Blogs

Entradas con etiqueta ‘Ángel María Villar’

No es no

Mircoles, 12 Octubre 2016

Pedro Sánchez ha garapiñado una frase para la historia, para la historia de las citas, a lo mejor incluso para su propia historia en la Historia de la Política: “No es no”. El hombre a veces no es únicamente la sustancia de una frase. Políticamente, ¿qué ha hecho, qué deja para la posteridad, más bien para su posteridad Pedro Sánchez? Nada. Una frase: “No es no”.

-Y que ha pegado, que circula, que se cita.

Ya lo creo. Hay mucho “no es no” entre nosotros los españoles. Vean: si Pedro Sánchez es el “no es no” a Rajoy, Cardenal es el “no es no” a Villar y Villar, el “no es no” a Cardenal.

-España, políticamente, es un país de “no es no”. No a la fiesta nacional de los toros, no al toro de Osborne, no al cristianismo (crece a machas forzadas este no), no a la Fiesta de la Hispanidad…

Democracia. ¿Qué es ser demócrata? Hace años, en la España de Franco, hubo un ministro culto, socarrón y deliciosamente sarcástico, de nombre Pío Cabanillas, bajito físicamente y con una masa encefálica deslumbrantemente alta, ancha.

-La democracia – me dijo una noche, cenando en el desaparecido hotel Mindanao- es amor.

Entorné los ojos y arrugué la frente:

-Amor –continuó- a los que no piensa igual que nosotros, amor a la tolerancia, amor al dialogo. ¿Conoces a alguien así?

Tartamudeé:

-No sé, así, al momento…

Lo de Simeone es “partido a partido”. Lo de Pedro Sánchez, como popularmente sabe todo el mundo, es el consabido “no es no”. Y lo del presidente del Consejo Superior de Deportes, Miguel Cardenal, reitero, es también su “no es no” a Ángel María Villar, del mismo modo que Villar, reitero, es el “no es no” a Cardenal.

-Españoles, vaya.

Más o menos. Demócratas españoles, precisemos. El trío más o menos burocrática y orgánicamente soberano del fútbol lo componen Cardenal, Tebas (presidente de la Liga) y Villar. A Villar lo detestan orgánica y soberanamente, sin disimulo, Cardenal y Tebas, y Villar abomina también soberana y orgánicamente de Tebas y Cardenal. Duro escribir esto, ¿a que sí? Pero es que entre ellos el “no es no” es la cantata que hay.

-¿Por qué?

-Porque no son demócratas, en cuanto que ninguno de los tres ama el “si es sí” al dialogo y a la tolerancia, y también porque entre sí, por lo que sea, no se aman. Amar es el alma de la democracia.

-¿Es por eso por lo que hay tan pocos demócratas en España?

-No digo que no, tampoco que sí.

Ya casi lo dijo Santa Teresa: somos un sí es sí y un no es no nuestra manera de amar y desamar…, democráticamente. A ver si entre los tres, estilo separatista catalán, hieren al fútbol.

Recompensa

Mircoles, 29 Junio 2016

La función de consumo gasta, que dijo Keynes. Y el consumo, hastía:

-Ya me han regalado dos diamantes como ése -casi desdeñó una artista de cine (ya me acordaré de su nombre).

Consumo y hastío, y también decepción: he aquí la CLAVE de que en todas las encuestas que leo sobre si Del Bosque debe seguir o no, gana el no. El no, como saben, está de moda. Le ha dado brillo y esplendor Pedro Sánchez con su tozuda retahíla de ‘noes’ a Mariano Rajoy. El fútbol, volviendo a Del Bosque, es la emoción de ganar y la tristeza de perder.

-La derrota es la enfermedad que no digiere casi ningún el deportista.

Ni el deportista, ni el aficionado. Del Bosque ya no es querido.

-¿Se ha perdido la confianza en él?

-Fue él –me dicen aficionados de aquí y de allá- quien, en Brasil, empezó a minar nuestra confianza.

Digámoslo así: todo para el aficionado (el pueblo del fútbol) y con el aficionado y jamás (si se es listo) contra el aficionado. Del Bosque, que es listo, ya lo anticipo aquí: se irá o se quedara “según”. El según depende de dos cosas: de que Ángel María Villar, en las próximas elecciones a la presidencia de la Federación Española de Fútbol, sea reelegido.

