Blogs

Archivo de la categoría ‘tenis’

El poder de la fe

Lunes, 8 Julio 2013

Andy Murray y Marion Bartoli o la fe. La fe es vocablo polisémico. Es la primera virtud teologal pero es otras virtudes. Es,a lo mejor, la virtud de las virtudes.
-A Murray,un día,le dijeron algo así: “Vales mucho. El tenis, si tienes fe, te alzará .La fe, Murray, sin trabajo, es fe muerta”.
Acabo de leerlo.
Marion Bartoli es,físicamente hablando, el antitenis. Fea  físicamente.
Pero para combatir la efe de fealdad, Bartoli atesora  el arma secreta de la fe ,que, efectivamente, mueve montañas y mentes  y hace que hagamos y seamos lo que,mirándonos en el espejo, consideramos que nunca podremos hacer y ser.
-Mi fe es el trabajo, mi tenis es el trabajo, soy  mi trabajo.
Así  de rotundamente se expresa Bartoli,cuadrada, hembrimachada, bajita
(l,70) .”La fe nos hace grandes” .Grande es ya la francesa Bartoli, una bajita, como grande  es la selección española de fútbol gracias a sus bajitos.
Físicamente, Napoleón era como Bartoli: un bajito grande que acollonó a Europa.
Cassius Clay decía que su ego y su fe eran la mente. “Yo no tengo el ego de la vanidad, tampoco el de la soberbia. Mi ego reside en esta caja -y se señalaba  con orgullo la cabeza- .Soy el más grande -de eso sí presumía- gracias a lo que tengo aquí dentro. Si no tuviera lo que  aquí dentro tengo, mis puños perecerían de potencia”.
Murray ,lo reconoce casi llorosamente  hoy, ha sufrido.”·Yo siempre he creído en mí, los que no creían en mí eran ellos” .Ellos: la crítica,al parecer. Murray tenía ante sí tres “murazos” contra los que se estrellaba una y otra vez: Federer, Nadal, Dyokovic. “Nunca ganarás Wimbledon mientras vivan ellos”, le soltaron una vez en un periódico.Murazo derribado. “Lo he conseguido -explica- gracias al trabajo, a la fe en mí y en mi trabajo”.La fe, ciertamente,  le ha salvado.
Es curioso esto de la fe. En un siglo tan hostil a la fe teologal, en un siglo tan  seglarizado , la fe no sólo no está muerta sino que produce milagros como los de Murray y Bartoli. La fe,pues,es útil; la fe, pues,es buena.

La Moda

Lunes, 14 Mayo 2012

El azul es el nuevo color del buen empresario y buen vividor Ion Tirac,ex tenista entre otras equis.Admiro a los emprendedores.
-América -decían el malogrado Kennedy- necesita hombres emprendedores.
Tirac,el “amo” del Másters 1000 de Madrid,lo tiene claro.Le gusta el tenis en azul,como a los franceses les gusta la vida en rosa y a los japoneses el flamenco.
-Yo venir a España todos los años,por ver y oir flamenco,¡olé! -me confesaba hace unas noches un japonés de Tokio en el “tablao” de Torres Bermejas.
-Vendrá tambien -le repliqué- por ver el Prado y el estadio Bernabéu .
-Bueno,sí,de paso,pues nos los meten en el programa, de visitas,pero nada como el flamenco.
Tirac,como el japonés,también flamenco.
-El año que viende,la pista será otra vez azul- dice tozudo,y es que él es tozudo según él.
Antaño,muy antaño,el color del tenis era blanco. Manolo Santana en Wimbledon,cuando ganó el torneo,lucía un pantalon tan blanco y con la raya tan bien trazada geométricamente,que hasta el “Times” ponderó su elegancia.Elo tenis ya no es así.Federer es quizá el más elegante.En el tenis,ahora,hay quien presume incluso de indumentaria cutre.
-¿Por qué visten tan zarrapastrosamente,algunos?-he preguntado a gurús del tenis.
-Es la moda,y la moda ni es bonita ni es fea, es moda.De igual manera que las adolescentes de piernas largas y esbeltas las cubren con hoerribles “polainas” militares,casi,de montar a caballo.La moda,amigo,la moda.Vivimos la cultura de Belén Esteban y la devaluación de lo bello.La moda,amigo,la moda.
Yo lo que quiero decir ,en fin,es que Nadal y Djokovic,por citar lumbreras,repudian el tenis en azul,y pienso que con razón.Lo que ocurre es que donde manda el dinero y el tirano,o sea Tirac,no mandan quienes,precisamente por lumbreras,dan luz y brillo al tenis.¡La moda!

