Blogs

Entradas con etiqueta ‘Málaga’

Ligas

Lunes, 22 Mayo 2017

LaLiga Santander la ha ganado el Real Madrid y la Liga PSOE 1 (Sánchez), 2 (Díaz), 3 (López) la ha ganado Sánchez.

-Un PSOE unido, rumbo a la Moncloa - subrayó eufórico anoche Sánchez con una sonrisa morena y joven de oreja a oreja.

O sea: por el imperio de la unidad hacia la Moncloa.

Dijo Henry Ford que el éxito es siempre una cuestión de probar y perseverar, y que el gran éxito es el resultado de la suma de fracasos varios.

Pedro Sánchez, experto en fracasos, en lugar de decir “me voy, a la porra todo”, perseveró y hoy es el gran Ford del PSOE.

-Hay que felicitarle, pues.

-Claro que sí.

El problema para España y para el PP, mayormente para el PP, sin embargo, que diría Susana, es él, es otra vez Pedro Sánchez

-¿Por qué?

Si el PSOE no traga a Podemos ni al PP (principalmente a Rajoy) y Podemos no traga al PSOE ni al PP, ¿cómo va a deglutir la gobernación de España, a partir de ahora, el PP de Rajoy?

-¡Vaya cisco, es verdad! Había olvidado el lema de Sánchez, su ‘no es no’, que según todos los indicios es un ‘no es no’ contaminado de rencor y ansias de venganza. ¡Vaya embrollo!

Dijo Ford lo que acabo de exhumar y dijo Churchill (mi político favorito, bueno, tengo otros dos), en un discurso, esto otro.

-El torso de la democracia es “saber” ceder, es saber “servir”.

¿Es Sánchez así?

PSOE, PP, Podemos, ¡vaya batiburrillo de bien avenidos! ¿Pobre España?

La Liga Santander. Esa Liga sí funciona. Ya lo creo. Hasta la crítica blaugrana, tan ácida habitualmente con el Real Madrid, reconoce elegantemente esta vez,, sin rencor, que el Real Madrid ha sido más regular en el torneo de la regularidad. “Por eso lo ha ganado”.

El fútbol, como ven, es más noble y solidario que la política.

-¿A pesar de que los árbitros ayudan más al Real Madrid que al Barça?

A pesar, sí. Porque el fútbol es un juego de goles y fallos, y esta temporada el Barça ha fallado contra el Celta y el Málaga y el Real Madrid, no.

¿Chafarán la semifinal Barça-Real Madrid?

Jueves, 17 Enero 2013

Cabreo y suspense. El cabreo es en Valencia. “Perder con el Real Madrid nunca es un deshonor; perder con el favor del árbitro, sí”. La política de que  al árbitro hay que darle por delante y por detrás, y por arriba y por abajo, es la demagógica levadura del fútbol.

-En el partido de vuelta, superar el 2-0 del Bernabéu es difícil, por supuesto, pero esta vez no es imposible.

Así opina Ernesto Valverde, cuyo lema de trabajo en el Valencia, su nuevo gran reto, es crear pulsión, unidad y armonía en el equipo, y mutar lo imposible en  posible:

-El futbol -insiste- es también el deporte de lo imposible.

Me gusta la manera de pensar de Valverde. ¿Serán capaces los valencianistas -y aquí el orégano del suspense- de chafar la semifinal, tan anhelada, entre el Barcelona y el Real Madrid?

-Sería, realmente, un fastidio más que una contrariedad. Un Barcelona-Real Madtrid, en Liga, en Copa o en Champions, es siempre espectáculo urbi et orbi.

Pienso que sí, y que el valencianismo, en esta ocasión, me perdone tan subjetiva ansiedad de gala emocionante, que un Barça-Real Madrid es siempre gala masivamente deseada.

Cuidado, por lo tanto, madridistas con el cabreo de los valencianos, que pueden haceros una falla.

El patinazo del Barça :2-2 con el Málaga en el partido en que Messi, encima, exhibió preñado de felicidad a su afición el cuarto Balón de Oro.

-¡Olé Messi! - gritaban los catalanes aficionados a los toros, que son, como es natural, los catalanes con seny, por lo tanto los irritados con “la patología Mas”. Como sostiene un amigo mío, también barcelonés como yo: “A más patalogía Mas, peor para la España sin Cataluña y para los catalanes sin España”.

El patinazo supone que el próximo jueves en La Rosaleda el Barcelona deberá ganar o empatar a tres, pues el empate a cero, a uno o a dos, clasifica al Málaga.

-¡Vaya suspense!

Ya lo creo. Y papeleta gordísima, pues lo es, para el Barça, dado que el grito de guerra malacitano es ya éste: “¡Poder, podemos. Claro que podemos!”.

En fin: que esta vez uno, por amor a lo asombroso y a lo grandioso, sólo por eso, que no por ninguna otra razón, ansía una semifinal entre el Barça y el Real Madrid y una final con el Atlético de Madrid.