Blogs

Archivo de la categoría ‘Sergio Ramos’

Pesimismos

Mircoles, 22 Junio 2016

Como se ha perdido un partidos que debería haberse ganado, hay quien opina (no pocos) que a partir de ahora la selección española va a pasarlas canutas. A lo peor sí, a lo mejor no.

-¿Qué que opino yo?

-Yo opino que ayer la selección era una maravilla. Arte, imaginación, talento. Y como yo, la inmensa mayoría de los sabios en fútbol (críticos, entrenadores, jugadores de tomo y lomo).

Desde ayer ya no es así. Pesimismo. La raza hispana, mi querida raza, es así. O todo azul o todo grisón. El fútbol, de siempre, conviene recordarlo una vez, ha sido versátil, raro, puñetero, cabroncete.

-Sobre todo cabroncete.

Don Santiago Bernabéu lo decía así:

-Hay dos cosas cabronas en la vida: el hombre y el fútbol.

Lo que sí da rabia es que, de haber ganado –o empatado- a Croacia, el camino hacia la final hubiera sido más plácido. Ya no. De entrada, le espera a España la grumosa y áspera Italia. El fútbol de Italia es feo y aburrido.

-Pero duro. Y ahí está, dando guerra.

Cierto. Del Bosque, en la rueda de Prensa posterior al partido, no ha culpado a nadie. No es juez Del Bosque. Al contrario: su política, juzgando, es benévolamente disculpadora.

- ¿El penalti fallado por Sergio? – contesta -. Él tenía confianza en sí mismo.

No condena tampoco a De Gea:

-El primer gol se lo hicieron a muy corta distancia, lo fusilaron. El segundo fue producto de un contraataque.

Sentencia, esperanzado:

-Nos hemos llevado un disgusto, pero no estamos eliminados.

Lo del refrán: al mal tiempo, buena cara. Y es que es verdad: España no está eliminada.

-Italia es rocosa, pero también, en años, la selección más “vieja” de la competición –me recuerdan.

Lo que yo creo (una cosa es creer, otra es opinar) es que, a pesar de los pesares, no hay que dejarse abatir por el pesar del tropezón con Croacia.

-Ha perdido con nosotros, pero es el equipo que hace el fútbol más bonito del torneo –ensalza, con elegancia, el croata y jugador del Barcelona, Rakitic.

Ahora no creo, ahora opino. Lo que sí noto que le falta al fútbol de España son dos cosas: más velocidad (demasiado laxo el juego de circulación) y más decisión a la hora de tirar a gol. Hay que espesar, también, dicho sea al paso, el trabado defensivo, bastante poroso a los contraataques veloces.

Globalización

Mircoles, 9 Marzo 2016

Pedro, sólo quedamos tú y yo”, le dijo el otro día en el hemiciclo o estadio de los partidos políticos Pablo Iglesias a Pedro Sánchez”. Sonrisas. El ingenio, afortunadamente, no entiende de ideologías.

-¿Está usted seguro?

-Según un filosofo, de cuyo nombre no puedo acordarme (estamos en año de aniversario cervantino), dijo que el humor es la otra religión que hace soportable esta vida de ideologías.

Lo único que recuerdo de él es que era ateo, pero un ateo, como casi todos los ateos intelectualizados, dudan de todo, también de ellos.

-Vivir es dudar.

Y preguntar. Estadio Bernabéu. Partido Real Madrid- Roma. Papá con niño.

-Papá –le pregunta el niño (los niños, como los sabios, lo preguntan también todo)-, ¿por qué el Real Madrid es un equipo globalizado?

-Por la alineación, hijo. Fíjate en los jugadores. Menos Sergio Ramos, todos son extranjeros.

-¿Y eso por qué, papá? ¿Por qué todos son extranjeros?

-Mira, hijo, déjame ver el partido. Luego te lo explicaré en casa.

El público del Bernabéu ama al Real Madrid con la severidad de la exigencia. No pasa una. No se casa con nadie, tampoco por lo tanto con Florentino Pérez, a pesar de lo mucho que ha hecho y sigue haciendo por el Real Madrid.

