Blogs

Entradas con etiqueta ‘Mundial de Brasil’

Viva Arquímedes

Lunes, 14 Julio 2014

Decía Arquímedes: “Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo”. Digo yo: demos un club de apoyo a Del Bosque y volverá a mover el mundo del fútbol.
Alemania ha ganado el Mundial de Brasil, gracias al “estilo de la selección española”. El germano es soberbio y prepotente, pero ha cambiado: eso era antes. “Se ha europeizado, ha humanizado su carácter seco y soberbio”. El seleccionador alemán Joachim Löw reconoce que “el estilo de hacer” de la selección española le ha ayudado no mucho, sino muchísimo, a conformar y fortificar su selección:
-Admiro el fútbol-arte (me alegra que se use el vocablo arte, puesto que arte es, en todo, el vino de la vida, que dijo Ritcher). España le ha hecho mucho bien al fútbol.
¿Cuál ha sido el secreto de la selección española? ¿Cuál el de la selección alemana? El punto de apoyo: el club. El de la selección española fue el Barcelona; el de la selección alemana, el Bayern.
-Si España no hubiera llegado a Brasil estragada de fútbol (Liga, Champions, amén de otros partidos y compromisos: temporada extenuante), otra hubiera sido su suerte.
Pienso que sí. Löw es un ser didáctico y pacienzudo, y sencillo: “Estudio y veo fútbol a todas horas”. Cree en el futuro de “su nueva” Alemania. Y cree en el punto de apoyo del club. El club, ciertamente, no es una selección, pero una selección sin el punto de apoyo de un club que aporte varios jugadores básicos y asociado no es perfecta.
No existe la perfección absoluta, sí la perfección relativa. Es lo que consiguió en su día Del Bosque, es lo que acaba de conseguir en Brasil con sus germanos Löw.
Pedro Escartín, el mejor árbitro español de fútbol de todos los tiempos (¿?), sostenía en su tiempo -uf, la de años que hace de eso- que la Selección era mejor cuando estaba bien el Athletic.
El club. El punto de apoyo. Arquímedes tenía razón. España se olvidó de la furia, su sello durante años y años, y descubrió, gracias a ‘Colón’ Aragonés, el fútbol-arte. El fútbol sinfónico. El fútbol de asociación sinfónicamente artístico. ¿Hay que renunciar a él por haber “tropezado” (me niego a usar la palabra fracaso en Brasil) No, sencillamente no. ¿Hay que jubilar a Del Bosque por el tropezón y poner en su lugar a otro que a lo mejor ni piensa, ni trabaja, ni teje como Del Bosque? No.
Lo que sí es verdad es que si los equipos- puntos de apoyo de la Selección- siguen importando estrellas que cuestan los tres ojos del cuerpo humano, malo. Es lo que le ha pasado, en parte, a Brasil, y en parte también, a Argentina.

Löw y Del Bosque

Viernes, 11 Julio 2014

Como sobre gustos no hay códigos, mi gusto es éste: el Mundial de Brasil, de los que llevo vistos, ha sido el más aburrido de los muchos que llevo vistos.
-Claro, tú eres español y a España se la cepillaron en el abrir y cerrar de ojos de la fase de grupo.

No es eso, esencialmente. El fútbol de jugar a no perder, es feo. Siempre lo ha sido. Van Gaal dijo hace años que la defensa te puede hacer invencible, pero la victoria te la da el ataque, la alegría del ataque. El fútbol, cuando es rima y ritmo, velocidad, agresividad, es bello.
-A Del Bosque –me cuentan- le gusta también Alemania.
Del Bosque, por cierto, va a seguir. En realidad no es que vaya a seguir, es que va a cumplir el contrato de dos años más que tiene firmados.
-El criterio de Villar es que Del Bosque sigue siendo el mejor. El Real Madrid trajo a Mourinho, “0h Mourinho, el mejor, FP ha fichado al mejor”, se cantó, y con Mourinho el fútbol colectivo del Real Madrid irritaba a los gatos del Bernabéu y a los aficionados con sensibilidad estética. Hubo de irse. ¿A quién traer que pueda epatar a Del Bosque?
-Benítez – digo por decir un nombre.
-Es caro. Benítez, con él, arrastra siempre una cohorte de gente. Carísimo, amén de que tiene contrato con su club y su fútbol supondría una revolución “aburrida” en el estilo de la selección.
Alemania está triunfando en Brasil, en parte, con el estilo “más o menos plagiado” a la selección española. Y su técnico,

Joachim Löw, en cuanto se le pregunta, loa “el toque de balón de España, su talento y su gusto”.
-Desde que tengo uso de razón - ha declarado-, a nadie he visto tocar y mover el balón como a los jugadores de la selección española.
A Brasil, como se vio, le dio una lección de “arte”. ¡Qué artístico guantazo! Alemania, ahora mismo, es poderosa por “parecerse a España”, a la España, hay que precisar, que asombró en el continente africano.
-¿Cree usted –me preguntan- que Alemania ganará a Argentina?
Es que ni lo dudo. Argentina ha ganado la mayoría de sus partidos con sangre, sudor y lágrimas. Con resuello. Sin gracia.
La Alemania de Löw es lozana, atrevida, descarada, y es “un patrón” de juego.
Conclusión: Löw va a seguir gobernando la selección germana, acabada la fiesta de Brasil, y Del Bosque va a cumplir su contrato con Villar. Me lo aseguran.
-Veréis como reconstruye la selección mejor que Sánchez, Madina o Tapias la “selección” del PSOE –me ironiza no una garganta profunda, , sino una garganta con excelentes cuerdas vocales.
¿Por qué no?