Blogs

Entradas con etiqueta ‘Real Madrid’

Sinceridad

Lunes, 1 Octubre 2018

Los diplomáticos son políticos a los que no les gusta pensar lo que dicen (esto no es mío). Los políticos son diplomáticos a los que no les gusta pensar lo que dicen (esto tampoco es mío). Los futbolistas, como no son políticos ni diplomáticos, dicen siempre lo que sienten y piensan (esto sí es mío).

-¿Como Messi?

-Como Messí, sí señor.

El Hombre, entre otras muchas cosas, es él y sus dependencias. El hombre, genio o no, dude o no, en la duda piensa, sufre, miente.

-Yo no miento - le oí una vez a Felipe González cuando él y yo teníamos el pelo color vida, o sea sin canas (el blanco es el color del umbral de lo que empezamos a dejar de ser)-, yo debería mentir de vez en cuando para no sufrir.

Felipe González, socialista o no, del Barça o del Real Madrid, me ha caído siempre bien.

-¿Por qué?

-Por su vitalismo. Vitalista es el que transmite confianza, alegría, seguridad, ganas de vivir.

Felipe González, de haber sido futbolista, hubiera triunfado también.

Yo, como no soy diplomático ni político, he expresado siempre, sin tibios velos, mis sentires y mis pensamientos. Quizá porque también soy vitalista como Felipe González.

-Vitalista, votante del PP y del Atlético, dicho sea al paso. ¿Por qué atlético, por qué del PP?

-El Atlético, cuando era el Atlético de Aviación, qué tontería tal vez, me gustaba por su apellido, Aviación (me hubiera gustado ser aviador, siempre he tenido esa frustrado vocación). En cuanto al PP, por razones económicas, que no ideológicas: a la derecha se le da muchísimo mejor que a la izquierda crear riqueza. La derecha se entiende mejor con el dinero que la izquierda.

-¡Olé tu sinceridad!

-Gracias.

Messi es el dios del Barça. Sin la divinidad de Messi, el Barça se agrisa mucho. El Barça ha perdido siete puntos en tres partidos.

-¡Castañas!

-En efecto: castañazos.

Considera Messi que hay “muchas cosas que mejorar en el Barça”. Una de ellas, especialmente, la vulnerabilidad de la defensa.

Otro día hablaremos, que dirían Tip y Coll, de las “vulnerabilidades” del Real Madrid.

Empacho de fútbol

Jueves, 27 Septiembre 2018

Vivir para ver, y ver para vivir (refrán). Vivir para ver como el Barça, por primera vez en su centenaria historia, perdía con el colista.

-El cocodrilo derrotado por la lagartija.

Y ver, para vivir la sonrisa del Atlético ante la derrota de los dos ‘jeques’ de la Liga, el Real Madrid y el Barça.

-Ya sólo estamos a dos puntas de ellos- celebra, con lógica competitiva, la familia rojiblanca.

Jornada negra por lo tanto de los ‘jeques’

-El poderoso no dinero, el poderoso e intenso afán competitivo, ha podido con ellos.

El fútbol es eso. Sin embargo, como los españoles somos exagerados…

-…Y extremistas, oiga.

También extremistas, sí.

-¿Cree usted de verdad que somos extremistas?

-No es que lo crea, vivir para verlo.

Veo, en los periódicos, a los que tanto amo, que las derrotas de los ‘jeques’ (los poderosos en dinero, vaya) han sentado a los fanáticos del madridismo y del barcelonismo como las tóxicas y constantes rectificaciones de Pedro Sánchez a Albert Rivera y a Pablo Casado.

-Se olvida usted de Pablo Iglesias.

-Pablo Iglesias es el ratoncito listo y sagaz del grupo. Está con todos, según, y no está con nadie, según, y sin según está sólo con él. “Yo soy yo y lo que me conviene”, podría decir.

¿Crisis, bajón, qué, del Barça y del Real Madrid? Yo no lo veo así.

-El fútbol es como el tiempo, a veces, de pronto, sin haber sido previsto por los Messi y CR7 de la meteorología, llueve y truena.

