Blogs

Entradas con etiqueta ‘crisis’

Estadios alopécicos

Viernes, 14 Febrero 2014

La alopecia es fea en el hombre, en la mujer y en el fútbol.

- Una cuenta corriente calva de dinero, también es fea.

Marlon Brando, un día, se miró en el espejo, arrugó la nariz y se dijo:

- Me sobra grasa y me falta pelo, malo.

El fútbol es el ocio del pueblo, según su padrenuestro. Pero el fútbol cada día es menos ocio y más lujo. Lujo no caro, sino carísimo.

- En la tele, empiezo a ver cavas preocupantes en todos los estadios, incluso en el mío.

El suyo es el Camp Nou. Para la alta, media y baja burguesía catalana (ya no hay plebeyos, ni proletarios: el siglo XXI nos ha desclasado, nos ha igualado. Eso leo, eso escriben algunos sociólogos optimistas), digo, para la globalizada burguesía catalana del siglo XXI, el Camp Nou es algo así como lo que fue el Liceo para sus mayores o antepasados del siglo XX .

- Yo tengo abono en el Camp Nou -me confesaba una vez un ilustre y rimbombante empresario de la ciudad condal-, pero no voy casi nunca. No me divierte el fútbol

El rito del Camp Nou. El barcelonés es más ritualista que el madrileño, tal vez porque Madrid, como Roma, es también ciudad encantadoramente abierta. Abierta a los cuatro puntos cardinales de la piel de toro, de Europa y del globo terráqueo.
-En Madrid es que me siento como en mi pueblo- celebran sus visitantes.

Madrid, Madrid, Madrid. A Agustín Lara, el del chotis, le pasaba igual. Se sentía en Madrid como en Méjico D.F.

Al Camp Nou, sin embargo, ha empezado a caérsele el pelo. Tiene calvas en sus graderíos. No lo llena

- ¿Preocupado, señor Rosell?

- Pregúntele a mi sucesor. Yo ya no soy “nadie” en el Barça, sólo un abonado de la alta burguesía (es rico por parte de familia).

Pues sí; ha llegado la fea y preocupante alopecia al fútbol. Los estadios son las testas del fútbol.

- ¡Qué llenazo, qué gentío, cuantas miles de testas! -se encomiaba admirativamente hasta hace poco.

Empieza, ay, a no ser ya así. La crisis, el precio abusivo de las entradas, el paro que no para, el fútbol que tampoco para (fútbol, últimamente, hasta en el desayuno) y la tele son, al parecer y sin al aparecer, los factores de la decalvación de los estadios.

- ¿Cree usted?

- Me fío de los tele ojos. Los teleojos, como no son políticos, no mienten. Muchas calvas. Cada vez más calvas.

Estadios alarmantemente alopécicos. Hay que hacer algo, señores presidentes de clubes de futbol y señor presidente de la Federación Española.

El Ministro Montoro y el fútbol

Martes, 10 Abril 2012

Un  día que estaba cabreado (era raro el día que no lo estaba), don Miguel de Unamuno  dijo  aquello de que el español que sirve para algo hace cosas y el que no sirve para hacer cosas, se hace político. Algo así.

-Chocante deducción.

El caso es que España hoy, sea por culpa de los que sirven para hacer cosas o por culpa de los políticos, vive bajo la estreñidora  (económicamente) obligación  de cumplir el 5,3% de déficit para  2012. “Hay que alcanzar,dice el ministro Montoro, el “objetivo del déficit”.

-Y eso,¿qué es?.

-Eso es que España tiene una deuda exterior  de padre y muy señor mío y  que  como el  Señor de todos los cristianos (a los ateos que les zurzan)  no  nos eche una manita como  la que le tendió  a Maradona en aquel gol, todos los españoles, menos los de la “casta política”, las vamos a pasar de pan,nabos  y fútbol.

Pero España, naturalmente, como es como es…

-¿Y cómo es?

- Aritméticamente, ahora mismo, España es esto: 17 autonomías, luego récord europeo de autonomías; 17  parlamentos legislativos, luego récord europeo de parlamentos, y seis millones de parados, luego plusmarca europea de todos los días,de lunes a lunes, al sol de seis millones de españoles. ¿Sigo?

-Sí, oiga; por curiosidad: ¿y cuántos mamadores de las plurales tetas administrativas chupan en estos instantes del Estado?

-Unos tres millones, según los periódicos: otro “glorioso”  récord continental.

Todo lo cual, sin embargo, no es óbice para que España “disfrute”  del fútbol más caro del mundo. No hay en Europa competición liguera  que pueda competir en precios altos  con los altos precios  de la Liga. El precio medio de una localidad en el fútbol español ronda los 5O euros, contra los 43 de la Premier (Inglaterra) , los 46 de la Serie A (Italia) y los 30 de la Bundesliga (Alemania).

