Blogs

Entradas con etiqueta ‘Neymar’

Históricos y bajitos

Jueves, 21 Enero 2016

El Barça sigue siendo el Sansón, el Alejandro Magno y el Obama del fútbol. Puede con todos, puede con todo. Con ellos (el tridente) y con el tridente mellado.

-El Barça es la geometría hecha fútbol. Ha robotizado su juego: ese es su otro éxito. Si el hombre es él y sus circunstancias, el fútbol del Barça es él y su sistema.

El sistema, ciertamente, simplifica y facilita el trabajo de los operarios y si los operarios se llaman Suárez, Neymar y Messi, entonces se roza casi la perfección.

-Y si además se quieren sin celos ni envidias…

Que se quieren. Querer es más poderoso y más difícil que hacer. Messi, a quien le han suspendido siempre en prepotencia y soberbia, lo dijo una vez:

-Sin ellos, yo no sería yo.

Como es bajito, es humilde.

- Si fuese alto –ironizó también Messi en otra ocasión-, a lo mejor no sería lo que soy.

Como Napoleón, que también presumía de bajito:

-La estatura la llevo en la mochila del cerebro.

Los bajitos, web efecto, ligan con la estatura del cerebro. La mayoría de los grandes genios de la especie humana, salvo excepciones, han sido, son, bajitos.

-Mi suerte –reconoció un “alto” Del Bosque, tras ganar el Mundial de fútbol- es que tengo unos “bajitos” inimitables.

Sistema, cariño, talentos, bajitos. El Barça es un conglomerado de todo eso. La crítica vasca, por cierto, hoy, pondera también caballerescamente, sin rencor, a este Barça tan poco misericordioso con el Athletic. “¿Quién va a poderle?” Eso, ¿quién?

-En España, ahora mismo, tal vez nadie.

En teoría, en la Copa, el Atlético, que es tan férreo.

-Hay que ver lo que cuesta hacerle un gol al Atlético y lo que le cuesta al Atlético hacer un gol.

Así lo ve y define un amigo mío. Pero, suponiendo que llegase a la final, ¿podría el Atlético hincarle el pie al admirable conglomerado de bajitos, cariño y talento que es el Barça? Negativa la impresión, de momento.. Pero, que lo había olvidado, es verdad, “fútbol es fútbol”, y ahí están en la Copa, también, los históricos Valencia y Sevilla.

Dinero y bienestar

Lunes, 21 Diciembre 2015

No creo en los atalajes ideológicos. “Soy rico, luego voto a la derecha”, que se dice todavía. “Soy pobre, luego voto a la izquierda”, que se hace todavía.

-Error - que me dice mi otro yo. Yo pienso y hablo mucho con mi otro yo.

-¿Y quién es tu otro yo?

-La experiencia, el sentido común.

El dinero, como se sabe, lo es casi todo en este mundo. Hay, claro, excepciones. Pero pocas. Se lo expuse así un día a un banquero:

-En nombre del dinero, se hacen muchos disparates. Pero si el mundo, hoy, es lo que es gracias al dinero. Sin dinero, además, no hay progreso.

Me cortó.

-No sigas. El bienestar, social y económico, lo genera el dinero. Pero el dinero es más bien de derechas. Por eso hay izquierdas y derechas. El otro conflicto es que la izquierda es más torpe para “fabricar” dinero.

Me convenció, casi. Otra cosa es que usted, amigo lector, discrepe: está, naturalmente, en su derecho.

Como tampoco soy emocionalmente forofo, he celebrado, y mucho, la victoria del Barcelona en la final del Mundialito. El Barça, si se me permite decirlo así, es dos veces “uno y trino”. Lo es por el colosal y fraternal trillizo atacante Messi, Suárez y Neymar; y lo es por la enjundia de los trillizos Iniesta, Busquets y Rakitic en el centro del campo. ¡Qué dos benditas trinidades!

-Yo quisiera, algún día, poder “gobernar” un equipo como el Barcelona. El fútbol es belleza y talento: esto es el Barcelona.

Así de expeditivamente elegante y admirador se ha expresado Marcelo Gallardo, el entrenador del River Plate.

Espero que jamás el Barcelona, por los siglos de los siglos, deje de ser español. Uno, en fútbol como en todo, es por encima de todo es indeclinablemente español.

Y como español, ¿qué es lo que uno quiere para España, dado el ajetreado día de urna y papeleta de ayer? Esto: que España tenga un gobierno estable (¿?) que sepa manufacturar dinero para mejorar el bienestar social y económico de todos.

