Blogs

Entradas con etiqueta ‘Rafa Benítez’

Zidane y Pedro Sánchez

Lunes, 18 Enero 2016

Empatía: he aquí la clave. El Real Madrid, sin Benítez, se siente mejor. Más a gusto.

-¿A qué sí, Sergio?, ¿a qué sí, Cristiano?

Los dos, sin desmerecer a Benítez –como debe ser; hay que discrepar o disentir con elegancia, nunca con la coleta del enojo-, resaltan el carácter del novato Zidane.

-Novato, pero dulce en el decir y en el trato – me informa un jugador de enjundia y bravo del equipo blanco.

Como estamos en era de tridentes, hablemos de los tridentes. El tridente de la Liga lo forman el Barça, el Atlético y el Real, por orden de clasificación, en el comienzo de la segunda vuelta. El Barça, hay que reconocerlo, jorobe o no, está como nunca. Segrega su fútbol como segregan miel los ricos panales de las queridas hermanas abejas: con la máxima dulzura y con el arte con que las hermanas abejas estructuran su trabajo y su vida.

-O sea: colectivamente, bien avenidas y solidarias. Para ellas, lo prioritario es que el panal de rica miel funcione fraternal y ricamente, sin iras, sin mochilas y sin envidias de poderes individuales y disolventes. Lo importante para ellas es el panal, lo que para nosotros es el Estado. Pedro Sánchez, por ejemplo, sería una mala abeja, una abeja unánimemente repudiada por la colectividad. La perra perruna de Sánchez es echar de la Moncloa, cueste lo que cueste, al abejorro Rajoy. “O echo a Rajoy o me ahorco”, podría ser el diagnótisco de su neurosis.

O sea: que el tridente Rajoy, Sánchez, Rivera, hoy –no se sabe mañana- es pura y triste quimera.

-Qué pena. Tenía razón quien dijo: “España es un país maravilloso: su problema son los españoles”. Mayormente, si esos españoles “juegan” al divertimento de la política.

El Real Madrid FP, con el galo Zidane, es verdad que ha mejorado. Pero, y aquí la mota crítica, no mantiene el ritmo de intensidad todo el partido.

-Se amuerma en cuanto golea- desaprueban sus críticos.

Afortunadamente, el tridente Bale, Benzema, Cristiano vuelve a estar en racha. Es de esperar, dicho sea el paso, que sólo haya levedad en las lesiones de Benzema y Bale.

El Atlético es sólo tridente, o trino, o trinidad, por su clasificación en la Liga. No obstante, el Atlético es el equipo con más volumen de intensidad de los tres. Insiste, insiste, insiste. No decae, no decae, no decae. Fe, fe, fe. Voluntad, voluntad, voluntad.

-La energía del talento es la voluntad.

-¿Quién dijo eso?

- Alguien que pensaba.

Segunda vuelta de Liga, pues, emocionante. Que no decaiga ni la intensidad, ni la fe, ni la voluntad. Aprenda Pedro Sánchez, joven y alto, pero tozuda y torpemente insolidario, del fútbol.

Punto G

Lunes, 14 Diciembre 2015

La vida es dormir, soñar y despertar. La vida, para algunos, es eso; para otros, no.

-La vida – para otros, que decía el poeta- es mirar, admirar y amar.

Dormir, soñar, despertar, mirar, admirar y amar. Formidable: ¡qué vida la vida de quienes consiguen conjugar y disfrutar a la vez de todo eso!

Leo que Luis Enrique, tras el susto del empate –impensable, no calculado, hasta descortés- del Deportivo en el Camp Nou, no concilió el sueño. No es la primera vez que le pasa eso, tampoco será la última.

-Yo –dijo en otra ocasión Luis Enrique-, sustituyo el sueño por la reflexión.

Benítez, me dicen, reflexiona mucho.

-¿Duerme mal?

-También.

Reflexiono, pues, sobre el “papelón” de Benítez. No acaba de dar con el punto G del Real Madrid.

-Es serio, es estudioso, es inteligente, es táctico, negarle todo eso no es serio – me aseguran por todas partes de él.

Es curioso el fenómeno o factor Benítez. ¿Sin él y con el añorado Ancelotti, estaría el Real Madrid a cinco puntos del Barça en la Liga?

Hay un hecho psicológico. El fútbol es también psicología. El Freud del fútbol fue Helenio Herrera, como tengo repetido.

-De fútbol –proclamaba- sé poco, lo justo; de psicología, más que todos juntos.

Según unas memorias suyas publicadas hace años, el secreto de su éxito fue psicológico.

-A mí –proclamaba- me salva la psicología.

A Ancelotti, por lo que está trascendiendo, también. El fútbol, visto desde el vestuario, es muy puñetero y complejillo. Miguel Muñoz, que duró tantos años como entrenador en el Real Madrid, era también experto en el arte de “dialogar y comprender”.