Eso es verdad. El fútbol, tal como lo veo ahora mismo, es un jaleo de partidos distribuidos sin ton ni son a lo largo de la semana, de competiciones, de viajes, de aviones, de horarios.

-Los aviones y los viajes agotan tanto como un partido –he oído a muchos futbolistas.

Yo mismo, ayer, me tragué en la tele tres partidos. Eso más que un espectáculo de fútbol es un empacho de balón y piernas.

-¿Se aburrió?

-A ratos, sí.

La gallina de los huevos de oro y el fútbol de las piernas de oro. Eso.

Goles y cojones

Jueves, 13 Septiembre 2018

Pablo Pinto, colega, dice que hay más madridistas en la Selección (seis: Carvajal, Nacho, Sergio Ramos, Ceballos, Asensio, Isco) que españoles en el once del Real Madrid.

-Caray, sí. Y eso que Luis Enrique, si hay que juzgar por su biografía futbolística, es más azulgrana que blanco.

De donde se infiere, una vez más, que el hombre más que ser él y sus circunstancias es él y sus intereses profesionales.

-Estoy encantado –dice Luis Enrique como seleccionador - de tener jugadores de este nivel, independientemente de donde vengan.

Los seleccionadores piensan como los empresarios: el negocio es el negocio.

El negocio de Luis Enrique, hoy, es ganar como seleccionador, como en el Real Madrid, en su día, fue ganar como madridista y luego, en sus años de azulgrana, ganar como barcelonista.

-La honradez y lealtad de un profesional del fútbol es contentar a quien le paga y al aficionado que le ve.

Luis Enrique es como es: muy él, muy suyo, muy poco de ‘amar’ a los críticos.

-No es que él sea antipático, es que usualmente sus puntos no siempre coinciden con las observaciones críticas de sus críticos.

Quizá sea así, vaya usted a saber. Lo cierto es que ha empezado muy bien. Y, a pesar de que los críticos barcelonistas o de Barcelona, que tanto monta, le ven “muy madridistas” y los críticos de Madrid o del Real Madrid, que tanto monta también, celebran su selectivo ojo madridista, Luis Enrique, en dos partidos de enjundia y lucidez, ha quedado como el dios del fútbol.

-Es obvio que sabe lo que se hace y que afronta el futuro renovador con denuedo y recia seguridad en sí mismo –pondera un fan suyo.

Otro colega, Julio Merino, me suelta:

-¿Has visto lo de Barcelona?

-No. ¿Por qué?

-Me refiero a la Diada del independentismo, a los a estentóreos gritos de “¡Ni 155, ni Rey, ni jueces, ni presos políticos! ¡República e Independencia!”.

Hasta que en la Moncloa no se siente un político con los arrestos y los cojones estatutarios de un Luis Enrique, no hay nada que hacer. Así como el futbol es Reglamento, VAR, gol y cojones, la democracia es Ley, respeto, autoridad y cojones. Perdón.

Negocio, progreso

Jueves, 6 Septiembre 2018

Se ha globalizado tanto el fútbol, que el fútbol es ya todo esto: juego, ocio, industria, negocio…

-Si no fuese así, Ronaldo Nazario no se habría metido en el juego/negocio de comprar el Valladolid (mayor accionista, con el 51%).

Si no fuese así, Javier Tebas, presidente de LaLiga, no andaría metido en el juego/negocio de ‘vender’ partidos de la Liga a EEUU.

-Mis iniciativas son siempre pensando en el bien del fútbol –argumenta.

Tebas es una cabeza bulliciosa: piensa a lo grande.

-La verdad es que tiene una testa grande.

Y lista y astuta.

El dinero, ha dicho alguien, es un idioma, y el fútbol habla el idioma del dinero.

-Por eso se pagan las patadas y los goles como se pagan.

El peligro del fútbol como juego/negocio es que son ya muchos los que quieren vivir de él y con él suntuosamente.

-Messi ya menos –me cuentan-. Se siente bien pagado y ahora su objetivo no es ganar más, sino ganar la Champions.