-¿De izquierdas o de derechas?

-Sencillamente honrado, sencillamente solvente, sencillamente enamorado de España.

No es mucho pedir. A la porra las ideologías. Viva el talento decente y creador.

El tiempo no es oro

Domingo, 21 Junio 2015

El tiempo es oro. Qué va. El tiempo, con el tiempo, arruga, hiere, desgasta, marca y mata.

-A Brasil no se le ha ido todavía de la cabeza el 7-1 de Alemania, en el Mundial. Ese resultado lo tiene marcado con fuego en la memoria del ánimo –se queja un colega carioca.

Brasil, en la Copa de su continente, no es lo que fue, lo que se esperaba (mañana, no sé) y es que el tiempo, ¿lo ven?, es heridor, desgarrador, puñetero.

-Y ahora, sin Neymar.

A Neymar, como saben, le ha caído el hachazo sancionador de cuatro partidos.

-¡Excesivo, injusto! – claman, cómo no, los brasileños y los catalanes del Barça.

-¿Por qué la discriminación de catalanes del Barça?

-Hay catalanes del Real Club Deportivo Español, como hay catalanes taurófilos y catalanes taurófobos. Ante la ley todos somos iguales, pero ante el imperativo del gusto, no.

¿Qué es justo, que no es injusto? El forofo, precisamente por forofo, tiene una idea de la justicia completamente forofa, o sea, aleatoria.

-Cuando el árbitro se equivoca a favor del Real Madrid –decía don Santiago Bernabéu- , no me quejo. Cuando se equivoca a favor del adversario del Real Madrid, me quejo, ¡claro que me quejo!

Educación, respeto, ética. Ahora, los emergentes “regeneradores” de la política, citan esas palabras a todas horas.

-Hacen bien.

-¡Claro que hacen bien! Sólo que para lo que les conviene. Pedro Sánchez, a quien no tengo el gusto de conocer, dijo enfáticamente por la televisión que con “Podemos” ni al campo del Rayo. Al del Rayo, no (de momento). A los otros campos comunitarios y municipales, por supuesto que sí, como se está viendo.

El tiempo, pues, además, deja en pelota mentirosa a los mentirosos, a los forofos y a los que prometen para no cumplir.

Comprensible el enojo forofo y basilisco de los brasileños y de los catalanes del Barça, pero Neymar, nos pongamos como nos pongamos, no debió hacer lo que hizo.

-¿De acuerdo?

Bueno…

Cuando Juanito, el Juanito del Real Madrid, pisó la cara o el pecho, no lo recuerdo ahora, del futbolista alemán Matthaüs, del Bayern, la Uefa le metió un baúlazo de cinco años de sanción… ¿Lo recuerdan?

Si la política debe ser respeto, educación y ética, si bien no siempre lo es, el fútbol sí debe ser siempre ética, educación y respeto para que aprendan los políticos.

-Me fío más de mi suegra que de un político- el otro día, en el autobús, a grito pelado un ciudadano de urna y papeleta

Mi oficina, como creo que tengo escrito, es la calle, el autobús, el Metro, el peatón.

Complejo de persecución

Viernes, 6 Febrero 2015

En España, por lo que se lee y se ve, crece la hierba de la imputación y trepa por el ánimo de algunos de nosotros la enredadera del complejo de persecución.

-A Marcelo le persiguen los comités de castigo de la Federación Española de Fútbol. No hay derecho. Son del Atlético- tronan voces.

El propio Marcelo, cuyo arte para poner balones de gol en las cabezas de sus compañeros es magistral, se siente, en efecto, afectado por el complejo de persecución.

-Yo no hice nada, ni lo toqué, pero el árbitro me enseñó la tarjeta amarilla. En mi sentir los árbitros la tienen tomada conmigo.

El complejo de persecución es como una gripe psicológica. Se afincó hace tiempo en España; se ve que pensó: “Al sol de este país, qué bien se está”. Y la sensación es que está haciendo estragos.

- Yo lo he hecho todo bien – se defiende el presidente del Barça, señor Bartomeu, como respuesta a la persecución de que es objeto por parte de Hacienda.

El señor Bartomeu incluso da a entender que esa persecución es una venganza de los “poderes fácticos” de Madrid

-Como le “pisamos” al Real Madrid el fichaje de Neymar … -insinúa sobilinamente.

