El otro día, leyendo la necrológica de la actriz Joan Fontaine, me quedé con esta expresión suya: “¿La popularidad, la fama?…Un breve pellizquito”. Pensé en el fútbol.

Simeone. No es todavía, ni en los medios de información ni internacionalmente, “tan primero y tan especial” como Mourinho. Le falta para ello la beatificación de los togados y gurús. Pero Simeone es ya autoridad. Ha hecho del Atlético el equipo más compactamente unido de la Liga, quizá: todos bragados, todos para todos, todos codiciosos. Su última píldora de vitaminas psicológica :” No hay otro estímulo como el estímulo de vestir la camiseta rojiblanca”. ¡Tomen estímulo!.

El fútbol, de todos modos, es morboso y polígamo en gustos y favores.

Entrevista para autistas

Martes, 28 Mayo 2013

Florentino Pérez, en efecto, es un ser superior en el arte de no decir, amagar, amañar, no responder con claridad, escabullirse y hacerse el autista.
-Si fuese político, no le votaría casi nadie.
Contesté a quién así se expresaba:
-Le votaría los que, como él, “no saben,no contestan”.
Prodigioso Florentino. Hubo un momento en que me dije:
-Qué deliciosa manera de tomarnos el pelo.
Zidane ¿Qué experiencia tiene el francés como gestor o mánager o director deportivo? Que se sepa, ninguna. Pues sobre Zidane girará el “nuevo e ilusionante proyecto deportivo” del Real Madrid. Lo ascendió a los cielos, sin embargo. Florentino, que se sepa, o que sepa uno, jamás ha tenido “un proyecto deportivo”. Ha tenido, eso sí, “un proyecto de grandeza”. Grandeza de “figuras” que irradian brillo y ciegan con su brillo : Figo, Cristiano, Mourinho, por citar tres hombres con sello de “grandeza por su obvio  brillo profesional”. Zidane, como futbolista, fue fantástico, y como persona es dulce, grato, amable.
-Sabe escuchar y habla sin irritarse. Es, por talante flemático, más inglés que francés - dicen de él.
Mourinho, para FP, un encanto, casi. En este punto, o nos tomó por autistas o se hizo a propósito -más bien esto- el autista. Con él, el vestuario estaba unido -”jamás lo he visto tan unido”-. Mourinho, pues, un santón ante el cual se postraban en éxtasis los jugadores. Nunca, jamás, me he sentido tan bobo de baba a las finas hierbas, oyéndole esto.
Se zafó cuando le hablaron de Ancelotti. No hay nada, dijo. ¿Hay que creerle?, ¿le creemos? Más autismo: “La casa de Del Bosque es el Real Madrid. Puede volver a ella”.

Con Rafa Benitez resulta que habla con frecuencia. “Sufre como madridista”, subrayó. Los socios -declaró también- sólo le piden “paz e independencia económica”. Ah: Mou se va sin cobrar nada.
Se reiteró en su latiguillo de siempre: su nuevo proyecto es ilusionante. Entrevista, en fin, para autistas.

Tres entrenadores

Martes, 21 Mayo 2013

No es lo mismo un producto hecho en  España que un producto importado.
-Anda, pruébalo -me decía una  cocinera francesa en Cannes en un restaurante no sé si más elegante que caro o más caro que elegante-. Éste queso no lo tenéis en España.
En España, por las razones que sea y que nunca comprenderé, se prefiere lo de fuera. Lo importado: un queso, un entrenador de fútbol.
-Ya verá  qué bien le va a ir al Real Madrid con Mourinho -le dijeron a FP cuando puso los faros de sus ojos en él.
Florentino picó. A Florentino le gusta picotear en los céspedes foráneos.
Cuando lo fichó, Mourinho, ciertamente, era caviar ruso “rojo”.
-Exquisito, don Florentino. ¿A que sí?
Asintió friamente. Florentino ríe poco; esboza sonrisas, a lo sumo.
Mourinho ,en fin, de caviar, poco. Dios quiera que su “despido”, o “dimisión”, o el consenso de su dimisión o su despido, no le cueste al Real Madrid un Everest de caviar “rojo”.
-De rosas, esto es, gratis, no se va -me asegura quien me lo asegura, o sea persona fiable.
Ancelotti, como saben, es el nuevo objetivo de Florentino. Es cierto que valer, vale, tanto por su canoso y sesentón  curriculum como por su no menos ducho talento. Pero Ancelotti, en declaración -ayer tarde- de FP, es todavía del jeque del PSG. ¿Por otro año? No se sabe. FP, hablando, es un táctico, ferreamente defensivo y cauteloso .
-Ni cuando miente ni cuando dice verdad, sabemos si dice verdad o si miente -me dijo una vez un directivo suyo. En el Real Madrid, todo es florentinismo. El Real Madrid es como un partido político: filas leales y prietas, y “si alguien se mueve, no sale en la fotografía”( Alfonso Guerra) O sale de la directiva.
Mourinho, diga lo que diga FP, ha sido un fracaso. Quien no quiera verlo así, está en su derecho, como es lógico, de verlo como quiera. Su última “pedrada” o dedo índice en ojo ajeno, la descortesía con el Rey de España en la final de la Copa del Rey: no subió al palco a recoger la medalla de subcampeón de la  Copa del Rey que, contra pronóstico (según las apuestas), ganó majestuosamente, con suerte también, el Atlético de Madrid.
-Y si no Ancelotti, ¿quién,quién cree usted que será, será…?
Quizá lo sepa FP, o quizá no. Hoy, nadie sabe nada. Si bien, claro es, se habla de otro entrenador cano y sabio, Heynckes, de quienes sus jugadores, ayer mismo,dijeron: “Sin él,el Bayern no estaría hoy  en la final de la Champions”. Qué bonito. ¿A que sí? Heynckes, lo digo como lo pienso, me gusta, pero es “caviar” alemán, extranjero. Hay otro entrenador, éste español, Benitez, que ha triunfado en Inglaterra como Heynckes en su país. El Chelsea es campeón de la Liga Europea gracias en parte también a nuestro compatriota. Está libre todavía, creo; y es más jóven que Ancelotti y Heynckes , y, como Mourinho, ha triunfado en tres países: en España, con el Valencia: una Copa de la UEFA y dos Ligas; en Italia,con el Inter: un Mundial de Clubes, y en Inglaterra, con el Liverpool, una Champions, y con el Chelsea, una Liga de Europa.
-No, no lo fichará FP. Seguro. Es español. Un producto “made” en Celtiberia. ¡Bah! No es exótico.
Es verdad :no es peregrino.