-Con el jugador, hay que ser cálido y humilde, y hacerle creer, a veces, que el que sabe es él, no el entrenador. Da resultado –sostenía.

Ciertamente, lo del Real Madrid en Villarreal es para coger un trancazo de insomnio. ¿Por qué el Real Madrid, desde que lo “dirige” Benítez, no convence a nadie?

-Ni a la feligresía blanca, ni a FP, ni a Benítez -me asegura enfadada gente de dentro del Real Madrid- . Con Benítez nos hemos equivocado.

Les consuelo:

-La pasada temporada, antes del Mundialito, el Real asustaba y arrollaba. Luego, se agrisó y decepcionó. ¿Por qué no pensar que eso puede pasarle también al Barça esta temporada?

Hay que dormir y soñar y despertar y gritar: “¡Qué vida tan bonita!”

Se necesitan

Lunes, 16 Noviembre 2015

El mundo, en efecto, es un parques de atracciones o un valle de lágrimas, según. O lloramos o reímos. O lo pasamos como Bond o nos aburrimos como loros centenarios. El fútbol es uno de los juegos del parque de atracciones.

-Si no existiese, habría que inventarlo.

Empieza hoy la semana del Clásico. Hay razones para que Cataluña siga siendo España y para que el Barça siga en la Liga.

-¿Cuáles?

-Sin España, económicamente, Cataluña se empobrecería y mucho –lo dicen los empresarios catalanes- y sin la Liga, ¿qué sería del Barça? Un equipo de chirigota y sin el bombón del Clásico. El Clásico es mucho clásico.

Es verdad lo que dice el filósofo. El hombre nace y vive para pugnar y pelear. Lo que ocurre es que hay muchas maneras de pugnar y pelear. Pero ninguna tan caballeresca y emocionante como la deportiva.

-Y en fútbol, en España, el Clásico es la prez.

El Real Madrid de Benítez, por cierto, está cuestionado.

-Escriba con propiedad, por favor. El cuestionado no es el Real Madrid, es Benítez.

Le pegan estos días, por cierto, sin piedad, con la porra de la aritmética. La moda en el fútbol, de un tiempo a esta parte, son los números. Comparan, por ejemplo, los números de de los anteriores entrenadores con los actuales de Benítez.

-Lo hacían mejor sus antecesores – le echan además en cara a Benítez.

Ser entrenador del Real Madrid es tan difícil como gobernar España.

-O más.

- Consí, consá –que dirían Tip y Coll

De España, se ha dicho: “Es un país maravilloso: su problema son los españoles”.

-¡Qué exageración!

Consí, consá.

El Clásico del sábado, según los que saben, tendrá una teleaudiencia de 500 ó 600 millones. El Clásico, si lo pierde el Real Madrid, avivará tremendamente el fuego de la furia de Florentino Pérez.

-Prohibido perder el Clásico –me cuentan que exige imperativamente, a los Carlos V, FP.

Exigencia lógica. Racional. El Barcelona, a día de hoy, parece que juega mejor y está mejor en todo; a día de hoy, la impresión, al parecer, es que el Real Madrid está sin fraguar.

-¿Es verdad –pregunto- que Cristiano le ha puesto la popa a Benítez?

-Lo realmente verdad es que Florentino quiere que Cristiano vuelva a ser el que ha dejado de ser.

Benítez es un profesional, Cristiano también.

-Lo que tienen que hacer, pues, es servir al Real Madrid con amor y lealtad.

Porque en la ciudad condal, por lo que leo, creen que el Barça puede, y hasta debe, ganar en el Bernabéu. ¿Lo ven? España y Cataluña se necesitan como se necesitan el Real Madrid y el Barça.

Hombre de carácter

Domingo, 1 Noviembre 2015

Me parece estupendo que para Cristiano Ronaldo el mejor no sea Messi, sino él.

-Para mí el mejor soy yo –leo en El País.

¿Pedante, soberbio, engreído, provocador? Sí y no. A él le gusta que le vean así. Pero ¿es así?

-En casa, no; en casa, es sencillo, manso.

Así lo ve su madre. Así lo ven también sus amigos de verdad.

-Los famosos tienen tres clases de amigos -decía el periodista César González Ruano- . Los que te adulan: no suelen ser fiables. Los que quisieran verte enterrado. Y los que te ven tal como eres por vivir contigo o cerca de ti y por conocerte de toda la vida: éstos son los verdaderos amigos.

Cristiano es portugués, como Mourinho. Se parecen mucho. Casta de vencedores. Bravíos. Resisten erectamente los ventarrones críticos.

-Aprendo de los que me odian- dijo una vez Mourinho.

Obsérvese que a pesar de su derrota contra el Liverpool, el sábado, sigue siendo un hombre impresionantemente granítico.