Un inspector de Hacienda, al que le he preguntado sobre la cuestión, barcelonista por cierto, me asevera:

-Cuando Hacienda llama a la puerta de alguien es por algo, es para recordarle a ese alguien que Hacienda somos todo y que con Hacienda no se juega “al escondite”.

Hay, sin embargo, quien no lo ve así. Hay quien, como el señor Bartomeu, lo ve como una venganza de los “poderes fácticos” madridistas. Porque los “poderes fácticos”, para el señor Bartomeu, son, obviamente, madridistas.

-¿Está usted seguro, señor Bartomeu, de lo piensa y dice?

-Es que ni lo dudo.

-Pues los “poderes fácticos” de la Federación Española de Fútbol, entidad que también considera usted más próxima al Real Madrid que al Barça, ha sido inflexible con Marcelo, no le ha levantado la sanción.

Tenemos, en efecto, una democracia infectada de imputados “inocentes”, como el clan Pujol, pobrecitos, y de gripados por el complejo de persecución.

No se gustan

Lunes, 27 Enero 2014

El ser humano es un sujeto de gustos. Y la disconformidad de gustos, por lo tanto, es causa, a veces, de desavenencias y disgustos.

-A usted, señor Rajoy, ¿le gusta el señor Rubalcaba?

-No.

-A usted, señor Rubalcaba, ¿le disgusta el señor Rajoy?

-Sí.

El Barça y el Real Madrid, de siempre, no se han gustado. Cuando le calentaban la sesera, don Santiago Bernabéu, a pesar de la censura (vivía Franco), no se rajaba: “Si no tuviese catalanes, qué tierra fabulosa sería Cataluña”. Lo dijo, para un periódico de Murcia, en Santa Pola, su mediterráneo nido de descanso. “Rectifique inmediatamente” (Fraga, en un telegrama). “No me da la gana” (Bernabéu). No pasó nada. Con o sin censura, con o sin dictadura, el Real Madrid era y sigue siendo un “poder fáctico”.

-Como el Barça.

Exacto. El Barça es el otro “poder fáctico” del fútbol español. Sandro Rosell, joven, nueve títulos en algo más de tres años (cifra aritméticamente gloriosa), ha salido sin embargo pies en polvorosa, huyendo no se sabe a ciencia cierta de qué ni de quién.

-¡Un español que dimite de la presidencia del Barça! ¡Milagro!.

De la presidencia del Barça y de la del Real Madrid, ese empresario admirable, amén de empático y elegante, que es Villar Mir me dijo hace en cierta ocasión:

-Además de la Moncloa por la que pugnan los políticos, hay la Moncloa del Real Madrid y la Moncloa del Barça igualmente pugnables.

Florentino Pérez, si quisiera, podría corroborarlo. El poder social, empresarial, político y aristocrático goza y presume exhibiéndose en el palco del Bernabéu.

-Ayer vi el partido en el palco de Florentino – sacaba pecho un político amigo mio- . Dos espectáculos a la vez, el social y el futbolístico.

Es manipulación -burda, zafia- que quiera hacerse creer, ahora, que Sandro Rosell ha sido víctima de una “conspiración centralista” (Florentino, Madrid). En efecto, ha sido víctima, pero de un socio azulgrana con nombre y apellido: Jordi Cases. Víctima también del “turbio” fichaje de Neymar. Si será esto verdad, que su amigo José María Bartomeu (amigo y sucesor suyo en la presidencia del Barcelona) ha dicho: “No volverá a suceder lo de Neymar” .¡Qué más contundente testimonio que éste!

De todos modos, el Barcelona y el Real Madrid no se gustan.

Balón de oro

Viernes, 25 Noviembre 2011

No hay religión sin dios y no hay fútbol sin el dios del gol, y el dios del gol es Messi.

-¿Por qué cae mejor Messi que Cristiano Ronaldo a la mayoría más o menos inmensa de la Europa del euro y del fantasma de la prima de riesgo?

-En efecto, ya no se dice que viene el coco, sino que viene la prima de riesgo -asiento-. En cuanto a que Messi fascina más que Cristiano, es verdad, sí, pero es que sobre gustos no hay cánones, tampoco naturalmente en el fútbol.

El Balón de Oro discrimina. Sí. No se da al mejor jugador, sino al jugador que hace más goles, y ese va a ser de nuevo Messi, según leo. Messi le quita el sueño incluso a Neymar, que dice que “pagaría por verle jugar”.

El Barça, ciertamente, es mucho Messi pero también es mucho Xavi. Para “La Gazzetta dello Sport”, la biblia italiana del fútbol, entre otros deportes, “Xavi y Messi son dos robots”, y para ”The Guardian”, “ver hacer goles a Messi es un espectáculo, como espectáculo es igualmente ver tejer fútbol a Xavi”.

