Blogs

Entradas con etiqueta ‘federer’

Sol y Marca

Viernes, 14 Junio 2013

España es la industria del sol y la Marca España es Rafa Nadal. El tenista balear es ahora la figura más notoria y brillante de España. Nadie la iguala. Cae bien a todo el mundo, hasta a  Djokovic. “Lo reconozco: me ha disgustado perder. Roland Garros es el único reto que me puede -y precisa-. Bueno, Roland Garros no, Nadal. Rafa, a quien admiro, es el único sin embargo que me saca de quicio. Cuando parece herido, se levanta y te atiza, “qué tío”, que decís los españoles”. Nadal, un sol de jugador” .

- Como  tú pides -me dicen-, Nadal  se merece el Toisón  de Oro.

Pienso que sí. A Nadal se le ha dado ya todo. Lo ha conquistado ya todo. Y si la pierna izquierda resiste -su talón de Aquiles- quizá supere o alcance o frise el baúl de títulos  de Gran Slams  de Federer.

-Federer -decía hace dos días Nadal- sigue siendo el mejor de todos nosotros,de todos modos.

Un sol de hombre también por ese formidable  valor que es la humildad. Ser humilde, cuando se es tan cimero, no es corriente. “Imitad a Jesús y a Socrates”, decía Benjamin Franklin. Recompongo la frase: “Imitad a Jesús, a Sócrates y a Nadal”.

- Y el Rey que le dé el Toison.

Con el Toison  se distingue  a quienes prestan servicios excepcionales a su país. ¿Es o no es excepcional lo que hace y consigue Nadal con su mente de basalto no obstante la fragilidad de su pierna izquierda? ¿Hay en España ahora mismo quien  universalice el nombre de España como él? No.  El otro día,en un foro sobre el deporte, el formidable jinete  Cayetano Martinez de Irujo exaltaba el valor del deporte.

Así: “La educación y el deporte son las hercúleas  columnas de la sociedad, más hercúleas que la religión y la cultura, y que me perdonen la cultura y la religión”. En España, sin embargo, agrego yo, el deporte sigue siendo “una María” (recibe  pocas ayudas), y es un milagro que  no deje de parir y alumbrar   “soles” y “marcas” como Nadal, o como ese  coro de pilotos sobre dos o cuatro ruedas, o como esos futbolistas llamados  Xavi, Iniesta y Casillas ,o…. 

España, ciertamente, es un milagro de país, a pesar de la casta política. 

El fútbol como Prozac

Viernes, 8 Junio 2012

El fútbol como Prozac o antidepresivo o euforizante  o consuelo contra la crisis  de la prima de riesgo, el recorte de salarios, “los hombres de negro”  (Montoro) y  las agencias de calificación que nos crujen la fe con sus descalificaciones.

-Es lo que hay, y como es eso lo que hay, pues eso.

Prozac y fe. La fe es también prozac.

-La fe, sin goles, es fe muerta.

- ¿Quién dijo eso?

- No me acuerdo. Me gustó y todavía no se me ha caido del estante de la memoria.

Xavi no es Balón de Oro. Pasa con el Balón de Oro lo que con el  preciado Oscar del cine. No siempre “se entrega” al mejor o a la mejor. Pero Xavi brilla  también por el oro de su fe. “Se nos debe exigir que lleguemos a la final”, dijo hace unos días. Ha completado la frase: “Y nosotros nos debemos exigir ganarla”.

La fe es creer en uno y no ablandarse  jamás ni moral ni mentalmente. Fe, mente, moral. Ferrer, nuestra tenista Ferrer, es roca dificil de rascar o roer. “Yo no sé si es mejor o peor que  yo; lo que sí sé es que para vencerle hay que tener la fe de un santo”. (Murray). Ferrer, sin embargo, contra Nadal, se derritió. Lo veía y no me lo creía, pues Ferrer es de los que “muere” de pie  zurrándole reciamente  a la pelota con la inquebrantable fe de su raqueta. A Federer, por impaciente (tal vez su talón de Aquiles), le pasó lo mismo contra Djakovic.

La Selección de Del Bosque las va a pasar  más que canutas en esta Eurocopa. Contra el mejor, pelean todos como tigres, y tigres van a ser todas las selecciones contra España. Yo creo que ahora mismo no hay  nadie en el mundo que juegue al fútbol como pintaba Velázaquez.

- Las “Meninas” y el Real Madrid.

Le oí recientemente a un turista en el Museo del Prado.

