Blogs

Entradas con etiqueta ‘Gil Marín’

Qué lío, qué lío

Lunes, 19 Diciembre 2011

“Con este “profesor”,si no se va,a la mierda”.Voz de un jugador rojiblanco.
-¿Reyes?,claro
-Pues no. Otro.
El Atlético de Madrid vuelve a ser la madre de todas sus inconclusas guerras intestinas.El Atlético es un “ente” bipolar: por un lado,los propietarios,Gil Marin y Cerezo mayormente; por el otro,en el tajo,esto es,en el estadio,la siempre fiel ,pagana y apupada infantería.
-Sufrir de vez en cuando,bueno.Sufrir casi siempre,no.Hay que acabar con el pan nuestro de cada día del pertinaz sufrimiento.
¿Cómo,de qué manera?.Gregorio Manzano,a pesar de que,jaquetón,alardeaba hace 48 horas de sentirse más fuerte que nunca,es el paradigma del fracaso sin marcha atrás.Lo que nunca se sabrá -esto es habitual en el fútbol- es el porqué de su sonoro fracaso.Jamás lo explicará nadie,ni él ni los jugadores que están hasta la mismísima gónada de él.Manzano,es obvio,debe irse,pero como él no se irá (la pela es la pela),alguién deberá echarlo.Y cuánto más pronto,mejor.
-La tesorería,por cierto,no está para alegrías excesivas -me decían,y dije aquí, hacen unos días.
.Suena el telefóno.Es la voz de mi “garganta profunda” en el Atlético:
-O los aficionados o Manzano,¡qué lío,chico! -me cuenta asustado-.Y los jugadores o Manzano,¡otro lío,chico! ¡En qué maldito momento este cisco!.Justo tras la alegría de la presentación del nuevo estadio,un oergullo para nuestra afición y para Madrid, y metidos,ya en tiempo de Navidad.
Me susurra plañidero a continuación:
-Cruzados de brazos no estamos,sólo que ahora mismo estamos estudiando cómo abrirlos y a quién abrírselos.Con Manzano,claro,es imposible seguir.Pero ¿quién en su lugar?. Nombres hay dos o tres,pero no sé,no sé.El que nos gusta,no quiere,y es lógico:él es una estrella.Y los otros,pues no acaban de gustarnos..Como te digo,un lío.La pura y dura realidad es que en este momento no tenemos aún a nadie.¡Un lío,un lío!
El otro problema del Atlético -no lo soslayemos - es que la fiel y apupada infantería rojiblanca hace tiempo que dejó de creer en sus propietarios:de ahí que esté tan levantisca.Pero ¿cómo dersalojar a los propietarios?.Qué lío,qué lío….¿No habrá por ahí,disponible,un jeque honrado,serio y rodeado de pozos de petróleo por todas partes?.

Agüero

Martes, 24 Mayo 2011

El fútbol es la religión del ocio y la advocación del futbolista es el dinero, lo cual no es reproche. Sin dinero, la vida no es vida, y la vida sin dinero es  por consiguiente una birria.

Agüero se va, se va. Se divorcia del Atlético

-Recuerdo -me refresca la memoria un atlético- que dijo y reiteró que él jamás se iría del Atlético. Y que de irse, al Real Madrid, nunca.

El futbolista, no sólo Agüero, es polígamo (de pensamiento y de hechos). Vivir es amar y el futbolista, de chavalín, empieza enamorándose del equipo de su ciudad, como Gento, cuyo primer amor fue el Racing de Santander. Me lo confesó una mañana cuando él y yo eramos casi adolescentes de la España una, grande y libre:

-Jugar en el Racing era mi meta.

Conseguido y consumado el amor del Racing, un día, le tentó el “satánico” Real Madrid de Bernabéu. Y como el futbolista, como digo, es polígamo (de pensamiento y de facto), se dejó atrapar.Y hasta hoy (hoy, claro, también luce canas en los pies).

Los amores de los futbolistas son fugaces como el cometa Halley. Hoy, pues, con el Racing, y luego, de poder ser, con el Real Madrid,o sea el súmum.Y así hasta la jubilación (entre los 33 años, edad de Cristo, o los cuarenta, edad gloriosa de Napoleón).

El Atlético ,como se sabe, es la empatía de Enrique Cerezo y la opacidad de Miguel Angel Gil. Una cosa muy compleja, sólo que es más, especialmente más, la opacidad del opaco Miguel Angel Gil. Su padre sería lo que fuere o lo que fue, pero tenía,como Tyson, gancho y ardor.

-Nos cae este Atlético de Jesús Gil y Gil -jaleaba mayoritariamente la gente de la tribu rojiblanca.

Este señor, lo digo de pasada, tenía algo, y en Marbella, a pesar de la Troya que armó, siguen diciendo que nunca Marbella volverá a tener un alcalde tan buen alcalde como él: limpió la ciudad de droga, la iluminó, la asfaltó, lo ajardinó y, en fin, también, como saben ,hizo lo otro. Pero esto es historia.

Agüero ya no está a gusto, también esto, en el Atlético. Lo soltaré otra vez: mientras el amo del Atlético sea Miguel Angel Gil, dudo que el Atlético sea lo que ha dejado de ser con él. Cerezo sabe, pero no puede.

Un deseo: como el fútbol es también arte, ojalá Agüero sólo cambie de barrio y recale en el Real Madrid. Verlo, de blanco o de rojiblanco, es siempre un gozo. ¿Por qué renunciar a ese gozo