Blogs

Entradas con etiqueta ‘Samaranch’

Samaranch

Mircoles, 19 Octubre 2016

Esto de “la memoria histórica” (zapateril herencia del no menos zapateril Zapatero: ¡qué nocivo personaje del PSOE y para el PSOE!), ¿para qué ha servido, para qué está sirviendo? Para desunir lo que la mágica y democrática Transición unió. Paz, amor entre todos, todos con todos y para todos, adiós al pasado de vencedores y vencidos: eso fue el “Pacto de la Transición”.

-¡Qué gran pacto!- celebraron todos, desde Carrillo hasta Fraga.

Barcelona tiene una alcaldesa absolutamente nefasta para la concordia. ¿Demócrata la señora Colau? La democracia, para ella, es lo que para mí supondría viajar en burro de Madrid a Águilas (500 kilómetros) para disfrutar del mar y del eterno azul de su cielo durante el mes de agosto: un calvario.

-¿Discrepas, pues, de la señora Colau?

-No es que discrepe, es que esta señora es la “confluencia” (vocablo puesto de moda por la izquierda radical y rencorosa) de todo los patógenos que corroen la democracia.

Entre sus patologías antidemocráticas, entre otras, la exposición en la calle de una estatua ecuestre de Franco, descabezada, para que los parados o aburridos o cabreados le tiren huevos; un inexplicado odio a la estatua de Colón; considerar que la Sagrada Familia –atracción internacional de turistas- debe pagar licencia de obras y, finalmente, para no seguir con esta retahíla de insensateces, su inquina a Juan Antonio Samaranch (tal vez por su pasado histórico).

Leo las declaraciones de su hijo Juan Antonio en Mundo Deportivo. Tibias, blandas, temerosas. Su padre ha sido para Cataluña, para España y para el mundo olímpico un catalán/español del que todo los españoles y catalanes debemos sentirnos orgullosos. Le traté, conviví con él y él, como el gran hombre del olimpismo que fue, está con letras de oro en la historia, salvo para las masas grises menguadas y ennegrecidas por el rencor, como un grande de España.

-Picasso, Gaudí y Samaranch – destacó un alto ejecutivo del COI en su día.

Samaranch, sin embargo, para la confusa y difusa señora Colau (¿acaso no?), es alguien al que hay que borrar de la “memoria histórica”.

-¿Por qué la izquierda radical es tan execrablemente radical y tan radicalmente execrable?

-Mentes patológicas, que se creen demócratas. Enfermas.

Memoria, sí. Siempre. Para olvidar lo que trae infelicidad y para recordar, a su vez, lo que reporta alegría y convivencia.

¡Qué daño hacen las testas como la testa de la señora alcaldesa de la hermosa ciudad condal! No se merece la gran ciudad de Barcelona testas como la testa de la señora Colau.

Samaranch, español universal

Sbado, 23 Julio 2016

Cada día que pasa –lo escribo como lo siento-, me gusta menos lo híspido y rencoroso que está pasando en este país todavía llamado España. Juan Antonio Samaranch es un catalán universal, un español que modernizó los Juegos Olímpicos .

-El barón de Coubertin y Juan Antonio Samaranch: he aquí las dos figuras señeras de los modernos Juegos Olímpicos. Coubertin los resucitó; Samaranch, los actualizó – proclamó en su momento en el mundo entero

La alcaldesa barcelonesa Ada Colau ha decidido defenestrar la escultura a Samaranch del patio interior del Ayuntamiento.

-Huele a franquismo –ha sido, poco más o menos, el argumento que ha esgrimido para justificar su decisión.

Huelen a franquismo, como es biológicamente natural, todos los que por razones de nacimiento crecimos y nos desarrollamos en el franquismo.

-Cuando Franco, me gustase o no, yo era joven –tengo escrito-. Hoy, me guste o no, que no, soy un señor mayor. No miento. Ser joven es un regalo maravilloso del cielo. La vejez, sencillamente, se mire como se mire, es antipática, incomoda, fea.