Por eso ha dicho:

-Ya toca; esta temporada toca ganar la Champions.

Ojo, pues, Real Madrid, que la Champions es patrimonio, casi, tuyo, del mismo modo que el fútbol, individualmente considerado, es patrimonio, casi, de Messi, y la selección nacional es patrimonio, casi, de Luis Enrique.

-Luis Enrique, por cierto, va a dar la sorpresa, casi enorme, este sábado en Londres contra Inglaterra.

-¿Por qué?

-Luis Enrique no quiere ser revolucionario, quiere ser distinto. Ser progresista, según él, es ver y hacer lo que no hace ni ve nadie. En ello está.

Otra definición de progresista, pues. Ciertamente, eliminar lo gastado y creer en lo nuevo es también progreso.

Mente y fe

Lunes, 3 Septiembre 2018

¿Qué es vivir? A lo mejor es verdad que vivir es sufrir, pensar y dudar.

-Exacto. Sufro, pienso, dudo, luego vivo.

Hay quien cree que vivir no es so.

-¿Qué es entonces?

- Hacer goles. Que el autobús no tarde. Dormir nueve horas seguidas sin que nada te despierte ni te atormente con sueños oscuros y pesimistas. Vivir es también ver a Rafa Nadal y, acabado su partido, gritar “¡He sufrido, Dios, pero qué gozo su triunfo!”.

Nadal, para mí, es sufrimiento, y lo es porque admiro su poder mental y su fe.

-Yo –dijo una vez Nadal- me siento en forma cuando la fe y la mente me susurran: “Hoy, Rafa, vas a poder”.

Poder no siempre es querer y querer tampoco es siempre poder.

-Yo quería ganar hoy, pero no ha podido ser. Lo que no sé es lo que nos ha pasado hoy: no sé si es que hemos perdido por nuestros errores o porque ellos lo han hecho mejor. Tengo que reflexionar sobre ello.

Lo dijo hace poco un entrenador de fútbol de no recuerdo qué equipo.

El Atlético de Madrid no ha empezado con buen pie, con buena bota, la Liga.

-La Liga de esta temporada – pensaron y escribieron auspiciadores de tronío- va a ser cosa de tres: Real Madrid, Barça y Atlético.

Vivir es también auspiciar y errar.

-Vivir, nos pongamos como nos pongamos, nunca es fácil.

Ya lo creo. Simeone, menos mal, “calza y viste” mente y fe primas hermanas de la mente y de la fe de Nadal.

-Esto es lo mejor que nos puede pasar – ha declarado tras el 2-0 de Vigo, tras la derrota.

Matiz sin pizca de disgusto.

-Es un toque de atención.

O sea, que hay derrotas que no hay que metabolizarlas como derrotas, sino como rapapolvo o lección de aprendizaje.

Como Nadal: mente y fe poderosas tanto en la victoria como en la derrota.

-Cuando pierdo –tiene dicho también mi admirado Nadal- me enfado, no me cabreo. Medito el enfado.

¡Cuánto tienen que aprender los políticos de los deportistas! ¿Por qué no nos gobiernan deportistas?

Tetas

Mircoles, 4 Julio 2018

Si fútbol es fútbol, CR7 es CR7 y Florentino es Florentino. CR7 tiene 33 años.

-La edad de Jesucristo cuando lo crucificaron.

Jesucristo nos dejó, como testamento, el cristianismo.

-Que a Dios y a Jesucristo gracias, no ha muerto, que sigue vivo.

Vivir y morir. CR7 lleva en el Real Madrid nueve años.

-Casi toda una vida.

Una vida de buena vida para el Real Madrid y para CR7. Lo de CR7 no es exactamente la estética y el regate. Lo de CR7 es el más difícil todavía: el gol.

-Ya lo creo: 450 goles en 438 partidos.

Y los goles, que decía Jardiel Poncela, son las tetas del fútbol:

-Si las tetas del gol, el fútbol no es nada placentero ni divertido.

Cero placer: eso es el fútbol sin tetas. No sé por qué están de morros FP y CR7 tras nueve años de goles, títulos y placeres varios.

