Blogs

Entradas con etiqueta ‘Martino’

Triunfar o no triunfar

Lunes, 12 Mayo 2014

Triunfar o no triunfar en el fútbol, o sea, lo de ser o no ser de Shakespeare. Mourinho y Guardiola, ayer (es un decir) no más dioses; hoy, ya no. “El fútbol de Guardiola aburre”, sostiene una y otra vez tajante Beckenbauer, el ‘káiser’ o césar, que tanto monta, del fútbol alemán de todos los tiempos. A Guardiola, en Alemania, sigue creciéndole la mala hierba de los detractores.
-El germano tiene un gusto metódicamente wagneriano del fútbol. Prefiere las líneas rectas a las curvas. Por el imperio de las líneas rectas al gol.
Guardiola, sin embargo, no va a cambiar. “Creo en lo que hago”, reitera cada vez que le preguntan. No es converso, tampoco chaquetero: “Si hiciese oídos a cuanto se opina en fútbol estaría sordo”.

El otro día, en la ciudad condal, el ‘pobre’ Martino, alias ‘Tata’,  acuñó frase con miga:
-Mi capacidad de asombro aquí (en España, vaya) no tiene nada que ver con el fútbol.  ¿A qué se refería? A lo que está viviendo, que es, en efecto, “un sin vivir”, que diría Santa Teresa. Cuando todavía no se ha disputado ‘la finalísima’ de la Liga, el Barça ya lo ha estrangulado sin piedad y sin delicadeza. Su sustituto será, como saben, Luis Enrique, de quien gusta (ensalzan sus loadores) su temperamento fuerte y pedagógicamente de armas tomar.
No hay unanimidad entre los directivos de Bartomeu, por cierto.
-Nos hemos precipitado –me comenta uno de los discrepantes.

Posiblemente, sí. Y de ahí que Martino “esté hasta los cojones de todos nosotros”, él incluido. El eslogan de que España es diferente, ciertamente no es un eslogan; es un diagnóstico, toda vez que, en efecto, España es diferente. ¿Enumerará algún día Martino, ya en su tierra, ya lejos de la tierra de Artur Mas (otro diferente), las cosas que, al margen del fútbol, le asombran de España?
-Jamás. Se las tragará o las comentará off the record entre amigos discretos. Podrá discutirse su talento como entrenador, no la categoría de su educación y de su señorío.
Dejemos a los “discutidos, hoy, Guardiola y Mourinho y al “asombrado” Martino, y digamos algo de Manuel Pellegrini, el primer entrenador hispanoamericano que gana la Premier. Pellegrini, en España lo hizo bien por donde pasó menos en el Real Madrid. Con Florentino Pérez, para triunfar como entrenador en el Real Madrid hay que ser un supermeteorito (casi). He aquí lo que elegantemente ha declarado Pellegrini tras ganar la liga inglesa:

-El fútbol es sumamente caprichoso. Estoy contento, sí; pero el mérito no es mío, el mérito es siempre de los jugadores.
Como Guardiola, su padrenuestro es “el fútbol ofensivo”. “Me gusta siempre lo bello, en fútbol y en todo”, dijo viviendo en España.
Triunfar o no triunfar: cosa ardua, pues. ¿Por qué no triunfar en el Real Madrid y triunfar con el City? ¿Por qué hoy ser divino y mañana hijo o pariente de Satanás?

Ideas

Lunes, 10 Marzo 2014

Entre el cero y el infinito. O entre el infinito de lo que fascinó el Barça en Manchester y el cero del Barça en Anoeta y en Valladolid. Dijo Gerardo Martino, alias “Tata, tras el fracaso de Anoeta:

- No ha habido ideas.

Ha reiterado tras el sopapo de Valladolid:

- Nos han faltado ideas.

Valle-Inclán, a raíz de no sé qué, escribió: “Ideas tenemos todos, lo difícil es pintar un burro con un gitano”.

El Barça, en el último trimestre del extinto 2013, parecía que iba a tocar otra vez el gozoso infinito de la Liga. 1914, sin embargo, le ha dado la espalda al Barça de ‘Tata’ y, tal vez por culpa de la orfandad de ideas, sólo ha sumado 17 puntos de 30 posible (si he hecho bien la cuenta). El Real Madrid, en cambio, se lleva con 2014 dionisíacamente. Suma y suma puntos y, gracias a su fútbol de pegada, chispa e ideas, le saca ya al Barça de ‘Tata’ cuatro puntos.

