Blogs

Entradas con etiqueta ‘Helenio Herrera’

El Profe

Viernes, 3 Octubre 2014

De fútbol sé lo que me enseñan los que saben.
-Qué socrático es eso.
-A lo mejor a Sócrates le gustaba el fútbol. El fútbol existe desde que Adán le dio un puntapié al despojo de la manzana de Eva.
Simeone (hay que leer también los periódicos de allende los Pirineos, que decía el clásico) es figura de moda. En el cine, el actor de moda es el torero Jesulín de Ubrique. El celuloide se le da como la arena. Olé. Si no me creen, véanlo en Torrente 5:Misión Eurovegas, de Santiago Segura, a quien por cierto también le gusta Simeone.
-A ese chico se le da el fútbol como a mí Torrente.
Simeone, su arte, vaya; vaya, su manera de llevar al Atlético, genera envidia y admiración hasta en la vieja Europa
-¿Cuál es su secreto?- me preguntan.
No lo sé, la verdad es que no lo sé. Koke dice que el éxito del Atlético es “El Profe”, que los tiene “a tope”.
Lo he dicho muchas veces. Lo repetiré. Saber seducir y conquistar es más eficaz que ser sabio en técnicas, estrategias y sistemas, a veces.
-El sistema es el jugador. La técnica, el jugador. La estrategia psicológica, el entrenador.
Pues sí. Algo así.
La suerte, para Simeone, cuenta también muchísimo
-Pero la suerte –precisa- hay que trabajarla. La suerte de la Primitiva es suerte milagrosa; la suerte del trabajo, no.
Experiencia muy metabolizada. O talento genético.
Guardiola tiene la fama de lo que hizo en el Barça. Simeone, la fama de lo conseguido en el Atlético en tan poco tiempo..
-Un grupo de jugadores – opina asimismo- es un rebaño. Si no hay pastor, no hay rebaño. Yo trato, simplemente, de ser pastor.
Sabe también Simeone que así como una democracia sin oposición no es democracia, un equipo de fútbol sin el “estadio entregado” es menos equipo de fútbol.
-El fútbol es lo que se hace en el césped y lo que se oye en los graderíos.
Helenio Herrera se hizo inmensamente popular e inmensamente rico, ambas cosas, por su manera de ser y entender el fútbol y por su empática y psicológica simbiosis con los jugadores
-Yo pongo el carácter, ellos – que dice- el talento.
Freud lo admiraría.

A imagen de Helenio Herrera

Domingo, 2 Diciembre 2012

Con Marisol -¿la recuerdan?-, cuando aquello, “la vida era una tómbola, tom, tom, tómbola”. La vida ahora es el sufijo “azo”: copagazo, tasazo, impuestazo. Y más “azos”.

-¿Cómo golazo?

-Exacto.

Eso fue mayormente el Real Madrid-Atlético de Madrid del Bernabéu: el golazo de Cristiano Ronaldo. Hora, hora era, de que el portugués de los zambombazos a balón parado resurgiese de sus prolongadas cenizas.

-Y, jo, ha tenido que ser precisamente hoy, contra nosotros -bisbiseó, logicamente dolorido, Enrique Cerezo.

Eso, el golazo de Cristiano, y el fútbol átono, grisote, de los dos, si bien el Real Madrid, hay que admitirlo, fue mejor.

La otra nota del partido, cómo no, la coloreó Mourinho a imitación y semejanza de Helenio Herrera en Alcoy, donde, hace muchísimos años,percibiendo clima de acritud y hostilidad contra su equipo, el Barça entonces, salió al campo un cuarto de hora antes del comienzo del partido. Con las manos en los bolsillo, palpó el césped, miró hacia los graderíos, se paró en plan estatuta de bronce y en ningún momento le inmutó el huracán de gritos e improperios. Al rato, regresó al vestuario y,sonriendo dijo a los jugadores:

-Ya podéis salir. Los he dejado afónicos.

Helenio era así. Pero todo eso lo hacía  con talante, que se dice desde que ZP nos sumió en la misería de sus ineptitudes, con talante, repito, jacarandoso.

-Yo -decía- sé que el fútbol se sazona más gustosamente con la pimienta de estas cosas.

Pues sí, y sin cara de Don Cicuta.

Falcao pasó inadvertido. Y parece que está enfadadísimo, pues en el palco, fijamente la mirada en él, estaba el ojo avizor y “chequero” de Florentino.

El Barça es Messi en porcentaje considerable, como Cristiano, también en elevadísimo porcentaje, es el Real Madrid. En el Barça, Messi, sin las “hélices” Xavi, Iniesta, Cesc… también sería formidable, pero su escalofriante “cuenta goleadora”, probablemente, no sería lo abusivamente asombrosa que es.

Falcao, en el Atlético, desde hace unos partidos, huele poco el  gol pero la culpa no es suya. Simeone lo tiene “aislado”, poco socorrido. Y con esto  no digo que el Atlético sea sólo Falcao, o que el Barça  sea sólo Messi o que el Real Madrid sea sólo Cristiano. No,no digo eso; lo que sí digo es que sin ellos ni el Barça ni el Madrid ni el Atlético serían lo que son, a la vez que también digo que ellos, sin “socorredores” o “pasadores”, tampoco serían lo que son. No desmintiéndome, ahí está el caso del britanizado Fernando Torres.