Blogs

Archivo de la categoría ‘Pitada’

Artur Mas y Piqué

Sbado, 10 Octubre 2015

Cuando le vea, le diré:

-Piqué, en el fútbol como en la política, mayormente en un país tan politizado y futbolero como el nuestro, hay que ser cuco.

-Y tan extremista –me contestará.

Extremista, sí. A Piqué, dicho sea al paso, casi no lo conozco. Sé de Piqué lo que todos, que es un buen futbolista.

-¿Imprescindible?

- Hasta que aparezca otro mejor que él, sí.

Hay que ser cuco, repito. ¿Y qué es ser cuco? Ser ser cuco es reflexionar lo que se dice, es disimular lo que se siente, es ser hasta fariseo.

El otro día, en el Parlamento Europeo, Felipe VI acuñó frase muy cuca y certera políticamente. Proclamó: “Soy europeo porque soy español”.

-¡Qué bonito, qué musical! –leo que gritó alguien.

Cuco, musical, bonito. Un diez al Rey. Últimamente, allí donde habla, corta, retóricamente, políticamente, orejas y rabo.

El fútbol es otra manera de hacer política. El pique, admirado Piqué, entre el Real Madrid y el Barça, amén de futbolístico, es también política.

-¿Seguro?

En la ciudad condal, donde estuve hace una semana, en un foro, la gente no me hablaba de la perra de Artur Mas con el coñazo de la secesión, sino de la Liga. Me soltó un señor calvo, de unos cincuenta años, catedrático:

-No me entra en la cabeza una Cataluña sin España ni una España sin Cataluña, como tampoco me entra en la cabeza una Liga sin el Real Madrid o sin el Barcelona.

Hizo un respingo con la nariz, miró desconfiadamente a su alrededor y continuó:

-A Dios gracias no habrá secesión, pero si la hubiera lo que los catalanes de bien no le perdonaríamos jamás a Mas es que dejase al Barça sin Liga.

El futbol, insisto en ello, es también política. En Piqué, la gente ve un secesionista. Por eso le pitan. Secesionista y blaugrana, ¡casi nada!

-Y a usted, claro es, eso le duele.

-Pues sí. Claro que me duele. Me duele como español y catalán (nací en Barcelona) todo lo que desune o pueda desunirnos. Soy catalán porque nací en España, y soy español porque nací en Barcelona. Detesto a los políticos como como Artur Mas. Y me duele que, por hacer la pelota a Mas y a los secesionistas, Piqué no fuese cuco el día que dijo lo que dijo y que es la causa de que le piten cada vez que se pone la camiseta de la selección española.

Se lo diré, claro que se lo diré:

-Le diré: Piqué la política es falaz, traicionera. ¿Sabes lo que dijo de ella Jardiel Poncela? Dijo: “Si será mala la política, que a la suegra la llaman mamá política”.

En cuanto a los que le silban, les digo que cuando silban a Piqué, silban a la selección. Y eso ni es bonito, ni musical.

La colosal pitada

Lunes, 1 Junio 2015

De la final de la Copa del Rey pasarán al baúl de los recuerdos el primer gol de Messi , realmente colosal, y la colosal pitada pactada de las aficiones vasca y catalana al Himno de España. Digo pactada porque en estos días, como saben, no se habla de otra cosa, en el amustiado “césped” de la política, que de pactos.

-Del café para todos, nefasto café, de Adolfo Suárez, a la España de los pactos. La materia no muere ni desaparece, se transforma como España.

Messi es ya el rey de reyes del fútbol de todos los tiempos. “Lo que él hace, no lo ha hecho nadie” (Guardiola). “El Barça, con Messi, juega tan bien, que sólo juega él, no deja jugar al otro” (Rexach). “Para ganar el sábado al Barça, habrá que hacer bien muchas cosas, quizá el partido del año” (Allegri, entrenador de la Juventus).

Empate desecho. El “macho alfa” del fútbol es Messi.

-¿Y Cristiano Ronaldo?

-El macho beta. Cristiano es la potencia física y la bicicleta; Messi , la potencia creativa y el bordado de sus regates.

Ernesto Valverde, sonriente, pues lo que no puede ser no puede ser y además es imposible, fue sincero con los periodistas:

-Parar a Messi es difícil, y difícil es también parar a Neymar y a Suarez.

Abrumadora verdad.

La pitada al Himno de España. Alguien lo dijo así: “España es un país maravilloso: su problema son los españoles”. O sea: España es maravillosa; los españoles, no tanto.

-Discrepo de ese juicio

-Está usted en su liberal derecho.

El problema de la democracia española es que a veces deja hacer y deja pasar impunemente lo que no debiera dejar hacer y dejar pasatr (si no fuese así, el señor Más hace tiempo que habría dejado de estar donde está, por obvia exigencia constitucional). El profesor Tierno Galván, político inteligentemente cínico, era un demócrata “especial”: “Lo soy, lo he suido siempre. El problema es que los demás no lo son”. Y matizaba: “Ser demócrata es cumplir las leyes y hacerlas cumplir”.

Bingo, admirado profesor que estás en los cielos de la filosofía y del placer, esto es, en el paraíso. “Prevenir, para evitar curar, que dicen los médicos. ¿Por qué no se aplican también esa máxima los políticos y “custodios” de las leyes? ¿Qué va a hacer ahora, “a posteriori”, la Comisión Estatal contra la Violencia? ¿Castigar a la Real Federación Española de Futbol, castigar al Barça, castigar al Athletic?

El señor Artur Mas, que, como se sabe, se ríe de la Constitución como el telespectador de las gansadas de Javier Mota, vuelve a alertarnos chulescamente desde su consentida impunidad: “Si el Gobierno sigue amenazando, hará el ridículo y fomentará este tipo de actuaciones”, en referencia a la colosal pitada.

Bochornosamente colosal la pitada, colosalmente maravilloso el primer gol del rey de reyes, de Leo Messi