- Si no ganamos en el Bernabéu…

“Liga perdida”, ha dado a entender Busquets. O casi perdida. Así son los tsunámicos hechos del fútbol, que hoy te da la efervescencia de la felicidad igual que días después, sin pausa ni causa racionales ,te da el acíbar del fracaso.

¿Qué le pasa al Barça, a ver? La pregunta se la he formulado a “mi hurón” en el territorio más o menos comanche del Barça.

- Martino ha dudado. En el Barça -me refiere- ha pretendido ser lo que él, futbolísticamente, no es. Ha querido “medio adaptarse” a la identidad del Barça pero sin convicción. No es el único culpable del aparente desmonoramiento moral del Barça. Hay más cosas. Hay que Neymar, como tú tienes escrito, es “más bonito que pugnaz”. Hay que Messi , por otras razones (mejoramiento supino, de nuevo, de su contrato, tal vez), no se siente a gusto. Y hay que donde flojea  ”la convivencia psicológica” (vestuario), la solidez de grupo ratea.

-Y a todo esto -inquiero-, ¿qué dice el presidente Bartoméu?

- No dirá nada hasta después del partido con el City. Está, eso sí, preocupado. Bartoméu es como Rajoy: silente, reflexivo. No es hombre de fulgurosos prontos.

Se cree asimismo que Martino, se niegue o no ahora, dejará el Barça cuando acabe la temporada. El ‘Tata’ tampoco se siente cómodo en el Barça desde hace algún tiempo “Aquí hay mucha presión…”, repite.

¿Jaque mate al ‘tiquitaca’?

Lunes, 23 Septiembre 2013

Creo, por lo que está viéndose, que esta temporada, vamos a ver fútbol de innovación y cambio en el fútbol de los “grandes”, que de momento son el Barça, el Real Madrid y el Atlético de Madrid. Ocurre, sintetizando, que tanto a Ancelotti como a Martino y a Simeone les aburre el ritmo sosón y lentorrón del “tiquitaca”.

-Con él, yo bostezo - piensa Simeone.

-Si con tres pases se puede conseguir el destino del gol, ¿para qué utilizar treinta pases? -sostiene Ancelotti.

-Menos rondos, menos posesión, más verticalidad- dogmatiza Martino.

Con el “tiquitaca”, el Barça engordó de títulos sus vitrinas. Con el “tiquitaca”, la España del marqués Del Bosque ha sido, sigue siendo, el Carlos I de España y V de Alemania del fútbol: en su imperio no se pone todavía el sol.

El “tiquitaca” empieza a ser al fútbol lo que en su día fue el tirachinas de David contra Sansón. Obsoletos, ya, el tirachinas y el “tiquitaca”.

Hay, sí, quien así piensa. Y pensar no es pecado. “Mal piensa quien no piensa de vez en cuando” (de alguien).

El Barça de Martino, el ‘Tata’, tate, cree que Iniesta y Xavi -turbinas del “tiquitaca”- empiezan a peinar “canas” (algo así), y de ahí que cada día crea más en Cesc, en el que elogia su talento para el pase raso, vertical y al vacío. “Cesc piensa muy bien el fútbol moderno”, dice. Es verdad que Cesc sabe pensar y sabe ver y sabe traducir en pase de gol o gol lo que piensa e intuye con la vista. Genial, sí.

Con Ancelotti, el Real Madrid, en efecto, busca caminos más cortos hacia el gol. Parafraseando aquella famosa frase del vetusto ultrapasado, por el camino corto, hacia el imperio gol, que podría decirse. No en balde Ancelotti es “patriota” de su Italia y de lo que en ella aprendió en fútbol. A mí el patriotismo me gusta tanto o más que una rubia de piernas largas y cara que se parezca a la dulce, bella y diabólica Monroe.

Simeone es un patriota del fútbol jaque y heróico. “¡A por ellos, que podemos!”. Pugnacidad, fe y goles: su lema.

No sé, no sé. Yo sé poco de lo poco que sé. Y no sé por lo tanto si hay que darle ya jaque mate al “tiquitaca”. Pero la cosa está así.