Blogs

Entradas con etiqueta ‘Leo Messi’

La Euroliga, ya

Domingo, 21 Noviembre 2010

Excesivo: el 0-8 del Barça al Almería y tal vez, también, el 5-1 del Real Madrid al histórico Athletic de Bilbao. Goleadas colosales de los dos colosos de la ya mal llamada “Liga de las Estrellas”. En esta “Liga de las Estrellas”, sin eufemismos, hay dos “luceros” que deslumbran y ciegan y 18 estrellados, entre los que figuran los no menos históricos Valencia, Sevilla, Atlético de Madrid, antaño rivales historicamente respetados y temidos por los colosos Barça y Real Madrid. Ya no.

El próximo día 29, en el Camp Nou, se enfrentarán los colosos Real Madrid y Barça. La Liga -pueden gritar- somos nosotros. Los otros, los otros 18 son “La Otra Liga”, la Liga de los que nunca podrán aspirar a ser campeones.

Lo cual, economicamente, es cierto. El poder de la economía, con el contubernio de la televisión, se ha cargado la “Liga de las Estrellas”, de igual modo que los políticos, con el contubernio de las autonomías -café para todos, en qué mala hora-, poco a poco pero sin pausa, se están cargando la hermosa unidad de España. ¿Acaso desbarro?

-No, señor. Lo que ocurre es que este país se lo traga todo. Reacciona siempre tarde y, por lo general, mal.
La mal llamada “Liga de las Estrellas”, por lo que al título de esta temporada se refiere, sólo tiene dos fechas: el partido del próximo día 29 y el partido de vuelta en el Bernabéu. Son los partidos que decidirán el título. Los de “La Otra Liga” no son sino comparsas, voces corales, coro de una Liga quebrada, plutocrata, impropia del siglo XXI.

-Está usted “incendiando” la cosa.
En absoluto. Estoy diciendo la verdad, y en España las verdades, que escribió don Miguel de Unamuno, fastidian, molestan, son garrapatas de las que huyen los indiferentes, o sea la mayoría de los españoles.

Tal vez ha llegado el momento de la Liga de Europa. O de una Liga “play off”. Cuánto antes, mejor. Porque en algunos países, no sólo en España, las diferencias por culpa de la tele, del marketing y de otras causas eurodinerarias, empiezan a ser desiguales ; y, como suele decirse, donde no hay igualdad, no hay emoción. En el mundo de la Fórmula 1, una de sus voces sonoras, la de Ecclestone, clamaba recientemente por la victoria de Vettel o Webber, “así -decía- el próximo año tendremos cinco campeones del mundo, y eso da dinero y eso da igualdad y eso da espectáculo”.

Visto como lo ve Ecclestone, está bien visto. Manda el dinero. El fútbol necesita también, pues, una F-1 de campeones. Pues una Liga con dos Goliats y el resto liliputienses sin hondas, cada vez aburrirá más y debilitará todavía más las ya fragilizadas tesorerías de éstos.