Blogs

Entradas con etiqueta ‘Lorenzo Sanz’

Algo inexplicable

Domingo, 30 Noviembre 2008

Para el cineasta José Luis Borau, el cine se hace como se hace el amor, como se puede. El fútbol, a veces, también.

-En el fútbol, el valor real de un futbolista y el precio justo que cobra, no siempre es real ni justo -me decía recientemente,en Barcelona, Pablo Porta, antecesor de Angel María Villar en la presidencia de la Federación Española de Fútbol.

De todo lo cual se infiere que el cine y el fútbol son espectaculos complejos. O artes complejas. O negocios complejos. De todo eso hay en el cine y en el fútbol.

El Real Madrid, noqueado por el Getafe, cada vez da menos espectaculo y arte, porque el fútbol es también arte: el arte del espectáculo.

- ¿No se está pasando usted?.

Podría ser. Pero,escrito lo tengo, donde hay creatividad y pulsión de los sentidos, hay arte.

Negocio: esto es también el fútbol.Un negocio curioso: los directivos trabajan, son zurrados en los medios informativos y no cobran. Lo aguantan estoicamente todo.

- ¿Qué tiene el fútbol de magnetismo o adición que, aun siendo a veces tan cruel críticamente con ustedes, ustedes ni dimiten ni quieren dimitir jamás?

El interrogando, Lorenzo Sanz, a la sazón presidente del Real Madrid, me contestó:

-Algo tan dificil de explicar que no sé explicarlo. En el fútbol todo es inexplicable:¿por qué los árbitros son árbitros, si rara vez se escribe bien de ellos?, ¿por qué jugadores soberbios en unos equipos fracasan en otros?, ¿por qué ocurre esto mismo con los entrenadores?, ¿por qué vosotros cambiáis de criterio de una semana a otra y sois por lo tantro tan versatiles como infiables?.

Lorenzo Sanz, pues, explicó lo inexplicable. El Real Madrid, tras el trompicón en Getafe, es una ONG de enfermos o lesionados, y también esto de las lesiones, a veces, resulta dificil de explicar. El Real Madrid, con el presupuesto más ancho y gordo del fútbol global, con jugadores que ganan mucho más que los más altos ejecutivos del Banco de Santander, resulta aque ni tiene jugadores ni equipo.

El fútbol, en efecto, ese negocio, ese arte, ese espectáculo, es así de encantadoramente inexplicable. E inextricable