-Y eso, ¿por qué?

Ah. España, históricamente, siempre es campeona  en las cosas poco racionales. Paradójica España. O España es diferente. O España es así de  “burbujeantemente” irresponsable.

Se me queja amargamente, por cierto, un madridista de los precios del Bernabéu para el partido contra el Bayern Munich. Hay entradas, al parecer, que cuestan  350 euros.

Señor Montoro: suerte con el “objetivo del déficit”. ¿Conseguirá usted, a lo Messi, ese prodigioso gol de la reducción del déficit que, a costa de todos los españoles, con la excepción de la “casta política”, se ha marcado?.

Miedos

Lunes, 28 Noviembre 2011

El hombre, como el yogur, caduca. Los mamíferos somos yogures, sí, y las crisis, sean financierras, políticas o de lunes al sol, generan miedos biológicos.

-El Barcelona, por ejemplo, hoy, a día de hoy, ahora mismo, es una maciza crisis de miedos y presentimientos oscuros por el “bienestar competitivo y mourinhista” del Real Madrid.

Es así. Quien así me informa es un colega catalán del Real Club Deportivo Español. ¿Antibarcelonista? No. Del Español, simplemente.

El “seny” catalán es muy sensible, se lo digo yo a ustedes. Y creánme. El Real Madrid, hecho en Castilla, es más recio. A la mala cara de la crisis, en vez de encogerse, el Real Madtrid, como demuestra su historia, se crece. Se agiganta. Y ficha a tutiplé galácticos, que es lo que hay que hacer. ¿No?

-Día llegará, y a no tardar, en que seremos mejor que el Barcelona.

Sentimiento, deseo y vaticinio de Florentino Pérez, castellano también al fin y al cabo.

Seis puntos de diferencia no es un abismo, pero ciertamente acojonan como un abismo.

¿Podrá el Barcelona, pese a que estamos todavía en el primer tercio de la Liga -luego queda trecho para “desfacer la diferencia”- superar el muro de los seis puntos?

Alves es un optimista formidable: “Reto excitante volver a ser mejor que el Real Madrid”. Piqué, categórico como un santo Tomás del balón: “Somos el Barça”. Messi, religioso: “Tengo fe”.

Fe, esperanza, misticismo y acollonamiento: esto es hoy, ahora mismo, el Barça. El filósofo pesimista, seguro que piensa: “Si la naturaleza se marchita, decae, perece, ¿por qué no va a marchitarse, decaer y perecer el divinizado Barcelona de Pep (12 tiíulos en dos años)?

Calderón, acollonado

Mircoles, 12 Noviembre 2008

Escribir con adjetivos es trampa. Eso decía Azorin (¿?). El adjetivo es el color del sustantivo,  pero los problemas no se arreglan con adjetivos. Como el peso pesado de los cuatrocientos millones de euros de presupuesto que es el Real Madrid ha sido vencido por el peso minimosca del millón de euros que es el presupuesto del Real Irún, el diluvio de adjetivos en forma de ciclón que azota hoy, en los medios, al Real Madrid parece que recuerda al que debió de sufrir Noé en su arca . Telefoneo a mi James Bond con licencia para escuchar en el entorno del Real Madrid.

-¿Tusnami desvastador por ahí,no?

-Pues sí.

Y me cuenta: Bernd Schuster, por lo que al dinero se refiere, no sufre. “Si me echan, pues cobro, todo, por supuesto, y a otra cosa,mariposa”.Unos tres millones de euros, más o menos, más bien más que menos y eso, a otra cosa, mariposa.

Pero el problema no es tanto Schuster como la situación de “crisis de crac” creada. ¿Quién,solvente y mesiánico, en lugar de Schuster? Pues el nudo gordiano del Real Madrid es también este otro: una plantilla frágil físicamente (Robben,Van Nistelrroy,Pepe y otros), una plantilla insuficiente y deficiente (culpa de Mijatovic),una plantilla con hurones en el vestuario (dos,exactamente) y una plantilla con canas en los huesos (Guti,Raúl,a pesar de su voluntad ) y una plantilla por lo tanto dificil de tonificar y restaurar en el mercado de invierno.

-¿Y cómo está el presidente?

-Acollonado, la verdad. Y no poco. Pues así como Schuster tiene pasmosa y germánicamente metabolizada la posibilidad de que le echen,”cobro,cojo y me voy”, Ramón Calderón,no:”A mí no me echa una pañolada”, piensa, teme, susurra.

La pañolada,hay que recordarlo, es al fútbol lo del “Váyase usted,señor González” de José María Aznar a Felipe González.Y se fue.