Blogs

Archivo de la categoría ‘Torres’

Tres centenarios

Lunes, 8 Febrero 2016

Tres centenarios: Luis Enrique, Torres y Simeone. Enhorabuena a los tres.

Luis Enrique y el Barça sintonizan. Yo ya no sé si el Barça es lo que es gracias a Luis Enrique o Luis Enrique es lo que es gracias al Barça. El caso es que cada día son más “mayoría absoluta” juntos, eso que era antes Rajoy con su PP.

-Que ya no, que ahora la liga de los partidos políticos está interesantísimo: el PSOE de Pedro Sánchez a matar contra el PP de Mariano Rajoy; el Podemos de Pablo Iglesias, en plan Atlético de Madrid de Simeone, incordiando a Pedro y a Mariano, y Albert Rivera, en plan espectador, viendo con elegancia descomprometida como se atizan “por el bien de España” –qué sarcasmos- los “picapiedras” (que dicen en las redes sociales) Pedro y Pablo.

-Hay que divertirse, oiga, que la vida es un pestañeo, que escribió el poeta, y ya que ya no hay boxeo, casi, qué mejor boxeo que el de los políticos.

Luis Enrique. Me divierte su mirada de desdén en las ruedas de Prensa y su pimienta filosófica. Luis Enrique ha alcanzado ya la cifra centenaria de cien partidos como entrenador del Barça.

-Felicidades, catedrático.

-¿Por qué? En el Barça, yo sólo soy uno más.

Modesto, a pesar de que su ego es un ego efervescente. Como debe ser.

-Lo importante –dice- no son los números, son los objetivos.

Y su objetivo, esta temporada, es el haz, otra vez, de los tres “Grandes”: Liga, Copa del Rey y Champions:

-Como tenemos muy buenos jugadores, imponernos esos tres objetivos no es soñar.

Pragmático. Como Simeone, otro centenario. Su centenaria rúbrica: suma ya en el Atlético, como técnico, cien victorias

-Y eso que el Atlético, en vez de tridentes, tiene, sencillamente, gente jabata con las cáscaras de yemas gordas y acollonantes como las de las avestruces.

Pasito a pasito, partido a partido, el Atlético, ciertamente, es su obra. Picasso decía:

-Yo trabajo, y me sale lo que ven ustedes.

Simeone, salvando las diferencias entre pinceles y balones, podría decir lo mismo:

-Yo trabajo, y me sale que el Atlético es el jamón entre el Barça y el Real Madrid.

Torres, el otro centenario del día. Al fin “El Niño”, ya, ay, no tan niño, marcó su gol número cien. Lo más bello del mundo es el amor. Amar y ser amado. Lo de Torres y la parroquia rojiblanca.

Tres centenarios. Tres personas. Tres personalidades. A ver si los políticos aprenden a amarse como enseña el fútbol.

Abramovich y Florentino Pérez

Lunes, 21 Mayo 2012

El “tapado” de la vida es la sorpresa y la sorpresa del fútbol es el “tapado”.El “tapado” de esta temporada ha sido el Chelsea de Abramovich y del “declinante” Drogba.

-No desdeñéis a los viejos,son los sabios de los jóvenes.

Drogba,el otro día,hizo que volviese a acordarme de Alfredo Di Stefano,a quienes los jóvenes,afortunados ellos por jóvenes,no lo vieron jugar.Alfredo no sé si ha sido o no ha sido el mejor jugador de todos los tiempos.No lo sé.No hay medidor fiable para mensurar esta clase de valores y calidades.Lo que sí digo una vez más que nadie tan completo como  Di Stefano.

-¿El jugador total?.

-Sencillamente,el más completo.

Drogba,el otro día,me lo recordó.Drogba ,el otro día,era fascinantemente ubicuo o con la cabeza o con las piernas o con su macizo físico o porque, oportunamente,aparecía allí cuando había que aparecer.Hizo de todo,hasta fabricó un penalti para que lo fallase Robben.La Chmapions League de este 2012 será recordada históricamente   por Droghba,34 años,un viejo.

El Chelsea es la billetera de Abramovich,como Florentino Pérez es la chequera del Real Madrid.¿Y qué?.El dinero es una herramienta,como la pica de “mi abuelo el picador”,o el talento de Einstein,que era un mal estudiante y aprobaba con cinco pelados.”Estudiar es un martirio”,confesaba.Si Dios escribe rector con renglones torcidos,Abramovich (más de diez mil millones de dólares de fortuna) escribe la historia del Chelsea con la rúbrica de su poderosa firma en cheques o papeles  (el cheque,¿qué es?.Un papel).Algunos colegas míos han querido como desdorar el mérito del Chelsea,el “tapado” de la diosa vida y del “puto fútbol”,aireando que sin los dineros (dólares,euros,libras o petrodólares) de Abramovich,la hazaña del Chelsea no hubiera sido posible.Les  digo con humildad,con la humildad del raciocinio,a esos compañeros:cuando el Real Mourinho FP gane la “Décima”,lo cual será el año próximo,¿se argüirá como argumento deslustrador y mancillador el dinero gastado por Florentino?.

Enhorabuena a Drogba,a Abramovich por su fortuna (en dinero y equipo) y al “puto fútbol” por divino,frívolo y sinusoide.

