Blogs

Archivo de la categoría ‘Mundial de Brasil’

Adioses

Jueves, 19 Junio 2014

En el santiamén de doce horas, muchos adioses: adiós a Don Juan Carlos, adiós al Mundial de Brasil, adiós al tiquitaca, adiós al sueño de otro título. El adiós a don Juan Carlos, nostálgico.

-¿Tú –me recuerdan ahora los amigos- lo trataste?

Cuando los dos éramos jóvenes.

La vida es anécdota. Juegos del Mediterráneo de 1975 en Argelia. Vive Franco todavía. Cena en honor del equipo de balonmano por su oro. El Rey me invita a fumar en el jardín. Acuña frase para la Historia, que pasé a mi agenda enseguida:

-Exactamente –me dice-, quiero ser amigo de todos los españoles. La amistad es un sentimiento tan hermoso…

He escrito esta frase media docena de veces. Sí: me entristece su adiós. El adiós de un gran español. Fue, en efecto, amigo de todos, y más amigo de España que de todos. La Historia lo juzgara y describirá con nota galáctica.

El adiós a Brasil. Al sueño de Brasil. El gran don Pedro Calderón de la Barca, si viviese y le gustara el fútbol, que sí le gustaría, modificaría su verso y lo rimaría así:” ¿Qué es el fútbol? Un frenesí. ¿Qué es el fútbol? Una ilusión, un sueño, y los sueños, sueños son?”.

¿Qué le ha pasado a la Selección de Del Bosque? ¿Cómo es posible que Holanda, con palizón, y Chile, son sorpresa, haya convertido en- en cenizas el sueño de la Selección que viajó a Brasil con el sueño de revalidar su título?

La realidad: todo tiene su tiempo y todo tiene (buena o mala) su hora. ¿Dramatizar? Para qué. ¿Poner plañideramente el grito en el cielo? Ganas de perder el tiempo. Xabi Alonso, acierta, creo, al decir que “las sensaciones no eran las de otros campeonatos”. Verdad: magro el equipo física y mentalmente. Corrobora Fernando Torres:” No se ha visto en Brasil al equipo de España. Nos ha podido el cansancio físico”. Hasta Del Bosque, siempre comedido, se restriega los ojos:” Me dicen que iba a ocurrir lo que ha ocurrido y contesto que no, que imposible”.

La Luna tiene fases. El fútbol, también. España, últimamente, estaba pasando, si que quisiéramos advertirlo o verlo, del cuarto menguante al eclipse. Ha abdicado el Rey, viva Felipe VI: no a la nostalgia, tan infértil. Viva la nueva Selección de España – hay jugadores para reconstruirla- con o sin Del Bosque.

-Eres optimista- me dicen a veces.

Lo tengo escrito. Es mejor ser optimista que pesimista, de igual modo que, en mi sentir, es mejor creer en Dios que ser ateo. ¿Qué se gana con ser ateo? Nada. ¿Qué se gana con creer en Dios? Esperanza.

No a la apocalipsis

Sbado, 14 Junio 2014

La frase la leí hace años. Se me quedó, por chocante, en uno de los cajones de la memoria. Dice, más o menos, así: “Un conservador es un señor demasiado cobarde para luchar, demasiado gordo para huir y demasiado comodón para dramatizar”. Me dije: “Yo lucho, yo no huyo, yo no dramatizo, luego ¿soy conservador? Me contesté: “No, porque no soy gordo”.

Cinco a uno, con letras, de Van Gaal a Del Bosque. Según Del Bosque, el peor partido de su vida: para Van Gaal, el mejor partido de su vida. ¿Qué es la vida? Percepción y relativismo.

No huyo, digo. Miento. Huyo, sí: huyo del pesimismo y huyo de las tempestades apocalípticas. “Prefiero pensar a sentir” (Montaigne).

Pensemos. ¿Está concluyentemente eliminada del Mundial de Brasil la Selección de España? Aritméticamente no. ¿Sabrá sobreponerse al fustazo de Holanda? Respuesta entre interrogantes: ¿Por qué no? ¿Es tan malo Casillas? Hasta el 5-1, era el mejor portero del mundo. ¿Por qué no ha sido Casillas el mitificado Casillas contra Holanda? A lo mejor la culpa no es toda de él; Piqué y Sergio Ramos, iconos también, tampoco parecían ellos

-Ha fallado, pues, del Bosque.

