Blogs

Archivo de la categoría ‘selección española’

Mi querida España, positivo siempre

Lunes, 15 Junio 2015

España, mi querida España. Manuela Carmena, 71 años –vejez, divino tesoro: ¿por qué no?- alcaldesa de Madrid.

-Os voy a desconcertar – ha advertido, con rugosa sonrisa picarona, a los periodistas.

A la joven Ada Colau, primera mujer alcaldesa de Barcelona, no le asusta el reto:

-Si no hacemos lo que hemos dicho, echadnos.

Joan Ribó, profesor y vencedor sorpresa, es la nueva vara municipal de Valencia:

-El pasado no me interesa –ha exclamado.

Los tres, “nuevos” en la arena o en el césped de la política. Pasan de ellos, sin embargo.

-Oiga – me preguntan-, ¿es verdad que la Presley, tras su “hat trick” matrimonial (Iglesias, Falcó, Boyer), va a casarse con Vargas Llosa?

-Si se aman, ¿por qué no, mis queridas señoras?

Rafa Nadal ha vuelto a resucitar. Si hubiese sido coetáneo de Jesús, su nombre sería más evangélico que el de Lázaro.

-Resucitando es un rompedor de récords.

Lo formidable de Nadal es que es joven, no como Carmena; reta como Colau y, como a Ribó, lo que le estimula no es el pasado sino el presente.

-Soy positivo. Trabajo mucho. Mi reto ahora es Wimbledon.

En ello está. Ganar en Stuttgart, sobre hierba además, le ha subido el mercurio del ánimo y de la fe.

-Soy el de siempre, pero cada vez me cuesta más ser el de siempre.

Y eso que sólo tiene 29 años, joven ramillete de años.

Mi otra querida España, cómo no, es la selección de Del Bosque. En fútbol, también ganar cuesta cada vez más. La víspera del partido, Jatskevich, el Del Bosque de Bielorrusia, declaró:

-Jugaremos como nos deje España.

Imposible más humildad y reconocimiento de la clase de España

Acabado el partido, las primeras palabras de Del Bosque fueron para los jugadores:

-Les doy las gracias.

¿Por qué? Bielorrusia era un muro de cemento. Y pasaba el tiempo y pasaba el tiempo y España, intensa, sólida, aguerrida, no hacía sin embargo gol, hasta que en el último minuto del primer tiempo,¡ uf qué respiro!, apareció el gol.

-¡Al fin, gol! –respiré.

El autor, Silva, tal vez el mejor. Si bien, todos se exprimieron en cuerpo y espíritu positivo. Hasta el formidable y “pitado” Piqué:

-Había que ganar, sólo valía ganar.

Repetir “aquel” equipo, el del Mundial, es difícil. Pero intuyo que con los de antes y los “nuevos”, España, en fútbol, va a volver a ser muy querida. Y temida. Hay “tela marinera”.

-Usted, como Nadal, positivo- se me dirá.

-¿Qué gano con no serlo? Positivo, siempre

 

 

Sánchez, Iglesias, Del Bosque…

Domingo, 16 Noviembre 2014

Del Bosque, Pablo Iglesias, Pedro Sánchez. ¿Extraños compañeros de profesión? No crean.

-¿Qué tiene que ver Del Bosque con Iglesias y Sánchez?

-Algo. Voy a intentar demostrarlo.

A los tres les une el anhelo de la reforma. Pablo Iglesias quiere otra Constitución.

-¿Qué clase de Constitución, señor Iglesias? ¿Qué es lo que no le gusta de la Constitución del café para todos? ¿Por qué no explica usted su Constitución ?

Sería formidable que contestase a todas estas preguntas con transparencia no surrealista, con transparencia coherente, con transparencia no demagógica.

-Pide usted mucho. El señor Iglesias es un político de muchos quilates: sabe contradecirse, no obstante su juventud, con las artes de los políticos con muchos quilates. Además, ¿sabe usted lo que dijo el otro día su Alfonso Guerra, esto es, Juan Carlos Monedero?

-¿Qué, qué dijo?

-Que España es un país de católicos no practicantes y de demócratas no practicantes.

Eso, a lo mejor, es un psicofotografía no del todo desenfocada. Los políticos –todos y si no todos, casi todos- dominan la técnica de la confusión, del embrollo, del fárrago, de la maraña.

Pablo Iglesias, de todos modos, está de moda. Es joven, bajito como Pujol (los bajitos en este país suelen salir picarones, tunantes y listos) y no es feo, si bien Pedro Sánchez le gana de momento por dos a cero: es más alto y más guapo. Pedro Sánchez también padece la patología de la reforma. Su aspiración: una España asimétricamente federal.

