Blogs

Entradas con etiqueta ‘Luis Suárez’

La industria del fútbol

Viernes, 16 Diciembre 2016

La industria del fútbol, que leo. ¿Es industria el fútbol? Si el fútbol es destreza y maña, el fútbol es industria.

-¡Venga!

El fútbol mueve miles y miles de millones, gracias a la “industria” de la televisión, que también la televisión, por destreza y maña, es industria

-Amén de ocio y entretenimiento.

Como el fútbol. Industria y entretenimiento, ambas cosas. A no tardar, el fútbol arrasará también en Japón.

-Ya está imponiéndose a las artes marciales –me cuentan.

Como la industria es competición, a nadie debe extrañar por lo tanto que los futbolistas de enjundia ganen lo que ganan: millones y millones de euros al año. ¿Cuánto gana CR7, cuánto ha ganado, cuánto ganará?

-Exactamente, ni se sabe. Sí se sabe que cuando deje de darle patadas al balón, podrán vivir suculentamente de las rentas de su capital (si no lo dilapida, si sabe invertirlo) él, sus hijos y sus nietos: tres generaciones.

-Divino fútbol para los astros del puntapié/gol.

Me lo comentaba recientemente un abogado del Estado:

-Me he tirado estudiando toda mi juventud. Los futbolistas de tronío, sin embargo, son ya millonarios en su juventud.

Por eso, a los futbolistas de tronío, el Barça ha empezado a atarlos con contratos de larga duración. El ariete Luis Suárez ha firmado hasta el 2021 en que cumplirá 34 años. Comprensible su alegría:

-Soy feliz. Estoy en el equipo que quería y con quienes quería.

Iniesta, el otro mago del Barça, 32 años, vestirá el color azulgrana hasta los 34 años. También está que lo tira de contento:

-Se lo debo todo al Barça y en el Barça acabaré como jugador, lo que quiero.

Neymar, otro jugador atado y bien atado por el Barça. Sólo que Neymar, 24 años, tiene ante sí un futuro, si no se lesiona, igualmente de muchos oros (Balones) y millones de euros.

-Gana ya, en la actualidad, más de 45 millones al año.

En cuanto a Messi, 29 años, por lo que se ronronea, parece que va pedir (él no, su papá) el cielo.

-Cuando firme su continuidad, será el jugador mejor pagado del mundo. Más que CR7, más que nadie.

¿Por qué les firman contratos a tan largo plazo?- he preguntado.

-Para que no nos los quiten –me dicen-. El riesgo, claro, es que pueden lesionarse o perder calidad. Pero…

Pero es que el fútbol es una industria, y la industria es dura y laica competencia.

Flor y antifonario

Sbado, 3 Diciembre 2016

Está en la condición humana, se crea o no, allá los que no creen, que el ser humano es él y su flor.

-¿Qué flor!

-La de la suerte, que es un capullo que les nace en el antifonario a algunos.

El otro día, en un periódico de la ciudad condal, a la que amo soberanamente –nací en ella- a pesar de la carcoma independentista de los Rufianes de ahora, que no sino los nefastos herederos del no menos nefasto señor Mas, se citó la flor de Zidane. Alertaba: “Ojo con su flor en el culo”. Eso, ojo. En el minuto 89, la flor de Zidane abandonó su habitual trasero y se posó en la testa de Sergio Ramos y éste, otra vez, hizo gol para la historia –la suya y la del Real Madrid- al empatar un partido que parecía clausurado con el gol de Suárez.

-Hasta el rabo todo es toro, hasta el final todo es partido.

Hay quien se expresas así, sabiamente.

-Zidane estará aquí eternamente –decía hace unos días Florentino Pérez.

La gloria en vida es nacer con una flor como la del galo en ese sitio o en el AD, que tanto monta.

-Y que la riegue todas las noches, poquito, para que no se pudra.

Luego si fútbol es fútbol, también flor es flor.

-Cabreo monumental en Barcelona –me telefonea mi primo barcelonés.

Este primo mío es, como yo, un español desde los pies hasta el colodrillo. O sea: un español como el dios catalán del sentido común manda.

-¿Es que hay un dios catalán del sentido común?

-Sí, claro Lo que pasa es que los heterodoxos del separatismo, por heterodoxos, no se enteran de nada. Allá ellos. Sólo creen en su herejía separatista. A ver si los ilumina el dios del sentido común o Nuestra Señora de Monserrat.