Tampoco es eso. Analizar las “causas” de un “fenómeno” inesperado e impensado (5-1) no es fácil. La Selección alinea jugadores de mucho talento. ¿Acaso no lo es Silva, por citar uno? Claro que Silva es un jugador sobresaliente. Esta vez, sin embargo, no lo fue. ¿Por qué? No tuvo su día. Esto fue, resumiendo, lo que posiblemente le pasó a todo el equipo. Y aquí la pregunta genérica y global: ¿Por qué? ¿Debilidad física? Quizá. El “grupo”, salvo alguna excepción, ha llegado al Mundial “pasado y gastado” de partidos. Liga, Champions…El clima de Brasil: lo sé por experiencia: extenúa, agota.

-¿Está usted justificando lo injustificable?

Estoy tratando de no ser horrendo. Qué fácil es destruir a quienes ganaron una Copa de Europa y un Mundial. Ayer, santos y honorables; hoy, “pura miseria”. Ni justifico, ni acuso. Pienso. Y pienso que sí, que a todos nos ha afectado dolorosamente la derrota –inmensa, si se prefiere este vocablo-, pero como es mejor ser optimista que pesimista, de igual manera que es mejor presumir de creer en Dios que de ateo, vamos a esperar a ver qué pasa contra Chile y Australia. La derrota, es verdad, desalienta a los cobardes. La Selección de España, a Dios gracias y a los ateos sabios, no es cobarde.

El fútbol devora al fútbol

Lunes, 9 Diciembre 2013

En el Mundial de Brasil, ni se dude, España las pasará canutas por varias
razones: su selección tiene la reputación de dos campeonatos europeos y un mundial,y eso estimula el amor propio y el coraje de los adversarios.
-Yo vengo a jugar contra un adversario, el adversario jugará  contra el fútbol de mi equipo y la historia  que los jugadores lucen en la camiseta.
No lo tengo fácil
Lo dijo, en cierta ocasión, Van Gaal. En la actualidad, Van  Gaal es el seleccionador holandés. Como admirador de Del Bosque y de su selección, que es también la nuestra, cree que España es potencia todavía. Potencia con una estrella y  potencia por la  vigente reputación  de su Mundial El sorteo, esta vez, deplora Van Gaal, no ha favorecido a España ni a Holanda.
-Yo no lo hubiera hecho así -y agrega entre suspicaz e irónico-. Parece pensado para que a  la final lleguen  Brasil y Argentina.
La crítica, usualmente, es una gimnasia maliciosa del ingenio.
-Y de las personas inteligentes y con experiencia.
-También.
Al margen de la reputación, las otras preocupaciones de Del Bosque son esencialmente dos: el clima -el grado de humedad es altísimo en Salvador y Curitiba, tambi’en  en Río de Janeiro- y el estado de forma de los jugadores. El fútbol es ya un espectáculo extenuante  que exprime físicamente a los jugadores. Liga, Champions, Copa  y Supercopas, partidos internacionales de clasificación y  partidos amistosos…
-El fútbol devora al fútbol.
Algo de eso es verdad. Una final con 32  selecciones es es una final hinchada, es un brindis  al sol del populismo y del negocio.
¿Cuántos jugadores del Mundial de Sudáfrica seleccionará Del Bosque? ¿Hay recambios para los “gastados” por la cruel  cuchilla de la partida de nacimiento? ¿Mantendrá Del Bosque el minué del tiqui-taca?
-En Brasil -opina Jürgen Klopp, entrenador del Dormund- creo, por lo que estoy viendo, que triunfará el fútbol “heavy metal”.
Es, en efecto,el fútbol de Alemania, o fútbol VPV: velocidad, posesión y verticalidad. Guardiola ha hecho del Bayern, ya, el Bayern VPV. Y la crítica, escéptica  y renuente con él al principio, empieza a rendir culto a su “sabiduría”. Leo: “·Si en Brasil, Alemania juega como el Bayern, puede haber campeón”.
Clima adverso, temporada agotadora, poco tiempo para “ensamblar y conjuntar y decidir el sistema de juego” y jubilación de algunos de los  hombres de oro en Sudáfrica. Esa es la partitura, dura,  que ha de atacar Del Bosque.