Blogs

Archivo de la categoría ‘Zidane’

Zidane cum laude

Mircoles, 4 Enero 2017

La tierra para quien la trabaja y el dinero del fútbol para quien triunfa sobre la tierra con césped, sea jugador o entrenador.

-¿Está usted pensando en mí?

-Si, Zidane, estoy pensando en usted.

Zidane, otra extraterrestre. En sólo un año, bachillerato, licenciatura y doctorado “cum laude” como entrenador. En sólo un año, tres títulos de solio: Champions, Supercopa de Europa y Mundialito. En sólo un año, 37 partidos consecutivos sin perder.

-ET, aquella película, asombró al mundo entero. ZZ es el ET del fútbol. ¡Asombra también!

Hoy, cuatro de enero, santo de las Genovevas (santa francés, compatriota pues de ZZ), el Real Madrid de aquel experimentado Benítez era sustituido por el novicio ZZ.

-¡Qué par le ha echado Florentino! Un bisoño por el notorio Benítez.

En la presentación del bisoño galo,, Florentino, si mal no recuerdo, dijo algo así:

-Creo que con Zidane todo va a ser mejor.

Zidane, por la sonrisa y otras bondadosas circunstancias, me recuerda a Adolfo Suárez, de quien fui amigo, con quien me llevé como se lleva el bisoño Zidane con el Real Madrid.

-Adolfo –le pregunté una vez siendo director general de TVE-, ¿por qué caes bien a casi todo el mundo?

-Sé sonreír y no me enfado cuando me dan motivos para encolerizarme porque a veces son ellos los que tienen razón, no yo

¿Cuál es el secreto de Zidane? Es calvo y sonríe hasta cuando le formulan preguntas necias, torpes o zafias.

-La diferencia entre él y Luis Enrique –me dice un compañero catalán- es que Luis Enrique, como Mourinho, no es simpático. Mou y Luis se creen, tal vez, superiores. Zidane, en cambio, no es absolutamente nada engreido. La calva, quizá, por venerable, vigoriza también la afabilidad de su carácter.

Cuando escribo todo esto, el Real Madrid, un Real Madrid con bajas de enjundia (Cristiano, Sergio Ramos, Pepe, Bale, Lucas, Kovacic) no se ha enfrentado todavía al todo poderoso “lobo” del Sevilla. Hay que empezar el nuevo año 2017, Zidane, como empezaste el viejo año de 2016. ¿Es mucho desear? ¿Es mucho pedir?

El novicio Zidane

Domingo, 3 Abril 2016

El dinero no es importante. Lo importante es tenerlo. Verdad. Otra verdad: el fútbol es tan poco fiable como las promesas de los políticos en campaña electoral.

-¿Es usted ateo en política?

-Sí. ¿Pasa algo? Y en fútbol.

Al Barça le falló todo. Tenía que haber sido la gran ceremonia del homenaje a Johan Cruyff y la gran fiesta popular de la consolidación del título de Liga. Casi cien mil espectadores, ocho ex presidente (y entre ellos, como Un insignificante Pulgarcito, Florentino Pérez), video memorial, color blaugrana a tope en los graderíos…

-Nos van a golear. Esto es demasiado – pensaban los madridistas “camuflados” en el estadio, que lo prudente, en determinadas ocasiones, es como estar sin estar.

El fútbol, digo, es puñetero, burlón, hostil. Hecho irreversible y poco soñado: contra todos los pronósticos, el Real Madrid, teóricamente inferior, ha noqueado en el ring en su “gran fiesta” al Barça. ¡Oh!

-Y eso que el árbitro, del que no siempre suelo opinar, pues uno es un caballero del deporte, le anuló un gran gol, de testa, a Bale.

Hace nada, dos jornadas, el Barça veía al Real Madrid como a una hormiguita, a la lejana distancia a doce puntos.

-Es que, claro, con un entrenador sin currículo…- dudaban los que dudan

A siete jornadas del final, sin embargo, la ventaja, sorprendentemente, ha sido reducida a siete puntos. El adusto Luis Enrique (me recuerda mucho a Mourinho por su genética antipatía a los periodistas) repite de vez en cuando su realista cantinela:

- Lo importante -como el dinero- no es la aritmética de las estadísticas y los récords, sino los títulos. Y el título de Liga no es todavía de nadie.

El Real Madrid, está es hoy la aritmética realidad, con un “novicio” como Zidane, ha aguado torrencialmente el fiestón azulgrana.

-En el negocio de las apuestas no se lo creen tampoco, todavía.

Zidane, con este exitazo de “principiante”, si no falla mucho en la Champions, tiene casi garantizada la continuidad.