Repito: fe, moral y mente fuerte contra todos “los hombres negros” (árbitros) y tigres de la Eurocopa. El talento, se os supone, admirados Xavi y compañía.

La moda

Lunes, 14 Mayo 2012

El azul es el nuevo color del buen empresario y buen vividor Ion Tirac, ex tenista entre otras equis. Admiro a los emprendedores.

-América -decían el malogrado Kennedy- necesita hombres emprendedores.

Tirac, el “amo” del Másters 1000 de Madrid, lo tiene claro. Le gusta el tenis en azul, como a los franceses les gusta la vida en rosa y a los japoneses el flamenco.

-Yo venir a España todos los años, por ver y oir flamenco, ¡olé! -me confesaba hace unas noches un japonés de Tokio en el “tablao” de Torres Bermejas.

-Vendrá tambien -le repliqué-  por ver el Prado y el  estadio Bernabéu .

-Bueno, sí, de paso, pues nos los meten  en el programa, de visitas, pero nada como el flamenco.

Tirac, como el japonés, también flamenco.

-El año que viende, la pista será otra vez azul- dice tozudo, y es que él es tozudo según él.

Antaño, muy antaño, el color del tenis era blanco. Manolo Santana, en Wimbledon, cuando ganó el torneo, lucía  un pantalon tan blanco y con la raya tan bien trazada geométricamente, que hasta el “Times” ponderó  su elegancia. El tenis ya no es así. Federer es quizá el más elegante. En el tenis, ahora, hay quien presume incluso de indumentaria cutre.

-¿Por qué visten tan zarrapastrosamente, algunos?- he preguntado a gurús del tenis.

-Es la moda, y la moda ni es bonita ni es fea, es moda. De igual manera que las adolescentes de piernas largas y esbeltas las cubren  con horribles  “polainas” militares, casi, de montar a caballo. La moda, amigo, la moda. Vivimos la cultura de Belén Esteban y la devaluación de lo bello. La moda, amigo, la moda.

Yo lo que quiero decir, en fin, es que Nadal y Djokovic, por citar lumbreras, repudian el tenis en azul, y pienso que con razón. Lo que ocurre es que donde manda el dinero y el tirano, o sea Tirac, no mandan quienes, precisamente por lumbreras, dan luz y brillo al tenis. ¡La moda!

¡Qué grande es Nadal!

Domingo, 1 Febrero 2009

Cae nieve, hay bienes. Algo así. Día de gloria nevada para el deporte español. Rafa Nadal, aun derrengado por su partido del viernes contra  el formidable Fernando Verdasco, ha hecho llorar a Roger Federer. Nunca, que yo recuerde, había visto visto a Federer bañar en lágrimas ninguna de sus derrotas. Susurró en el podio “Me ahogo, no puedo”.

Final memorable ésta del Open de Australia. Pudo ganar Federer y ganó Nadal, pudo perder Nadal y perdió Federer.
-Perdón- se disculpó Nadal con el  sollozante suizo.

¿Cuándo, delante de micrófonos y cámaras de televisión, se ha oido a un vencedor pedir perdón a su vencido?.
Nadal, no obstante, lo pasó mal. Con Nadal me pasa que sufro. No me pasa con nadie. Sólo con él. Se lo dije una vez:

-Cuando te veo sufrir,sufro.

Me contestó:
-Sufrir es humano,me lo dice mi tío (es también su entrenador):”Cuando se tiene corazón,se sufre,y cuando se tiene tu voluntad,se sufre más”.
España, toda España, por lo que estoy viendo en la televisión, celebra, autonomía por autonomía, el agónico triunfo de Rafa Nadal. Me digo: “Une el deporte lo que separan los políticos, menos mal”.

El otro día, un periodista suizo me regaló esta reflexión:
-Suiza, como sabes, es un país de italianos, franceses y alemanes, pero ¿sabes qué es lo que quieren ser todos? Suizos. Sólo suizos. “Nosotros somos suizos”, presumen. Vosotros, que sois venturosamente un país unido y grande desde  hace siglos, ¿por qué, ahora, al cabo de los siglos, unos queréis  ser catalanes y otros vascos o gallegos o baleares? No os entiendo; máxime ahora en que, en el deporte, donde hace pocos años eráis poca cosa, sois fuertes, hidalgos, campeones del mundo en tantas especialidades… No os entiendo.

Se me ocurrió como réplica:
-Aquí,al parecer,se consideran sinónimos,todavía,los términos libertad  y desintegración.

¡Qué grande es el unificador Nadal!.