El ego de CR7 es celosamente envidioso, como bien sabe hasta CR7. Y el ego de FP, en cambio, es fríamente reflexivo.

Posiblemente. Pero CR7, a pesar de sus 33 años, goleando, sigue siendo el mejor.

-¿Mejor que Neymar?

-Pues sí , y mejor, también, que Mbappé.

CR7, todavía hoy, es el ‘Cañón de Navarón’ del gol, de igual modo que en su día, hace de esto años, ay, Puskas era el ‘Cañoncito Pum’ del gol del Real Madrid de Bernabéu y Di Stefano.

-Puskas –le dije una vez- empiezas a tener barriguita.

Puskas no se enfadaba jamás por nada. Puskas tenía sentido del humor.

-Lo sé –contesto-. Pero ¿quién hay con barriguita en el mundo mejor que yo metiendo goles?

Di Stefano, que tenía también un ego bulboso, parecido al de CR7, le dejaba tirar todas las faltas. Comentaba:

-No entiendo como con un pie tan pequeño (un 36) mete los goles que mete.

Cuando metía los goles que metía, tenía más de 36 años (creo).

CR7, pues, para uno, es todavía un ‘valor’ difícil de sustituir.

-Nadie es insustituible.

Eso es relativo, como casi todo. Si yo fuese FP, y perdón por la osadía, pensaría muy bien la operación de vender a CR7.

-¿Estás convencido de lo que dices?

-Si no fuese así, no lo estaría escribiendo.CR7 se cuida mucho físicamente. Y tiene 33 años vigorosos , poco gastado y con mucho gol.

Idilio

Martes, 19 Junio 2018

La selección de fútbol sigue siendo la selección de Julen Lopetegui.

-No está Lopetegui, pero está.

Fernando Hierro lo dice así:

-Me he hecho cargo de una selección con derecho de autor.

Fernando Hierro, tan entrevistado últimamente, llegó a Rusia con corbata y americana y, como él dice, ha cambiado la indumentaria burguesa por el chándal.

-¿No extrañas el chándal?

-En absoluto. Vuelvo a verme jugador.

Fernando Hierro tiene risueño y afable el talante. Y el sentido común con tanto sentido común que da gusto leer las cosas que dice:

-Estoy aquí por las circunstancias (orteguiano, el hombre es él y sus circunstancias), no por mi currículum.

Como Zinedine Zidane cuando llegó al Real Madrid.

-Carezco de currículum, pero voy a hacer todo lo posible para hacerme un currículum.

¡Menudo currículum! Casi el mejor del mundo. Año sabático, como Pep Guardiola en su día, y retorno, cuando sea, de contrato de entrenador con currículum de oro.

-España –argumenta Hierro- tiene, desde hace años, un estilo, que ha mentido Julen. Yo, naturalmente, soy fiel a ese estilo.

Los jugadores, se sabe, están encantados con Hierro:

-Transmite alegría y fe. Estamos como estábamos con Lopetegui –declaran cuando se les pregunta.

Hierro lo tiene claro:

-En el fútbol el pasado es efímero. En el fútbol hay que revalidar todos los días la valía. La valía en el fútbol es efímera.

Hierro, indudablemente, sabe muy bien lo que es el fútbol y cómo es el fútbol.

-El fútbol –dijo una vez Puskas- es bello pero casquivano.

-¿Dónde has oído lo de casquivano?

-En el vestuario. Me gusta el palabro. Llena como un solomillo.

Es importante, psicológicamente que Hierro, sólo en días, se haya ganado el respeto y la confianza de los jugadores y que éstos, igualmente en días, encomien sin fariseísmo la manera de ser y de trabajar de Hierro.

Es magnífico –pondera Isco.

No hay grietas de desánimo en la selección.

-Somos una familia unida y cachonda, estamos siempre de cachondeo – dice también Isco.