-Sigo siendo feliz –declaró tras la derrota.

Y como es como es, no duda de su continuidad en el Chelsea (de momento).

-Sigo siendo el mejor- ha vuelto a decir.

Rafa Benítez, cuestionado hace unas semanas, empieza a ser dulcemente piropeado incluso por los que, a lo San Pedro, renegaron de él. El Real Madrid, “su Real Madrid de toda la vida”, no ha perdido todavía en la Liga, en la que es, además el máximo goleador. Otro además: utiliza a los chavales de la cantera con fruición y para gusto de todos.

-Jamás presume de nada, es humilde como una mariposa y trabajador hasta la extenuación las 24 horas del día –me pondera un directivo del Real Madrid.

Lo de Rafa, en efecto, empieza a tener mérito. Me dijeron también de él, hace tiempo, que Benítez, sobre todo, es un insomne “empollón”. Piensa y repiensa todo, nunca está contento con sus decisiones y por la noche, en la cama, las repiensa hasta el amanecer.

-El fútbol es más complicado que la trigonometría –opina.

Ya lo creo.

Ah. Cada día me convence más el joven Casemiro. No es como Xabi Alonso, por supuesto, pero cubre espacios y huecos como él. Cuando él está en el campo, veo más fortificado el sistema defensivo.

Ladran siempre

Sbado, 17 Octubre 2015

El Real Madrid de Rafa Benítez tiene un portero araña soberbio, Navas, y pegada de gol.

-Pero su fútbol – se quejan los eternos quejicas- no es bello.

Belleza sin gol o gol sin belleza. He aquí una de las plurales dicotomías del fútbol. En filosofía, Aristóteles no ha muerto. Sigue vivo. Para uno, Santiago Bernabéu sigue también vivo por lo que dijo en vida. Bernabéu, socarrón y cínico, según la circunstancias, tenía epílogo para todas las polémicas.

-Cuando ganamos, los críticos de “siempre” nos reprochan la poca belleza del juego; cuando lo hacemos bonito pero perdemos, los críticos de “siempre” ladran también.

Lo de ladrar era muy suyo. Los periodistas de “siempre”, para él, eran los que no querían al Real Madrid.

-Don Santiago –le objetaba yo-, no es que no quieran al Real Madrid, es que son objetivamente exigentes.

Don Santiago, “siempre” dogmáticamente forofo del Real Madrid:

- El fútbol es un “suceso” social intermitente, imperfecto. Lo sé. La crítica, no: no creo en la crítica objetivamente exigente.

Y sanseacabó. Era así.

El Real Madrid de Benítez, superada la octava jornada, no es todavía ni más ni menos que el Barça (su directísimo Satán). A Navas, en la Liga, no hay modo de golearlo. Sólo le han hecho dos goles. Salta, vuela, frustra, repta, hace que sus “disparadores” se desesperen hasta el paroxismo.

-Casillas –me recuerdan un veterano abonado del estadio Bernabéu-, cuando exasperaba a los delanteros, era como Navas.

O sea: Navas, el “nuevo” Casillas. Celebro la comparación por los dos.

-Este chico –por Navas- ha nacido con “don”.

-¿Don?

-Claro –me explica- . Hay quien nace, como Felipe VI, hijo de rey: eso es suerte, eso es un don, un regalo de Dios; hay quien nace pintor, como Picasso, otro don del cielo. Y hay quien nace portero por merced, también, de Dios. Es el caso de Casillas y de Navas. La excelencia, es verdad, hay que trabajarla, pero si naces con la mitad de ella concedida divinamente, mejor que mejor.

Pegada: con fútbol bonito o no, el Real Madrid tiene ese don gracias a sus luminarias.

-Incuestionable.

El cuestionado sigue siendo Benítez. Yo creo que a quien vale y tiene revalidado el talento en equipos-Harvard y Oxford, hay que otorgarle la humana merced de “un poco de paciencia”. Eso de llegar, ver y vencer no va con el fútbol. Es máxima bélica, no es máxima aplicable al fútbol. Benítez es su estilo (ni mejor ni peor), como Mourinho es el suyo (ni peor ni mejor) y Ancelotti es el suyo (ni mejor ni peor, sólo añorado por algunos jugadores, dicen)

¿Entendido, Rafa?

Mircoles, 10 Junio 2015

La Liga BBVA es sólo BBVA referida al Barça y al Real Madrid, los dos equipos millonarios de la Liga BBVA. El fútbol en España, casi siempre, últimamente, es cosa de dos. Digo casi siempre, porque de vez en cuando salta la liebre de un Atlético de Madrid y asusta a los leones de la BBVA.