-¿Tiene probabilidades?

-Casi todas.

A Villar no le interesa la presidencia de la UEFA ( nunca, de verdad, atraído). Su “cortijo” preferido es la FEF. Y sus “chiringuitos” internacionales, por razón de notoriedad, las vicepresidencias de la UEFA y la FIFA.

Sigo con el “según”. ¿Aceptaría Del Bosque una función ejecutiva de asesoramiento en la FEF, semejante o parecida a la que ejerció Hierro?

-Del Bosque –me informan- es un caballero al que no le gusta ni molestar, ni incomodar. Del Bosque pensará antes en esto que en el “beneficio” del cargo. Hipótesis: a Villar, si consigue la reelección, le gustaría tenerlo con él. Otra cosa es que Del Bosque quiera.

Sería una manera, elegante, de recompensar (moralmente, más que dinerariamente) lo mucho que Del Bosque ha hecho por la selección. Su fama de gran señor, dicho sea al paso, es internacional.

Yo sigo

Martes, 14 Julio 2015

“Me lo piden, luego sigo” (Ángel María Villar). El hombre es él y sus lealtades, también esto, con permiso del señor Ortega.

-A don José, lo intuyo, le gustaría la sustitución de circunstancias por lealtades,

Lo sé. Leo a don José de vez en cuando. A cierta edad, y uno tiene cierta edad, reparte su tiempo de ocio con más esmero.

-Con más inteligencia, vaya.

-Vaya, con más esmero. Las personas inteligentes, que decía no sé quién, inspiran antes envidia que simpatía.

Ángel María Villar entró en la Federación Española de Fútbol con cara de niño. La cara le ha cambiado. El tiempo lo cambia todo. La materia se transforma, el tiempo transforma. Villar no es materia: es carne, alma y lealtad al fútbol.

-Y terco y soberbio.

-Cuando le tocan la gónada, sólo entonces. Si no, no. Javier Tebas, el presidente de la Liga de Fútbol Profesional, es un notorio pianista de gónadas. Por eso no lo traga Villar. La diferencia entre ellos es notable a favor de Villar. Villar sirve mayormente al fútbol, Tebas se sirve mayormente del fútbol.

Alejandro Blanco, que lo está haciendo de cine de la Metro con león, ha elogiado a Villar en la asamblea del fútbol. Con valentía, sin meandros eufemísticos. “Tú sí que vales, Ángel”, vino a decirle. Claro que vale. Si no fuese así, no le hubieran renovado las vicepresidencias en la FIFA y en la UEFA.

-Ángel es el sentido común y la experiencia, y tiene ideas – dijo de él, hace años, Blatter, hoy, como se sabe, entre la picota y la soga del ahorcado.

El problema de Villar es que, amén de terco y soberbio, a veces no es nada político, pues jamás promete lo que no puede prometer (la viceversa de mi querido Adolfo Suárez, a quien quise y quiero), y casi siempre dice lo que piensa cuando a veces no debiera decir lo que piensa.

-¡La verdad es la verdad! -me gritó en cierta ocasión-. No sé disimular.

Si supiese disimular, si supiese callarse las verdades, si supiese pensar y no decir, no sería el presidente de la Federación Española de Fútbol. Probablemente sería político. Y notorio.

El fútbol, hoy, como es a la vez un juego global y una globalidad de intereses, genera en su casta ejecutiva celos, envidias y afanes. Yo no digo que Villar sea un santo, lo que sí digo es que entre el lobo y ansioso Tebas (no ama el fútbol, se sirve de él: estás diferencias hay que tenerlas siempre en cuenta) y el leal al fútbol, elijo a éste, o sea a Villar. Sin dudarlo. Por eso los federativos y votantes de papeleta y urna del fútbol le han pedido a Villar que se presente, que siga. Que se “inmortalice” en la FEF mientras pueda.

La vida me ha enseñado a fiarme de los leales y a cuidarme de los ansiosos. De algo ha de servirme la “cierta edad” que tengo.

Enchufe

Viernes, 20 Marzo 2015

El día que el PP y el PSOE se den un abrazo en la cima del consenso, qué grata, qué amable y qué confortante será nuestra democracia.