El partido, claro, no fue bonito. Duro y turbio de ideas al principio. La emoción, en esta clase de partidos, sustituye frecuentemente a la calidad. Cuando salió Iniesta, tan venerable en mi admiración, el Barça agrisó al Real Madrid; y Neymar, qué mala suerte, qué poca flor, malogró dos espléndidos pases de gol de manchego.

-¡Esto ya no se gana! – me cuenta mi primo que gritó entonces en el estadio, a su lado, un culé.

Acertó el desesperado culé.

Hace bien Florentino en no perder la fe en Zidane.

-Lo malo de las flores es que se amustian.

-No sea usted agorero.

Messi, por cierto, esta vez, estuvo sin apenas estar. Y a Cristiano, por cierto, no se le notó demasiado el embrollo “evasor” que tiene con Hacienda.

-Cuando le vea, se lo diré –me dice un amigo suyo-. Le diré que al César lo que es del Cesar, a Dios lo que es de Dios y a Montoro lo que es del Fisco.

Ah. El partido fue visto por 185 de los 194 países que hay en el planeta Tierra, gracias a la televisión. Otro ah: Zidane, invicto todavía. 

Conciencia

Domingo, 21 Febrero 2016

El Barça es un crisol de amor, talento y sentido común. Amor: de los jugadores entre los jugadores y de los jugadores al Barça, cuyo escudo (símbolo) lucen y empapan de sudor.

-Jamás me había sentido tan a gusto y dichoso en un equipo. Aquí –en el Barça- todo es alegría –dijo recientemente Neymar.

Talento: como futbolistas, ejecutan muy bien con las piernas lo que piensan.

-Son imprevisibles: de ahí que cuanto se prevea para anularlos sea tan difícil de conseguir.

Otra verdad.

Valdano, que entiende y piensa el fútbol, pondera el amor, el talento y el sentido común del Barça:

-También esta temporada vuelve a estar cerca del triplete..

En el fútbol, a lo sumo, hay errores o mala suerte. En la política, no. El crisol de la política a día de hoy es el desamor, es la Moncloa (símbolo del máximo poder) y la desunión.

-¡Qué pena que sea así!

-Es que es así.

Desamor: no hay manera de que los políticos se quieran entre sí como entre sí se quieren los jugadores del Barça. Cada uno va a lo suyo, y a España, que le den.

-¡Hombre!

-Es que es así también.

Ahora, mofarse de Padrenuestro o de la Religión o de la fiesta de los Reyes Magos, no es falta de respeto, no es ni delito.

-¿Qué es?

-Libertad de expresión

Vuelvo al deporte. El TAD (Tribunal Administrativo del Deporte), compuesto por “siete hombres justos”, ha pospuesto la apertura de expediente a Ángel María Villar. ¿Qué es lo que realmente quiere Miguel Cardenal? Qué se castigue a Villar por “agravio comparativo” o “menosprecio del principio de igualdad”. Quiere inhabilitarlo. Echarlo. Lo que ha demostrado el TAD al demorar su “resolución” es que tiene “conciencia”. La conciencia es el espíritu de la Ley, con mayúscula.

-¿Defiendes a Villar?

-Sí y no. Si realmente ha incurrido en “delito grave”, que lo dudo, que lo inhabiliten. Lo chocante, la paradoja, al comparar fútbol y política, es que en política el delito o la falta grave (pitar el Himno, pitar al Rey, mofarse de los valores o de la tradición) ) es libertad de expresión: ni es delito ni es falta. En el mundo del fútbol, en cambio, el “agravio comparativo” es delito, ¡nada menos!, que de inhabilitación.

Locomotoras

Lunes, 1 Febrero 2016

El fútbol, como la economía, es una cosa de locomotoras.

-Alemania –estamos hartos de oír a los políticos- es la locomotora de Europa.

La metáfora de la locomotora es bella. La máquina de hierro, el humo (antaño), el pitido. Hay en la locomotora algo de belleza, algo de nostalgia, mucho de poder y algo de economía y de fútbol.

El Barcelona, que no fue mejor que el Atlético, ganó gracias a sus locomotoras. Ganar a un equipo que dispone de tres locomotoras como Messi, Suárez y Neymar, es casi imposible.

-El Barça, además de algo más que un club, es, obviamente, el poder y el talento de sus locomotoras.

Así es. Sudor, expulsiones y suerte, sin embargo, necesitó para doblegar al Atlético, ese Atlético cuya locomotora es Simeone. Una locomotora, Simeone, que echa humo psicológico encima cada vez que habla.

-Si hay que perder- dogmatico y ético Simeone al final del partido-, me gusta perder cómo lo hemos hecho hoy contra el Barcelona.