Ser español en Sevilla

Lunes, 5 Diciembre 2011

Lo de Sevilla,gracias a la Copa Davis,ha sido una maravilla por Nadal -Nadal,siempre Nadal-y Ferrer y por la españolidad del ambientazo.
-Ha venido el Rey -me susurra un compañero-,luego vamos a ganar.El Rey -agrega- tiene algo de sortilegio,qué pena que no visite el Calderón de vez en cuando.Acabaría con el pupismo del Atlético.Seguro.
La gente -había que estar allí para disfrutarlo- lo pasó de marisco a tutiplén y de turrón a porrillo .”¡Soy español!,gritó uno.Al momento ,en resonancia:”¡Somos españoles!”.Y el festival de efervescente españolidad duró justo hasta el momento en que Nadal -otra vez Nadal,siempre Nadal- “cerró” el calvario de su partido con Juan María de Del Potro.Tsunami,entonces,de vivas a los jugadores y a España.
Comenté:
-Qué lástima que no esté aquí José Bono,¡cómo gozaría viendo esto!.
El ya ex presidente del Congreso de los Diputados,hace unos días,se quejaba de nuevo,y con toda la razón,de que tenemos miedo al grito de ¡Viva España!.
¿Qué es ser español?.Ah.Hoy ya no lo sé.
-¿Por qué?
-Cuando España era aquella cosa tan rara y acaudillada de una,grande y libre,en el colegio.una tarde,un jesuita (estudié con ellos),dijo,nos dijo:
-Hay que amar a Dios sobre todas las cosas y sentir a España como se siente a Dios.
Ese binomio, hoy,lo repudia por rancio la esnobista y forofa “gauche divine”.
-Un monento.¿Qué es la “gauche divine”.
-Te daré la respuesta que en su día,hace un porrón de años, me dió un amigo que presumía de “gauche divine”.”Exactamente no lo sé -me contestó- ,sólo sé que los antifranquistas tenemos que ser de la “gauche divine”.
Lo reconozco.Soy un español rancio: me encanta gritar ¡Viva España!,como al Rey,como a Bono, y en Sevilla lo he pasado de marisco y turrón.
-Qué patriota eres.Pero ¿qué es hoy ser patriota?
-Ser de la “gauche divina”,creo.

El currante

Lunes, 7 Junio 2010

EL CURRANTE

La Zarzuela de Rafa Nadal es Roland Garrós:ahí el rey es él, ahí la raqueta de Nadal hace pasamanería real. Soderling,la raqueta de hielo, ha sido licuado por un Nadal otrra vez seguro de sí mismo. Pentacampeón. Verlo y creerlo. Soderling,tan seco y distante, esta vez elogió con alteza a Nadal:  “Si sigues jugando así ganarás lo que quieras”. El lenguaje del cuerpo del sueco hablaba sin palabras: resoplidos, andar lento, mirada turbia.”Quiero pero no puedo y eso que estaba seguro,antes de salir a la pista, que iba a volver a poder”. Nadal, siempre Nadal. Nadal es la magia del corazón. Es la energía psicológica. Es el vedetismo de la humildad. Es el milord de la arcilla. Ya lo dijo Federer hace dos años: “En la arcilla, Nadal es arcilla también; la arcilla está enamorada de Nadal”.