-Liga, Champions y ganar al Barça son los objetivos que subliman la felicidad de Florentino –me tiene contado uno de sus sublimes amigos

De Zidane, de momento, podría decirse lo que le auguró una gitana a Gento (¿?) al poco tiempo de ficharlo el Real Madrid:

-Tienes un futuro de dinero y éxitos.

Las gitanas, como los políticos y el fútbol, son así. ¿Fiables, no fiables?

Globalización

Mircoles, 9 Marzo 2016

Pedro, sólo quedamos tú y yo”, le dijo el otro día en el hemiciclo o estadio de los partidos políticos Pablo Iglesias a Pedro Sánchez”. Sonrisas. El ingenio, afortunadamente, no entiende de ideologías.

-¿Está usted seguro?

-Según un filosofo, de cuyo nombre no puedo acordarme (estamos en año de aniversario cervantino), dijo que el humor es la otra religión que hace soportable esta vida de ideologías.

Lo único que recuerdo de él es que era ateo, pero un ateo, como casi todos los ateos intelectualizados, dudan de todo, también de ellos.

-Vivir es dudar.

Y preguntar. Estadio Bernabéu. Partido Real Madrid- Roma. Papá con niño.

-Papá –le pregunta el niño (los niños, como los sabios, lo preguntan también todo)-, ¿por qué el Real Madrid es un equipo globalizado?

-Por la alineación, hijo. Fíjate en los jugadores. Menos Sergio Ramos, todos son extranjeros.

-¿Y eso por qué, papá? ¿Por qué todos son extranjeros?

-Mira, hijo, déjame ver el partido. Luego te lo explicaré en casa.

El público del Bernabéu ama al Real Madrid con la severidad de la exigencia. No pasa una. No se casa con nadie, tampoco por lo tanto con Florentino Pérez, a pesar de lo mucho que ha hecho y sigue haciendo por el Real Madrid.

-Pasa con Florentino en fútbol lo que con Rajoy en política. Hagan lo que hagan, sólo los ensalzarán, que diría Rubalcaba, cuando los entierren, que a los españoles, ciertamente, lo que mejor se nos da es crucificarlos en vida y colmarlos de olorosas flores, como a María en el mes de mayo, cuando los han encajado bien encajado en el féretro.

La globalización, guste o no, es lo que hay. Sergio Ramos, plagiando a Pablo Iglesias, también podría decirle a FP: “Florentino, españoles de España, sólo tú y yo”.

Por eso, cuando salió el canterano indígena (gallego) Lucas Vázquez por Bale, en el minuto sesenta, el severo y exigente público del Real Madrid FP lo acogió como a un “enterrado”, o sea con flores, como se celebra a María en mayo.

-¡Muy bien, muy bien, Zidane (otro globalizado)- gritó con fervor patriótico el papá del niño.

Nada tiene uno contra la globalización. Nada de nada. Pero la FIFA, se me ocurre sobre la marcha, debería premiar con un “Club de Oro” (algo así) a los clubes que cultivan la cantera nativa. Una globalización tan apátrida como la del Real Madrid, no sé, pero me gusta tan relativamente poco como el zafarrancho de partidos enfrentados (odios, poca voluntad de solidaridad, más amor a la Moncloa que a España…) de nuestra celtíbera democracia.

El Rumor Madrid

Martes, 1 Marzo 2016

Como yo soy yo y mis dudas, luego no me fío de mí, leo, escucho y veo a los colegas.

-Vivir es no dejar de aprender, se sea lo que se sea.

Lo que ocurre es que leyendo, viendo y escuchando a los colegas, tampoco salgo de dudas.

-Bueno –pregunto a un amigo de Florentino Pérez y mío, si bien más amigos de Florentino que mío-, ¿es verdad que os vais a cargar al recién llegado Zidane?

Frunce el gesto, que se dice en estos casos, y se encoge de hombros, que se dice también en estos casos, y no me saca de dudas:

- Zidane es cosa de Florentino. La idea de que sustituyese a Benítez fue suya .No sé, no sé.

-Es que antes del cero a uno del Atlético –le argumento-,Zidane era miel de la Alcarria. Dulce y encantador para el vestuario. ¿Acaso ha dejado ya de ser esa miel que tanto gustaba a Camilo José Cela?

-Zidane, te repito, es cosa de Florentino.

-El otro rumor del día: James e Isco. ¿Es verdad que ya no gustan, es verdad que ya no son queridos, es verdad que van a ser vendidos?

-A ver qué dice al respecto Florentino. Yo no sé nada. Lo he leído, sí, y me ha sorprendido.

Como ven, rumores y rumores. ¿Sólo rumores?

-Fútbol es fútbol –me suelta en plan senderista por los cerros de Úbeda, y agrega filosóficamente-, como “rumor es rumor” y “España es España”. Es que España, esto es, nosotros los españoles, somos muy rumorosos.

