Blogs

Entradas con etiqueta ‘independencia’

¡Jo!

Mircoles, 8 Octubre 2014

Javier Tebas es un señor que no cuida su físico, cada vez que sale en la televisión aparece más orondo, más hermoso, lo cual que, a su edad, no es recomendable tal grasoso exceso. Los obesos son seres pausados, apacibles, nada sanguíneos.
-Razonan en lugar de gritar. No desgañitan sus argumentos, los cuecen al fuego lento de sus serenas neuronas –le oí una vez, en una conferencia, a un psiquiatra.

Javier Tebas, presidente de la Liga Profesional de Fútbol, es la excepción que confirma la regla. Tebas es sanguíneo, vehemente. Tebas, en Barcelona, en un foro, hablando de lo que podría sucederle al equipo que es más que un club, el Barça, en la Liga BBVA, si Cataluña se desgajase del resto de España, bufó algo así como que tendría que decidirlo el Parlamento “de lo que quedase de España en ese momento”.
-¡Jo!
Eso, ¡jo! Y es que España cada día es más ¡jo! El ¡jo!, creo, define lo que para algunos es España a día de hoy, 8 de octubre, fiesta de Santa Brígida. El escritor valenciano Rafael Chirbes, Premio Nacional de Narrativa 2014 por su novela “En la orilla”, opina que la sociedad española “es un desastre, donde el fango cada vez es más”.
-¡Jo!
Manolo Saiz, lo suyo es el ciclismo, al que retorna tras unos años alejado de él, es del mismo parecer: “En España nos lo hemos cargado todo”.
-¡Jo!
Yo de pesimista no tengo nada. Nada de nada. Pero soy espectador de algo que nadie puede rebatirme: en España, desde hace años, los políticos, cual futbolistas, “no ven puerta”, Les pasa lo que a Diego Costa en la selección nacional (ojalá me deje mal mañana).
-Cataluña es España, debe de seguir siendo España. ¿Qué sería de la Liga BBVA sin el Barça?
-¡Jo!
Ni se piense. La mayoría de los catalanes –lo sé: hay encuestas al respecto- con seny no quieren la independencia. Lo que sucede es que esa mayoría no da la cara, ve, se queja, pero no arma ruido.
-Y el ruido es a la política lo que el gol al fútbol.

¿Acaso no? Javier Tebas es un sanguíneo que auspicia la realidad de lo que en efecto podría pasarle al Barça si la feligresía del señor Mas , en plan enjambre cojonera, no deja de dar el coñazo con el ébola de la soberanía.