Blogs

Entradas con etiqueta ‘Ibrahimovic’

Mayo florido y rumoroso

Martes, 1 Mayo 2012

Ya estamos en el mes florido y hermoso, mayo. Florecen, cómo no, los rumores. El rumor es al fútbol lo que las flores a mayo. El rumor es necesario. Rumor, que algo queda. También el rumor, a veces, es la antesala de la noticia. Lo de que Ibrahimovic, por ejemplo, interesa a Mourinho, según “El Confidencial”, ha saltado a Italia. Telefoneo a Milán, a mi colega y amigo (apócrifo) de hace años, amigo a su vez de Silvio Berlusconi.

-Oye -le digo-, que Mou quiere a Ibra, al parecer ya ha hablado con él.

-Lo sé, y no digo que no. Cabe incluso que lo consiga.

-¿No se opondrá Berlusconi?.

-Claro que no. Berlusconi, ni lo dudes, le dirá al Real Madrid: “De acuerdo, Ibra para tí y Ronaldo para mí. De por medio, ni un euro. Berlusconi, estas cosas, se las toma muy bien.  Mayo, florido, hermoso y rumoroso, pues.

Como muy bien se ha tomado el barcelonismo lo del barón Tito. Tito Vilanova por Guardiola. Perfecto. Pero ¿tiene rodaje -empiezan a preguntarse algunos-, personalidad  y conchas de experiencia para suplir  nada menos que al mejor de los mejores entrenadores del mundo, Mourinho incluido?.

- Tito, como Bielsa, ama el fútbol -me cuentan-. Dice Bielsa que el fútbol es su “pasión intelectual”. Tito, como Bielsa, también piensa y rumia mucho los entresijos  del  fútbol  las 24 horas del día. Y tal vez capte, intuya o vea  en él aspectos  o repliegues no fáciles de percibir, y de ahí, a lo mejor, la devoción de  Guardiola por él.

La inevitabilidad del sino de Tito, a partir de la próxima temporada, será la inevitable comparación. ¿Remedará poco o mucho Tito a Guardiola?. Remedando, se aprende y se mejora; y todo el mundo, en cualquier profesión u oficio, empieza imitando o tratando de ser como  aquél al que se admira. Azorin llegó a confesar que leía mucho a Varela para aprender a escribir. Tito, ciertamente, ha aprendido mucho de Guardiola, pero también Guardiola de Tito.

-El Barça de la próxima temporada, por lo tanto, un calco del de Guardiola, ¿no?

Me matiza:

-En cuanto a estetica, sí. Pero a lo mejor lo hace  todavía más ofensivo. Sostiene Tito que la belleza del fútbol reside en un ataque esplendido sin interrupción.

La vida, ciertamente, es ataque.

¡Coño, que podemos!

Mircoles, 21 Abril 2010

Fútbol es fútbol,que decía Boskov, y demagogia es demagogia.
-¿Demagógico el fútbol?
Mucho. Con tal de no ver los fallos de los nuestros (la viga), agigantamos los del adversario (la paja). Y no y no.
No sé si fue Guardiola o alguien cerca de él. Gritó:
-¡Coño, que podemos, que podemos!.
Lo de Obama:sí,nosotros podemos.Mas no siempre. El Barça, ayer, no pudo con la pretoriana y prieta disciplina del Inter, ni con su formidable velocidad de fórmula 1. No hace mucho,me referí en esta columna a la velocidad. El fútbol brillante, bello, que todos subrayamos,también hoy lo loa Mourinho “sin demagogia” pero con astucia calculada, necesita, como complemento muy directo, de la dinamita de la velocidad. La velocidad es vital. El Inter es el estilo Mourinho, para quien el fútbol es el gol.

El gol es el orgasmo del fútbol. Porque el gol es victoria. Es la victoria. El Barça, por prinmera vez esta temporada, ha recibido tres goles y ha perdido por dos de diferencia.
-¡Coño, que podemos,que podemos!.
No.No pudieron. El Inter,cuyo fútbol no es bello, fue para el Barça la red de gladiaror de cuando Roma era la Roma imperial y los estadios de fútbol eran circos y anfiteatros. Y el Barça,atrapado en ella, fue, en punto a ideas y a fuerza y a velocidad,un Barça tristemente menguado.

Y acollonado, salvo al final, por la velocidad fórmula 1 del feo,práctico y cesáreo Inter.
Demagogia:culpable, en parte, el árbitro,leo. ¡Miau! Culpable el juego esta vez opaco,reumático e impotente de los azulgranas. La cortina de humo de la demagogia en fútbol es recurso tan viejo como el mismo fútbol.
¿Está eliminado el Barça? Ni sí ni no. ¿Quién lo sabe con seguridad “racional y científica”? Nadie. Lo cual no quita para que volvamos a creer una vez más en el Júpiter de la magia y de la épica en el partido de vuelta. Confiémos en el milagro, en que nos toque la lotería y en Júpiter Otro día, dicho sea de paso, analizaremos a los dos arietes fiascos de la temporada: Ibra en el Barça y Benzema en el Real Madrid.