Blogs

Entradas con etiqueta ‘Illarramendi’

Podemos

Viernes, 12 Septiembre 2014

El verbo poder es un verbo política y deportivamente agresivo. Podemos, el partido del exótico Pablo Iglesias, ¿qué es? Un proyecto de reto, un deseo de “poder”.
-Podemos hacer lo que los demás no pueden ni saben hacer
Bueno: eso es la política.
-En la oposición –decía el ‘viejo’ profesor Tierno Galván, a quien admiré en vida-, si no prometes “delicias”, hay que dedicarse a otra cosa.
Política y deporte, en común, tiene muchas cosas. Simeone , como Pablo Iglesias, es vitalista. Su última exótica frase: “El Atlético es el equipo del pueblo”. La demagogia es hierba que cree tanto en la política como en el deporte. A Simeone, es su talante, no le asusta el partido del Bernabéu. La fe, virtud también humanamente laica y atea, le acompaña desde que se levanta hasta que se acuesta. La plantilla del Atlético, esta temporada, es otra: se han ido jugadores y han venido otros.

¿Ha sido, para él, inconveniente para rehacer y ajustar el equipo?.
-Lo importante –sostiene desde su filosofía - no son tanto los jugadores como el sistema. Los jugadores claro que son importantes –sigue razonando-, pero tan importante como ellos es tener definido el sistema.
El sistema atlético es el del año pasado. Hace unos días, tras la goleada a Macedonia, Silva comentaba: “El estilo no se toca”.
Ciertamente, no se debe tocar, o cambiar, lo que funciona. A Del Bosque le funciona su estilo o sistema. Y a Simeone, también el suyo.
En teoría, por dinero, salarios y “calidad”, el Real Madrid es mejor que el Atlético. Lo reconoce hasta Enrique Cerezo, otro vitalista:
-Ellos, sobre el papel, valen más. El Atlético, sobre el terreno de juego, vale como el que más.
Optimismo, vitalismo, fe: he aquí el Atlético que se va a ver, que vamos a ver, en el Bernabéu. ¿Qué opone a ese Atlético el

Real Madrid de Ancelotti?
-Dudas; su tormento –me dicen- es el centro del campo.

Ancelotti es más razón que corazón. Creo. Y a pesar de que ha dicho que dio su visto bueno a Florentino para que se “deshiciera” de Di María y Xabi, uno, o sea yo, sigue sin creérselo.
-¿Por qué?

Florentino, contra lo que opinan otros, es un ser, amén de superior (Butragueño), difuso y autoritarista. Me lo dice quien sabe:
-La salida de Xabi y Di María, especialmente la de éste, le ha sentado a Ancelotti a aceite de ricino (purga que nos daban a los niños del siglo pasado para “amargarnos” el paladar y hacernos llorar).
¿Conseguirán James, Kroos, Modric, e Illarramendi borrar la memoria de Xabi y Di María? Interesante, mucho, este nuevo “reencuentro” entre el equipo del pueblo de Simeone y el equipo diesel de Ancelotti .

España es diferente

Viernes, 17 Enero 2014

Como siempre, España es diferente. Era diferente con los Reyes Católicos y desde entonces, cinco siglos para seis, no ha dejado de ser diferente.

-Los españoles –me analiza-reflexiona un alemán que vive su jubilación al sol de Águila: 355 días seguros al año de sol- sois paradójicos y chocantes. Vivís cachondamente al día, divorciado de las lecciones del pasado y ajenos al futuro. Sois, con Grecia, el país con más paro de Europa y con el virus de una crisis A peor que la gripe A que nos cruje últimamente. Y, sin embargo, y aquí la cachonda paradoja, tenéis el fútbol más caro de Europa.

Si nosotros los españoles somos diferentes, los alemanes, también de siempre, son ineluctablemente kantianos: previsores, metódicos, aburridamente racionales.

España, en efecto, es desconcertante. El Real Madrid, esto es, Florentino Pérez, un español de pro y de prosapia, tiene tal vez la plantilla más cara y mejor pagada del mundo, lo cual no es óbice para que Ancelotti, todavía a estas alturas, siga deshojando la rosa ( me gustan sus pétalos) de “cómo debe ser el sistema de juego” del equipo. ¿Isco, no Isco? ¿Di María, no Di María? ¿Illarramendi, no Illarramendi? ¿Y qué pasa con Bale?

