Blogs

Entradas con etiqueta ‘Gabriel García Márquez’

Gabo y Tito

Sbado, 26 Abril 2014

El “boom” de la muerte de Gabo, o sea Gabriel García Máqruez, y el “boom” de la muerte de Francesc Vilanova, esto es, Tito.

¿Quién, con cierta cultura y curiosidad literaria, no ha leído a García Márquez? Su muerte ha sido, en este siglo de la globalidad, una muerte globalmente sentida. Miles de artículos se han escrito estos días sobre el “Cervantes” hispanoamericano, todos elogiosos. García Márquez era, por su obra y por sí mismo, “puro realismo mágico”. Tierno, dulce, sencillo, melancólico y trágico.

-La vida y la cama –decía- son los dos inventos más maravillosos de la creación.

Amaba, en efecto la vida, una vida que le regaló el honor y la genialidad de la escritura de “Cien años de Soledad”.

-Yo soy lo que me da la vida.

Sensual.

-Sigo casi ciegamente los impulsos de mis sentidos.

Le irritaba la pobreza.

-El día que la mierda tenga algún valor los pobres nacerán sin culo.

Era, cuando le placía, celiano.

-El corazón tiene más habitaciones que un hotel de putas.

Gabo murió el pasado 17 de abril a los 87 años. El “boom” de su muerte y el “boom” de sus “Cien años de Soledad, cúspide de su mágica y deleitosa obra. Tito Vilanova, con el “boom” de su “Liga de cien puntos”, murió anteayer. Lo de Tito era el fútbol, otro “boom”. Hablé con él, en Barcelona, una sola vez, en una cena. Le felicité:

-Cien puntos: marca histórica para la historia del Barcelona y para la historia de la Liga. Enhorabuena. Es usted, ya, un hombre importante.

Era frío, o me lo parecía. O tímido, o me lo parecía. O sencillo. No lo sé. Hizo una mueca que interpreté como sonrisa y me corrigió:

-Yo no soy importante. Si no fuese por el Barcelona, yo sería nadie. El importante es el Barcelona.

Gabo: “Yo soy lo que me da la vida”. Tito: “Sin el Barcelona, yo sería nadie”.

Tiernos, queridos, sencillos, mágicos. Adiós a los dos. A los dos les debo horas de placer.El “boom” de dos muertes.