O sea con honor, palabra por cierto malsonante para los políticos españoles ( no así para el resto de los políticos europeos), que huyen como gacelas de los leones de los valores honor, patria, bandera, unidad.

-¿Todos?

-La mayoría. Creen que el progresismo es otra cosa: ciudadanos en vez de españoles, el tuteo irrespetuoso y con coleta, asimetría, médicos y médicas, cachondas y cachondos…

-¿Qué otra cosa?

-Eso quisiera saber uno.

Contra el Barça, el Atlético hizo tal vez el partido más honorable y bello de esta temporada. “El Atlético – escribe un colega catalán, Santi Nolla – hizo un partidazo con 11, con 10 y con 9 jugadores. Es el equipo que mejor defiende en la Liga española”.

Coincido con Nolla.

¿Acertó el árbitro expulsando a Filipe Luis y a Godín? Comparto la opinión de Simeone por elegante y caballeresca (cualquier parecido entre Pedro Sánchez, tan zafiamente insultador, y Simeone, no es pura coincidencia, es que Pedro Sánchez, en efecto, no se parece en nada a Simeone) . He aquí la opinión de Simeone:

-El árbitro interpretó lo que interpretó. Fue su lectura de una situación del juego.

En cuanto al Real Madrid, que goleó al Espanyol, esto: con la locomotora Zidane, el equipo –se nota- juega con más alegría, con más júbilo, con más bulla, con más regodeo.

-Va a ser verdad que la vida es una cosa de locomotoras.

¿Por qué no?

Históricos y bajitos

Jueves, 21 Enero 2016

El Barça sigue siendo el Sansón, el Alejandro Magno y el Obama del fútbol. Puede con todos, puede con todo. Con ellos (el tridente) y con el tridente mellado.

-El Barça es la geometría hecha fútbol. Ha robotizado su juego: ese es su otro éxito. Si el hombre es él y sus circunstancias, el fútbol del Barça es él y su sistema.

El sistema, ciertamente, simplifica y facilita el trabajo de los operarios y si los operarios se llaman Suárez, Neymar y Messi, entonces se roza casi la perfección.

-Y si además se quieren sin celos ni envidias…

Que se quieren. Querer es más poderoso y más difícil que hacer. Messi, a quien le han suspendido siempre en prepotencia y soberbia, lo dijo una vez:

-Sin ellos, yo no sería yo.

Como es bajito, es humilde.

- Si fuese alto –ironizó también Messi en otra ocasión-, a lo mejor no sería lo que soy.

Como Napoleón, que también presumía de bajito:

-La estatura la llevo en la mochila del cerebro.

Los bajitos, web efecto, ligan con la estatura del cerebro. La mayoría de los grandes genios de la especie humana, salvo excepciones, han sido, son, bajitos.

-Mi suerte –reconoció un “alto” Del Bosque, tras ganar el Mundial de fútbol- es que tengo unos “bajitos” inimitables.

Sistema, cariño, talentos, bajitos. El Barça es un conglomerado de todo eso. La crítica vasca, por cierto, hoy, pondera también caballerescamente, sin rencor, a este Barça tan poco misericordioso con el Athletic. “¿Quién va a poderle?” Eso, ¿quién?

-En España, ahora mismo, tal vez nadie.

En teoría, en la Copa, el Atlético, que es tan férreo.

-Hay que ver lo que cuesta hacerle un gol al Atlético y lo que le cuesta al Atlético hacer un gol.

Así lo ve y define un amigo mío. Pero, suponiendo que llegase a la final, ¿podría el Atlético hincarle el pie al admirable conglomerado de bajitos, cariño y talento que es el Barça? Negativa la impresión, de momento.. Pero, que lo había olvidado, es verdad, “fútbol es fútbol”, y ahí están en la Copa, también, los históricos Valencia y Sevilla.

Dinero y bienestar

Lunes, 21 Diciembre 2015

No creo en los atalajes ideológicos. “Soy rico, luego voto a la derecha”, que se dice todavía. “Soy pobre, luego voto a la izquierda”, que se hace todavía.

-Error - que me dice mi otro yo. Yo pienso y hablo mucho con mi otro yo.

-¿Y quién es tu otro yo?

-La experiencia, el sentido común.

El dinero, como se sabe, lo es casi todo en este mundo. Hay, claro, excepciones. Pero pocas. Se lo expuse así un día a un banquero:

-En nombre del dinero, se hacen muchos disparates. Pero si el mundo, hoy, es lo que es gracias al dinero. Sin dinero, además, no hay progreso.

