Blogs

Entradas con etiqueta ‘Iker Casillas’

Hay Selección

Lunes, 13 Junio 2016

Detesto el adverbio no. El “no, no y no” de Pedro Sánchez a Mariano Rajoy, y detesto el “no del fútbol al gol”, cuando al fútbol le da por ser como Pedro Sánchez.

-Que he dicho que no, que en esta Eurocopa hacer gol no va a ser nada fácil -parece pensar y decir el fútbol si el fútbol pensase y pudiera hablar.

Gracias, Piqué por tu gol. Su hijo estaba en el estadio.

-Con España –subrayó Piqué.

Cuántas cosas arregla el fútbol y cuánta alegría genera el fútbol.

-¡Qué pase, qué calidad! – ponderó de Iniesta, Piqué.

Porque eso fue el magistral pase de Iniesta para que lo rematase tan magistralmente de cabeza Piqué.

Hasta ahora, en esta Eurocopa, todos los equipos han sudado sacrificio, trabajo y coraje para poder ganar por la mínima: Francia, Alemania y España, por citar a las selecciones tildadas de favoritas.

-Los equipos considerados teóricamente inferiores, han aprendido de tal manera a jugar a no perder y a no dejar ganar, que ganarles es tan difícil como ganar una oposición de enjundia.

Opinión de un opositor, claro es.

Lo digo como lo siento: celebro con inmensa alegría tanto el partidazo de Iniesta como el gol ‘in extremis’ de Piqué. Lo sé: habrá quien no. Allá él.

-Vivir es convivir, y convivir es olvidar y perdonar lo que rasga la convivencia.

Formidable también el aristocrático señorío de Del Bosque:

-Sigue faltándonos gol - reconoció acabado el partido-. Pero extraordinario el equipo, todo él. De Gea, Piqué, todos.

Otro del que hay que aprender. Jamás pierde las maneras, jamás discrimina, jamás ideologiza, jamás molesta.

Hasta se acordó de Casillas:

-Ha sido uno más, en el banquillo, alegrándose de todo y de todos.

El otro día escribí aquí que debían ser titulares Morata, Silva e Iniesta. Sigo considerándolos titulares inamovibles. Digo hoy esto otro: hay que mover el balón, desde atrás, con más velocidad de pensamiento. El reiterativo y lento tuya y mía, que se decía antaño, permite el cómodo repliegue del adversario.

Anécdota al respecto.

-Tú corre –le decía Di Stefano a Gento- .Ya pienso yo por ti y por todos.

Veloz como el ciervo, brillante como el vuelo del águila. Contra los “pedregosos” checos, los españoles han brillado: trabajadores, tenaces, bravos (hay selección).

Ladran siempre

Sbado, 17 Octubre 2015

El Real Madrid de Rafa Benítez tiene un portero araña soberbio, Navas, y pegada de gol.

-Pero su fútbol – se quejan los eternos quejicas- no es bello.

Belleza sin gol o gol sin belleza. He aquí una de las plurales dicotomías del fútbol. En filosofía, Aristóteles no ha muerto. Sigue vivo. Para uno, Santiago Bernabéu sigue también vivo por lo que dijo en vida. Bernabéu, socarrón y cínico, según la circunstancias, tenía epílogo para todas las polémicas.

-Cuando ganamos, los críticos de “siempre” nos reprochan la poca belleza del juego; cuando lo hacemos bonito pero perdemos, los críticos de “siempre” ladran también.

Lo de ladrar era muy suyo. Los periodistas de “siempre”, para él, eran los que no querían al Real Madrid.

-Don Santiago –le objetaba yo-, no es que no quieran al Real Madrid, es que son objetivamente exigentes.

Don Santiago, “siempre” dogmáticamente forofo del Real Madrid:

- El fútbol es un “suceso” social intermitente, imperfecto. Lo sé. La crítica, no: no creo en la crítica objetivamente exigente.

Y sanseacabó. Era así.

El Real Madrid de Benítez, superada la octava jornada, no es todavía ni más ni menos que el Barça (su directísimo Satán). A Navas, en la Liga, no hay modo de golearlo. Sólo le han hecho dos goles. Salta, vuela, frustra, repta, hace que sus “disparadores” se desesperen hasta el paroxismo.

-Casillas –me recuerdan un veterano abonado del estadio Bernabéu-, cuando exasperaba a los delanteros, era como Navas.

