Blogs

Entradas con etiqueta ‘Brasil 2014’

No a la apocalipsis

Sbado, 14 Junio 2014

La frase la leí hace años. Se me quedó, por chocante, en uno de los cajones de la memoria. Dice, más o menos, así: “Un conservador es un señor demasiado cobarde para luchar, demasiado gordo para huir y demasiado comodón para dramatizar”. Me dije: “Yo lucho, yo no huyo, yo no dramatizo, luego ¿soy conservador? Me contesté: “No, porque no soy gordo”.

Cinco a uno, con letras, de Van Gaal a Del Bosque. Según Del Bosque, el peor partido de su vida: para Van Gaal, el mejor partido de su vida. ¿Qué es la vida? Percepción y relativismo.

No huyo, digo. Miento. Huyo, sí: huyo del pesimismo y huyo de las tempestades apocalípticas. “Prefiero pensar a sentir” (Montaigne).

Pensemos. ¿Está concluyentemente eliminada del Mundial de Brasil la Selección de España? Aritméticamente no. ¿Sabrá sobreponerse al fustazo de Holanda? Respuesta entre interrogantes: ¿Por qué no? ¿Es tan malo Casillas? Hasta el 5-1, era el mejor portero del mundo. ¿Por qué no ha sido Casillas el mitificado Casillas contra Holanda? A lo mejor la culpa no es toda de él; Piqué y Sergio Ramos, iconos también, tampoco parecían ellos

-Ha fallado, pues, del Bosque.

Tampoco es eso. Analizar las “causas” de un “fenómeno” inesperado e impensado (5-1) no es fácil. La Selección alinea jugadores de mucho talento. ¿Acaso no lo es Silva, por citar uno? Claro que Silva es un jugador sobresaliente. Esta vez, sin embargo, no lo fue. ¿Por qué? No tuvo su día. Esto fue, resumiendo, lo que posiblemente le pasó a todo el equipo. Y aquí la pregunta genérica y global: ¿Por qué? ¿Debilidad física? Quizá. El “grupo”, salvo alguna excepción, ha llegado al Mundial “pasado y gastado” de partidos. Liga, Champions…El clima de Brasil: lo sé por experiencia: extenúa, agota.

-¿Está usted justificando lo injustificable?

Estoy tratando de no ser horrendo. Qué fácil es destruir a quienes ganaron una Copa de Europa y un Mundial. Ayer, santos y honorables; hoy, “pura miseria”. Ni justifico, ni acuso. Pienso. Y pienso que sí, que a todos nos ha afectado dolorosamente la derrota –inmensa, si se prefiere este vocablo-, pero como es mejor ser optimista que pesimista, de igual manera que es mejor presumir de creer en Dios que de ateo, vamos a esperar a ver qué pasa contra Chile y Australia. La derrota, es verdad, desalienta a los cobardes. La Selección de España, a Dios gracias y a los ateos sabios, no es cobarde.