¿Cuándo los votantes del Balón de Oro, que es algo así como el Príncipe de Asturias del Fútbol, premiará al genio creador, al tejedor, haga pocos o muchos goles?

-Mira -me dice un amigo-, un coche no es sólo la potencia de su motor, es también la conducción, y eso es Xavi, un conductor. Xavi, el Fernando Alonso del balón.

Como soy español de consensos y fácil de seducir por el dios de la razón, lamento que Xavi, también este año, al parecer, vuelva a quedarse marginado por el dios del gol.

Los dioses no siempre son justos, que se quejaba Alejandro Magno. Magna verdad.

El tirón de la tensión

Sbado, 24 Septiembre 2011

Sigo el tirón de la tensión que es el Real Madrid. Mourinho y Florentino Pérez vuelven a ser noticia. Cuando hablan, dicen lo que dicen y algunas de las cosas que dicen son cuando no jocosas, peregrinas, y cuando no peregrinas, para ser tomadas a chacota.

Florentino Pérez, para muchos, es un gran empresario. Lo es, ciertamente.

-Hay a quien se le dan de maravilla las Letras y de pena las Matemáticas. Y viceversa. Lo de Florentino es el mundo empresarial o de los negocios: ahí pisa con garbo, pisa moreno. El fútbol no se le da tan bien, pues lo fía todo al dinero, a los signos externos (metafísica de los ricos) .”¿Ése es el mejor? Que me lo compren”. Y así. Y así, por cierto, se acumulan jugadores como en un bandeja, frutas varias y diversas. Hace bonito pero nada más.

Cuando oí eso, me dije: “Algo de razón ya tiene este señor. O tal vez  mucha”.

Florentino dice ahora de Agüero que no lo fichó por caro (”hubiera costado 90 millones”) y por joven. Delicioso. Por Neymar, sólo 19 años, un pibete al lado del argentino, entre pitos y flautas, ¿cuánto va a pagar? A lo mejor esa misma cifra. Que las cifras reales del coste real de los galácticos rara vez se saben con exactitud:suelen ser cifras equívocas y mentirosas.

Sigue amando a Mourinho. Entre ellos no hay tensión, hay tirón. Insiste Florentino en que  este señor defiende los “valores” del Real Madrid, y que por eso le gusta.

Mou ha vuelto a “explicarse”. Es del Inter y se mofa, de nuevo, de los medios informativos (de los que le critican, naturalmente), a los que acusa de felicidad. “Mi sensación es que muchos de vosotros estáis encantados con la crisis”.

En fin, mañana la Asamblea del Real Madrid. Tela

Florentino no falla

Lunes, 19 Septiembre 2011

“Florentino no falla”, era el título de mi glosa  del pasado 3 de junio aquí.

-Majo -me reconvino un colega,tras leerla-, pienso  que te columpias asegurando que Neymar jugará en el Real Madrid. Toda la Prensa de Madrid y Barcelona, precisamente hoy, destaca el fichaje del brasileño por el Barça.

Le repliqué:

-Suelo contrastar, a lo hora de aseverar, lo que escribo. Como periodista, hace años que huyo del farol.

Repito: Florentino no falla. Como no fallaba don Santiago Bernabéu. Con Florentino sólo he comido dos veces cara a cara. La segunda vez, meditando la conversación, me dije:

-La capacidad de su cerebro es superior a la de su corazón. Florentino no es una pasión inútil, que diría Sartre. Florentino es la ferrea pasión del éxito. No me extraña que esté donde está.

Se da por hecho hoy, o casi hecho, o virtualmente hecho, que el nuevo nido del todavía casi adolescente Neymar será el Real Madrid a partir del verano de 2012. Vale.

Florentino también cultiva en su alma la soberbia de no dejarse doblegar. Y el soberbio, que dijo quien lo dijera, compra en ocasiones muy cara la satisfacción propia. ¿Vale este zagal de 19 años los cincuenta y cinco o sesenta millones de euros que al parecer tiene que pagar  el Real Madrid por su traspaso? No lo sé, sencillamente lo dudo. ¿Debe de ganar séis o siete millones de euros anuales, limpios del polvo y la paja de la fiscalidad, un “proyecto de futuro” todavía poco troquelado? Lo ignoro, lo barrunto nada más.

