Blogs

Entradas con etiqueta ‘Cayo Lara’

Opinar en contra

Viernes, 19 Septiembre 2014

El español es un animal opinante, como testifican las redes sociales. Rara vez opina a favor, casi siempre opina en contra. Como Cayo Lara. Cada vez que sale en la televisión, en la que sea, es para arrear leña.
-¿Fue leñador antes que político?

A lo mejor. Quién sabe. Su arma, de todos modos, es el hacha de la hostilidad. A mí me divierte.
-A ver a quien atiza hoy, a ver a quien desgaja – digo, me digo, en cuanto le televeo.

Luis Enrique va a hacer historia en el Barça, a favor y en contra. Luis Enrique es, por genes, y asturiano bien nacido, imperativo, categórico.
-¿Le gusta a usted Luis Enrique? –me preguntan a veces.
-Tiene carácter, y los hombres de carácter calan socialmente a favor y en contra.

De momento, Luis Enrique, como el cardenal Cisneros, puede exclamar:
-Estos son mis poderes.

Exclamar y presumir. La suerte, en efecto, le sonríe tanto en la Liga como en la Champions: cuatro partidos y cuatro victorias, con siete goles a favor y ninguno en contra.

Se le reprocha sin embargo que en la Champions, el otro día, de entrada, alineó siete canteranos.
-Qué osado, Luis Enrique.

Oyó el reproche pero se hizo el sordo.
Luis Enrique tiene una plantilla mixta de figuras y jóvenes, y cree en el divino tesoro de los canteranos. No en balde “se ha hecho globalmente” en el Barça, del que una vez dijo
-Es un equipo, es más que un club y es un gozo jugar en él.
Le dolía en el recuerdo, se ve, el Real Madrid, del que, por lo que fuere, acabó “yéndose”. Como se ha ido también, sin querer, Di María. Y es que si el Barça es más que un club, el Real Madrid, desde que lo preside Florentino, es además una empresa.
-¿Más romántico el Barça que el Real Madrid?
Tal vez. El Barça cree en su cantera. Hoy, Mundo Deportivo, a toda plana, destaca con orgullo en su primera página: “Cosecha del 95: Samper, Munir, Sandro“.
Al Real Madrid FP, en cambio, le gustan jugadores manufacturados, y cuanto más caros, mejor. Es su muy honorable manera de “hacer” equipo.
Luis Enrique, por lo que se ve, tiene un sentimiento más democrática del fútbol. “Tengo una plantilla magnífica, opina, y mi trabajo es tratar de tener contentos a todos”.
Ancelotti, en el Real Madrid, opina lo que opina FP. No dispone, según parece, de la libertad de Luis Enrique. O sea, “James, lo haga regular o mal, ha costado un huevazo de dinero y hay que alinearlo”. Ancelotti, obedece. “Quien bien quiere (el puesto de trabajo que tiene), obedece” (refrán o frase de alguien).
Cayo Lara, Luis Enrique, Florentino, Ancelotti. Seres opinantes, españoles o no, si bien el español , insisto en ello es el ser más opinante del mundo, por lo tanto el más Don Contreras del mundo: viene a ser igual.

Forofo

Jueves, 6 Marzo 2014

Hay que ser forofo de algo o de alguien. Yo soy forofo de la familia, de la amistad, de Del Bosque y de Cayo Lara.

- ¿De Cayo Lara?

- En efecto. Cayo Lara es quizá el demagogo más sobresaliente de la política, y la demagogia es a la política lo que los árbitros al fútbol. El azafrán que da sabor al fútbol y a la política.

Del Bosque no es demagogo. No desorbita las cosas, ni las maquilla. Centrado, austero y sensato. Con Del Bosque, la Selección es “un bien” que “nos une”. El gol de Pedro a Italia agavilló en alegría a todos los jugadores. La Selección, con Del Bosque, es leal al patrón de juego que creó el homenajeado Luis Aragonés.

- Cambiar por cambiar lo que funciona, sería un error.

Del Bosque, sin embargo, hace cambios. De hombres, sólo. A Brasil, ya verán como sí, llevará a los de siempre y sustituirá a los que por razón de años o de desgaste físico han empezado a dejar de ser los de siempre.

-Lo importante es el molde, el troquel, la matriz.

Pienso que tiene razón. Contra Italia, “ha probado” a los de siempre y ha incorporado, también, savia fresca. Diego Costa era uno de los “morbos” del partido. ¿Cómo lo hará en la Selección, sabrá adaptarse al molde, se entenderá con quienes no ha jugado nunca? Diego Costa en el Atlético es galgo y corredor maratoniano. El troquel de la Selección no es el del Atlético. Y Diego, encogido o limitado en la Selección, no lució. Trabajó, eso sí. Pero no fue él, fue el que Del Bosque le dijo que tenía que ser. Y obedeció. En el santiamén de un partido es imposible la adaptación de ningún “primerizo”.

-¿Sigue creyendo en él, Del Bosque?

Lo sé. Sí. Thiago, Azpilicuenta, Javi Martínez, el “talismán Pedro (la Selección es su paraíso, su casita de Canadá) y los siempre formidables Iniesta, Silva, Navas…¡Cuántos “bajitos” grandes en talento, orgullo y amor propio!

Siempre seré forofo de lo que segrega unión, honra, alegría, solidaridad. Y de los hombres comedidos y huidores de la demagogia como Del Bosque. La Selección es la España de las antiautonomías: ¡cómo une! Y que me perdonen los diputados y los políticos que viven de las autonomías.