O sea: Navas, el “nuevo” Casillas. Celebro la comparación por los dos.

-Este chico –por Navas- ha nacido con “don”.

-¿Don?

-Claro –me explica- . Hay quien nace, como Felipe VI, hijo de rey: eso es suerte, eso es un don, un regalo de Dios; hay quien nace pintor, como Picasso, otro don del cielo. Y hay quien nace portero por merced, también, de Dios. Es el caso de Casillas y de Navas. La excelencia, es verdad, hay que trabajarla, pero si naces con la mitad de ella concedida divinamente, mejor que mejor.

Pegada: con fútbol bonito o no, el Real Madrid tiene ese don gracias a sus luminarias.

-Incuestionable.

El cuestionado sigue siendo Benítez. Yo creo que a quien vale y tiene revalidado el talento en equipos-Harvard y Oxford, hay que otorgarle la humana merced de “un poco de paciencia”. Eso de llegar, ver y vencer no va con el fútbol. Es máxima bélica, no es máxima aplicable al fútbol. Benítez es su estilo (ni mejor ni peor), como Mourinho es el suyo (ni peor ni mejor) y Ancelotti es el suyo (ni mejor ni peor, sólo añorado por algunos jugadores, dicen)

Humus

Viernes, 4 Septiembre 2015

El humus del fútbol es la polémica. La vida, para el ser humano adicto al fútbol ,es alma, cuerpo y polémica.

-Ya no voy a la tertulia. Todos piensan como yo. Nada más aburrida que una tertulia en la que no disiente nadie –le oí una vez a un forofo.

Florentino Pérez ha estado en la Ser, en el programa de las brujas (las doce de la noche es la hora de las meigas, de la hechiceras, de los insomnes). Florentino Pérez, que fue político antes que ACS y Real Madrid, es ser hecho a la medida de sus conveniencias. Lo dijo otro que no era Ortega:

-El hombre es él y sus conveniencias.

Se le nota que ha ido político. La política enseña a ser político.

-Político – me precisó en cierta ocasión un político- es el que posee el don de disfrazar de verdad lo que no es verdad.

-¿Siempre?

-Siempre no, claro.

Florentino habló de Casillas casi con lágrimas (buen actor político) en los ojos.

-Un san Francisco de Asís, como quiere al hermano Casillas – me comentó otro insomne como yo.

A Casillas, como se sabe, lo trituraron moralmente Mourinho y Florentino Pérez.

-Casillas –deploró también con angustia Florentino- ha vivido dos años de mucha presión.

Le faltó agregar:

-Pobrecito.

Uno, aunque insomne, no tenía desveladas todas las neuronas. Una de ellas, no sé cuál, que seguía con atención y pasmo el franciscano discurso de Florentino, me susurró:

-Dos años. Qué barbaridad. ¿Por qué no le socorrió anímicamente este señor?

-El fútbol, tan poliédrico, tiene razones que no siempre comprende la racionalidad, y el señor Pérez, en su racionalidad, es tan poliédrico como el fútbol.

Comprendo que el presidente del Real Madrid se prodigue poco. Rara vez convence, rara vez resulta creíble, rara vez es socráticamente racional.

-Rara vez estoy de acuerdo con los periodistas, oiga, pero esta vez concuerdo con usted.

FP es maquiavélicamente listo. Y aprovechó la ocasión radiofónica, cómo no, para quejarse de los periodistas cuyo único objetivo es hacer sistemáticamente, maniacamente, daño al Real Madrid y a él, Avisó que en la Asamblea de socios compromisarios del próximo día 19 pedirá “más unidad –unidad más acendrada y prieta- al madridismo”.

-¿Para qué?

-Para echarle más humus polémico al fútbol.

Dijo alguien, no sé quién, que lo prioritario en el fútbol es el gol con o sin polémica, y que lo secundario es la polémica con o sin gol injusto. El humus, vaya.

Casillas, la cruz de Florentino Pérez

Domingo, 12 Julio 2015

El adiós, con nudo en la garganta, de Casillas. Dijo antes de empezar a leer lo que llevaba escrito:

-Me he comprometido a que tengo que leer esto.

Se delató. Soy así de malicioso o así de psicológicamente malicioso. ¿Con quién se ha comprometido? ¿Con su conciencia? Lo dudo. ¿Con el Real Madrid? No lo dudo.

