Blogs

Entradas con etiqueta ‘memoria histórica’

Samaranch

Mircoles, 19 Octubre 2016

Esto de “la memoria histórica” (zapateril herencia del no menos zapateril Zapatero: ¡qué nocivo personaje del PSOE y para el PSOE!), ¿para qué ha servido, para qué está sirviendo? Para desunir lo que la mágica y democrática Transición unió. Paz, amor entre todos, todos con todos y para todos, adiós al pasado de vencedores y vencidos: eso fue el “Pacto de la Transición”.

-¡Qué gran pacto!- celebraron todos, desde Carrillo hasta Fraga.

Barcelona tiene una alcaldesa absolutamente nefasta para la concordia. ¿Demócrata la señora Colau? La democracia, para ella, es lo que para mí supondría viajar en burro de Madrid a Águilas (500 kilómetros) para disfrutar del mar y del eterno azul de su cielo durante el mes de agosto: un calvario.

-¿Discrepas, pues, de la señora Colau?

-No es que discrepe, es que esta señora es la “confluencia” (vocablo puesto de moda por la izquierda radical y rencorosa) de todo los patógenos que corroen la democracia.

Entre sus patologías antidemocráticas, entre otras, la exposición en la calle de una estatua ecuestre de Franco, descabezada, para que los parados o aburridos o cabreados le tiren huevos; un inexplicado odio a la estatua de Colón; considerar que la Sagrada Familia –atracción internacional de turistas- debe pagar licencia de obras y, finalmente, para no seguir con esta retahíla de insensateces, su inquina a Juan Antonio Samaranch (tal vez por su pasado histórico).

Leo las declaraciones de su hijo Juan Antonio en Mundo Deportivo. Tibias, blandas, temerosas. Su padre ha sido para Cataluña, para España y para el mundo olímpico un catalán/español del que todo los españoles y catalanes debemos sentirnos orgullosos. Le traté, conviví con él y él, como el gran hombre del olimpismo que fue, está con letras de oro en la historia, salvo para las masas grises menguadas y ennegrecidas por el rencor, como un grande de España.

-Picasso, Gaudí y Samaranch – destacó un alto ejecutivo del COI en su día.

Samaranch, sin embargo, para la confusa y difusa señora Colau (¿acaso no?), es alguien al que hay que borrar de la “memoria histórica”.

-¿Por qué la izquierda radical es tan execrablemente radical y tan radicalmente execrable?

-Mentes patológicas, que se creen demócratas. Enfermas.

Memoria, sí. Siempre. Para olvidar lo que trae infelicidad y para recordar, a su vez, lo que reporta alegría y convivencia.

¡Qué daño hacen las testas como la testa de la señora alcaldesa de la hermosa ciudad condal! No se merece la gran ciudad de Barcelona testas como la testa de la señora Colau.