El credo de Nadal es espartano: competir para “intentar” ganar; “intentar ganar” para “mejorar” la reputación y no caer en la frívola confianza para “intentar” ganar y no perder reputación. Siempre el modesto “intentar”. “Voy a intentarlo, creo que puedo intentarlo, me he preparado para intentarlo”.

El vedetismo no es lo suyo. Cristiano Ronaldo dijo el otro día que quiere ser eterno. Infatuado y narcisista CR9. Nadal, que vuelve a ser oficialmente el número 1 del mundo, va y dice: “Bueno, sí, eso es bonito, claro, pero no, no me entusiasma, no; hoy soy el número 1 y mañana dejo de serlo; lo que yo quiero es…  bueno, no dejar de ser un “buen currante” del tenis”.

Roland Garros, amen de haberle hecho pentacampeón y devolverle el número 1 del mundo, le ha dado un cheque de un millón y pico de euros por su triunfo sobre Soderlin y un reloj de 360.000 euros. Nadal, además, ha mutado en simpatía la antipatía de una parte del público galo.

- ¿Cómo vas a celebrar este triunfo?

- Empezando a entrenarme mañana mismo para Wimbledon

VA A SUFRIR NADAL

Mircoles, 26 Mayo 2010

Rafa Nadal, con la raqueta en la mano, jamás desprecia a nadie. “Yo creo  mucho en mí -declaró modestamente  una vez-, pero el adversario también cree mucho en él. Un adversario es siempre un adversario”. Imposible más calidad de respeto.
Roland Garros, sin embargo, este año, va a ser un adversario atroz. Nadal lo sabe. En tierras batida, la espina de Federer es Nadal. La otra espina de Federer es Roland Garros. “¿Lo ganaré, no lo ganaré?”, rumia Federer, quien esta vez se ha propuesto ganarlo. Casi lo ha dicho, si bien con diplomática caución.
-Me he preparado como nunca para ser el mejor -reconoce en los periódicos.
El otro adversario de Nadal es el público. Hace tres años lo veneraba. “Torero y matador”, titulaba  sin estrujarse las meninges un periódico.
Contra el adolescente ídolo galo Gianni Mina, 18 años, Nadal, ayer, pese a ganarle con claridad, sufrió; a Nadal el sufrimiento se le nota en los tics (hablaré de ellos algún día). Mina tiene largas, flexibles y veloces las piernas, y el “gen de la creatividad”. Sus golpes en suspensión son bravos y divertidos, y algunos de sus raquetazos, geniales. Llega al público. La crítica piensa que también él llegará lejos y alto.
A un colega, francés, le preguntó, de todos modos, por la hostilidad de sus compatriotas a Nadal.
-Mira -me larga-: vosotros, los españoles, hace tiempo que nos amargais el Tour y Roland Garros. También,ultimamente,el fútbol. Sois -ironiza- unos “sureños” demasiado altivos. Los franceses somos sociables y corteses, pero también, como vosotros, arrogantes y orgullosos. Y Nadal se pasea por Roland Garros como por su Mallorca. ¿Me entiendes?.
No, claro. Percibo no obstante que Nadal  este año tiene dos  adversarios colosos y quemados: el público galo y un Federer al que le pasa lo que al público de Roland Garros, que no quiere que lo gane otra vez Nadal.

El juez de Nadal

Martes, 26 Enero 2010

Lo confieso: soy forofo de Rafa Nadal, del caballerazo y pudoroso Nadal. Cuando él sufre, yo sufro. Si no fuese forofo suyo, le vería ganar y perder con indiferencia. La vida, que dijo alguién, es vivir, sufrir y morir. Pues sí y pues no. Vivir es admirar y sentir. Admiro a Nadal y siento que el “top ten”, del que él es el número dos, se haya convertido, desde hace unos meses, desde mayo de 2009 en que ganó el torneo de Roma, en su infranqueable “Muro de Berlin”, valga la metafora. Murray, cuarto del mundo, y Davydenko, sexto, son ya lobos feroces para él.