No olvidaremos nunca este Mundial

Lunes, 12 Julio 2010

Viva España hasta la final y en la final, viva España. Objetivo cumplido. El camino no ha sido fácil. Y la final, como se ha visto, tampoco. Agonía, sufrimiento y lágrimas.
Agonía por dos razones: los holandeses han sido huesos de taba.
-Sucios, oiga, sucios, hable con propiedad.
Precisamente por sucios, huesos de taba. El otro hueso de taba, el árbitro. El señor Howard Webb es narcisista, y la FIFA lo sabe. Al señor Webb le gusta, por ego, que lo exhibe voluminoso, hacerse notar, cuando la primera norma de un buen árbitro es ser y estar y que nadie se entere de que es y de que está. El señor Webb rompió más de lo debido el ritmo del partido, que era español, y eso, mayormente en la primera parte, desnortó y perjudicó seriamente a España. Fue también condescendiente hasta la condenable benevolencia con Van Bommel. Sin este árbitro, tal vez el partido hubiese sido menos agónico para España.
En un Mundial se sufre siempre. Cada partido es una final. Ahora todo es humor y alegría. Pero hasta vencer a Holanda, España ha tenido que vaciarse en cuerpo, alma y corazón en los siete partidos, cinco de los cuales los ha ganado sólo por uno a cero. Cuando se perdió con Suiza, los memoriones recordaron que ningún equipo campeón del mundo había perdido su primer partido. Del Bosque, entonces, pidió calma: “No creo en esas cosas. Cada Mundial es distinto”. Lo es.
Este Mundial ha sido el Mundial de la estética. Lo ha ganado la estética, o sea España. La estética “full time”. Sin cambios de rumbo, sin concesiones a la crítica impaciente. Del Bosque ha demostrado tres cualidades excelsas: fe en su estilo de juego, fe en sus jugadores y fe en su criterio. Es además un señor. Un señor también con mucho estilo. Lo he escrito algunas  veces: ¿por qué lo echó como lo echó el Real Madrid? Sigo sin comprenderlo.
Las lágrimas de Casillas, justificadas. La tensión del portero es tremenda. Decía un gran portero, Arconada, que los errores de los árbitros y de los porteros rara vez se perdonan. Casillas, por tener una novia guapa y periodista, ha tenido que aguantar, oir y leer necedades de periodistas (¿?) estólidos, claro. Casillas no sabe odiar, pero la verdad es que ha debido pasarlo mal. De ahí que anoche, consumada la victoria sobre Holanda, reventara en llanto aliviador y humano.
Al mal tiempo de la crisis económica, la buena cara de este  título del mundo. El primero de España.
Y la España despolitizada, la España de a pie y voto cada cuatro años, la España que lo único que quiere es paz, trabajo, convivencia en armonía y unidad, se ha sentido gracias al Mundial de Africa solidariamente feliz. Solidariamente española. Española como nunca. Más española que el toro de Osborne. No olvidaremos nunca este Mundial

Quejicoso y gemebundos

Martes, 22 Junio 2010

En España, cada ser humano es una autonomía, una nación, una Selección. País de biológicos inconformistas ¿Del Bosque sí o Del Bosque no? ¿Podría hacerlo mejor la España de Vicente Del Bosque y de Villa ,”¡Villa España!”, que leo? Podría. Lo que  tal vez olvidamos con frecuencia es que uno de los acordes del fútbol es su tronante y chirriante ilógica: de ahí que excite el júbilo o el derrotismo en función del resultado. ContraHonduras había que ganar: ese era el “sine qua non” del partido, luego ese era el ser o el dejar de ser de España. Objetivo logrado.
-El fútbol -decía Santiago Bernabéu, uno de mis Sócrates-  no es preciso ¿Cómo puede exigirse precisión a una cosa que se juega con los pies?
¿De acuerdo?
Exceso de toque, otra vez, y escasez de goles. Sí. No hubo precisión: Fernando Torres erró “goles hechos”: sí. Todo eso es cierto, pero todo eso, más los dos penaltis que no vió o no quiso ver el árbitro japonés, forma parte de los pliegues, pulgos y arrugas del fútbol.
-Es que el fútbol es todo eso, oiga.
Hombre, gracias: una cabeza pensante.
Caras de disgusto al acabar el partido. Lo ví. Xavi se fue sin ganas de irse. La bilis del disgusto no pudo o no supo disimularla Torres. La cara de Del Bosque expresaba también descontento. Y los jugadores, salvo excepciones (Busquets, el nuevo Senna de la selección, y Villa), no ocultaban la rabia de lo que habiendo podido ser no fue: una goleada de padre y muy señor mío a la vez dura y tierna Honduras.
Voy a repetirme. España, a pesar de los pesares de los  inmortales quejicosos y gemebundos, muy respetables, claro, porque en la viña del fútbol del Señor tiene que haber de todo, España, digo, saldrá de ésta. Y si no sale, será porque Chile, el último Tourmalet para pasar a los octavos de final, es mejor aunque ninguno de sus jugadores sean “cracks” y ganen lo que ganan los nuestros. Porque el fútbol, a ver si nos enteramos de una vez, es arrebatadoramente paradójico. O puñetero. O lacerador. O mortificador.