-Somos la envidia de todos-

Dice bien, dice verdad el señor Bartomeu, en cuanto que con él el Barça ha vuelto a tener trillizos (Liga, Copa del Rey, Champions), ha crecido el activo de la caja de caudales (dispone de 600 millones para la próxima temporada), ha mejorado el contrato de Luis Enrique y el Barça con él, repito, es, amén de más que un club, un club ciertamente paradisíaco.

-Donde hay unión y armonía, hay fuerza.

Otra verdad del señor Bartomeu. Que se va, por imperativo de las elecciones, para volver, “si me eligen, si me votan”, que dice. Lo tiene todo de dulce, electoralmente.

-Lo lógico es que le voten; mejor de lo que él lo ha hecho, imposible. Sólo que…a lo mejor se presenta Joan Laporta.

Hay otros candidatos a la presidencia azulgrana, pero el “demonio” a batir, es Joan Laporta.

-Es que Joan –me dicen- es mucho adversario, políticamente.

Políticamente, sí. El señor Laporta es más catalanista que español, es por lo tanto el candidato preferido por la “casta secesionista”.

-Con Bartomeu, el Barça seguirá dando guerra, por descontado, pero sólo futbolística. Con Laporta, el Barça atenderá dos guerras: la futbolística y la política.

Así está el panorama azulgrana. ¿Cómo está el paisaje blanco?

-De envidia, claro es, y de rabia. En la última década el Barça ha agavillado 23 títulos; el Real Madrid, menos de la mitad, diez. Y esto tiene herido el corazón de la envidia de Florentino Pérez.

-Rafa, ni una temporada más sin títulos. No lo soporto.

Benítez lo sabe, lo sabe bien, y bien claro que se lo ha advertido además el buenazo de Zidane: “Si no hay títulos, hay puerta”. Con títulos, también del Real Madrid al cielo.

Cuando no hay fútbol, crece la otra hierba, la hierba del runruneo. Pero, madridistas, tranquilos. Cristiano no se va a ir, ni ahora ni tal vez nunca; y como Rafa es astuto y listo, ha regresado para ponerle a su carrera el “colofón de otra vez el Real Madrid, también en el XXI, es el mejor equipo del siglo”.

-Ha llegado el momento de acabar con la década prodigiosa del Barça e inaugurar la década portentosa del Real Madrid. ¿Entendido, Rafa?

El entrenador pródigo

Mircoles, 3 Junio 2015

Rafael Benítez, el entrenador pródigo del Real Madrid, como la evangélica parábola de Jesús. Retorna a la casa de la que se fue en 2005. Pero regresa de su peregrinaje internacional con un baúl preñado de éxitos sobresaliente, no con una mano delante y otra detrás

-Es que es un entrenador sobresaliente.

Lo es. Sin discusión. A sus 55 años, calvo, trilingüe y entrado en carnes, no es joven, no es viejo.

-A partir de los cincuenta años, se sabe mucho y se duda también mucho.

El pensamiento, casi nadie, es de Voltaire.

Viene a sustituir a un “gran señor”, Carlo Ancelotti, de quien Berlusconi, al que ha dado calabazas, pues no entrenará al Milán, ha dicho: “Carlo es un fuera de serie en lo suyo, como entrenador y como señor. Señor siempre, señor en todo”. Al parecer, Berlusconi no entiende las “calabazas” del Real Madrid a Carlo Ancelotti. “Ancelotti – opina- es sabio en fútbol y es sabio en el ‘arte’ de la convivencia. Convivir –matiza- con los egos de un vestuario exige un carácter como el de Carlo”.

Ancelotti, agua pasada para el Real Madrid. El Real Madrid, no se olvide, es también el ego de Florentino Pérez, cuya máxima repite una y otra vez desde hace años:

-La exigencia es máxima (en el Real Madrid).

Exigencia, hay que interpretar, de títulos. Si la medida de todas las cosas es el hombre, para Florentino al hombre entrenador de fútbol se le mide, y evalúa, por su capacidad para ganar títulos. En economía se habla de la relación calidad/precio. Florentino, en fútbol, se atiene a la ecuación calidad/ títulos.

-El fútbol sin títulos es como el sexo sin amor.

Para FP, sí.

Rafael Benítez tiene tres amores: el trabajo, la pasión (por el fútbol) y la disciplina.

-Somos lo que somos capaces de hacer - sostiene

Su máxima es parienta de la de FP.

Hay quien duda del éxito de Rafa Benítez en el Real Madrid. Y hay quien le considera, también, que es un entrenador más de vuelta que de ida. Discrepo con dudas. Su éxito en el Real Madrid lo medirá, como digo, su talento para ganar títulos.

-¿A qué aspira Florentino con Benítez?

-A que acabe con eso de que el Barça, además de ser más que un club, sea el club que más títulos gana últimamente.

Ya lo sabe Benítez. El contrato que ha firmado por tres años con el Real Madrid lo blinda contra todo, menos con la sequía de títulos.