Hoy, tras perder los dos primeros sets, se retiró en el tercero cuando perdía por 3-0. Andy Murray, 22 años, sólo un año menor que Nadal, ha crecido mucho, y “yo era junior cuando Nadal era ya senior”, ha recordado en la entrevista a pie de pista. Murray hoy tan hidalgho del tenis como Nadal.

Nadal es, sigue siéndo, la fuerza de su mente. Pero su físico empieza a estar herido.Ya demasiadas lesiones, tal vez.

Murray, hoy, ha demostrado que a Nadal, para ganarle, hay que “gastarlo”, cuando lo de Nadal, antes, era gastar a sus adversarios. El tenis, cada vez más, es el “ace”, el cambio de ritmo, el poder físico de los golpes. Murray tiene estudiado a Nadal y sabe “exasperarlo”.

A Nadal me lo sé de memoria de tanto verlo, de verlo con tanta frecuencia. ¿Es el sudor señal de ansiedad? Creo que sí. En el primer set, Nadal sudaba a chorros. Pensé: “Está preocupado,tiene dudas”. Cuando aprieta con frecuencia los dientes,está diciéndonos también que no acaba de encontrarse consigo mismo, que algo le sisea en la mente que la raqueta que tiene enfrente es peligrosa como el filo de una daga florentina.

¿Romperá el “muro de Berlin” del “top ten? 2010 acaba de empezar. 2010 será el juez de Nadal. Hoy estoy tan triste como Nadal.

Hay que roerlo

Sbado, 2 Enero 2010

Los gallegos no dicen hay que roerlo, sino que hay que “roelo”. “Al Pontevedra -en fúbol- hay que “roelo”. Este 2 de Enero nos trae la “buena nueva”de la “resurrección” de Rafa Nadal .A Rafa, por lo que sea, el escandinavo Soderling le mira de soslayo  y con un azul (el color de sus ojos) belicosamente turbio.

La mirada es,ciertamente,una forma de lenguaje. Soderling es un “emergente peligroso”, basáltico”, lo dijo el otro día Federer con resignado y caballeresco conformismo despues de ser eliminado -contra pronóstico- por él: “Ya avisó el año pasado ,luergo no debe extrañar a nadie mi derrota “. Nadal se jugaba mucho hoy .

Empezar bien el año es como empezar bien el año escolar. Nadal lo ha iniciado a lo grande,ganando a un “emergente potencialmente grande” que se le impuso en sus dos últimas confrontaciones. Cuando el físico le responde ,Nadal bascula entre el número uno y el número dos del mundo. Hoy,al amergente, le ha esquinado la azul mirada. Nadal, este 2 de Enero, ha vuelto a ser el que nunca queremos que deje de ser  y su triunfo nos alegra a todos como a él.
-Nadal, en forma, es asfálticamente una linea recta sin baches.
Elogio leído a no sé quién,pero que lo define. Nadal tiene muchas lecturas, muchas definiciones.

Boda de penalti y a bote pronto

Martes, 14 Abril 2009

Roger Federer, 27 años,suizo, y Mirka Vavrinec, suiza y 30 años, se han casado de penalti y a bote pronto (sin avisar a nadie,en intimidad entre íntimos) en Basilea.

Roger tenía 19 años, nada más, cuando besó por primera vez a Mirka, tres años mayor. Se besaron, se juntaron y así han estado, juntos, juntitos, casi nueve años. Nueve años de noviazgo, de amor sin papeles.

-¿Por qué os habéis casados?

-Por el hijo que “nos viene”.

Se dice de Roger que es un hombre frío.”Sólo muta su inmutabilidad Rafa Nadal”, escribió hace meses un periodista suizo. Roger ni es simpático, sería desatino afirmarlo, ni antipático, sería ligereza escribirlo.

-¿Qué cómo es Roger en el trato personal? Educado, correctísimo, sensible -contestó para una revista, recientemente, Nadal.

