Blogs

Entradas con etiqueta ‘Mundial de Clubes’

Sentir a Dios y al Real Madrid

Domingo, 21 Diciembre 2014

Dios y Sergio Ramos. ¿Es Dios del Real Madrid? ¿Es madridista Dios?

-A lo mejor, lo que es Dios es “sergista”, fan de Sergio. –me apunta ingenioso un fan de Sergio Ramos.

¿Por qué no? El Papa Francisco dice que “sabemos que no es Dios, no sabemos que es Dios”. Cuando dijo eso, generó leve, sólo leve, revuelillo. El Papa Francisco no es cobista

Dios, exista o no, es necesario. Lo dijo Voltaire: “Si no existiera, habría que inventarlo. El profesor Tierno Galván era agnóstico, socialista y volteriano.

-Soy más cosas, pero eso no significa que uno crea en todas las cosas. De algunas- agregó-, dudo mucho.

Cena inolvidable la de aquella noche con él y otros comensales. El fútbol, naturalmente, le importaba lo que a mí la política, pero el fútbol y la política existen.

-Hay que hablar – subrayó en otro momento- de lo que habla la gente. A la gente no hay que ignorarla, hay que escucharla, mayormente si uno es político.

Hoy, Dios y Sergio están en todos los periódico. “La mano de Dios”, que argumentó Maradona para justificar una mano que no vio el árbitro; y “Dios es del Real Madrid”, que dice ahora Sergio Ramos.

-Seas o no seas agnóstico o lo que seas –me aconsejó una vez Antonio Aradillas, sacerdote y amigo del alma-, sé “hincha” de Dios. Eso te ayudará.

No sé si Dios existe o no existe, no sé qué es Dios, pero he sido y seguiré siendo “hincha” de Dios.

-Es mejor creer en Dios que perder el tiempo hablando de él –escribió un filósofo.

Se me pegó también al corazón ese pensamiento. A Dios no se le razona, se le siente.

El Real Madrid –esto es lo importante laica y futbolísticamente- ha ganado su cuarto título. Cuatro títulos de oro y oro en este 2014 que expira. Sergio Ramos, con su “divina” cabeza, ha sido ciertamente divino con sus goles en dos finales de oro y oro. Y, encima, “Balón de Oro”, muy justamente, del Mundialito.

-He arriesgado jugando hoy, pero no me lo quería perder -ha declarado Sergio.

Eso es sentir. El profesional sin tacha siente más que razona. Di Stefano era así también.

Aleluya, esto es, júbilo por el cuarto título. Sergio se sirve del fútbol y sirve al fútbol, a la vez que sirve al Real Madrid. Florentino Pérez, tan eximio empresario como presidente del Real Madrid, a veces, sin embargo, prefiere razonar a sentir.