En el principio, que nos dice el Génesis, fue la Palabra. “Hágase esto y aquello”, decía Dios. Y se hacía. El poder de la palabra, cuando no la manipulan los políticos, es excelsa . Con la palabra se hacen y arreglan muchas cosas. O se desarreglan, como en el caso de la alcaldesa Carmela, que cada vez que habla, deshace un negocio.

-En el Real Madrid de Bernabéu –le digo a mi amigo y a la vez amigo de Florentino- , se utilizaba mucho la palabra. El dialogo. El teléfono.

-Oye, Miguel–me reconvino una vez por teléfono el propio don Santiago-, antes de publicar un rumor, llámame. Tienes mi teléfono. Lo digo por el bien de tu prestigio, para que no confundas y metas la pata. Sabes que te quiero.

Creo en la palabra, creo en el dialogo. El Real Madrid de Florentino, poco o nada. Luego se queja, se quejan:

-Es que no nos vamos a pasar el día desmintiendo lo que decís o publicáis.

El Real Madrid debería tener –lo he dicho más de una vez- un gabinete de relaciones públicas. Alguien, más o menos, como el infalible Raimundo Saporta de don Santiago, que atendía el teléfono las 24 horas del día.

-El Real Madrid tiene a Butragueño.

Le telefoneé una vez, hace algún tiempo, y sigo esperando su respuesta “de callada”.

El Barça, como equipo, no sólo es mejor que el Real Madrid, también es mejor “controlando” a los medios para que no metan la pata. A partir de ahora, cada día, el Real Madrid será un rumor, parirá un rumor, dará a luz un hermoso y falso rumor. ¿A que no yerro?

Ah. Florentino ni se va, él sigue, ni va a convocar elecciones. Parece que Florentino es el Rajoy del fútbol: también quieren echarlo.

Torpe castigo al Real Madrid

Jueves, 7 Enero 2016

Sin el Real Madrid, la Copa del Rey es menos Copa real y más Copa del Barcelona, que encima es más que un club.

-En vez de echarlo de la Copa –me comentaba un ilustre jurista al día siguiente de ser echado de la Copa el Real Madrid-, han debido crujirle con uno de esos multazos administrativos que te dejan tuberculosa la cuenta del BBV (el banco de la Liga). Hay decisiones legales que sí muy legales, pero también muy torpes.

El Barça, gracias al Real Madrid, tiene casi seguro dos torneos: la Liga y la Copa de Felipe VI.

-¿También la Liga?

Casi, a no ser que sucedan tres cosas, las tres posibles, las tres factibles: que el Atlético de Madrid , que hace el mejor fútbol del mundo a que no le hagan goles y que gana, casi, en el último minuto de gol “in extremis” y milagroso, siga su racha actual; el Atlético , con su fútbol nada bello, como “la arruga bella” de Domínguez, es sin embargo bella y paradójicamente ganador; y el fútbol, como predicaba a gritos Luis Aragonés y repiten ahora como loros brasileños todos los entrenadores , es ganar, ganar y ganar.

-Zidane, perdón por la interrupción, dice eso también, que él viene a ganar, a ganar y a ganar.

Lógico. Zidane es novicio como entrenado, y los novatos o plagian o copian. Luego, si me quedan líneas, diré algo de él.

El Atlético, pues, no es descartable como adversario para el Barcelona. El Atlético tiene “intensidad y fe”, la moda en fútbol, para jeringar al más pintado, sea azulgrana o de otro color.

-Razonemos: no tiene el prodigioso tridente y el no menos prodigioso vestuario del Barça.

-Pero tiene un vestuario que mueve montañas. Y con fe hay quien escala el Everest hasta su cima.

El otro hecho factible es que, en la Liga, el Real Madrid, con Zidane, se supere y “resucite” (si Nadal, en tenis, resucita siempre, ¿por qué no va a poder ser el Real Madrid el Nadal del fútbol?). Como se suele decir –viva el socorrido tópico- , la Liga es larga, lo contrario de la vida, tan corta y encima, al final, reumática o artrítica, que tanto monta.

Finalmente, la tercera circunstancia posible o fáctica: que el Barça, como el Real Madrid la pasada temporada, caiga de pronto en laxitud. Algo así. Luego, por lo que a la Liga se refiere, el Barça no es Sansón; y en cuanto a la Copa , sólo se me ocurre que la descalificación del Real Madrid, como pena o sanción, ha sido tan excesivamente dura como exageradamente torpe ; y que, en fin, hay penas o sanciones que, antes de aplicarse, deben ser cerebralmente muy pensadas. Un amigo mío, filósofo, suele repetirme esta frase:

- Hay quien por no tener cerebro para pensar, dice lo que piensa”. Error.

Escribiré de Zidane otro día