-Pues eso en España, dado nuestro carácter, es difícil.

Pienso que sí. Lo pienso a menudo.

-Los españoles, os guste o no, sois hostiles y tercos entre vosotros.

Cuando eso me dijo quien me lo dijo (un escritor hispanoamericano más enamorado de la literatura inglesa que de la española), le contesté:

-Me da mucha rabia tenerte que dar la razón.

Ahora mismo, en el deporte, hay disentimientos enconados, y el culpable, mayormente, para mí, es el “político” Miguel Cardenal. La política, siempre, debería ser el arte del diálogo y el pacto, y el arte de poner en los cargos públicos a las personas capacitadas y con experiencia. Rafa Nadal, carácter manso y suave como la seda, expresa verdad cuando dice: “En el deporte tiene que estar la gente que sabe de deporte, que lo entienda, que lo haya vivido y lo viva. Si me ponen a mí, que no sé de medicina, de director de un hospital, pues claro no funcionará el hospital”.

En el tenis hay lío, jarana, desde hace meses, porque a los tenistas les gustaría que se les consultara la designación de algunos cargos técnicos. Ahora mismo, Gala León, no gusta, pero tampoco gusta que meta la “cuchara” en la sopera del tenis Miguel Cardenal.

-La habilidad de Cardenal es su poca habilidad – oigo aquí y allá.

Le obsesiona a Cardenal, por ejemplo, “la transparencia en las cuentas”. Inobjetable esa exigencia.

-Nada que objetar a eso –me dicen- . Sólo que se pasa. Le llaman ya “el otro Montoro“, con la diferencia de que el Montoro ministro es “crack” en lo suyo, y Cardenal, no. Ni “crack” en eso, ni “crack” gobernando el deporte, y esto sí que es grave.

Ahí están, si no, chicho a la greña Cardenal, Tebas y Villar, las tres “estrellas ejecutivas” del fútbol. Se miran de soslayo y se aguantan sin aguantarse, si bien Tebas , por pura conveniencia política, coquetea mejor con Cardenal.

Rafa Nadal quiere algo tan neuronalmente certero como que el deporte lo gestionen quienes lo aman y lo han mamado. La tierra para quien la trabaja –frase tópica, frase hecha- y el deporte para quien lo entienda. ¿Por qué poner una vez sí y otra también en cargos políticos a quienes no tienen idea, ni siquiera mano izquierda, para esos cargos?

-Muy española, políticamente, esa “enfermedad” de la casta política española.

-¿Y cómo se llama esa enfermedad?

-Enchufe.

Dimisión

Mircoles, 15 Octubre 2014

La selección alemana de fútbol ganó, si no se les ha olvidado, el Mundial de Brasil. Lo cual que gracias a ese triunfo Alemania es tetracampeona, de teta y cuatro.
-Tetracampeón. No me gusta ese vocablo, suena feo- rezongó don Santiago Bernabéu tras ganar el Real Madrid, consecutivamente, su cuarto título europeo-. Hay que ganar el quinto título- agregaba-. Tampoco es que suene bonito pentacampeón, pero es más eufónico.
Y, claro es, los jugadores capitaneados por el Gran Capitán Alfredo Di Stefano, complacieron a don Santiago.
El presidente – solía comentar Di Stefano -, con o sin razón, es el presidente.
La Alemania de Joachim Löw, el Del Bosque germano, en pocos días, ha perdido con Polonia y ha empatado, en su germánica casa y ante devota su clientela, con Irlanda.
-Ésta, Löw, no es la Alemania de Brasil. Ni sombra, eh.

Löw, 54 años de vida y de experiencia, filosofa en la contestación:
-Si el fútbol no fuese así, probablemente el fútbol no sería lo que es.