Traté, y mucho, a Juan Antonio Samaranch. La política le importaba un bledo –como a mí y a tantos. Emilio Romero, tal vez, y sin tal vez, el periodista más liberal y abierto a las circunstancias que he conocido, decía en sus años de director de ‘Pueblo’:

-Hagamos un periódico que, respetando lo que hay que respetar, no parezca franquista.

Lo que está pasando ahora mismo en España con el carcamal de Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid, y la antiliberal y nada demócrata (o neocomunista, que tanto monta) Ada Colau, es, realmente, para que todos los demócratas de verdad (generosos, nobles, desprendidos, liberales, abiertos) segreguen rabia y tristeza.

-¡Revanchismo, no! Aquella horrorosa guerra, de la que el autor de ‘El Principito’, Saint-Exupéry, dijo que era una enfermedad, hay que olvidarla por el bien de todos. “Hay que olvidar –escribió Séneca– lo que traído a la memoria nos divide y entristece”.

¿Por qué los demócratas de verdad no impiden los desatinos de odio y resentimiento de personajes como las señoras Carmena y Colau? Estas señoras ni aman la democracia ni aman a España. ¡Fuera!.

Juan Antonio Samaranch fue un gran catalán y un gran español. Intolerable por lo tanto que se consienta su defenestración. ¡Error, inmenso error, si se permite! La democracia no es lo de las señoras Carmena y Colau. Lo de estas señoras es el cáncer del odio. ¡Fuera!

Blatter y la candidatura ibérica

Mircoles, 17 Noviembre 2010

Me lo decía el otro día un sonoro político de un partido muy popular:
-Yo soy muy franco y digo las cosas como las pienso,así me va. En España sobran,sobramos,vaya,parlamentarios y políticos y faltan puestos de trabajo. A ver si Blatter,en Zurich, nos da la organización del Mundial de 2018 para que el pueblo soberano piense menos en los políticos y los parados y siga distrayéndose con “La Roja”.
Blatter es la clave.
-¿Por qué?.
El ser humano,con el decurso de los años, cada vez se hace más sabiamente suspicaz. Juan Antonio Samaranch,amén de un catalán españolista y un español catalán,una noche de confidencias me dijo:
-Barcelona 92 ha sido posible gracias a mí.Como sabes,yo no soy nada narcisista,pero ocurre que el poder en el mundo,como la religión, es monoteísta. Las democracias son también monoteístas.
(Monoteísmo:doctrina teológica de los que reconocen un sólo Dios).Samaranch pensaba metafóricamente,y con bastante razón,que la teología de la democracia ,como decía,al final es la omnímoda y omnipotente teología de un sólo señor.Casi y a veces sin el casi.Ahí está,dándole vital marcha al discernimiernto de Samaranch,ZP en la Moncloa,que ata y desata en plan franquista ministros y decretos y abortos y prohibicion de fumar y otras prohibiciones,u Obama,por citar uin “crack”, en la Casa Blanca.
-O sea,que la clave es Blatter
En efecto.En Zurich,el próximo 2 de diciembre,Blatter y los hombres justos o “blatteristas” del Consejo Ejecutivo de la Fifa elegirán la sede del Mundial de 2018,y yo que siempre he dudado de los hombres justos y de los hombres como Blatter,de quien un íntimo amigo suyo me lo ha definido como “inteligente,simpático,sagaz y muy suyo”,sigo sin fiarme de ellos La candidatura ibérica es,de verdad,formidable por su situación geografica (sol,alegría,fado,flamenco),por su alma hiperbalómpédica,por su atractivo turístico y por más cosas,pero así como Barcelona 92 fue posible gracias a Samaranch,sigo sin desterrar de mi mente el malicioso y pecaminoso pensamiento de que la sede mundialista de 2018 lo decidirá al final Blatter.