-Pasa con Florentino en fútbol lo que con Rajoy en política. Hagan lo que hagan, sólo los ensalzarán, que diría Rubalcaba, cuando los entierren, que a los españoles, ciertamente, lo que mejor se nos da es crucificarlos en vida y colmarlos de olorosas flores, como a María en el mes de mayo, cuando los han encajado bien encajado en el féretro.

La globalización, guste o no, es lo que hay. Sergio Ramos, plagiando a Pablo Iglesias, también podría decirle a FP: “Florentino, españoles de España, sólo tú y yo”.

Por eso, cuando salió el canterano indígena (gallego) Lucas Vázquez por Bale, en el minuto sesenta, el severo y exigente público del Real Madrid FP lo acogió como a un “enterrado”, o sea con flores, como se celebra a María en mayo.

-¡Muy bien, muy bien, Zidane (otro globalizado)- gritó con fervor patriótico el papá del niño.

Nada tiene uno contra la globalización. Nada de nada. Pero la FIFA, se me ocurre sobre la marcha, debería premiar con un “Club de Oro” (algo así) a los clubes que cultivan la cantera nativa. Una globalización tan apátrida como la del Real Madrid, no sé, pero me gusta tan relativamente poco como el zafarrancho de partidos enfrentados (odios, poca voluntad de solidaridad, más amor a la Moncloa que a España…) de nuestra celtíbera democracia.

Dialoguen

Viernes, 3 Julio 2015

El humus del fútbol, en tiempo sin fútbol, es el runrún, el chisme, la hablilla. Desde hace días, Sergio Ramos y Casillas se van y no se van. ¿En qué quedamos, se van o se quedan? ¿Qué es realmente lo que quieren Sergio y Casillas?

-Quedarse.

Como es fiable, me fío de quien me lo dice

-¿Es también que quiere Florentino? – pregunto.

-A Florentino le haría feliz -me contesta- que Sergio fuese de otra manera. Sabe que otro como él, ahora mismo, no hay. A Sergio también le gustaría que Florentino fuese de otra manera.

-¿Tercos, cabezotas? ¿Qué? -inquiero

-Más dialogo, quizá. Hay cosas que deben resolverse dialogando, cara a cara, o sea: “Sergio, venga, vamos a hablar tú y yo. Vamos a razonar –eso tan difícil entre españoles, según don Miguel de Unamuno-. Tú me vas a comprender a mí y yo te voy a comprender a ti.

Eso es lo que hay. Porque, ¿dónde va a encontrar Florentino un defensa tan capaz, tan curtido y tan hecho al Real Madrid ? ¿Y dónde va a estar Sergio mejor que en el Real Madrid?

-Si se va a Inglaterra, a la Premier, menudo rollo con el idioma; a su edad, aprender cualquier idioma es incomodo y mortificante.

El otro madridista de toda la vida, esto es, Casillas. ¿Qué pasa con él?

-Que De Gea es más joven (24 años) y más alto (1,96), y que Casillas es más viejo (34 años) y más bajo (1,85). Eso es lo que pasa. Pura aritmética y pura biología. No hay más.

Cuando esto escribo, el runrún sobre Casillas y Sergio sigue siendo runrún -nudo gordiano. Que se va, seguro; que no, a lo mejor no.

Vivir, como se sabe, es especular, cavilar y fantasear. El Real Madrid, sobre ser oficialmente el mejor club-equipo de fútbol del siglo XX, es, en este joven siglo XXI, un club-equipo sumamente extranjerizado. ¿Se imaginan un Real Madrid huérfano de mozarrones nativos? Se escribe sobre ello, por cierto, desde hace días; y “Mundo Deportivo”, hoy, qué atrevido, contempla esta alineación madridista para la próxima temporada: Keylor Navas; Danilo, Pepe, Varane, Marcelo; Modric, Kross; James, Benzema, Bale; Cristiano.

-¿Un Real Madrid sin un solo español?