Me cortó.

-No sigas. El bienestar, social y económico, lo genera el dinero. Pero el dinero es más bien de derechas. Por eso hay izquierdas y derechas. El otro conflicto es que la izquierda es más torpe para “fabricar” dinero.

Me convenció, casi. Otra cosa es que usted, amigo lector, discrepe: está, naturalmente, en su derecho.

Como tampoco soy emocionalmente forofo, he celebrado, y mucho, la victoria del Barcelona en la final del Mundialito. El Barça, si se me permite decirlo así, es dos veces “uno y trino”. Lo es por el colosal y fraternal trillizo atacante Messi, Suárez y Neymar; y lo es por la enjundia de los trillizos Iniesta, Busquets y Rakitic en el centro del campo. ¡Qué dos benditas trinidades!

-Yo quisiera, algún día, poder “gobernar” un equipo como el Barcelona. El fútbol es belleza y talento: esto es el Barcelona.

Así de expeditivamente elegante y admirador se ha expresado Marcelo Gallardo, el entrenador del River Plate.

Espero que jamás el Barcelona, por los siglos de los siglos, deje de ser español. Uno, en fútbol como en todo, es por encima de todo es indeclinablemente español.

Y como español, ¿qué es lo que uno quiere para España, dado el ajetreado día de urna y papeleta de ayer? Esto: que España tenga un gobierno estable (¿?) que sepa manufacturar dinero para mejorar el bienestar social y económico de todos.

-¿De izquierdas o de derechas?

-Sencillamente honrado, sencillamente solvente, sencillamente enamorado de España.

No es mucho pedir. A la porra las ideologías. Viva el talento decente y creador.

Machos Alfa

Jueves, 23 Octubre 2014

En el planeta azul, el planeta en el que respiramos y vemos fútbol, ha habido siempre machos Alfa, machos Beta y machos Gamma. El planeta azul lo habitan, desde Adán y Eva, rebaños humanos gobernados por machos Alfa y tropeles irracionales guiados también por machos Alfa. El Alfa es el punto de contacto entre los que piensan y los otros (no sé si piensan o no).
Pablo Iglesias, cuyos avatares sigo, ha dicho que él no quiere ser macho Alfa. Parece que miente. Parece que quiere, y a rabiar, con rabia impaciente, es ser el macho Alfa de Podemos.
-Pues grita que no.
-Es político. Los políticos, o prometen, o gritan, o mitinean. O eso.
-¿Siempre?
-Hombre, no; siempre, no, hombre, a Dios gracias
Ser macho Alfa es algo así como el gozo de tocar el techo azul del planeta. Obama es el macho Alfa de EEUU. Florentino Pérez es el macho Alfa, como ejecutivo, del Real Madrid.
-Humanamente lógico. El hombre es ser de ansiedades, ambiciones y goles.
Di Stefano, en el Real Madrid de don Santiago, era el macho Alfa del vestuario.
-Lo que tú digas, Alfredo, a tus órdenes - le decía sumisamente en plan macho inteligente Beta, o segundón, Puskas, quien no discutía que en el Real Madrid no había más capitán general Alfa que el gran y grande Di Stefano
-¿Más que el entrenador?
-El entrenador –tuvo varios- pensaba y actuaba, más o menos, como Puskas.
Cristiano Ronaldo es el macho Alfa del actual Real Madrid. No hay más que ver como celebra sus goles, como el King Kong de aquella película en blanco y negro, sólo que en lugar de golpearse el pecho con las manos, resbala las rodillas por el césped, mira al público y le dice con los ojos relumbrando orgullo macho Alfa “eh, qué os parezco, soy o no soy el Alfa del equipo”.
-Es que como él, nadie. Hoy, también en Inglaterra, los periódicos loan su capacidad, su talento, su poder físico.
El macho Alfa del Barça es, naturalmente, Messi. Los dos llegan al Clásico de este fin de semana rebosando forma física, creatividad y ganas. No sólo ellos, también los machos Beta y Gamma de ambos conjuntos.

-Como gane el Barça, la Virgen de la Almudena no lo permita, la Liga va a soplar viento en popa a toda vela hasta el final con color azulgrana – hay quien comenta en el entorno del Real Madrid.
No se disimula el canguelillo. Y es que pocas veces se han encontrado el Barça y el Real Madrid tan pletóricos de moral e inspiración como esta vez
-Y si, además, juega desde el principio Suárez, ¡uf!
¡Uf, qué partido, sí!