Lo que pudo ser un desastre, por culpa del colérico pronto de Rubiales, no sólo no lo es, sino que la selección y Hierro se llevan como Romeo y Julieta. Puro idilio

La ira de Rubiales

Mircoles, 13 Junio 2018

Qué día el día de hoy: Urdangarin a la cárcel, el ‘casi nonato’ ministro de Cultura y Deportes, Màxim Huerta, con mancha de defraudador en su currículo…

-Defraudar a Hacienda y atracar un banco –recuerdo que me soltó en cierta ocasión un político hoy senecto y con bastón- no es delito. Lo que es delito es cómo nos esquilman Hacienda con sus impuestos y los bancos con sus intereses.

-¡Qué chorrada!

Pues sí, pues no. El otro evento del día es la destitución del seleccionador nacional de fútbol, Julen Lopetegui.

-De un tiempo a esta parte, ver un telediario es ver sólo noticias de fraudes, de tíos que matan a sus hijos y a sus parejas, de políticos que se llevan como canes, de chavalas acosadas y violadas y así.

Y así, también, pues, la otra noticias chunga del día es la torpe e inoportuna destitución de Lopetegui.

-¿Por qué inoportuna?

‘Cargarse’ al seleccionador a tres días de la inauguración del Mundial es, sencillamente, dislate de muchos quilates.

-Según Luis Rubiales, el nuevo presidente de la Federación Española de Fútbol, se lo ha cargado por razón de responsabilidad.

No lo veo así. Intuyo más bien ira en la fulminante y alocada decisión de Luis Rubiales:

-¡Julen ha fichado por el Real Madrid a mis espaldas, sin decirme nada! ¡Eso es deslealtad!

Comprensible su arrebato, no así su romo sentido de la responsabilidad (palabra que no ha dejado de esgrimir en su rueda de prensa). La Selección no sólo son los jugadores: son ellos y el facto psicológico del entrenador.

-Sin ellos, yo no soy nadie –dijo hace unos días Julen en una entrevista.

Irrebatible verdad.

-El, entrenador es el factor psicológico del grupo –tengo oído a varios entrenadores.

Lo cual que sí. Deshacer el nudo psicológico en dos días, diga lo que diga Rubiales, es gesta poco menos que milagrosa. Fernando Hierro, el sustituto de Julen:

-No se puede cambiar en dos días lo que se lleva haciendo años.

Rubiales, en mi opinión, ha errado psicológicamente ‘cargándose’ a Julen. ¿Cómo afectara esto, anímicamente, a la Selección?

En cuanto a Florentino Pérez, es también ‘culpable’ de este engorroso nódulo no esperando al final del Mundial para fichar a Julen. Culpables los tres.

CR7 y Bale

Lunes, 28 Mayo 2018

Hay que ser top. La palabra de moda es top. Top es la cima. “Ha llegado a la cima, es el mejor, nadie como él”, leemos. ¿Qué es CR7? Un top. Es fuerte, es alto y hace goles con la misma facilidad con que Pedro Sánchez no suma votos suficientes en las urnas para “jugar” en la Moncloa, el Real Madrid de la política.

-Ahora, a lo mejor, mediante el voto de censura logra ‘echar’ a Rajoy de la Moncloa.

Quién sabe. La política es tan tómbola como el fútbol.

-También menos leal. Hace unos días, Pedro Sánchez hacía piña con Rajoy contra el independentismo catalán. Se le elogió el gesto: ante nte todo, España, el Estado, la Unidad. Fiasco: ya no. Ahora, con tal de sentarse en la Moncloa, aceptará sin pestañeo de asco los votos de los independentistas.

La política es así, así de farsante y artera.

CR7 es un top. ¿Lo es? Sí. Sin discusión.

-¿Más top que Messi?

-Todo es según el color del hincha que opine. Para los barcelonistas, no. Obvio. Para los madridistas, sí. Obvio.

Hace años que aquello de sudar la camiseta, metáfora tan bonita, ha dejado de ser metáfora y bonita. El fútbol, y hay que aceptarlo porque es así, es juego, espectáculo, negocio, entretenimiento, ocio, pasión, polémica y audiencia televisiva.

-Y dinero, mucho dinero, oiga.