Sería horrible, creo. Para el Real Madrid, para la Selección y también para el fútbol español. Cataluña, con la perra anticonstitucional de la independencia, y el Real Madrid, sin un solo españolito de papeleta y urna cada cuatro años en su alineación. Impensable

Por el bien del Real Madrid, por el bien de la Selección y por el bien de España, don Florentino, ande, dialogue cara a cara con Sergio Ramos; también, si falla De Gea, con Casillas. Casillas, si se le trata con cariño y se le devuelve la confianza, tiene todavía cuerda para otros dos años, como poco. Pienso.

Es bueno que duden

Mircoles, 11 Marzo 2015

Bien, sí, caótico, que esto de ganar al Real Madrid en su estadio de laurel y gloria hacía años que no ocurría, “qué vergüenza” (CR7), verlo para creerlo, pero, sí, testigo multitudinario de la humillación todo el estadio, que el todo Madrid madridista estaba allí, restregándose las lágrimas de los ojos del orgullo herido por un adolescente e insignificante equipo del fútbol alemán.

-¡Pero qué le pasa a este Madrid ¡ No está, no existe, no aparece, está tanatorial.

Era la cabizbaja pregunta del madridismo perplejo.

-Lo siento –se excuso con nobleza Ancelotti ante los periodistas.

Ancelotti y la baraja de ases y reyes (en el Real Madrid, dada su jerarquía, no hay sotas ni caballos),todos tan bien pagados ,todos tan famosos, todos tan loados ,han sido goleados, ¡coño, por cuatro a tres, eso es un puñetazo de KO¡, por el prometeico y bien cohesionado Schalke 04.

-Lo siento.

Vale, Ancelotti, pero explíquese, ¿quién o qué está fallando en el equipo? ¿Es usted? ¿Son los jugadores? Es que si es usted, usted debe de saberlo. Y si no es usted y son ellos, los jugadores, usted debe de saberlo también. ¿O no?

-El Real Madrid es un pedazo vertical de torre, una de las babélicas torres del futbol europeo. Cuando una torre se viene abajo, es por algo. Ese algo es el que hay que descubrir. Y explicar –oigo.

El adjetivo de catástrofe es sólo un adjetivo, y “el adjetivo es trampa”, que decía Azorín. El adjetivo, a veces, es un ronquido, Un sonido gutural, exclamativo, que no explicativo.

-¿Cómo están los ánimos en el cuerpo ejecutivo, esto es, en el cuerpo de Florentino y en los cuerpos de sus asesores y compañeros de consejo directivo- he tratado de averiguar.

-Chafados, preñados de dudas –me han contestado.

Dudan, luego son inteligentes. La duda conduce al examen, y el examen, casi siempre, lleva a la verdad. ¿Cuál es la verdad de este Real Madrid enfermo, pálido como la princesita del cuento? Eso es lo que hay que averiguar. Pues seguir machacando lastimeramente en el clavo de lo mal que juega el Real Madrid a nada conduce. Que juega mal, es obvio, y obvio es también el hecho de que antes de enero del año en curso jugaba de rechupete.

-Contra este Real Madrid del binomio FP- Ancelotti va a ser difícil que pueda hacer algo el Barça del “desencantador” Luis Enrique –me confesó una gargantilla azulgrana.

Para que vean lo cabrón que es el fútbol. El “desencantador” Luis Enrique, encantando, y el encantador Ancelotti, desencantando.

Hoy es hoy. Mañana es mañana. Fútbol es fútbol.

Sentir a Dios y al Real Madrid

Domingo, 21 Diciembre 2014

Dios y Sergio Ramos. ¿Es Dios del Real Madrid? ¿Es madridista Dios?

-A lo mejor, lo que es Dios es “sergista”, fan de Sergio. –me apunta ingenioso un fan de Sergio Ramos.

¿Por qué no? El Papa Francisco dice que “sabemos que no es Dios, no sabemos que es Dios”. Cuando dijo eso, generó leve, sólo leve, revuelillo. El Papa Francisco no es cobista

Dios, exista o no, es necesario. Lo dijo Voltaire: “Si no existiera, habría que inventarlo. El profesor Tierno Galván era agnóstico, socialista y volteriano.

-Soy más cosas, pero eso no significa que uno crea en todas las cosas. De algunas- agregó-, dudo mucho.