-¿Y qué es eso?

-Lo ignoro. A mí la geometría se me ha dado siempre mal, y mezclada con política, como el café con leche, fatal

De Pedro Sánchez, un amigo mío, socialista de toda la vida y con muchos años de vida, dice por cierto que tiene más bien pinta de pijo de derechas que de izquierdas.

- Es que -observa- fíjate bien: sonríe como un pilarista, luce los vaqueros como los lucía Jorge Vestringe cuando era el “niño bonito” del PP de Fraga, con elegancia, y, en fin, no me lo imagino con el puño cerrado

El derecho a decidir y el derecho a opinar son derechos democráticos. Y derecho democrático es también pedirle a Pedro Sánchez que explique de una vez por todas a los ciudadanos y a las ciudadanas lo de la España asimétrica o federal o federalmente asimétrica o simétricamente federal que tanto predica.

-¡Es que hay que ver que encoñamiento ha cogido con el federalismo simétrico o asimétrico!

Del Bosque: éste sí está en el buen camino de la reforma. Congruente, sin locuras, acertado, sin pajaritos de colores en la sesera. No sólo eso: es que además los “enanos” herederos de los Xavi y compañía hay que ver cómo le crecen: con talento, con arte, con estilo. Isco, Koke, Juanfran, Alcacer, Alba, Bruno …

-Vaya sorpresa que deben haberse llevado sus enterradores tras el 3-0 a Bielorrusia

Pues sí. Y es que “ si los políticos se esfuerzan por hacer lo posible imposible” ( B.Rusell), Del Bosque se esfuerza por hacer posible lo imposible.

Adioses

Jueves, 19 Junio 2014

En el santiamén de doce horas, muchos adioses: adiós a Don Juan Carlos, adiós al Mundial de Brasil, adiós al tiquitaca, adiós al sueño de otro título. El adiós a don Juan Carlos, nostálgico.

-¿Tú –me recuerdan ahora los amigos- lo trataste?

Cuando los dos éramos jóvenes.

La vida es anécdota. Juegos del Mediterráneo de 1975 en Argelia. Vive Franco todavía. Cena en honor del equipo de balonmano por su oro. El Rey me invita a fumar en el jardín. Acuña frase para la Historia, que pasé a mi agenda enseguida:

-Exactamente –me dice-, quiero ser amigo de todos los españoles. La amistad es un sentimiento tan hermoso…

He escrito esta frase media docena de veces. Sí: me entristece su adiós. El adiós de un gran español. Fue, en efecto, amigo de todos, y más amigo de España que de todos. La Historia lo juzgara y describirá con nota galáctica.

El adiós a Brasil. Al sueño de Brasil. El gran don Pedro Calderón de la Barca, si viviese y le gustara el fútbol, que sí le gustaría, modificaría su verso y lo rimaría así:” ¿Qué es el fútbol? Un frenesí. ¿Qué es el fútbol? Una ilusión, un sueño, y los sueños, sueños son?”.

¿Qué le ha pasado a la Selección de Del Bosque? ¿Cómo es posible que Holanda, con palizón, y Chile, son sorpresa, haya convertido en- en cenizas el sueño de la Selección que viajó a Brasil con el sueño de revalidar su título?

La realidad: todo tiene su tiempo y todo tiene (buena o mala) su hora. ¿Dramatizar? Para qué. ¿Poner plañideramente el grito en el cielo? Ganas de perder el tiempo. Xabi Alonso, acierta, creo, al decir que “las sensaciones no eran las de otros campeonatos”. Verdad: magro el equipo física y mentalmente. Corrobora Fernando Torres:” No se ha visto en Brasil al equipo de España. Nos ha podido el cansancio físico”. Hasta Del Bosque, siempre comedido, se restriega los ojos:” Me dicen que iba a ocurrir lo que ha ocurrido y contesto que no, que imposible”.

La Luna tiene fases. El fútbol, también. España, últimamente, estaba pasando, si que quisiéramos advertirlo o verlo, del cuarto menguante al eclipse. Ha abdicado el Rey, viva Felipe VI: no a la nostalgia, tan infértil. Viva la nueva Selección de España – hay jugadores para reconstruirla- con o sin Del Bosque.

-Eres optimista- me dicen a veces.

Lo tengo escrito. Es mejor ser optimista que pesimista, de igual modo que, en mi sentir, es mejor creer en Dios que ser ateo. ¿Qué se gana con ser ateo? Nada. ¿Qué se gana con creer en Dios? Esperanza.