Blogs

Archivo de la categoría ‘Undiano Mallenco’

Gana la competición

Lunes, 24 Marzo 2014

El fútbol es un estado de opinión. Digo opinión, no crítica. No obstante, a raíz de lo visto en el Bernabéu, el día de hoy es fértil en críticas y opiniones.

-La crítica, mayormente, no es sino una opinión cabreada.

Cristiano y Sergio, acabado el partido, estaban cabreados. Ancelotti, elegante, “la elegancia de la mesura”. El Tata, estoico; el Tata se ha atrincherado en lo que percibe, y una cosa es la realidad tal cual es y otra la interpretación –percepción- de esa realidad. El Tata, a pesar del triunfo, huye del repique de las campanas de la loa. “El fútbol en España –tiene dicho- es cosa compleja”. Percibe que es así.

De los siete puntos a sólo uno, y el Atlético sentadito en la cima de la clasificación. De un Barcelona poco menos que “descalificado”, a un Barça que puede “volver” a ganar la Liga, y de un Madrid que parecía que podía poco menos que sentenciar la Liga en el Bernabéu a un Madrid amenazado peligrosamente por el Atlético y el Barça.

-Lo que iguala, en fútbol, mejora la calidad de la competición.

Creo, en efecto, que es más sano y hermoso para el fútbol como competición lo que iguala, no lo que distancia.

-Ya que no se puede distribuir equitativamente la riqueza, distribuyamos equitativamente la pobreza.

Viene al pelo la frase, si bien ni el Real Madrid ni el Barça ni el Atlético son pobres. El Atlético es, todavía, el que menos cuenta; el Real Madrid, el que, tras el 3-4, ha perdido puntos en su carnet de favorito, y en cuanto al Barça, ojo de nuevo con el Barça.

El árbitro le echó un par de cigüeñales señalando tres penaltis. El favorable al Real Madrid, no lo fue; los otros dos, creo que sí. ¿Cuántas veces hubo que ver en la televisión las secuencias de las jugadas de los tres penaltis? Muchas, y aún así discrepan críticos y opinantes, de donde se infiere que arbitrar a gusto de la unanimidad es imposible.

-¿Perjudicó más al Real Madrid que al Barça el árbitro?

Lo que sostengo al respecto es que la expulsión de Sergio Ramos fue castigo exorbitante. En los delitos, hay atenuantes y agravantes. Hay faltas de penalti en que, en efecto, el jugador que en ella incurre debe ser expulsado. En otras faltas, no: el penalti es castigo sobrado. ¿Por qué los señores que desde la FIFA gobiernan el fútbol no se estrujan sus arcaicas mentes y revisan, actualizándolas, sus reglas? La salida de Sergio, esto por descontado, dañó al Real Madrid.

En cuanto al resultado, el Barça tiene dos jugadores que, en forma física, son satánicos para sus rivales. Me refiero a Iniesta y a Messi. Messi, manufacturado o prefacturando goles, es siempre impredecible y creativo. E Iniesta, con su talento, angeliza el fútbol.

El Real Madrid, en fin, no estuvo fino.