Cena inolvidable la de aquella noche con él y otros comensales. El fútbol, naturalmente, le importaba lo que a mí la política, pero el fútbol y la política existen.

-Hay que hablar – subrayó en otro momento- de lo que habla la gente. A la gente no hay que ignorarla, hay que escucharla, mayormente si uno es político.

Hoy, Dios y Sergio están en todos los periódico. “La mano de Dios”, que argumentó Maradona para justificar una mano que no vio el árbitro; y “Dios es del Real Madrid”, que dice ahora Sergio Ramos.

-Seas o no seas agnóstico o lo que seas –me aconsejó una vez Antonio Aradillas, sacerdote y amigo del alma-, sé “hincha” de Dios. Eso te ayudará.

No sé si Dios existe o no existe, no sé qué es Dios, pero he sido y seguiré siendo “hincha” de Dios.

-Es mejor creer en Dios que perder el tiempo hablando de él –escribió un filósofo.

Se me pegó también al corazón ese pensamiento. A Dios no se le razona, se le siente.

El Real Madrid –esto es lo importante laica y futbolísticamente- ha ganado su cuarto título. Cuatro títulos de oro y oro en este 2014 que expira. Sergio Ramos, con su “divina” cabeza, ha sido ciertamente divino con sus goles en dos finales de oro y oro. Y, encima, “Balón de Oro”, muy justamente, del Mundialito.

-He arriesgado jugando hoy, pero no me lo quería perder -ha declarado Sergio.

Eso es sentir. El profesional sin tacha siente más que razona. Di Stefano era así también.

Aleluya, esto es, júbilo por el cuarto título. Sergio se sirve del fútbol y sirve al fútbol, a la vez que sirve al Real Madrid. Florentino Pérez, tan eximio empresario como presidente del Real Madrid, a veces, sin embargo, prefiere razonar a sentir.

Jamón, jamón

Lunes, 23 Diciembre 2013

La crítica fastidia. Quien diga lo contrario, no es sincero. Los críticos son como los árbitros de fútbol.

-¿Cómo que como los árbitros de fútbol?

Si el árbitrro se equivoca a favor, loado sea; si no, que Satanás se lo demande sin atenuantes ni indultos. De la crítica literaria decía Cela, a quien le gustaba el fútbol:

-Prefiero aprender de los que me elogian que de los que  sólo se fijan en las  pajas y las vigas de mis libros.

El fútbol es un cabo Cañaveral de popularidad. Te asciende a los cielos de un día para otro  y te baja de ellos, sin pausa, a la misma velocidad.  Vanidad de vanidades.

-La vanidad es el tejido de seda del ser humano.

Algo así. Sergio Ramos es un buen chaval. Me consta. Majo,sí; y celoso  custodio de su trabajo, sólo que el trabajo, como el mar, tiene mareas. Marea alta: loas de los críticos; marea baja: ¿qué le sucede últimamente a Sergio?

La popularidad es un charco con sapos y ,como dijo no sé quien, el político y el futbolista que no saben tragarse los sapos de la crítica, lo mejor que pueden hacer es dedicarse a otra cosa o, también esto, ignorar a los críticos.

-¡Ya no te leo! -me gritó una vez Di Stefano. Le felicité.

A los pocos días,me dijo:

-Estuve impertinente.
Le felicité por su elegancia.

A Sergio se le pasará pronto  el berrinche de “que la crítica le entra por un oído y le sale por el otro”, que dijo ayer. Al lado del enojo de Sergio, hay que alinear hoy  el elogio, en Barcelona,a topa plana,  de Pedro por sus tres goles al Getafe (destellantes los tres, vistos y no vistos),  y el redoble de tambores, también a topa plana en Madrid, de  Jesé por salir, chutar y hacer el gol de la victoria al Valencia.

-Dos españoles netos y natos: Pedro y Jesé. Qué ganas tenía yo de ver a dos españolistos  ensalzados  en primeras páginas  como si fuesen Messi  y Cristiano.
Lo que también es de celebración es que el Atlético siga haciendo de jamón, jamón, en plan bocadillo, entre el Barça y el Real Madrid.