¿Se  ha quedado pues sin Neymar el Barça de Sandro Rosell?  Todo indica que sí. ¿Pujó el Barça por Neymar por amor al talento del jugador o más bien motivado por la perversa idea de encarecerle lo más brutalmente posible la operación a Florentino Pérez? Más dudas que agregar  a las dudas expuestas.

Lo único cierto de esta pugna gordiana entre don Florentino y don Sandro es que don Florentino es  tigre más voraz, carnicero y fiero que don Sandro.

Florentino no falla

Lunes, 5 Septiembre 2011

Asustan los periódicos con la ola fría de la recesión. Que hay, como es sabido, dos olas: la de los públicos en los estadios para festejar goles y otras emociones, y la depresora de la recesión. Leo a los economistas que saben de esto, aquí en El Economista, claro, y, oh, coinciden, como hace unos días coincidieron el PSOE y el PP, otro oh aquí, para “retocar” la Constitución. Pero esto de la recesión es, sin embargo, como la feria de los pueblos, cada cual la cuenta según le ha ido en ella y la ha disfrutado.

-Bah, ni una chavala que mereciese la pena.

-Había varios, chaval, lo que pasa es que tú eres un parado (parado de tímido, no parado de la cifra de los millones sin trabajo).

Si hablamos de recesión con el Real Madrid y el Barça, van y tiran de balance y te sueltan: “Mira, majo, números verdes de beneficio a mogollón”. Son el Real y el Barça frescos brotes verdes (con su permiso, señor ZP) en el helador glaciar de la recesión. Por eso andan, al menos en los periódicos, sacando pecho y pastón: “Neymar jugará en el Barça”, publican unos. “No, Neymar está ya atado y bien atado por el Real Madrid“, replican otros.

Sin incertidumbre, como se sabe, no hay excitación.

.Ahí va: “Neymar, en efecto, está atado y bien atado -se me asegura-, dígase lo que se diga y publíquese lo que se publique. ¿Quién ganó aquel  antañón duelo -se me recerda- entre el Barça y el Real Madrid por Di Stefano? El Real Madrid. Pues Neymar, como Di Stefano: también resplandecerá, en su momento, en el Real Madrid. Atado y bien atado”.

Florentino habla parco, lo justo, y como ha leido a don Nicolás Maquiavelo, sabe encoger el pecho y sellar los labios cuando “la política de la discreción lo aconseja”. Florentino, como don Santiago (en España, notorios, sólo hay dos Santiagos, el Patrón y Bernabéu), no falla.

Ya lo sabe.

Neymar y Reyes

Lunes, 18 Julio 2011

De Neymar, algunos, han escrito de oído. Sin verlo. O viéndolo poco. O sin verlo apenas.

Emilio Romero, el mejor director de periódicos que he tenido y tratado, me aconsejó en cierta ocasión: 

-No escribas nunca de oído.

A Neymar le he visto seis partidos en total; dos, antes de la Copa América, y cuatro en esta Copa que ha dejado estupefactamente fuera de combate, o sea fuera de los céspedes, a Argentina y a Brasil. Ver para creer, y visto lo visto, oir y escribir.

Si es cierto que Neymar está atado y bien atado, esto es, a lo Franco, por el Franco del Real Madrid, esto es, Florentino Pérez, ¿es cierto que vale lo que se publica que va a pagar FP por él? ¿Vale de verdad 45 millones de euros (son bastantes más, dicho sea al paso, entre los pitos de los  impuestos y las  flautas de las comisiones, cifras que rara vez se globalizan en la factura total)?

Neymar me recuerda en algunas cosas a Reyes. Ambos tienen personalidad.

-¿Y qué es la personalidad en fútbol?

De la personalidad se dice que tiene tres caras o caracteres: la que se exhibe, la que se tiene y la que desconcierta.

Neymar es lo que yo llamo un jugador “¡ooooh!”. Como Reyes, Neymar hace cosas fuera de lo obvio. Neymar, como Reyes, es a la vez un “ser y un estar”. Es, como Reyes, un ser creativo. Pero, al igual que Reyes, a veces no está o está sin que se le vea: está, pues, como desaparecido.

A lo mejor debo verlo más veces para conocer al verdadero “ser y estar” de Neymar. Lo que ocurre es que yo creo que su crestón no vale todavía 45 millones de euros, más impuestos, más comisiones, más los viajes de los ojeadores, más… Fichar un galáctico, hoy, cuesta más que pescar un mero a pulmón a menos de cinco metros de profundidad. Mucho más. Soy un ex pescador de meros.