Un diplomático, hace años, en un acto diplomático falaz, dijo:

-Un señor cabreado, que no es diplomático, es más sincero que un señor cabreado que es diplomático.

Un señor cabreado, el padre de Casillas; una señora cabreada, la madre de Casillas. Como no son diplomáticos, son sinceros. O más sinceros. Leo sus declaraciones a “El Mundo”, reproducidas en “As”. Basálticamente duras. Culpable de todo que ha sufrido Casillas en los dos últimos años, para ellos, sintetizando, Florentino Pérez. La “lata” de los sinsabores la abrió Mourinho, personaje entre raro y narcisista. Su lema era totalmente fraguista. Fraga dijo – dijo o se lo atribuyeron- que la calle era suya. Para Mourinho, el vestuario era suyo, era él.

-Convivir con él no es fácil. Hay que estar incondicionalmente con él, tenga o no tenga razón.

Quien esto me confesó un día sigue en el Real Madrid, y no es precisamente Casillas, con quien nunca he hablado. Ni por teléfono.

El calvario de Casillas, como digo, empezó con Mourinho. Con Mourinho, Casillas era ya el Casillas que hoy destaca pomposa e imperialmente en su comunicado oficial, con emoción hipócrita, el Real Madrid.

El otro día, en los desayunos deportivos de Europa Press, Joan Laporta, a quien le preguntaron por el “caso” Casillas, argumentó:

-Pitar a Iker en el Bernabéu es como pitar a Puyol en el Camp Nou.

O sea, inconcebible.

¿Por qué no hizo ningún comunicado de enérgica y madridista reprobación el Real Madrid de Florentino Pérez cuando empezaron a silbar r a Casillas? ¿Por qué , con su pasividad consentidora, no “saltó” FP para defender la imagen de quien “ha sido el mejor portero del Real Madrid de todos los tiempos”.

-Callo, luego consiento.

Esa es la puta realidad. A Cela le encantaba la palabra puta. “Tiene música, es eufónica, llena como una buena comida”, sostenía.

Casillas, a sus 34 años, intoxicados encima por dos años de malos tratos por parte del Real Madrid FP, es obvio que no es el que fue. El talento del portero, que decía el gran don Ricardo Zamora, es el instinto. El instinto es la primera arruga –no bella- del portero de cualquier deporte que se juegas con portero .

Nunca, que yo recuerde, ha tenido el Real Madrid un presidente con tan poca inteligencia emocional como Florentino Pérez. Detesto el fariseísmo y detesto el fariseo juramento de los políticos que juran o prometen “por imperativo legal”.

-A la porra esos políticos. O juran y prometen como Dios manda o, repito, a la porra. ¡Cuántos valores honorables han caducado y siguen caducando en España!

¿Casillas la cruz de Florentino Pérez, a partir de ahora?

Humanismo y dinero

Viernes, 10 Julio 2015

Florentino Pérez es dual: en ACS gana dinero y en el Real Madrid gana popularidad. En ACS hace ganar dinero a miles de trabajadores (artesanos del ladrillo y de la ingeniería) y en el Real Madrid hace ganar títulos al mejor club del siglo XX.

-Un sol de hombre.

Casi sí o sí. Destella talento y acierta mucho.

-Pero no siempre.

A eso voy. Me lo he preguntado algunas veces: ¿hay que ser duro de corazón para ganar y hacer ganar? He tratado en mi vida de periodista a muchas personas notables y sobresalientes. Alfonso Escámez, que de la nada -botones en un banco de Águilas- llegó a la presidencia del Banco Central, era, amén de fervoroso banquero, fervoroso humanista.

-Trabajo con gozo para el dinero – pregonaba-. El dinero, bien manejado, es un valor plural, un valor con alma. Cuánta gente, gracias a él, sale de la pobreza, monta negocios y prospera.

Un día le gasté una broma de mal gusto:

-Alfonso: me voy a morir con dos frustraciones: no haber aprendido a tocar la guitarra y no haber atracado un banco.

Brincó en el sillón:

-¡Chiquillo! – se enfadó-. No seas comunista, no seas ateo. Cree en el dinero y piensa que con él se hacen buenas obras.