-Ancelotti, qué es doctor en fútbol, no ha dado todavía con el diagnóstico del patrón de juego. El Real Madrid es el soliloquio de sus formidables jugadores, no la conjuntada armonía de una orquesta -me dice otro doctor en fútbol, ex jugador del Real Madrid: vive de su carrera.

Otra verdad, tal vez o sin tal vez. El fútbol, como ven, no es tan sencillo: a veces es mareantemente laberíntico.

Sigamos con lo de España es diferente. La Copa del Rey, por culpa del Mundial, es la otra “sopa del día. O sopa de Copa del Rey o sopa de Liga. Ni un día sin sopa de balón.

-Y los estadios, aun con el Real Madrid o el Barcelona como visitantes, empiezan a lucir “calvas” graves en los graderío –me alerta un seguidor de fútbol por la televisión

-Culpa de los precios -le contesto-.La afición de Pamplona, el otro día, se revolucionó con toda la razón del sentido común contra los precios: 80 eurazos la localidad más barata. Eso es “cargarse” el fútbol.

Las ciencias, también las técnicas, cuando avanzan que es una barbaridad, a veces traen bienes y comodidades, no otras veces. Las salas de cine están casi desapareciendo por culpa, dicen, de la televisión. Lo cual que hay que empezar a pensar que, por culpa de la televisión, al fútbol de “estadio y abono” puede pasarle también lo que al cine.

-Un país en crisis y con una tasa de paro que supera los cinco millones de habitantes no puede –no debe- permitirse pagarle a un futbolista 18 millones de euros limpios del polvo y la paja del Fisco.

Esto se oye ya masivamente en la calle. España, ciertamente, es cachonda e insensatamente diferente. ¿O no?

Tienen que dialogar

Lunes, 28 Octubre 2013

Las verdad, al margen de especulaciones. La verdad: Florentino, uno de los hombres más ricos de España, no es feliz.

- El equipo no funciona.

¿Opina eso? Si. Opina por lo tanto como la mayoría de los opinantes forofos y no forofos. Lo cual, en esta España de tantas Españas, es noticia.

- Florentino: coge a Ancelotti, siéntate con él, conversar largo y sin tapujos, confesaros, intercambiar criterios, preguntaros lo que tengáis que preguntaros, no hagáis lo de Rajoy y Rubalcaba, para quienes la palabra consenso es palabra diabólica, y acabar con las murmuraciones. Consenso, acuerdos.

El Real Madrid, siendo un equipazo, no es, sin embargo, el equipazo que se esperaba. Illarramendi, Isco, Bale, Ancelotti. ¿Qué pasa entre ellos? ¿Qué pasa con ellos? Isco, por lo que se sabe, empieza dudar de sí mismo: “¡Con lo bien que empecé y ahora…!” Illarramendi tampoco se siente seguro: “La incertidumbre me quita el sueño”. Bale es el trueno de cien millones de euros que no truena:”Yo quiero pero…”. No es posible que Ancelotti haya perdido la sabiduría técnica y psicológica acumulada:”No entiendo lo que me pasa…”

Amadeo de Saboya reinó en España menos de dos años (1871-1873).Un día, harto de “no entender nada”, exclamó:

- ¡Este país (España) es ingobernable! ¡No lo entiendo!

Y se fue. Con un par. “¡Ahí se quedan ustedes con sus confrontaciones y disensione radicales. Esta vida no es mi vida”.

Sí, sí. Somos así: muy Contreras. Hay ahora un programa en TVE, “Entre Todos”, que es la antítesis de la España que hubiera hecho feliz a Amadeo de Saboya. “Entre Todos” es lo que todos quisieramos que fuese España. “Entre Todos” es, cada tarde, una hermosa lección de solidaridad y de amor y de fe en el prójimo.

- Deberían verlo todos los políticos para que dejasen de tirarse a la cabeza los trastos del disconsenso, del seperatismo y del espíritu de contrariedad - me digo viéndolo.

Creo en el dialogo. En la duda, hay que separar la paja de la ideología del grano de la sana y nutriente conversación.

“¡Macho, por el bien de España, macho, por el bien del Real Madrid, hay que dialogar!”

Lo sé: Ancelotti se siente encogido, “estreñido”. ¿Gustará, no gustará, esto al presidente?. Y Florentino, lo intuyo también, necesita dialogar a pecho descubierto con Ancelotti.

Donde hay dialogo sin recelos ni puntillosidades acaba brillando la luz del entendimiento.

Esta semana -¿a qué sí? - FP y Ancelotti levantarán dique contra las especulaciones.