Roger, a pesar de ser el número dos del mundo, aritméticamente, para los omnisapientes jubilados, sigue siendo, técnicamente, el número uno. Cuando le dió el primer beso a Mirka, dijo que tenía la suerte de jugar al tenis y la felicidad de haber besado a Mirka (algo así, que no así exactamente). Rasgo de humor,algo poco o nada habitual en su carácter, que “no introvertido ni misógino”, sino tímido. La timidez, destacan sus amigos, es su elegancia, no en balde se le ha comparado con David Niven, legendario actor británico (murió en l983),”el más gentíl y distinguido de todo el mundo”, se escribió.

Lo que ha sorprendido de esta boda, repentina y relámpago, es que, tras nueve años de vida en pareja despapelada, hayan, de pronto, a bote pronto como digo, decidido empapelar y cristianar su su emparejada vida.Lo ha explicado Roger:

-Hasta ahora, sólo me he dedicado al tenis y a Mirka (además de su pareja,su mánager, por cierto muy dura y hasta antipática como tal). Ahora tanto Mirka como yo, tenemos la más hermosa de las dedicaciones: nuestro hijo.

A mí estas cosas tan “atípicas” en este tiempo tan típico de vive como quieras y sin garambainas de curas y papeles, la verdad, me llaman la atención, hasta me emocionan, ¿por qué no?.

Dos pieles de miura: Nadal y Verdasco

Viernes, 30 Enero 2009

Dos pieles de miura, dos gallos de cresta erecta y desafiante, dos españoles: Rafa Nadal y Fernando Verdasco.

Leí el otro día que la rusa Dinara Safina, hermana de Marat Safin (casta de tenistas), decía que su peor enemiga era ella, “mi mente, ¡cómo me gustaría tener la mente de Nadal!“. Rafa Nadal es ya, en el circuito, gane o pierda, “La Mente”. El orgullo de su mente, mente de cresta erecta y siempre difícil de arrugar o humillar.

He visto, desde el comienzo hasta el final, el indómito y encarnizado duelo entre los miuras Verdasco y Nadal, y he sufrido, y he visto sufrir como pocas veces a Nadal, “La Mente”, y he presentido, también, la desesperación, a veces, del poco menos que irrompible Verdasco, “El Eclosionado”.

- ¿El qué?.

Verdasco eclosionó en Argentina, en la final de la Copa Davis. Rompió allí el cascarón de sus increencias (en sí mismo) y de su falta de fe (en sí mismo), “no me creo figura”, dijo una vez. Es ya figura. Está ya entre los diez mejores tenistas del mundo. Antes de Argentina, era un tenista sin color; desde Argentina, su tenis tiene el color miura de la agresividad y del “crack”; y contra Nadal, hoy, esta mañana, ha sido tal vez el rival que más ha hecho sudar, “sangre,sudor y lágrimas”, en años, a Nadal.

- ¡Qué tío! -dibujó en los labios más de una vez Nadal. O tal vez exclamó “¡qué putada, las estoy pasando putas!”. El taco es el laxante que mejor desahoga la adrenalita de la desesperación, según Cela.

El tenis es uno de los deportes más bellos del mundo, sin discusión: técnico, psicológico, vérsátil en alternativas, agresivo, depresor. Y mental.

- ¿Para qué sirve la técnica si no lo lubrica y robuestece la mente? -le tengo oído a alguien.

Verdasco es, a partir de hoy, “El otro Nadal” (¿puedo escribirlo así?). Si bien, es todavía arriero con defectos corregibles, no precisamente el mental no. Sus errores no forzados, por citar uno de ellos, son a veces verderones, dado ya su rango principesco.

Contra Federer, en la final, el domingo, estará, ¿derrengado?, Rafa Nadal. Se ha merecido estar en esa final, también,”El Eclosionado”, o sea “El Otro Nadal”. Ha nacido, en fin, para el tenis español, otro Nadal. Y los dos en el Open de Australia, han puesto alto, altísimo, el nombre de España.