¿Es humanista Florentino Pérez? Nunca me lo ha parecido (cabe que yo esté equivocado: lo digo para que no se me encrespen sus forofos). Asunto Casillas. A Casillas empezó a hacerle la vida imposible Mourinho (otro personaje anómalo a la vez que listo en su oficio: nunca me gustó). De no haber sido por él, quizá la vida de Casillas no hubiera sido la que ha sido últimamente desde que lo entrecejó el portugués.

-El presidente – me consta que se ha preguntado lógicamente desconcertado muchas veces- parece que está totalmente con él y nada conmigo. ¿Qué le he hecho?

Ahora mismo, es penoso que Casillas se haya ido del Real Madrid como se ha ido, sin quererse ir, porque se ha ido sin querer.

-¡Un pesetero! – se le ha escupido.

Qué mezquino y miserable es estigmatizar a quien tan ingentemente ha contribuido a ganar títulos y felicidad al Real Madrid. Que lance la primera piedra envuelta en billetes de quinientas pesetas quien, a la hora de defender sus intereses, no los ha defendido. El primero FP.

-Raúl, Hierro, Del Bosque y ahora, entre otros, Casillas: así salen del legendario Real Madrid FP sus figuras de borceguí y blasones. Casi de espaldas al club.

Asiento. Porque es verdad.

Comentario de un compañero portugués:

-Qué retorcida es la vida. Un portugués, Mourinho, es el causante del origen de la “caída” de Casillas, y un equipo portugués, el Oporto, lo acoge como su mejor fichaje en muchos años.

Sergio Ramos

Mircoles, 24 Junio 2015

La arrogancia de creerse el que más casi siempre es causa de combate, de discrepancia y de polémica (no sólo en el fútbol, también en otros oficios).

-Siendo mucho- me dice mi amigo el pensador-, uno no es nadie sin los otros, de igual modo que los otros no son nadie sin uno que sea mucho.

Cristiano Ronaldo, siendo mucho, no sería el arrogante que es sin los otros. ¿Acaso no?

Sergio Ramos no es Cristiano, pues si ‘fútbol es fútbol’, sin gol ‘fútbol no es fútbol’. A su manera manchega, hace decena de años, don Santiago Bernabéu, sin embargo, se refirió a este asunto de esta otra singular y racional manera:

-En el ataque quiero delanteros casados con el gol por la Iglesia para que no sientan la tentación de divorciarse, y en la defensa quiero gente brava y ruda, como Marquitos, para que los delanteros del adversario no puedan hacer gol.

Conclusión. ‘Fútbol es fútbol’ con gente como Cristiano y gente como Sergio Ramos. Importantes los dos. Sigo la polémica, o el pulso, o el tira y afloja, entre Sergio Ramos y Florentino Pérez. Sergio, al parecer, para seguir en el Real Madrid, quiere más dinero.

-Conmigo, el Real Madrid –piensa- es más fortín contra el ansia goleadora del adversario. Yo soy a la vez el antigol en mi área y el gol milagroso en el área del adversario. Soy, pues, el fútbol en su versión defensiva y ofensiva.

Yo no sé exactamente lo que gana Sergio en el Real Madrid. Los que saben de esto, escriben que Cristiano gana al año diecisiete millones.

-Más, gana más –me corrigen.

Mejor para Cristiano. El gol, en el fútbol, se cotiza ahora a lo bestia, sobre todo desde que jeques y chinos han gustado el pirulí del balón.

-¿Y qué gana Sergio?

-Alrededor de seis millones.

-¡Qué poco!

Comprada su cifra con la de Cristiano, sí; pero es que Sergio no pretende igualarse en euros a Cristiano, sólo aproximársele.

El fútbol, desde hace años, sobre todo desde que estrenamos el siglo XXI, es a la vez juego y dinero. Sobre todo, si se es como Cristiano y Sergio, más dinero que juego. La medida de todas las cosas jamás ha sido el hombre, ha sido el dinero.

-Y el poder.

Exacto.Ocurre además, como epílogo, que la relación de “cariño” y “amor a la camiseta” parece que han dejado de ser “valores” de convivencia y respeto en el Real Madrid. Florentino va a lo suyo sin mojigangas sentimentales. Ama Florentino en función de la rentabilidad del amado. No desmintiéndome, ahí está, como caso reciente, el caso Casillas.

‘Fútbol sigue siendo fútbol’ de todos modos pero de otra manera.

