Blogs

Entradas con etiqueta ‘Comité de Competición’

Piscinazos

Viernes, 10 Abril 2015

El Real Madrid recurrió la tarjeta amarilla del árbitro a Cristiano Ronaldo y el Comité de Competición le ha perdonado.

-Hala, CR7 –ha sentenciado-, no eres culpable. Puedes jugar contra el Eibar. Donde el árbitro, con sus ojos, vio piscinazo, en el vídeo, con nuestros diáfanos ojos, hemos visto sólo derribo. Grave e imperdonable error del árbitro. Nosotros estamos aquí para darle a Cristiano lo que es de Cristiano, su inocencia, y para darle al árbitro lo que es del árbitro, su garrafal error. Culpable, pues, el árbitro.

Así es el Comité de Competición. El concepto que del vídeo tiene el CC, de siempre, es decepcionantemente frívolo, versátil y falaz.

-¿Por qué no anula el CC el gol del Athletic de Bilbao al Valencia? El fuera de juego de Aduriz, como se ve en el vídeo, es todo un hermoso fuera de juego. ¿Por qué no le quita a Aduriz lo que no le corresponde, el gol del empate? ¿Por qué no le da al árbitro lo que le corresponde, el flagrante reconocimiento de su error? – se me queja por teléfono, desde Bilbao, un colega.

El fútbol, irrebatiblemente, es un juego de aciertos y errores de los jugadores y de los árbitros: axioma. Pero vamos a tener que agregar a ese axioma, ya, desde hoy, que el fútbol es también un juego de errores inentendibles del Comité de Competición. El vídeo para él es como el balón para los jugadores: hoy apunta bien y acierta y pare una sentencia impecable y otro día le atiza un puntapié al preclaro testimonio del vídeo y lo envía a las nubes negras del cielo para que no lo vea nadie.

-Hoy, ni caso del vídeo -masculla para sus adentros el CC-. Aquí no hay más prueba que el acta del árbitro. A la porra “el acta” del vídeo. Respetemos la autoridad del árbitro

-Oiga, señores del CC, que el árbitro ése es un petardo.

-¡No rezongue! ¡Cállese! ¡Un respeto para el árbitro!

Coinciden en horas las dos cosas: el no piscinazo de Cristiano en el campo del Rayo y el piscinazo del árbitro en San Mamés, y el pueblo soberano –el de la calle, lo otro es casta- , que de tonto no tiene ni una neurona, naturalmente se restriega los ojos y razona:

-O sea, el CC tiene dos balanzas para juzgar y sopesar los errores. Y dos criterios: uno para ver lo que le conviene y el otro para ignorarlo. Luego el CC es menos fiable que las promesas de un político en campaña electoral.

Ya lo dijo Pitigrilli: a la Justicia le taparon los ojos no para que fuese justa, sino para que no viera las injusticias de ese formidable animal racional llamado hombre.