La diferencia entre Alemania y España es que aquí en España-en fútbol y en política- se pide en seguida la dimisión. “Que dimita”, “es viejo”, “está gastado”, “no vale”.
-El español adjetiva más que razona y zurra más que analiza.
Esta frase la leí hace tiempo, creo que es de Julio Camba y si no de él, de alguien tan ocurrente y delicioso como él.
Los alemanes no han pedido la dimisión de Low – el germano es más paciente y sosegado que el español- pero sí han escrito que “hay que procurar que no se repita el lance de dos resultados tan adversos”.
A raíz, por cierto, del lance de la derrota de la selección Sub-21 ante Serbia, dos críticos de adjetivación y zurra consideran que Ángel María Villar debe dimitir. He reflexionado: ¿por qué? ¿Qué culpa tiene Villar de que jugadores de tanto fuste y futuro, que dicen, como Isco, Munir, Deulofeu , Saúl, Sergio Roberto y otros no acertaran a ganar a una selección teóricamente inferior?
Los Sub-21, pues vi el partido, jugaron con trote borriquero, demorado, dengue, de hecho todo el primer tiempo. Cuando despertaron de la siesta del trote, avanzado el segundo tiempo, no pudieron. Sencillamente no pudieron. Un madridista que en vida se llamaba Pablo Hernández Coronado decía: “Mi táctica, aritméticamente, es la 1-10″. O sea, el portero y diez jugadores subiendo y bajando, corriendo, los 90 minutos.

Luego, eso: pedir a los trabajadores del balón más intensidad y más desconfianza.

Berlusconi, Moratti, Florentino

Viernes, 8 Abril 2011

Ataca la “bella” Italia. Escriben que el Milan de Berlusconi quiere a Cristiano Ronaldo. ¿Lo quiere Berlusconi como futbolista o como testigo  de “descargo” en el “caso Ruby”, esa bella que se ha hecho popular en la “bella” Italia por sus “flirteos” con el  todoterreno  (rubias, morenas, italianas, extranjeras). Don “Juan”  Berlusconi, para quien la vida, como dijo en cierta ocasión, es amor  al bello dinero, amor al bello fútbol y amor a las bellas. Escriben que Moratti, más descontento que nunca de su desinflado y “vecchio” Inter, necesita el revulsivo de un hombre de garra, títulos y show como Mourinho… Escriben, digo.

¿Qué opina, ante todo esto, el Real Madrid? Alguien con vara alta en el área jerárquica de Florentino Pérez: “Florentino oye y escucha. Sonríe. Graba en el disco duro de su memoria. No comenta y espera que, a lo mejor, al final de la temporada hay sorpresas, que Florentino, como “hombre de fútbol”, es tan soberbio, o más, que Berlusconi y Moratti. Lo que no le gusta a Florentino es que le defrauden y si la temporada acaba con “calabazas” para el Real Madrid en la Liga (¡este astifino Barça!), en la Copa del Rey (¡este Barça tan miura!) y en la Champions (¡otro K.O. de Mou por culpa del Barça!), digo, si la temporada se cierra con esos tres sonoros y wagnerianos  ”cates” para el “Galáctico”, habrá, sí, ni se dude, decisiones tal vez hasta tsunámicas. Florentino es de los que, sobre no olvidar, no perdona. Un Napoleón sin Waterloo: así es FP”.

HIERRO. Se va, sí. Ya es oficial. ¿Causas? Es él, sin más. La causa es él. Se ha cansado. Se ha aburrido. Pero la causa, insisto, es él, que no quiere seguir. Así de sosamente sencillo. ¿Berrinches dentro de la Federación de Angel María Villar? ¡No! Villar y Hierro se llevan como el Ejercito y Carmen Chacón: de palmotazos en la espalda, de presenten armas y hasta de besitos (la moda, moda macho, ojo, nada de moda maricona, es que los hombres se den besos en las mejillas). Hierro, a lo mejor, ¿por qué descartarlo?, tiene expectativas que él solo, solo él, en su “perivacidad”, que diría Mourinho, conoce. Pero eso de que se va por fricciones o divergencias con Villar, no de no.

PALMITAS. De la V de victoria de Churchill con los dedos índice y medio (sangre, sudor y lágrimas) a las “manitas” puestas de moda por el Barça. ¿Por qué se  irrita el Real Madrid con la chufla cuchufleta de las “manitas” azulgranas? Ni caso. Eso: ni casito. Chufla cuchufleta es que el Real Madrid de baloncesto, tras 15 años de sequía, se ha clasificado para la Final  Four en Barcelona ¡sin el Barcelona! ¡Eso sí que escuece, eso sí que es chufla cuchufleta!