Dios y Casillas

Lunes, 22 Septiembre 2014

Los ’sabios’ la tienen tomada con Dios y algunos madridistas, con Casillas. “Dios ha muerto”, escribió el filósofo Nietzsche; “Dios no existe”, proclama el científico Stephen Hawking.
-¿Qué opina usted al respecto?.
-Más o menos, lo que hace años le escuché, en una cena, al profesor Tierno Galván, sabio deliciosamente cínico: “Hay que desconfiar de los filósofos, de los intelectuales y muy especialmente de los políticos . ¿Dios? Soy agnóstico. Tal vez exista”.
O sea: por si acaso existe, se abstenía de cruzar la línea roja, a pesar de que él era rojo, del ateísmo.
-Ser ateo es algo muy contundente. Yo no soy hombre contundente – matizaba.
Casillas. ¿Ha muerto, existe, hay que seguir creyendo en él por si acaso?
Casillas, como saben hasta los niños que empiezan a hablar y a ver la televisión, es un dios del fútbol. Sin embargo, últimamente, en plan agnóstico o ateo, hay madridistas que reniegan de él. Por si acaso, a éstos que empiezan a dudar de él, hay que decirles que las protestas no deben ser contundentes. Casillas, al margen de un pasado de película norteamericana oscarizada, pienso que vale todavía.
-Lo que pasa –que me dijo una vez un sabio en fútbol; aclaro que yo sólo sé lo que aprendo de los sabios- es que desde que el ‘brujo’ Mourinho, en plan San Pedro, empezó a negarle, le descalabró el ánimo, la seguridad en sí mismo.
-¿Brujo Mourinho?
-Algo de brujo ya tiene; ahora, desde el Reino Unido gracias a la sensatez de los escoceses sensatos, dice que volvería al Real Madrid. Un brujo, lo que yo le digo. En un equipo de fútbol, la psique que más hay que cuidar es la del portero. Es la única “pieza”, además, que no se debe rotar. Si vale, vale para todos los partidos, para los de la Liga, los de la Champions y los de la selección. Falla un gol un delantero o un penalti (Messi, por ejemplo, ayer, contra el Levante) y no pasa nada. Se duda del talento o de los reflejos del portero y, psicológicamente, se le hace añicos la moral –me adoctrina uno de mis sabios, sesentón y ex portero del Real Madrid.
Florentino Pérez ha defendido serenamente a Casillas. “No se merece –ha dicho en la asamblea de las cuentas casi unánimemente aprobadas-los pitos recibidos. Lleva 15 años en el club y es el mejor portero de la historia del Real Madrid”. Bien, Florentino. Y es que a mí los cerebros prepotentes y negativos como Nietzsche y Hawking, por muy cerebros sonados que sean, no me seducen.
-¿Qué le seduce, pues?.
-Que los socios “negativos” del Real Madrid no sean tan agnósticos y ateos con Casillas. Casillas existe, Casillas no ha muerto, Casillas necesita que sea crea en él.
-¿Por si acaso?
-Exactamente. Hay que ser positivos, que se repite tanto ahora. Más positivos y menos descreídos. Los seres negativos se cargan de alifafes antes: demostrado científicamente.

No a la apocalipsis

Sbado, 14 Junio 2014

La frase la leí hace años. Se me quedó, por chocante, en uno de los cajones de la memoria. Dice, más o menos, así: “Un conservador es un señor demasiado cobarde para luchar, demasiado gordo para huir y demasiado comodón para dramatizar”. Me dije: “Yo lucho, yo no huyo, yo no dramatizo, luego ¿soy conservador? Me contesté: “No, porque no soy gordo”.

Cinco a uno, con letras, de Van Gaal a Del Bosque. Según Del Bosque, el peor partido de su vida: para Van Gaal, el mejor partido de su vida. ¿Qué es la vida? Percepción y relativismo.

No huyo, digo. Miento. Huyo, sí: huyo del pesimismo y huyo de las tempestades apocalípticas. “Prefiero pensar a sentir” (Montaigne).

Pensemos. ¿Está concluyentemente eliminada del Mundial de Brasil la Selección de España? Aritméticamente no. ¿Sabrá sobreponerse al fustazo de Holanda? Respuesta entre interrogantes: ¿Por qué no? ¿Es tan malo Casillas? Hasta el 5-1, era el mejor portero del mundo. ¿Por qué no ha sido Casillas el mitificado Casillas contra Holanda? A lo mejor la culpa no es toda de él; Piqué y Sergio Ramos, iconos también, tampoco parecían ellos

-Ha fallado, pues, del Bosque.

