Blogs

Entradas con etiqueta ‘Sebastian Vettel’

Los enemigos del alma

Sbado, 25 Febrero 2012

Mourinho, homófobo. ¡Toma! El otro día, en Moscú, soltó una frase hecha, de uso cotidiano, algo así como “y esos maricones, ¿no dicen con qué balones vamos a jugar?”. Cerca, una cámara oportuna e indiscreta, le grabó la ‘espontaneidad’. En España, como se sabe, cuando queremos mucho a alguien, si hace tiempo que no le vemos, a veces, en el reencuentro, exclamamos:

¡Hijo puta, qué bien estás! -esto es muy celtíbero: ¿acaso no?

Pero Mourinho, en cuanto a popularidad global, es como la señora Merkel y el señor de la bella Carla Bruni, o sea, el señor Sarkozy.

Por expresión tan chorra e inane, sin embargo, la Federación Europea de Gays y Lesbianas ha enviado un comunicado a la UEFA pidiendo que se sancione a Mourinho por homófobo.

Cuando yo era niño, en el colegio nos enseñaban que los enemigos del alma son el mundo, el demonio y la carne. En el siglo XXI, por lo que se está viendo, los enemigos del alma, sobre todo de alma famosa, son las telecámaras, las redes sociales y los teléfonos móviles con camara y sonido, y naturalmente, las instituciones tiquismiquis.

¡Ojo, Mou! Ahora todos ’somos’ agentes 007. Siglo XXI, siglo James Bond. A veces no es tan bueno que avancen tantos las ciencias y las tecnologías: traen consigo una barbaridad de complicaciones.

CHAMPIONS. Opino, sí, que hoy en Europa, en política, sólo mandan dos, Markel y Sarkozy, y en fútbol, también otros dos: el Real Madrid y el Barcelona. La lógica, se sabe, no es forofa del fútbol, y de ahí que a veces pierda el mejor y gane el peor, lo cual ha pasado, pasa y seguirá pasando. Hecha esta matización, y visto lo visto, la Champions de esta temporada,de todos modos, debe de ser o del Real Madrid o del Barcelona. En Europa, ahora mismo, no hay equipos del poder, del arte y de la ciencia técnica de elllos.

RED BULL. De F-1 sólo sé que no sé nada, salvo lo que leo y deduzco de lo que leo. Lo tengo escrito: a los menores de 20 años, según encuestas, la velocidad sobre cuatro ruedas (F-1) y sobre dos ruedas (motos), les fascina más, o igual, menos no, que el fútbol. Vettel, para lo que saben, es un Messi del volante, pero no tan Messi como Fernando Alonso, lo cual nos halaga. Pero Red Bull, al parecer, esta próxima temporada, volverá a ‘golear’ al Ferrari de Alonso. Oh. ¿Acertarán tales sabios o agoreros?

GUARDIOLA. No se dice, pero lo digo yo. Ahí va: el plesbicito de “todos con Guardiola y Guardiola quédate y tú eres el único, Guardiola, y tú no le puedes hacer esto a Cataluña”, tiene “fuera de sí, incluso con preocupante insomnio muy insomne, a Guardiola”. Tiene también Guardiola, dicho sea al paso, dos formidables ofertas que le quitan también el sueño. El oro y el laurel asedian hasta el atolodramiento cerebral al deseado y codiciado y admirado Guardiola. Y eso, en plena crisis de casi trodo.

Ah. Oído ayer en el Vicente Calderón:

-¿Sabéis lo que os digo? -le dice un amigo a varios amigos-. En las urnas, el PP nos ha ganado por mayoría absoluta; en la calle, y también por mayoría absoluta, vamos a ganar nosotros. Así que alegraos, y el Atlético, de cine. Alegraos, alegraos.

Ignoro el color ideológico del personaje que asi se manifestaba.

Un burro con un gitano

Domingo, 10 Abril 2011

Decía Valle-Inclán que “ideas las tenemos todos, lo dificil es pintar un burro con un gitano”. En la F1 el burro con un gitano es el monoplaza. Yo no sé, de verdad, si Fernando Alonso es o no es mejor piloto que Vettel, Hamilton, Webber, Massa o Button. El Messi de la F1 de esta temporada, de momento, si se me permite el sacrilegio de decirlo así, es el jóven Vettel.

-¿Es Vettel tan Messi como se escribe, o el Vettel de Messi es más bien su monoplaza?

-Vettel -me contestan los encuestados- es, sin discusión, un rey del volante, tan rey como Alonso. Pero, por supuesto, no mejor.

¿Se imaginan una competición de fútbol, nuestra Liga, por citar una, en la que el Barcelona jugase con balones técnológicamente mejores y que a sus delanteros les ensanchasen la altura y la longitud de los palos de las porterías? ¿A que no se lo imaginan?

En la F1 la desigualdad mecánica y de diseño es, por lo que veo, factor tan abismalmente desequilibrante e injusto competitivamente como en el fútbol oponer a un equipo con Messi, Cristiano Ronaldo e Iniesta, entre otros como éstos, un “once con adolescentes de los jesuitas (estudié con ellos:perdón por citarlos). Vettel está haciendo tantas “manitas” con su monoplaza como el Barça en la Liga, sólo que en la Liga es la racionalidad, el talento,la imaginación y la creatividad del jugador la que decide. En la F1, la mecánica se pasa por debajo de sus ruedas (su arco triunfal, metafóricamente) la racionalidad, el talento, la imaginación y la creatividad del piloto.

-La F1, vaya, es el poder del ingenio mecánico, ¿es eso lo que critica, lo que no le gusta?
-Más o menos
El día que la F1 haga su revolución pendiente de la igualdad, será más mucho más divertida. Y mucho más competitiva. Y mucho más emocionate. Y casi tan peligrosa como la fiesta de los toros, fiesta a la que mucha gente va , como se sabe, con la morbosa esperanza de poder ve si el toro empitona al torero.

-¿Y cómo se hace esa revolución?
-Coches clonados técnicamente. Todos iguales. Motores iguales, potencias iguales, diseños iguales, ningún tipo de ventaja para ninguno.
Y entonces, de verdad, sabremos quién es el “Volante de Oro” de la F1 entre los “cracks” Alonso, Vettel, Hamilton…