Uno de los tres

Sbado, 18 Mayo 2013

Ni la Liga, ni la Décima, ni la Copa del Rey. Ni uno de los tres títulos. ¿Fracaso? Lo es.
-Esta es la peor temporada de mi carrera -clamó Mourinho sin subterfugios, con sinceridad, su mea culpa acabado el partido.
Recrearse en el fracaso, en lo que pudiendo haber sido no ha sido, es caer en melancolía. Mourinho, para triunfar y seguir siendo el mejor entrenador del mundo, al margen de que lo sea o no lo sea (yo nunca lo he creido) Florentino Pérez le dio todo: caviar ,ostras, lo mejor de lo mejor del mercado.
-Menos Messi, oiga.
Recordaremos una vez más la frase de Florentino: “La diferencia entre el Real Madrid y el Barcelona es Messi”.
Esa, tal vez, pueda ser una de las diferencias, en cuanto que las diferencias son muchas. Si el Barcelona tiene a Messi, el Real Madrid cuenta con el mejor cañonero del mundo, Cristiano Ronaldo. El oro del podio de los tres mejores jugadores del mundo siguen disputándoselo Messi y Cristiano.
Hay otra diferencia: Mourinho, precisamente él. Ayer mismo, nada más comparecer ante los periodistas, habló en primera persona. El plural, en el fútbol, no existe para él. El fútbol, para él, es él. Esa manera de ser, que no va a cambiar (despues de los 20 años, nadie cambia su carácter, a lo sumo lo retoca, que dijo más o menos así Freud), le hace daño a él en primer lugar y a todo lo que gira en su entorno, luego. El Real Madrid más rico del mundo, con el presupuesto también más opulento del mundo (más de quinientos millones de euros) y con la plantilla de jugadores de oro y plata, que diría un crítico taurino, más envidiable y envidiada del mundo se la ha pegado. Un batacazo majestiosamente soberano.
-No creo que el Atlético sea un justo campeón - dijo también, anicaballerosamente desdeñoso, a los pocos minutos de ganar el Atlético la Copa del Rey.
Lo sea o no, eso es tan injustamente arrogante que da hasta grima. ¿Vamos a tener que recordarle acaso  una vez más a Mourinho que el fútbol es así y que el fútbol no tiene corazón? “Fútbol es fútbol” (Boskov). Ciertamente, hubo tres balones repelidos por los maderos, y Juanfran despejó debajo de los palos un balón de gol, y Courtois estuvo colosal (intuitivamente y de reflejos). Verdad todo eso. Tan innegable como que parece que ha venido otra vez el invierno.
-Mourinho, tan católico, sigue sin verse la viga en su propio ojo.
Otra verdad. Habla en singular, exagera o desmerece los méritos de los demás, ignora cardinalmente los suyos. Mourinho, esta temporada, ha cometido muchos errores, y lo peor no es que haya fracasado él, es que ha  llevado al fracaso -por su desagradable modo de ser- al Real Madrid. El Real Madrid es la gran víctima de sus “pecados”. Que no llore. El equipo del Real Madrid, anímicamente, estaba “herido” por él, y esa, quizá,sea también la culpa de que “el Atlético sea un campeón injusto”.
Abajo el telón de la temporada 2012-2013. Ni uno de los tres títulos.