Tampoco es eso. Analizar las “causas” de un “fenómeno” inesperado e impensado (5-1) no es fácil. La Selección alinea jugadores de mucho talento. ¿Acaso no lo es Silva, por citar uno? Claro que Silva es un jugador sobresaliente. Esta vez, sin embargo, no lo fue. ¿Por qué? No tuvo su día. Esto fue, resumiendo, lo que posiblemente le pasó a todo el equipo. Y aquí la pregunta genérica y global: ¿Por qué? ¿Debilidad física? Quizá. El “grupo”, salvo alguna excepción, ha llegado al Mundial “pasado y gastado” de partidos. Liga, Champions…El clima de Brasil: lo sé por experiencia: extenúa, agota.

-¿Está usted justificando lo injustificable?

Estoy tratando de no ser horrendo. Qué fácil es destruir a quienes ganaron una Copa de Europa y un Mundial. Ayer, santos y honorables; hoy, “pura miseria”. Ni justifico, ni acuso. Pienso. Y pienso que sí, que a todos nos ha afectado dolorosamente la derrota –inmensa, si se prefiere este vocablo-, pero como es mejor ser optimista que pesimista, de igual manera que es mejor presumir de creer en Dios que de ateo, vamos a esperar a ver qué pasa contra Chile y Australia. La derrota, es verdad, desalienta a los cobardes. La Selección de España, a Dios gracias y a los ateos sabios, no es cobarde.

Seres superiores y sabios

Lunes, 4 Noviembre 2013

En la escuela se aprende, la vida te enseña. El Real Madrid, en teoría, vale un mogollón. En dinero y calidades. Pero el Real Madrid es un desajuste entre lo que tendría que ser y no es.

-¿Qué tendría que ser?

-Lo que no fue contra el Rayo. Ganó al Rayo, es cierto; pero el Rayo jugando, lo que se dice jugando, creando juego, le atizó directos y ganchos al Real Madrid por todos lados.

El Real Madrid tiene algunos problemas, empezando por la defensa. Casi con los mismos jugadores, con Mourinho, el Real Madrid era almudena atrás.

-Eso es verdad.

Con Ancelotti, esa misma defensa es un barullo de desentendimiento y fragilidad.

-Verdad también.

¿Cómo se explica eso? Yo no me lo explico, ¿y usted? ¿Acaso, entre otras cosas, falta un líder en esa zona?. No lo sé. Pero lo que sí sé, por lo que me llega, es que Casillas era más líder que Diego López. El Real Madrid FP, de siempre, ha sido muy especial. ¿Culpa del “ser superior” que es FP? FP, y esto es incuestionable, es un ser orgulloso. Quiere lo mejor para el Real Madrid, y con él, otro hecho incuestionable, el Real Madrid es ciertamente el club más rico y poderoso del mundo.

-Si fuese menos orgulloso para otras cosas - me dice quien bien le quiere y bien le conoce-, el Real Madrid, además, lo ganaría casi todo.

Ahora mismo, no hay en el mundo, me parece, una plantilla como la madridista. Sin embargo, esa plantilla no rinde con arreglo a lo que ha costado y cuesta mensualmente. ¿Por qué? ¿Por qué Ancelotti, sabio en lo suyo, no parece tan sabio? ¿ Por qué no ha encontrado todavía “el punto G” del equilibrio y el gozo del equipo? ¿Hablan cara a cara, sin veladuras, FP y Ancelotti?

El otro día, alguien me comentaba:

-Diego López es un gran portero, pero Casillas, en la defensa, es más líder.

La escuela de la vida, que tanto enseña, me ha enseñado a aprender de gente como Di Stefano, Kubala y otros (había que citar a dos). Di Stefano, ahí está, que se le pregunte, dijo una vez: “El portero tiene que tener intuición y saber mandar”. A Casillas, por razones no aclaradas, se le ha marginado. ¿Mejor Diego que él? Sencillamente, no. Casillas, como capitán del equipo, era a la vez un gran portero y un gran capitán. Se le degradó sin más, sin embargo. En mi opinión, injustamente.

En el Real Madrid FP, club tan formidable, ocurren cosas así, no obstante.

Nadie es perfecto: ni los seres superiores ni los sabios.