Exacto. Lo dijo el poeta: “El dinero es sonrisa de ventura y rayo de sol” (Amado Nervo). CR7, como se cree el top número 1, “necesita ganar más dinero”, de igual modo que Bale, para seguir en el Real Madrid, ‘necesita’ jugar siempre, ser titular, vaya.

-Para CR7, la medida de todas las cosas en el fútbol es el dinero, y si no gana lo que Messi y Neymar, se siente humillado, y yo pienso que con razón. Sin él, ni se dude, el Real Madrid no habría ganado las Champions que ha ganado. Eso hay que evaluarlo –me argumenta un amigo de CR7, tan millonario como él

Los millonarios, entre ellos, suelen llevarse bastante bien.

CR7, en 24 horas, ha pasado de decir “Fui muy feliz en el Real Madrid” a decir “Gracias, afición, hasta el próximo año”.

-Eso es que le ha llegado mensaje de Florentino Pérez de que “todo se va arreglar”.

Ignoro lo que va a pasar entre CR7 y FP. Si habrá o no arreglo (creo que sí), como ignoro el futuro de Bale. Mi opinión, por si vale algo, que no, es que deben de seguir los dos. Son todavía el top número 1, CR7, y un top de mucho porvenir todavía, Bale.

Klopp y ZZ

Jueves, 24 Mayo 2018

La final de la Champions es, futbolísticamente, en Europa (Europa es todavía mucha Europa) y en todos los continentes algo así como las Fallas de Valencia. Me lo comentaba el otro día un valenciano de sustancia (millonario gracias al turismo) y tronío:

-Las fallas ya no son las fallas de Valencia, son algo así como el Real Madrid: algo que no se quieren perder ni los blancos, ni los negros, ni los amarillos, ni los híbridos.

A lo mejor es verdad. La globalidad es una cosa cuya dimensión no se ha medido todavía como es debido.

-Eso, oye, lo dijo hace tiempo Trump.

-¡Toco madera!

Klopp contra ZZ. Dos personajes. Klopp es el miope sabio del Liverpool.

-¿Miope?

-Presume de ello. Por culpa de la miopía –declaró una vez- sufro horrores cada vez que me afeito.

De ahí que vaya casi siempre mal afeitado, tan mal afeitado como los políticos españoles cachondamente progresistas, tanto los del PP como los del PSOE y Podemos.

Kloop es hombre de fe.

-El favorito –dice con miopía cerebral calculada a lo mejor- es el Real Madrid. Pero –piensa y reconoce también- en el fútbol hay herramientas para evitar que no siempre gane el más virtuoso, el mejor.

Cuco, como ven.

-Hay que convertir a los que dudan en creyentes – sostiene también.

Klopp se sabe de memoria al Real Madrid y no lo oculta:

-El Real Madrid es un gran equipo con grandes figuras, pero tiene agujeros. No cejo de estudiar sus agujeros.

Metódico, germano, terco, estudioso:

-El fútbol – opina asimismo - es un juego versátil y no siempre previsible, porque el fútbol es también creación: la creación de sus talentos – y subraya- A Salah (el talento del equipo) le he alabado su temporada, que ha sido fantástica, pero le he recordado igualmente que Cristiano Redondo lleva quince temporadas fantásticas.

ZZ es la carrera relámpago del considerado ya como un formidable entrenador. En un santiamén de tres años ha saltado sin pértiga el disparate de lo que salta el campeón del mundo de pértiga. ¿Es su talento o es que tiene suerte?

-Sabe lo que es un vestuario – lo lisonjean estos días sus jugadores- y sabe motivarnos.

Y tiene, qué castañas, suerte. Yo creo en ella. ¿Existe la suerte? Claro que existe. Un día le pediré a Zidane que nos obsequie con una conferencia sobre la suerte.

-La suerte –me recuerdan -, según él, es fundamentalmente trabajar y no fiarse de la suerte.

Pitágoras dejó escrito, dicho sea al paso, que en todas las cosas hay dos razones contrarias entre sí y que no hay quien expliqué porqué hay dos razones entre sí. Luego suerte y no suerte. Germanismo, Klopp, y ZZ, la carrera relámpago….y la suerte.