Blogs

Entradas con etiqueta ‘Pelé’

Abdicación y reivindicación

Mircoles, 11 Junio 2014

España, políticamente, en la calle huele a abdicación y “a ver, ojalá, si con Felipe VI, tan alto, tan majo, decrece la lacra del paro y paramos en un país más cordial y sosegado”. España, en la calle, deportivamente huele intensamente a fútbol.
-¿A qué huele más, a Felipe VI o a Del Bosque?
Está claro que a Del Bosque, al Mundial de Brasil y a la esperanza de que España reivindique su título.
-Jugar, vamos a jugar como siempre, con el estilo con que ganamos el Mundial: posesión del balón, agresividad ofensiva, fe.
Del Bosque en fútbol, como ven, es conservador e ignaciano: cambios, los justos.
-Físicamente, era lo que más me preocupaba, los jugadores están “sanos”, en forma, y “sanos”, también, de ánimo -destaca con sonrisa extensivamente optimista.
Contra Holanda, de todos modos, tocará sufrir. “Lo noble se consigue con sufrimiento”. Lo rubrica Nadal con su admirable conducta: “Yo soy yo –dice- con mis dolores, con los que me he habituado a convivir, y con mis sufrimientos, que últimamente sufro mucho”. La Selección ha aprendido también a sufrir. Ella juega a ganar y sus adversarios, apretadamente parapetados atrás y al contraataque, a no dejarse ganar.
-Pienso que casi todos nos va a jugar así.
Pienso como Del Bosque. Van Gaal, el Del Bosque de Holanda, no oculta su respeto “no miedoso” a la Selección de España.
-El fútbol, como el boxeo, es el arte de pegar y de que no te peguen. Es el arte- dice sobrado de razón- de no creerte lo que no eres y no tienes. Es el arte de conocerte y de conocer al contrario. España –analiza- es un gran equipo con “rendijas”: por ahí es por donde intentaremos hacerle daño.
Van Gaal, como Del Bosque, es también, por experiencia y sabiduría, un conservador que destella precisamente por su sabiduría y su experiencia.
Pelé ha hablado también. Pelé, en blanco y negro, es el David Niven del fútbol. Como aquel actor tan encantadoramente británico diplomático, jamás queda mal con nadie. Sus opiniones son casi siempre templadas y sutilmente despinadas. Como futbolista arriesgaba sin sesgos intrépidos; tampoco sus opiniones son intrépidas. “Vivir en paz – es su máxima- es llevarse en paz con todo el mundo”. Le gusta España: “Es un equipo bien hecho, con arte”. Mas advierte: “Chile puede ser la sorpresa”.

Di Stefano, el más completo de la historia

Viernes, 13 Enero 2012

Otra vez la tarantela, como otras veces, del mejor jugador de fútbol de la historia. ¿Maradona, Cruyff, Pele, Di Stefano? Los cuatro de siempre, como siempre. Leo en “Mundo Deportivo” que, según su encuesta, Messi es el número uno, seguido de Pelé, Cruyff y Di Stefano. ¿Quiénes les han votado? ¿Menores de edad?. Seguro. Sabido es que estamos en la España de los “mileuristas” y también de los menores de edad para algunas cosas. Yo, como he vivido, que diría el poeta Neruda, he visto a los cuatro. Y puedo decir, y digo, con la osadía de mi nada forofa y por supuesto rebatible opinión que el gusto personal y la estética no son medidas conmensurables, tampoco la aritmética creo que sirva para estas cosas.

Ahí va lo que yo ví y  lo que de ellos me ha quedado en la sensiblidad y en la memoria. Pelé, a quien le puse el alias de David Niven, que a él le gustó, era elegante. Tal vez el más elegante y exquisito de los cuatro. Aristocrático por su estilo y sus maneras. A nadie le he visto tratar el balón con el mimo y melindre con que él lo hacía.

Maradona ha sido la mejor zurda del fútbol. Potente, seráfica, inteligente. Un mago de la zurda. Si las zurdas ideológicas, en política, fuesen como la zurda del argentino, yo, en las urnas, votaría ideología zurda o izquierdosa. Ni lo dudo relativamente.

Cruyff era distinto pero tenía cosas de los dos. Cruyff, esto lo saben hasta los mamones (niños de pecho), en el campo, lideraba como un César, sobre todo esto. Destilaba talento y orgullo. En el deporte, el orgullo es muy importante. El orgullo es pasión, “pasión de los dioses” (de alguien, no es mío), a la vez que colosal imán de admiraciones y antipatías. A mi, lo reconozco, me encandilaba el orgullo y el estilo de Cruyff. Futbolista paradigmático.

Di Stefano, ¿el mejor? No lo sé: tal vez sí, tal vez no. Pero sí el más completo

-¿Más que Maradona, más que Pelé, más que Cruyff?

-Pues sí.

Di Stefano ha sido, para mí, el futbolista más antipático, rebelde, furioso, anticonvencional, polivalente, polivalvo y poligenial que he visto. Su genio era plural: hacía goles inverosímiles (todavía tengo en la retina el gol de tacón que le hizo a Pazos, del Atlético de Madrid.) ¿Elegante como Pelé? Por supuesto que no. ¿Mágico con la zurda como Maradona? Claro que no. ¿Tan orgulloso como Cruyff? Mucho más. Y muchísimo más trabajador, en todos los terrenos, abajo, arriba y en el centro, que los citados.

-Luego para tí, el mejor.

-No. El más completo. No es igual.